I Love Bicis

Asilo diplomático para ciclistas amenazados

Por: Pablo León

22 mar 2013

 

Petición de firmas contra la obligatoriedad del casco. Foto de Isabel Ramis.

 

Ayuda. Eso es lo que reclamaron ayer una decena de organizaciones ciclistas de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Palma de Mallorca y Marbella en las embajadas y consulados de Dinamarca, Países Bajos, Alemania y Francia de sus respectivas ciudades. Los ciclistas buscaban apoyos para hacer entrar en razón a la DGT, cuya directora, María Seguí, parece obcecada en imponer la obligatoriedad del casco en todo el territorio. Desde que se anunció la normativa -por sorpresa, sin consenso con las organizaciones de pedaleantes y sin justificación intelectual de peso- diversos organismos han mostrado estudios en contra de la propuesta; los usuarios han recogido más de 10.000 firmas; varios Ayuntamientos han rechazado su aplicación; la Federación Europea de Ciclismo ha criticado la medida y la CTC, la principal organización ciclista británica, ha invitado a sus seguidores a escribir al Ministerio de Interior y la DGT. La directora no ha dicho nada.

 

“Espero que la embajada danesa y los consulados garanticen asilo a los ciclistas españoles”, escribía Mikael Colville-Andersen en Twitter. El experto en movilidad,  además de bloguero y creador del Cycle Chic, apoyaba así a todos los pedaleantes que la tarde del jueves reclamaban su derecho a montar en bici. “El Gobierno de España prohibirá las bicicletas en las ciudades”, se lamenta el colectivo Valencia en Bici. Consideran que esa frase, "con reminiscencias sensacionalistas", puede acabar siendo cierta si se impone el casco obligatorio. El Ayuntamiento de la ciudad mediterránea, gobernado por el PP, también ha rechazado la medida ya que destrozaría de un plumazo el sistema de bici pública. Una razón que han argumentado Barcelona (CiU), Zaragoza (PSOE-CHA-IU), Burgos (PP) y Murcia (PP), cuyo alcalde, el popular Miguel Ángel Cámara, ejerce la presidencia de la Red de Ciudades por la Bicicleta contraria también a la medida. Sevilla, emblema de los pedales con un 6% de movilidad ciclista gracias al tirón del Sevici, aún no se ha pronunciado. Madrid, con la intención de incorporar el servicio público en 2014, tampoco.

 

Valencianos pidiendo asilo ciclista. Foto de Valencia en Bici.
Valencianos pidiendo asilo ciclista. Foto de Valencia en Bici.


 

Excepto la directora Seguí, y aparentemente el ministro Jorge Fernández Díaz, ninguna entidad, asociación o universidad ha mostrado su apoyo al casco. Se ha aportado, sin embargo, información detallada que muestran los beneficios de no imponer la norma. “Pedimos ayuda porque el Reglamento General de Circulación que ha redactado la DGT es injusto: ha ignorado las consideraciones del sector de la bicicleta, de los usuarios y ha hecho caso omiso de las reglamentaciones de otros países europeos”, se quejan desde la Coordinadora en Defensa de la Bici (Conbici). Por el momento, parece que la normativa se ha quedado en stand by. “Ante lo que ha ocurrido, proponemos que, por ahora, se excluya el título dedicado a la bicicleta del nuevo RGC”, dice Manuel Martín, presidente de Conbici. Parar la normativa y abrir un nuevo periodo de reflexión.

La Coordinadora estuvo trabajando durante meses con la DGT en el borrador del reglamento para una mañana descubrir, "de muy malas maneras y a través de la prensa", que desde Tráfico habían obviado ese trabajo. “Nos sentimos traicionados y muy dolidos”, se queja Martín. “Además del casco, la norma trata al ciclista como un obstáculo, no se reduce la velocidad máxima en ambientes urbanos, se criminaliza el uso colectivo de la bicicleta y se ponen trabas al cicloturismo”, añade. La agrupación socialista del congreso ha solicitado la comparecencia de la Directora de la DGT en la Comisión de Seguridad Vial, que se reune en abril, para que explique sus intenciones sobre la modificación del RGC. La inclusión de un título propio para la bicicleta en el reglamento se presentaba como una buena noticia para la movilidad en las ciudades españolas. Nadie esperaba que la regulación se acabara convirtiendo en una estocada mortal para los pedales. Seguí sigue sin decir nada.

Spain-is-different-web

 

Hay 26 Comentarios

No se entiende que nadie apoye esa medida excepto Seguí e
y el titular de Interior. Aquí hay intereses detrás de una imposición en toda regla. Lo peor de todo es que los argumentos en contra de la medida son cientos y con estudios y fuentes avaladas. Por el lado contrario nada.

Si hay coches que no guardan la distancia y atropellan a ciclistas que mejor que ponerles un casco. Así la próxima vez no se haran daño en su cabeza....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal