I Love Bicis

Esto es una calle

Por: Pablo León

18 sep 2012

Instalación de la empresa de proyectos de innovación social Viernes en Madrid durante la Semana Europea de la movilidad sostenible.
Una calle por la que no pasan coches es una calle a la que se da la oportunidad para que pasen muchas otras cosas.

Un coro de voces inundaba la madrileña calle de la Palma ayer por la tarde. “Podría ser así siempre”, alababan algunos vecinos la recuperación de espacio para el peatón frente a los siempre dominantes coches. “¿Dónde aparco ahora?”, se preguntaban otros imbuidos en su propia burbuja vital. “Llega mañana”, aseguraban los más informados en referencia a la visita de Ana Botella, alcaldesa de Madrid. Nadie permanecía indiferente. La última semana en la calle madrileña, unas de las que cuenta con mayor diversidad de usos con un centro de salud, varios teatros, comercios, bares o una escuela de arte, se ha vivido una intensa actividad. Operarios midiendo, camiones cisterna limpiando, hormigoneras pavimentando… Estaban preparando la zona para celebrar la semana europea de la movilidad sostenible (del 16 al 22 de septiembre), o “para la visita de la alcaldesa”, aseguraban algunos vecinos. De cualquier manera, el resultado de los trabajos realizados los últimos siete días se podía notar ayer: más gente paseando, menos coches, parejas charlando en los bancos instalados o niños jugando en las zonas verdes delimitadas. Con el lema La Palma a tus pies, el Ayuntamiento, ayudado por vecinos, comerciantes y varios espacios creativos de la zona, ha cumplido una decana reivindicación vecinal: quitar espacio a los coches. Y, de paso, usar esa acción como emblema de la movilidad sostenible madrileña. Lo malo: parece que la medida solo va a durar una semana. 

 “Es un cambio importante y aunque sea temporal, hay que valorarlo”, resumía Santi Rigoni, desde Toma Café, una cuidada casa de café llena de bicicletas. La calle, que hasta ahora dedica menos de un metro a los peatones, es uno de los ejes de la modernidad madrileña; está en pleno Malasaña y une las zonas de Tribunal y Conde Duque. Por ella “hay un trasiego de gente continuo de personas jóvenes que van a la escuela de música, de gente mayor que va al centro de salud o de turistas que se alojan en el hostal”, cuenta uno de los restauradores de la zona.  A pesar de ello, los coches la dominan. Hasta ayer. 


Peatonalización de la Calle de la Palma.Once plazas de aparcamiento han sido alfombradas de verde, varios bancos han sido instalados a lo largo de su trazado y los locales se han animado a sacar sofás, taburetes y mesitas que invitan a sentarse para disfrutar de los adoquines. Todo con una inversión que no supera los 2.000 euros y el apoyo de asociaciones locales. “La acción en el espacio público es clave en la interacción en la ciudad. Me interesa mucho la experiencia y la evaluación de este tipo de propuestas. Eso incluye sus antecedentes y su futuro. El futuro me gustaría que fuese su continuidad en el tiempo, al menos, establecer cierta periodicidad según se valore ya sea durante los fines de semana las tardes... Si se queda en una acción puntual no implicaría ningún cambio sino una mera acción promocional”, matiza Esther Lorenzo, que hasta mayo pasado codirigía la galería La Pieza en la calle Palma. Desde ese espacio se han promovido acciones como Línea Verde, una acción socioplástica que preguntaba a los usuarios de la calle si les gustaría cambiar el modelo de gestión del tráfico. Otras iniciativas, como Palma Central, realizaban actos a favor del control del acceso al tráfico rodado.

Acompañando al cambio de uso, durante toda la semana se van a realizar diversas actividades como actuaciones, danza, pintura infantil o una romería con una bici, organizada por Viernes, empresa de proyectos de innovación social, que, ante la ausencia de un aparcabicis en la zona, han instalado un mirador desde el que se puede observar una bonita bicicleta para reflexionar sobre la manera en la que recorremos la ciudad. No solo Madrid celebra la semana de la movilidad. Barcelona organiza diversas actividades durante la cita. En Sevilla también hay actividades, a pesar de que la decana asociación A contramano se ha desvinculado del programa oficial por la subida del IVA al servicio público de bicicletas al 21% en lugar de mantenerlo en el 10%, como el resto de transportes. Y así en más de 600 ciudades españolas y casi 2.000 en el mundo. 

Esta mañana, a la calle de la Palma no ha podido venir la alcaldesa. "Problemas de agenda", justificaban los consejeros y directores generales que han paseado por la avenida, repleta de curiosos y paseantes. La puesta en escena del cambio de uso de la calle ha sido sorprendente y efectiva. El modelo de una intervención rauda, barata y revolucionaria en una calle ya se ha realizado en otros lugares. Janette Sadik Kahn, consejera de movilidad de Nueva York, ha usado esta técnica para convencer a los habitantes de la urbe de los beneficios de los cambios en el uso de las avenidas de la ciudad. Con pintura verde, algunas jardineras y resistencia a las críticas de sectores más recalcitrantes, ha sido capaz de transformar Broadway en un paraíso con hamacas o de peatonalizar calles sin que nadie se enterara.

Peatonalización de Times Square.

Cortaban el tráfico, delimitaba zonas de prioridad ciclista o peatonal y decía que eran temporales. Cuando los vecinos se daban cuenta de que vivían mejor, las dejaba permanentes invirtiendo los recursos estrictamente necesarios. “Esto va a durar la semana de la movilidad”, explicaban representantes del Ayuntamiento a los vecinos. “Esperemos que al final algo se quede”, comentaban algunos de estos esperanzados. Si el cambio se mantiene después de esta semana, Madrid habrá evidenciado un cambio en su percepción de la movilidad y se habrá situado en la vanguardia de las intervenciones urbanas. Mientras tanto, a disfrutar de la acción porque la calle de La Palma ahora es mucho más calle.   

Hay 9 Comentarios

ecofascistas dice, como están las cabezas...

Luis, que sepas que no hay ninguna ley en Madrid que autorice a las bicis a usar las aceras. Tanto las ordenanzas estatales como las locales lo dejan bien claro.

Si hay gente que te dice que sí se puede, está equivocado.


Estamos tan inmersos los urbanistas en el modelo de tráfico que nos rodea que nos cuesta imaginar lo bien que sienta la paz del silencio y lo que agradecen nuestros ojos que las cosas se muevan a un ritmo humano.
Es cierto que es una nube en el cielo esta semana de calle sin coches y todo volverá al modelo habitual, pero nadie podrá olvidar la paz de estos días por lo que eso constituye una semilla que quizás de fruto. Habrá que confiar e insistir en demostrar que es posible vivir entre humanos y no entre humos.

hola luis comprendo tu enfado y comparto lo que dices pero es injusto que metas a todos los ciclistas urbanos en el mismo saco, yo nunca voy por la acera, desprecio tanto como tu a los cicleatones o ciclistas de acera que solo tienen miedo y lo trasladan a los peatones, muchos vamos por la calzada y somos ecologistas porque somos solidarios y hacemos ciudad,. Una persona en bici no usando la calzada haciendo la vida imposible a los peatones y favoreciendo al coche esta claro que no es ecologistas ni ciclista ni nada

Bueno, ya que esto es un blog de bicis me gustaría comentar que desde la delirante medida municipal de permitir que las bicis circulen por las aceras casi cada día me roza algún vándalo que pedalea a toda leche, en calles peatonales como Fuencarral o Montera, por ejemplo. Veo que los ciclistas están siempre llorando porque los coches "no les respetan" y siempre pidiendo derechos. Nunca oigo hablar de deberes a un colectivo que, en un 95%, circula por dirección prohibida, no para en semáforos en rojo y mucho menos en pasos cebra y cuando les dices que tienen que respetar las leyes de tráfico se la suda. Manda huevos, que ahora que en Madrid hasta las motos paran en los pasos cebra ahora los peatones tengamos que cuidarnos de estos eco-salvajes y ecofascistas

Eneko, no seas tan Ágorer. Esto viene a demostrar que aquella frase de "no se puede peatonalizar porque no hay presupuesto" no era cierto, y no me extrañaría que en función de la reacción de los vecinos, los presagios de Pablo León se hicieran realidad y se quedara permanente.

??

Lo siento, pero no. Seguís extasiados con lo que no son más que meros fuegos artificiales, ilusiones efímeras que no hacen más que consolidar el estado de las cosas

http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com.es/2012/09/homenaje-al-coche.html

Nada cambia, ni siquiera en esta Semana de la Movilidad Sostenible. Es una farsa

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal