I Love Bicis

La amenaza Seguí

Por: Pablo León

06 mar 2013

Contra el casco obligatorio

Desde ayer, tres millones de personas están muy preocupadas. Nueve millones más muestran inquietud. Son los ciclistas; los que usan la bici a diario y los que la utilizan más de dos veces por semana, respectivamente, según el Barómetro de la Bicicleta. Ayer salió a la luz el proyecto de reforma del Reglamento General de Circulación (RGC) de la DGT. Tras un injustificado retraso -la modificación iba a ser una realidad la legislatura anterior- conversaciones con asociaciones, grupos ciclistas, señales positivas y diálogo, llega una norma injusta, ilógica e irracional. Concretamente por el artículo 179:

Artículo 179. Otras normas.
1. Los ciclistas, y en su caso los ocupantes, estarán obligados a utilizar
cascos de protección homologados o certificados
según la legislación vigente. Los
ciclistas en competición y los ciclistas profesionales en entrenamiento o en
competición, se regirán por sus propias normas.

La directora de la DGT, María Seguí, ha incluido esta regulación que entierra todos los avances realizados en ciclismo urbano en España. Sin base científica real, con toda Europa usando la bici sin obligar a ponerse un casco y con la nefasta experiencia de Australia, único país junto con Israel, que ha obligado en el mundo a los ciclistas urbanos a usar casco por las calles de sus ciudades. La norma de Seguí es un capricho que puede hundir los sistemas de bici pública y relegar los pedales al fin de semana. La buena noticia: hay un plazo de 10 días para alegaciones, propuestas e incluso manifestaciones.

La reforma del RGC lleva tiempo fraguándose. El verano pasado, el Ministerio de Interior, del que depende la DGT, anunció la intención de modificar el reglamento e incluyó el casco como obligación. Tras una serie de consultas, parecía que este acto de provincianismo ignorante -ningún país de Europa obliga a su uso ni siquiera Dinamarca con ratios de uso de la bici que rozan el 40%- era un globo sonda. Ahora se evidencia que no. El pequeño revuelo alertó a los pedaleantes que vieron ciertas maniobras lobbistas en la norma. Así, para representar las inquietudes ciclistas, el pasado enero se formó la Mesa de la Bicicleta, con representantes de todos los sectores del pedal y diálogo directo con la DGT.

Al principio parecía que se iban a valorar sus opiniones; teniendo en cuenta que Seguí y Fernández Díaz, ministro de Interior, llegan cada día en coche oficial al trabajo, era lógico. Pero en un escalofriante giro de la trama, el argumentario de los pedaleantes ha quedado en papel mojado. “El casco obligatorio, el arrinconamiento del ciclista en la calzada y el mantenimiento del régimen sancionador a los ciclistas como si provocaran el mismo peligro que los motorizados, parecen pretender desanimar y expulsar a los ciclistas de las calles”, resume Conbici su posición respecto a la norma.

Mapa del mundo obligatoriedad del casco
Mapa del mundo en función de la obligatoriedad del casco. Enero de 2013. Datos de Bicycle Helmet Safety Institute and Bicycle Helmet Research Foundation
Verde: no obligatorio. Rojo: Obligatorio. Resto: obligatorio fuera de las urbes, menores.

 

El casco de Damocles sobrevuela las ciudades desde el comienzo del mandato de María Seguí, en el cargo desde hace menos de un año. La Federación Europea de Ciclismo (ECF) no lo avala: “No  estamos en contra del casco sino que luchamos contra los argumentos que aseguran que pedalear es más peligroso de lo que realmente es y que el casco ofrece una super protección más allá de la que realmente da”, resume la organización que tiene un grupo de trabajo al respecto denominado Ask me why I cycle without a helmet (Pregúntame por qué pedaleo sin casco). Varios estudios actuales muestran, con estadísticas, que se golpean mucho más la cabeza los ocupantes de un coche o los peatones que los ciclistas. Y en Australia, el país donde primero se obligó a usar casco en sus calles, la norma se considera un fracaso porque el yelmo desmotivó a la gente a usar la bici lo que aumentó la inseguridad ciclista; al haber menos bicis, los coches van más rápido. Además, el yelmo no solo anularía los sistemas de bici pública instaurados con éxito en Sevilla, Barcelona o Zaragoza, sino que cortaría las alas a Madrid que pretendía lanzarlo en enero de 2014. Ahora que la capital se había convencido con los pedales, la DGT se pone a la contra.

¿Por qué a pesar de todo esto la señora Seguí quiere obligar al uso del casco? Nadie lo sabe. Algunos hablan de interese económicos, lobby de aseguradoras o la industria del automovil. La directora de la DGT posee formación científica lo que le obliga a saber que las decisiones políticas se deben tomar en base a estudios, experiencias y pruebas. Parece ignorar todo eso. Prima la pasión y la opinión de que con el casco se va más seguro. Opiniones hay muchas y variadas; por suerte, pruebas científicas y experiencias urbanas, también. Ya que España llega tarde al desarrollo de las ciudades, podría fijarse en los aciertos de otros países no en los fracasos. Debería promover políticas que ayuden a las ciudades a ser menos contaminantes, más justas, dinámicas y amables.

Desde que se anunció la reforma de la norma parece que ha habido un trabajo de presión política para la instauración del casco, además de una batería de medidas que ahogan a la bicicleta. Algunos medios se hicieron eco de estudios financiados por empresas automovilísticas, que mostraban el apoyo popular al yelmo sin ningún tipo de rigor, basándose en encuestas por internet; se publicaron alarmantes cifras de siniestralidad ciclista y se ha hecho hincapie en la seguridad para los pedaleantes. De los casi 3.500 accidentes ciclistas que ocurrieron en 2011, 67 acabaron en tragedia. El número impacta pero los detalles son más chocantes todavía: casi todos ellos ocurrieron en carretera, donde es obligatorio el uso del casco. Según cifras de la mismísima DGT. “Estamos realmente preocupados de que se esté maniobrando a nuestras espaldas para cambiar la Ley de Seguridad Vial”, cuenta Alfonso Triviño, abogado especializado en ciclismo y secretario de la Asociación de Ciclistas Profesionales. “Soy contrario a la obligatoriedad del casco porque implica culpabilizar a la víctima caso de accidente y una forma de que las aseguradoras evadan sus responsabilidades. Además desincentiva el uso de la bici en sectores de la población que la utilizarían si no se pusiera tantas trabas. Se están cargando el ciclismo urbano y profesional. Es un ataque muy fuerte”, concluye. 

Quedan diez días para que el casco se vuelva una realidad. El sábado 9 de marzo, en Madrid, se va a realizar una entrega de firmas en contra de la obligatoriedad el casco recogidas, por iniciativa popular, en Change.org. La entrega será a las 12.00 en el registro del Ministerio de Interior (Calle Amador de los Rios, 7. Metro Colon).

Además, para que los poderes públicos razonen, se pueden enviar un mail mostrando el desacuerdo con la reforma del Reglamento a María Seguí (secretaria.directora@dgt.es).

Y también se puede salir a la calle para demostrar que aunque los ciclistas sean pocos, tienen voz, voto y fuerza. El Gobierno no necesita un nuevo e innecesario frente político. María Seguí parece que quiere crearlo. 

Hay 70 Comentarios

Señor Pablo León, su artículo es el provinciano, no una medida a todas luces lógica y sensata. Usted es un pijete revelado bajo la verdad iluminadora de la bici, al que le importa más despeinarse que las más mínimas normas de seguridad. Entiéndame, si usted se la quiere jugar a abrirse la cabeza en un accidente (por su culpa o por la de un coche, pero está plenamente expuesto) me daría igual por lo que se perdería, ya que debajo de ese cráneo está visto que no hay mucho de valor, pero resulta que en un sistema de sanidad pública (sí, ese en el cual su empresa insiste día tras día en que se va a ir al garete) yo tendría que pagarle la ambulancia y la asistencia sanitaria. Y sinceramente, no me da la gana pagarle sus pijerías y peinados cuando la bici es un medio de transporte, no un objeto con el que presumir. No me da la gana pagarle su inconsciencia y su estupidez porque ya tenemos suficiente con que su empresa le de un espacio para alardear de ellas.

El que va en coche, cinturón; el que va en moto, casco; y el que va en bici, casco. Y al que no le gusten las condiciones de algún medio de transporte privado, que utilice las piernas o el transporte público. Por cierto, eso de la minoría para justificar que no se lleve a cabo una medida su empresa no lo utilizó para, por ejemplo, el matrimonio homosexual. Estoy seguro de que usted tampoco. ¿Por qué no podemos ser pioneros también en esto?

El número de fallecidos por ahogamiento en aguas naturales en 2011 (códigos W69 y W70 del listado de fallecidos según causas del INE) fue de: 143+25=165!!!
Magnífico argumento para poner el chaleco salvavidas obligatorio en las playas, lagos y pantanos españoles.
Si hablamos de ahogamientos en piscinas (códigos W67 y W68) entonces tenemos: 13+15=28
Los ciclistas fallecidos en zona urbana fueron: 12. Como he dicho el casco ciclista para esos casos de arrollamiento no sirve.
Llamadme demagógico. La misma demagogia que se está utilizando para promover la OBLIGATORIEDAD del casco para ciclistas, algo único en Europa.

El año pasado los muertos ciclistas en vías urbanas en España fueron doce. Todos lo fueron por arrollamiento de un vehículo a motor en el que el casco está demostrado que no sirve. ¿Por qué nos quieren entonces obligar a usar el casco? ¿Es casualidad que lo anuncien y que justo ese mismo día saque MAPFRE un seguro para ciclistas en el que dicen que si usas el casco te rebajan un 5% la cuota?

Todos los colectivos de ciclistas están en contra de la obligatoriedad del casco para ciclistas en vías urbanas (ConBici, Federación Española de Ciclismo, Asociación de Ciclistas Profesionales, Red de Ciudades por la Bicicleta, Asociación de Marcas de Bicicletas de España –los que hacen bicicletas-, la Asociación Empresarial de la bicicleta –los que venden, arreglan, alquilan, etc., bicicletas.) Están, sin embargo, a favor: El Comisariado Europeo del Automóvil, la DGT, el RACE, MAPFRE, etc. Es decir, se pretende imponer una medida en contra de los propios representantes de los usuarios.

No queremos que nos solucionen los problemas de los ciclistas a base de seguridad pasiva (la culpa es del ciclista por dejarse atropellar y debe protegerse), sino con seguridad activa (bajando la velocidad de los vehículos a motor en presencia de ciclistas, mejorando las condiciones del uso de la bicicleta normativamente, priorizando al ciclista por sus ventajas sociales, medioambientales, de salud, etc. que conlleva). Todo lo demás es culpabilizar a la víctima en vez de al culpable. El casco obligatorio es un parche ante la verdadera responsabilidad de las administraciones públicas. En Europa no funcionan tanto con parches. En este país sabemos que sí.

Los automovilistas deberían usar casco. Resulta que la mitad de las muertes por accidentes de tráfico con vehículos a motor de cuatro ruedas en España lo son por traumatismo craneoencefálico. Si usaran un casco integral tipo Fórmula 1, se salvarían casi todos. Si usaran un casco tipo rallyes, se salvarían aproximadamente el 80%. Estamos hablando de que se salvarían alrededor de 600 personas AL AÑO. No he oído nadie decir que se debería obligar a usar el casco obligatorio para conductores de automóvil. Y que nadie me diga que esto es demagogia, porque hablamos de salvar vidas. Ni siquiera se plantea que se deba aconsejar. ¿Por qué? Cuando en los años 60 esto se dejó caer, el lobby del automóvil se puso en contra, diciendo que sería disuasorio para el uso del coche y que las ventas de coches bajarían y bla, bla, bla. El mismo argumento para las bicis, con la diferencia de que nosotros no estamos en contra de su uso, sólo de su obligatoriedad.

Siento estar en desacuerdo contigo una vez más, y por el mismo tema. No voy a discutir sobre la ley, que dejará sin solucionar muchas cosas, pero casco en la bici siempre

Siento estar en desacuerdo contigo una vez más, y por el mismo tema. No voy a discutir sobre la ley, que dejará sin solucionar muchas cosas, pero casco en la bici siempre

Estas cosas deprimen a cualquiera. ¿A quien sirve Seguí?. O es una ignorante cosa que dudo o que explique con datos las razones de esa medida. Tengo vergüenza ajena.

El gobierno es una vergüenza...siguen haciendo amigos por doquier
http://Bicicleta-electrica.blogspot.com
Salud y pedal

A mi lo que me molesta es ese ego que tienen, que se creen los más listos del mundo.
Si quieren promocionar el uso urbano de la bici y la seguridad de los ciclistas deberían ser conscientes que hay paises mucho más avanzados que nosotros en ese tema, después deberían estudiar qué se hace en esos paises de forma diferente al nuestro y sólo al final proponer las modificaciones necesarias.
Que vayan a Dinamarca, a Holanda, a Alemania, que aprendan allí cómo puede promoverse el ciclismo urbano de forma segura. En ninguno de esos paises es obligatorio el casco en ciudad.

Desde hace muchos años he salido a entrenar con casco, incluso para el MTB, pero utilizarlo en las ciudades disuadirá del uso de la bicicleta, y no contribuirá solucionar NADA. Tenemos la experiencia de otras ciudades europeas, ¿tan difícil es?...

▲▲▲SORPRENDENTE VIDEO Revela Como BAJAR 15KG AL MES ¡¡SIN DIETA!!.
Tu HIGADO es la CLAVE.
▲▲▲ Mira el video aquí: http://su.pr/2we2i5

Aquí, como siempre, mas papistas que el papa.
Siempre hemos ido a la cola del resto de Europa en el uso de la bicicleta en la ciudad, pero cuando se trata de ponerse estupendos, a nosotros no nos dan lecciones ni en Amsterdam.
¿Cuanto tardaremos en legislar la obligatoriedad de llevar un botiquín, un triángulo de señalización de peligro, repuestos varios, placas de matrícula, seguro de robo y accidentes, ITV, impuesto municipal, etc, etc.?
Nos lo pueden poner dificil si se lo proponen. Está claro que hay muchos que no quieren bibicletas por las calles, y herramientas no les van a faltar a la hora de poner dificultades.

@Bb El casco obligatorio significa un aumento en gastos de sanidad publica. Lee: http://www.conbici.org/joomla/files/legislacion/ctc_elusodelcasco.pdf

Estoy harto de estos gobiernos de chorizos, que en este caso particular también actúa sin razón, ni conocimiento. La ciudad para las personas, y las personas gobernadas por personas, no por hijos de Satanasa.

El argumento de que "si no llevo casco, el único perjudicado soy yo" estaría muy bien en un país sin sanidad pública, pero resulta que si un ciclista sin casco tiene un accidente, luego somos los demás los que tenemos que pagar su atención sanitaria. No queréis casco? Genial, pero cuando os hagáis daño, acudid a la sanidad privada, porque yo no tengo porqué pagar por vuestra inconsciencia.

El 15-M fue un gatillazo revolucionario. El movimiento que en su día eclipsó al mundo, no ha quedado en nada... Si quieres saber más, entra en Vergüenza de país: yestheycan.blogspot.com

Por cierto, ¿sabías que están pensando en un casco para peatones también? http://elciclistaurbano.wordpress.com/2011/03/28/los-cascos-de-peaton-seran-obligatorios/

Será un desastre esta ley. Sólo contribuirá a un descenso importante en el número de ciclistas.

Me imagino q tb prohibiran la venta de tabaco.

me imagino que tambien prohibiran la venta de tabaco.

Cargarse la buena evolución que llevaba la bici será responsablidad de María Seguí y el Ministro... con la indolencia del presidente del gobierno, que no está en estas cosas del medio ambiente, ni de la salud, ni de la seguridad vial, ni de otra cosa que no sea recortar todo lo recortable... ¡Ya está bien!

¡¡Bicicleta obligatoria ya!!
Y quien la quiera llevar con casco, que la lleve.
Y los automovilistas... casco obligatorio ya... ¿cuántos fallecidos evitaría cada cada año?. ¡¡Miles!!. ¿Porqué no los salvas... María...?.

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal