I Love Bicis

Señoras que van a congresos de bicis

Por: Pablo León

13 feb 2014

Foto de Bito Cels.
Foto de Bito Cels.

“¿Y ahora dónde aparcó?”, preguntaba una madre con su hija asida de la mano. Se quejaba a un operario municipal por la peatonalización temporal de la calle en la que reside durante unas jornadas de movilidad. En lugar de echar un vistazo a su alrededor y constatar que su hija, de unos seis u ocho años, de repente tenía un espacio en el que jugar tranquila; de que ella misma podía sentarse en un banco a pie de calle con cualquiera de sus amigos y de que un montón de voces, de los sorprendidos vecinos que habían tomado la calle, habían sustituido el rugido de los motores, ella se preocupaba por su coche. Se podría decir que anteponía la preocupación por su vehículo al bienestar de su hija, de ella misma y de sus vecinos. Imbuida por su rutina, seguramente no se había parado a pensar en nada de eso. Por suerte, la movilidad nos interesa cada vez más. O por lo menos se habla más de ella: en los medios, en películas y series o en congresos ciclistas. Las dos ruedas han entrado en el imaginario colectivo y eso ha despertado recelos. Lo nuevo –aunque la bicicleta no es nada nueva– siempre genera recelos.

Carril bici anulado. Este interés por los pedales se ha visto reflejado en la eclosión de encuentros, citas, charlas o congresos centrados en la manera en la que recorremos las ciudades. El último que se ha celebrado en España: Cycling Meeting en Palma de Mallorca, que celebró su primera edición entre el 6 y el 8 de febrero. Centrado en el cicloturismo, de gran relevancia para la economía de la isla, dedicó una jornada a la movilidad, concretamente a la bicicleta urbana. Un tema que interesa a los vecinos. Las pasadas elecciones, el Ayuntamiento pasó a manos del PP y una de las primeras medidas que realizó el nuevo alcalde fue desmantelar el carril bici de Avenidas. Multitud de colectivos y de ciudadanos se concentraron en contra del levantamiento de esa vía ciclista. Ese carril desapareción, pero la presión popular solo se calmó cuando de planteó un trazado alternativo. Lo que parecía una especie de contrareforma de la política de movilidad con respecto al anterior equipo de gobierno, se quedó en un gesto. “No pienso levantar más carriles bici”, dice Gabriel Vallejo, responsable de movilidad del Consistorio.


Una vez corroborado que el modelo cochedependiente colapsa las ciudades, la sociedad se plantea generar urbes más cercanas, humanas y cómodas, pero sobre todo más eficientes. En este panorama, de cuestionamiento del modelo instaurado, la bicicleta se presenta como uno de los ejes de ese cambio. Algunos ciudadanos lo saben; muchos, no. A pesar de la inminente necesidad de variar la dinámica urbana, por diversas razones que van desde la calidad del aire hasta el tiempo perdido en los atascos,  y de que existen modelos exitosos que relegan las cuatro ruedas a un segundo lugar, parte de la ciudadanía es reacia a ese cambio. Como la madre que, con su hija de la mano, se inquieta porque se reduce espacio a los vehículos en su calle.

Una madre con su hija por una calle de Madrid. / Santi Burgos.
Una madre con su hija por una calle de Madrid. / Santi Burgos.

Los encuentros de movilidad pueden servir para que esa señora reflexione. Estadísticas, ejemplos exitosos, datos y estudios científicos se alternan en estas citas. Aunque el público objetivo de las ponencias son los congresistas, en multitud de ocasiones alguna de las jornadas que hablan sobre las ciudades en las que vivimos se presentan con las puertas abiertas; invitando a cualquier ciudadano inquieto a acercarse. 

Pero a un congreso de movilidad va gente a la que le interesa el tema. Si está centrado en la bici, normalmente las opiniones coinciden. Encontrarse con gente que piensa como tú siempre es agradable; refuerza nuestras ideas y nos da nuevos argumentos para defenderlas. Esa parte de los congresos es muy positiva. Gracias al aluvión de información que la comunidad ciclista poseía, y que generó y divulgó gracias a organizaciones como SIBUS de la Universidad de Sevilla o Conbici y a través de publicaciones y redes sociales, se frenó el intento de la DGT, con María Seguí al frente, de imponer el casco obligatorio en vías urbanas. Estos encuentros intelectuales generan discurso. La malo es que llega a la propia parroquia; a los ya convencidos. Sería genial poder invitar a esa madre, acompañada de su hija, a uno de ellos, escuchar sus argumentos y darle otros. Si supiera cuánto iba ganar su calle si su coche no pudiese entrar, estaría más contenta con el cambio. 

Hay 9 Comentarios

Los coches aparcados en el extrarradio y transporte público, bicicletas y a pie el resto delas ciudades. Con excepciones como ambulancias y bomberos. Es solo ponerse a ello, pienso que todo serían beneficios.

Los cambios se provocan por el deseo o la necesidad, si no existen seguiremos buscando aparcamiento como algo más dentro de nuestra rutina diaria. Un nuevo modelo de ciudad es algo muy complejo, propio y único que no se abordará en profundidad si no hay demanda por un lado ni voluntad por el otro.

¿Y que hacemos con los coches, nos los metemos en el bolsillo? Primero habrá que solucionar el problema de los coches que no hay forma de aparcar y después ya vendrán las bicis y lo que queráis. Prioridades señores http://xurl.es/9ik46

Que queréis que os diga. Para mi es sencillo a más no poder aumentar el número de personas que usen al bici: que se pongan encima de una y circulen por algún sitio relajados y con tranquilidad. Se acabó el problema. Vale, ya se, el problema es como subirles encima de una jajajaja. A veces hay suerte y una calle se corta al tráfico por unos días y ocurre el milagro, la gente empieza a darse cuenta de la diferencia y a pedir que se cierre al trafico; esto lo llevo escuchando estos días precisamente en una de las calles con mas trafico de Malaga que está en obras. Ahora, esta señora se preocupa de su coche pero tardará muy poco en no preocuparse de que su niña ande "suelta" sin peligro, entonces verá la diferencia. A veces hace falta caerse del caballo para ver la luz.

Sigo... la reforma además nos obligará a circular por el borde del carril derecho y tiene muchos mas puntos perjudiciales para el uso de la bici... y NO HACEMOS NADA.

Te hago una corrección... el casco sera obligatorio COMO MINIMO para menores de 16... pero se permitira ala DGT el imponerlo a quien quiera cuando quiera.

La refirm

Te hago una corrección... el casco sera obligatorio COMO MINIMO para menores de 16... pero se permitira ala DGT el imponerlo a quien quiera cuando quiera.

La refirm

es que se nos ha llenado de mummie yummies el barrio

Pues el proximo congreso ibérico en Lisboa, del 2 al 4 de mayo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal