Andrés Ortega

Los mercados no votan, pero ...

Por: | 22 de abril de 2012

El candidato socialista francés, François Hollande

Los mercados financieros no votan, pero ... cuentan. Pese a que el candidato socialista francés los haya vilipendiado (“mi adversario es el mundo de las finanzas”), y al nerviosismo de algunos inversores, estos han parecen haber descontado ya una victoria de François Hollande el próximo 6 de mayo en la segunda vuelta de las presidenciales francesas. El impacto sobre la prima de riesgo de la deuda francesa ha sido mínimo, aunque algo ha aumentado en los últimos días. El diferencial de la deuda francesa con la alemana estaba al final de la semana pasada en 141 puntos, por debajo del máximo de 190 del pasado 15 de noviembre. Pero hay que pensar que este diferencial era prácticamente nulo en 2006. También en esto el eje franco-alemán se ha resentido.

Pese a que Sarkozy ha intentado utilizar los mercados en su favor (aferrándose el rating AAA para la deuda francesa, salvo en el caso de Standard & Poors, como instrumento electoral y apelando al miedo ante Hollande), los mercados han emitido ya un juicio sobre estas presidenciales digno del doctor Gregory House: “Todos mienten”. Es decir, que los dos candidatos que pasan a la segunda vuelta están “en negación”, como se dice ahora, pues sus propuestas están alejadas de la realidad que se impondrá en Francia tras las presidenciales y las legislativas de junio. Éstas últimas interesan ya casi más a los mercados, pues indicarán hasta qué punto un presidente Hollande, si la izquierda revalida, va a depender de los votos en el Parlamento de los de Mélenchon. Ahora bien, no mienten lo mismo. La mentira de Hollande no es la misma que la de Sarkozy. Que gobierne uno u otro puede cambiar algunas cosas. Aunque, por mucho que le pese, la evolución del diferencial de la deuda o de su calificación pueden acabar siendo determinantes. También para Hollande. Es así.

  

Algo debemos agradecer el resto de los europeos a estas elecciones. Y es que haya entrado en la campaña la cuestión de la necesidad de que Europa tenga una política de crecimiento, y no sólo de austeridad. Se está abriendo paso la idea, en la que tantos economistas anglosajones han venido insistiendo insistido,  de que la austeridad ciega y bruta no asegura crecimiento, sino todo lo contrario y al final obligará a más austeridad y condenará a la depresión. Ello no significa renunciar a la austeridad, sino comprender que, como el colesterol, hay una austeridad buena y otra mala, o al menos un buen y mal grado de austeridad, una que sanea y lleva a la estabilidad y al crecimiento, y otra a la asfixia del enfermo.

Eso que se llama los mercados están ya más pendientes de otras elecciones. Como opina un experto francés del sector,  la volatilidad seguirá por razones políticas hasta al menos las elecciones de noviembre en EE UU (tras ellas puede venir un giro hacia la austeridad), y el cambio de liderazgo en China para esa fechas, que, como se ve por la purga de Bo Xilai, no está resuelto de antemano. ¿Girará China hacia un mayor consumo interno o no? ¿Habrá más levantamientos sociales? Y la duda sobre cómo se comportará Putin en su segunda etapa de presidente de Rusia.

Más allá, en 2013 (si no antes) están las elecciones alemanas. Preocupan menos que las italianas. Debido al envejecimiento de la población, los socialdemócratas –fue Schröder quien hizo las grandes reformas, no Merkel- no están por levantar el freno de la austeridad ni en Alemania ni en el resto de la UE por miedo a que se dispare la inflación y los ahorradores pierdan para su jubilación. Y Merkel sigue siendo una firme convencida del valor taumatúrgico del diferencial de la deuda, que deciden los mercados no Alemania, para forzar los recortes y reformas en los países de la periferia de la UE, incluida España.  E incluso en Francia, si se desmanda.

Pero hay distintas visiones en Alemania sobre lo que debe ser Europa. Es bueno que, realmente por primera vez, en unas elecciones nacionales como estas francesas se confronten distintas visiones de Europa. Eso, al menos, ha cambiado. Y que al Elíseo pueda llegar un presidente capaz de, como lo pone Felipe González, decirle no a Merkel. Merkozy ha sido un mito. Si el socialista gana, Merkel-Hollande será ... otra cosa.

Hay 15 Comentarios

"Hollande ha vilipendiado"... ¿vilipendiar? ¿Sabe lo que significa? ¿Es ignorancia o es mala uva?

los pueblos somos rehenes de los mercados.quienes son los mercados?son aquellos que sin nunca arriesgar nada en el mundo de la politica, manejan los hilos de esta gran obra de teatro que es el mundo.nuestro politicos, alli en Europa aca en America(la latina y la anglo sajona)Eestan logrando llevar al mundo a un grado
de temor ue solo se resolvria, segun ellos, con el uso dela fuerza economica(los mercados) para presionar y de la fuerza mediatica para convencernos que ellos tienen
la receta para evitar el hundimiento, y creernos que es nuestra culpa por los salarios que cobramos, por las jubilaciones y las escasas atenciones de la salud y la educacion.

Los mercados no votan pero este sr. que nos gobierna( don mariano) se ha llevado el último año llenándose la boca de: esto lo soluciono yo en seis meses, lo que hace falta es crear confianza, hay que hacer las cosas como Dios manda... No voy a tocar las pensiones, no voy a tocar la sanidad, no voy a tocar la educación...bla, bla, bla. Mentira tras mentira, puñalada tras puñalada y eso los mercados lo saben. Hay que sacar a éste señor del poder YA!!!

Los mercados no votan, son como el foro romano, pero si no se regulan se convierten en un circo romano. En términos teóricos -de teoría de juegos- Europa (sus dirigentes) han jugado al juego del ultimátum desde 2008, y están perdiendo de forma abrupta desde 2010 (y los ciudadanos vemos y pagamos el resultado). La cuestión es que no acabemos jugando al juego del Dictador (otro juego de teoría de juegos) y salvemos el juego de la democracia real y la economía real. Pero dejando un lado la teoría concuerdo con enricalacalle en su post, las políticas neocon europeas son suicidas...

El copago es una falacia màs de la derecha (PP), al utilizar la patraña del detetioro del sistema publico para intentar imponer su privatizacion.Dejando la sanidad publica reducida al minimo.

Interesante articulo.. pero un punto erroneo en el mismo. En condiciones de falta de demanda y de desapalancamiento del sector privado practicamente no hay austeridad buena. La austeridad buena y mala existe en tiempos en que no hay falta de demanda. En esos momentos, decidir qué se paga con dinero público y qué no es muy importante para el futuro del país. Pero en épocas de falta de demanda agregada, no. Casi cualquier tipo de austeridad es suicida. Y a nivel europeo, la austeridad es más que suicida al no tenerel euro una estructura propia de cualqueir Estado. No hay un banco que garantice la emisión de deuda del país con la maquina de imprimir billetes.

Efectivamente, a nivel español la clave es no poder imprimir dinero http://bit.ly/HICKu7 No ser una colonia y poder realizar una plítica monetaria que te permita estabilizar la demanda, reducir importaciones con la caida de tu moneda y plantearte la pregunta correcta en el momento correcto. Ahora mismo, las políticas del PSOE y del PP, de Sarkozy y de Merkel son suicidas. Son las mentiras mas gordas jamás pronunicadas http://bit.ly/I55bbs Y lamentablemente se van a llevar al euro por delante.

¿El pueblo francés sacarle las castañas del fuego a alguien? Como no sea a ellos mismos; está en su naturaleza mirarse el ombligo como nadie. Interesante el panorama que se dibuja en los suburbios de las grandes ciudades, donde una política de "integración" ideal como han venido vendiendo desde hace años, ha arrinconado a los hijos de las colonias que han ido abandonando. Si en su propia casa tienen los ghettos que hay allí, ¿alguien puede pensar que van a hacer algo por un país extranjero aparte de usar la irresponsabilidad como factor electoralista?

Por fin un comentario inteligente entre tanta bambalina electoral. No son las palabras sino lo que vayan a hacer lo que cuenta. Lo que vayan a hacer frente al poder financiero. Lo que vayan a hacer que no sea ocupar la silla y poner amigos y parientes. Allí como aquí.

Parece que debe ser el pueblo francés, el que nos saque las castañas del fuego, luego, porque nosotros no fuimos capaces de ver la que se nos venia encima, eligiendo una opción, que a la vista esta, que era entrar en la espiral de la pobreza, ya que sin una economia productiva, no se pueden pagar facturas, a meno producto interior, mayores intereses en la deuda, colofon, ruina total.

Estoy de acuedo en que una exagerada austeridad no conduce a nada, salvo el sufrimiento y la muerte de muchos seres humanos, que no tienen la culpa de lo sucedido en los mercados financieros. No obstante, me asusta el concepto de crecimiento económico por encima de todo, porque no servirá, tampoco, para el bienestar del grueso de la población. La competitividad. que lleva implícita, conducira a inaceptables condiciones de trabajo (hay que aproximarse a los precios de China, entre otros) y a unabandono de las polñiticas contra el cambio climático y los límites de la Tierra.

Estoy de acuedo en que una exagerada austeridad no conduce a nada, salvo el sufrimiento y la muerte de muchos seres humanos, que no tienen la culpa de lo sucedido en los mercados financieros. No obstante, me asusta el concepto de crecimiento económico por encima de todo, porque no servirá, tampoco, para el bienestar del grueso de la población. La competitividad. que lleva implícita, conducira a inaceptables condiciones de trabajo (hay que aproximarse a los precios de China, entre otros) y a unabandono de las polñiticas contra el cambio climático y los límites de la Tierra.

Lo único que hay que recortar es el pago de deudas a organismos internacionales y acreedores financieros

... por fin poco de cordura, aunque sea sólo un discurso, me gusta... me asusta mi país y me asusta europa, el poder financiero (y otros), nos están ahogando y el discurso, es horrible y nefasto, se expresan fatal y con total fatalidad ejecutan... necesitamos este tipo de ideas y soñarlas y hacerlas, conseguir un mundo mejor, pero para todos... nuestros dirigentes me hacen sentir mal, tonta... spain is pain, the word is pain y no, no debemos consentirlo... wellcome hollande, je t'aime

¡¡Adelante Hollande!! Por favor desmonta el fatídico duetto Merkozy.

Tengo confianza en el pueblo frances para que empiecen con el cambio de politicas económicas, pues las actuales ya sabemos a donde nos llevan. No más recotes y austeridad brutal, cuando lo que hace falta es confianza y que la economía se anime y vaya saliendo adelante sin prisas pero sin pausas; creo que está muy claro que sin generar riqueza, jamás se podra salir de esta crisis, por mucho que algunos se empeñen en despedir empleados y funcionarios y hacer recortes en todos los ámbitos estatales, excepto en los politicos que siguen con todos sus privilegios y descontrol.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, europeo por nacimiento (padre español, madre francesa), convicción y profesión, ha sido corresponsal en Londres y Bruselas y columnista y editorialista de El País, director de Foreign Policy Edición Española y dos veces Director del Departamento de Estudios en La Moncloa. Le interesa casi todo. Ha publicado (con A. Pascual-Ramsay) ¿Qué nos ha pasado? El fallo de un país. Su primera novela se titula Sin alma.

TWITTER

Andrés Ortega

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal