Andrés Ortega

La paz de los viejos y de los jóvenes

Por: | 12 de octubre de 2012

Apoc

¿Paz? A los jóvenes les pilla muy lejos. No tienen esa concepción de Europa. La paz es algo adquirido; o  eso nos creemos. Lo de Yugoslavia nos pilló a casi todos con una cierta lejanía, pese a que acabara arrastrando a la OTAN. Aunque con algunos sobresaltos, todos los nacidos después de 1945 han vivido en Europa en paz. En una parte de Europa, con libertad, en otra bajo la dictadura soviética, tanques incluidos; y en una tercera, la nuestra, en unas dictaduras que las potencias occidentales, las mismas que se unirían en el Consejo de Europa a partir de 1948 y que en 1950 lanzaron el mayor proyecto de integración con la Comunidad Europea del Carbón y del Acero a la que seguiría la Comunidad Económica Europea (para llegar a nuestros días a la Unión Europea), nos dejaron a españoles, portugueses y griegos a la intemperie con nuestros dictadores.

El Premio Nobel a la Unión Europea viene a recordar lo que hoy son ya orígenes compartidos. Recientemente he visitado el Memorial de Caen y las playas del Desembarco, y he visto esa magnífica serie francesa Apocalypse sobre la Segunda Guerra Mundial, con sus terribles imágenes sobre el daño y el sufrimiento causado por la locura nazi alemana. Los orígenes de esta Unión Europea están en la superación de la guerra, de una dos o incluso tres guerras horribles, fratricidas, holocausticas; en la superación del enfrentamiento entre Francia y Alemania.

Es aún admirable que en plena guerra mundial, desde su exilio en Londrtes, gente como Jean Monnet pensará ya en esa integración europea, armado con los fracasos de anteriores intentos de federaciones y confederaciones, más intelectuales que políticos. Pues el éxito de la UE se debe a que, como dijo Robert Schuman en su famosa Declaración del 9 de mayo de 1950, se basa en que “Europa no se hará de una vez, ni en una construcción de conjunto: se hará por resultados concretos que creen antes solidaridades de hecho”, y  la “fusión de intereses”, para una "federación". En esas seguimos.


Pero no bastaba asegurar la paz. También era necesario asegurar la prosperidad. Y la construcción europea lo consiguió con un desarrollo sin igual y una Política Agrícola Común que incluso se excedió en su éxito.


Con la caída del muro de Berlín y el fin de la guerra fría en 1989-1991, se trataba ya no solo de la paz entre Francia y Alemania, sino de asegurarla a escala continental en el mayor esfuerzo de integración nunca conseguido. La ampliación al Este fue una inmensa operación, un intento histórico de unificar el Continente por la fuerza de la voluntad democrática, y no de las armas, como Napoleón o Hitler. La Unión Europea ha sabido exportar paz, y prosperidad, a través de sus ampliaciones sucesivas, eso ha sido, y sigue siendo, un éxito sin precedentes.


Pero ahora tiene nuevos retos. Pues debe seguir avanzando en la construcción   so pena de retroceder de forma violenta destruyendo rápidamente lo que se ha logrado en más de seis décadas. No es exagerado, pues otros lo han dicho, afirmar que un fracaso del euro podría llevar a nuevas guerras. Es necesario que tenga éxito y seguir avanzando hacia “una unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa”, unos pueblos que han quedado algo olvidados en el camino. Son tiempos de grandes decisiones sobre la puesta en común de soberanías, sobre la igualdad entre Estados, sobre el control democrático de esa Europa que ya lo penetra casi todo en nuestras vidas, sobre como una mayor integración debe impulsar más prosperidad (una agenda que hay que retomar), y sobre una Alemania que debe aprender a liderar y no a mandar.


Pero tampoco se están creando  unos Estados Unidos de Europa. La Unión Europea no será un Estado, sino una nueva forma política que no elimina a los Estados miembros, pero sí los transforma.


Cuando de joven me fui a estudiar a Londres, mi abuela francesa, que había vivido dos guerras mundiales desde esa condición, me dijo: “Prométeme que no te casarás nunca con una alemana”. Bien. No creo que las abuelas de hoy en Francia digan eso a sus nietos. Es lo que hemos ganado. Pero los más jóvenes deben también pensar que la paz que vivimos se puede quebrar.

Hay 12 Comentarios

Recomiendo este artículo de Josep Ramoneda:
http://politica.elpais.com/politica/2012/10/10/actualidad/1349900525_213305.html

por fa, si gusta, compartirlo en facebook y ayudar a propagarlo,

¿Paz? Y Srebrenica qué fue, una broma. La guerra de los Balcanes olvidada por todos. La UE ni supo ni pudo parar la barbarie genocida de todos los bandos en conflicto, al final tuvo que venir el amigo americano a poner "orden". Aparte del pacto de no intervención en Grecia, España y Portugal.

"La paz que vivimo se puede quebrar" es el final del artículo.
Creí que había una guerra entre viejos y jóvenes, pero ya veo que no.
Pero la paz que vivimos los jóvenen sin futuro es una "maravillosa" guerra heredada y de muy dificil solución en una Europa envejecida. ¿Cómo se van a pagar los gastos derivados de todo un continente te ancianos?

Mientras la paz siga siendo el objetivo, que lograr y no la esencia del porque trabajar, no hay proyecto creíble para la gente. Y si en los ciudadanos se confía para la guerra (reclamando su respaldo) porque no confiar en ellos para la construcción de la paz? Son ellos los que dejan su sangre y no los arquitectos. A la guerra se lleva con engaños, a la paz con claridad....EUROPA sin proyecto no hay futuro...http://cort.as/2MO-

Dar una opinión no quiere decir que sea acertada y ..una solución,sedebe decir ..la cuestión nos lleva desde tener filosofia,etc y acusar a las ideas de una u otra manera.
Que a pasado con un problema,contarlo nos lleva, que lo que se cuente no sea,la solución ,explicación ,la historia se cuenta y la de los que de una manera u otra protagonizan de una u otra manera el presente y las ideas de las cosas ,no son sin solución ni las mismas.

Soberbia, vanidad, estreches de miras, voluntarismo totalitario y mas, arraigados en la medula, impresos en el ADN, impiden siquiera imaginar, la esencia de la democracia. O de tanto engañarse entre "arquitectos", sera que, no pueden ver mas allá de su mundanal ruido y típicas "palaciegas" reglas de juego. Filosofia-concepto, estructura-sistema. En gran medida los indignados necesitan y exigen respuestas al por que? y para que? causa y objetivo, mas allá del mero que, pues lo encontraran por si mismos, respondido lo anterior....en google: EUROPA sin proyecto no hay futuro...NI PAZ...http://cort.as/2MO-

Mientras la paz siga siendo el objetivo, que lograr y no la esencia del porque trabajar, no hay proyecto creíble para la gente. Y si en los ciudadanos se confía para la guerra (reclamando su respaldo) porque no confiar en ellos para la construcción de la paz? Son ellos los que dejan su sangre y no los arquitectos. A la guerra se lleva con engaños, a la paz con claridad....EUROPA sin proyecto no hay futuro..http://cort.as/2cD_

No sé como se puede escribir peor una frase...que poco exigimos a nuestros periodistas (seguro que me borran el comment :P)
"En una parte de Europa, con libertad, en otra bajo la dictadura soviética, tanques incluidos; y en una tercera, la nuestra, en unas dictaduras que las potencias occidentales, las mismas que se unirían en el Consejo de Europa a partir de 1948 y que en 1950 lanzaron el mayor proyecto de integración con la Comunidad Europea del Carbón y del Acero a la que seguiría la Comunidad Económica Europea (para llegar a nuestros días a la Unión Europea), nos dejaron a españoles, portugueses y griegos a la intemperie con nuestros dictadores."

ahora no hay paz en ningún lugar del mundo http://goo.gl/fb/ullmd

¿Deutschland über alles ó Alles Menschen werden Brüder?. Esa es la cuestión. Efectivamente, los líderes que vivieron la guerra ya fueron destituídos, Merkel nació en el 57. Desaparecidos Kohl, Schmidt, Brandt desapareció la comprensión de que Alemania necesita grandeza. Este premio parece más una honra póstuma, el homenaje a toda una carrera de los festivales de cine.

Una cultura que socializa a sus integrantes en base a la culpa/deuda (schuld), se une en la acusación y la crueldad.
Recordemos lo fácil que fue acusar gratuitamente a los pepinos españoles de hace un año. ¿Alguien puede pensar que las manifestaciones desgarradas, desesperadas, inútiles de Grecia y España no le aportan votos a esta tipa?.
Europa existirá, sobrevivirá, si es capaz de ofrecer algo a los 25 millones de parados, a la clase media que se empobrece cada día y cada día se hunde en el desaliento. En caso contrario ¿para qué la queremos?. Y lo más absurdo es que el 25% del PIB mundial no tiene, objetivamente, ningún freno para conseguir financiación para impulsar un plan europeo de innovación, crecimiento y empleo. Eso uniría a Europa y sus ciudadanos. El problema es a quién dárselo: yo de Guindos, de Rajoy, de Rubalcaba no me fío: como poco viven fuera de la realidad y son incompetentes.
Su abuela le convenció, creo que usted debe ser igual de convincente con sus hijos y nietos.

Los errores del BCE en 4 gráficos. Análisis sobre la huida hacia delante de las Instituciones en la crisis actual. http://www.miguelangeldiez.com/2012/09/20/printing-money

/El Secreto Para BAJAR DE *PESO*: ¡¡TU HIGADO!! Este VIDEO Te Lo Explica: http://su.pr/1xuU15

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

, europeo por nacimiento (padre español, madre francesa), convicción y profesión, ha sido corresponsal en Londres y Bruselas y columnista y editorialista de El País, director de Foreign Policy Edición Española y dos veces Director del Departamento de Estudios en La Moncloa. Le interesa casi todo. Ha publicado (con A. Pascual-Ramsay) ¿Qué nos ha pasado? El fallo de un país. Su primera novela se titula Sin alma.

TWITTER

Andrés Ortega

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal