I Love Bicis

El casco de Damocles

Por: Pablo León

18 jul 2012

Pregúntame por qué no llevo cascoEuropa para unas cosas; provincianismo para otras. El Ministerio de Interior anunció ayer, de forma intempestiva, que en la modificación del Reglamento General de Circulación va a incluir la obligatoriedad del uso del casco en vías urbanas. Este Gobierno, que sigue a rajatabla las medidas económicas impuestas por Europa, obvia la experiencia ciclista del Viejo Continente. “Esta actitud, que no cabe calificar de improvisación, constituye simplemente un engaño y una burla hacia las asociaciones que llevamos años preocupándonos por el fomento del uso de la bicicleta en condiciones de seguridad en el conjunto del Estado Español”, resume la Coordinadora en Defensa de la Bici (Conbici) su posición en un comunicado. Ningún país europeo obliga a los usuarios de la bici a llevar casco en las ciudades. Durante los últimos meses, varios representantes del colectivo ciclista se han reunido, concretamente en cinco ocasiones, con representantes políticos para relatar su experiencia real en las ciudades españolas. El Ministerio, en un acto que roza la socarronería, ha obviado esto y han preferido basarse en la experiencia de María Seguí, directora de la DGT, y del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; ambos llegan cada día a su trabajo en coche oficial.

 

La obligatoriedad del casco responde a una visión cochecentrista de la movilidad. En lugar de controlar la velocidad de los automóviles, infinitamente más peligrosos que las bicicletas, se traslada la responsabilidad de la seguridad al ciclista. La  siniestralidad en bici existe: en 2011 hubo 3.600 accidentes ciclistas de los cuales 67 acabaron en tragedia. Casi todas las muertes ocurrieron en carretera, donde es obligatorio el uso del casco. Sin embargo, en la ciudad, donde el uso de la bicicleta no ha dejado de crecer en los últimos años y el casco no es obligatorio, los accidentes mortales a pedales han disminuido. ¿Por qué la directora plantea el casco como solución si el problema es otro? Diversos estudios muestran que en ciudad, debido a las velocidades que alcanzan las bicicletas, el casco no implica una drástica mejora de la seguridad como en el caso de las motos. Sí que genera, en cambio, una disminución drástica del número de pedaleantes como muestra la desastrosa experiencia australiana, donde se obligó su uso.

Pegatina contra el casco obligatorio en la bici

La principales asociaciones nacionales, como Conbici, europeas, como la Federación Europea de Ciclismo (ECF), o las conclusiones de citas internacionales como Velocity 2012 defienden la no obligatoriedad del casco. Grupos de trabajo con expertos, estadísticas hospitalarias y reflexiones científicas han llevado a estas agrupaciones a luchar contra el casco por norma. No cabe duda que ninguno de estos colectivos busca aumentar la siniestralidad de los pedales, más bien al contrario. Por ello defienden la disminución de la velocidad en los centros urbanos o la incorporación plena de la bici a la movilidad de las ciudades.

La decisión anunciada por el Ministerio se ha basado en frívolas opiniones en lugar de en estudios profundos. “Resulta descorazonador y frustrante que se cuente con los colectivos sociales implicados en la movilidad ciclista sólo de forma cosmética mientras las normas se hacen a sus espaldas y con secretismo”, continúan en el comunicado de Conbici. Este anuncio simboliza la guerra a los ciclistas así como el inicio de un conflicto con todos los colectivos pro bici que se han mostrado bastante desairados con la propuesta. El diputado socialista Odón Elorza, defensor del ciclismo urbano, ha enviado una batería de preguntas al Ministro sobre la base de su decisión y cómo ha llegado a ella.

Ninguno de los países centroeuropeos, con más experiencia en bici, ha legislado en esta dirección; de hecho en el mundo solo un par de países obligan al uso del casco en ciudad. Si se llega a aprobar, habrá menos bicis en las ciudades. Y eso, además de nefasto para la movilidad, sí que aumentará  la siniestralidad ciclista. Europa para unas cosas, política irreflexiva para otras. 

 

Hay 32 Comentarios

Menuda traición de la DGT... y mientras, miles de vehículos circulando sin seguro obligatorio por nuestras carreteras. Eso sí, para seguro, pues seguro que ciclista sin casco multa al canto. Pues eso que a recaudar... http://blog.bicistore.net/?p=567

No hay mejor forma de deshacerse de algo que haciendo que se le tenga miedo. Aquí se ve el talante negociador de este gobierno en plena efervescencia.
http://www.bicilenta.blogspot.com.es/2012/07/la-cultura-del-miedo.html

No solo casco, Mariano, obligales a llevar en la bici cinturón de seguridad, airbag y parachoques, como Dios manda. Y que no se les olvide la figura de San Cristóbal en el manillar (¿porqué no usarán volante como los vehículos decentes?), el radiocassettte a todo trapo y el puro en la mano, que estos enseguida olvidan la gloriosa tradición española y se lanzan a copiar a los indecentes europeos.

Esto ha sido un ataque más a la decencia ciclista. Cuando deberían plantearse quitar la obligatoriedad en vías interurbanas, nos salen con esta propuesta de obligatoriedad para zonas urbanas. ¿Lo han estudiado? No. ¿Han tenido en cuenta a los ciclistas? No. Una vez más las cosas se hacen de espaldas a los usuarios, con intereses espúreos de empeorar las condiciones para montar en bici. Se quieren cargar la bicicleta. No soportan que cada vez seamos más. Es una vergüenza.

Y defenderán la obligatoriedad del casco como medida de preocupación por el tráfico ciclista. Es realmente lamentable, se deberían preocupar por hacer circular menos coches.
Por cierto, si no he oído mal, también se prohibirá circular por las aceras a los ciclistas, y esto sí que me parece acertado: se trata de ganarle espacio al coche, no al peatón. Educación, respeto y convivencia son los pilares básicos para la movilidad en la ciudad, no nos olvidemos.
http://pasosypedales.blogspot.com.es/

Con el nuevo gobierno estamos cerrando las cortinas y volviendo a la vieja España donde la experiencia y la ciencia del mundo exterior ya no vale y las ‘buenas’ costumbres de siempre tienen que ser defendidas. Duerme España… duerme.

Para ser sinceros el debate tambien existe en los países centroeuropeos y tambien suelen ser los politicos en un afán de activismo los que sacan el tema cuando quieren visualizar que se preocupan del tema de la bici.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal