El Testigo ocular

Blog de Luis Manuel Ruiz desde Sevilla (Andalucía Occidental)

Sobre el blog

Las personas tímidas siempre hemos valorado mucho los refranes que colocan el hecho de mirar por encima de cualquier otra actividad física o intelectual: la vista es la que trabaja, una imagen vale más que mil palabras. El testigo ocular toma como excusa esas frases hechas para acercarse a una realidad que a veces es sucia y amenaza con manchar los dedos.

Autores

Luis Manuel Ruiz (Sevilla, 1973) colabora en prensa y televisión y ha publicado varias novelas, como Sólo una cosa no hay (Premio Internacional de Novela de la Feria de Frankfurt) y La habitación de cristal. Le avergüenza hablar de sus virtudes, pero sí puede enumerar sus vicios: la literatura policíaca, la historia de Alemania, la música barroca, los rinocerontes, la metafísica y en general todo aquello carente de inmediata utilidad práctica.

mayo 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Mundos posibles | Inicio | Palabras »

07 mayo, 2007 - 20:10

La lluvia en Sevilla es pura maravilla

Hace cosa de una semana, Sevilla padeció la congestión de tráfico más mayúscula de su secular historia. Una tromba de lluvia bíblica inutilizó los accesos a la capital a lo largo de toda la corona metropolitana y convirtió los viales del centro histórico en un parque acuático. Yo fui uno de los que sufrió retenciones de hasta veintisiete kilómetros en la autopista que procede de Huelva y en la que el atasco se ha convertido en un artículo tan indispensable como los quitamiedos y el asfalto: no hay manera de regresar a casa sin invertir una buena media hora varado en el interior del coche, retorciendo el dial de la radio en busca de la canción de moda o inventariando todo lo que uno haría en su cocina si dos millares de docenas de neumáticos no se interpusieran en su camino.Lluvia_2

La vida está hecha de incomodidades: diariamente sufrimos atentados contra nuestras provisiones de paciencia cada vez que en el ambulatorio aplazan nuestra visita con el médico para un futuro incierto, encontramos un socavón en la acera que a punto está de rompernos el tobillo o simplemente se pone a llover en cuanto nos sentamos en el velador del café. Una de las máximas de la política consiste en aprovechar esas injusticias del destino para buscar la culpabilidad oblicua del enemigo. Según la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, los atascos que colapsan cada amanecer los accesos a Sevilla son responsabilidad exclusiva del PP, un partido que no gobierna desde hace tres años. Aznar, que es un emisario de Belcebú con bigote y gomina y que además odia con especial inquina a los andaluces, jamás quiso el AVE y sólo propuso la construcción de la SE-40, la nueva ronda de circunvalación que podría aliviar nuestros tormentos, para reírse en nuestras barbas: ni siquiera se le pasó por las mientes ponerse manos a la obra. Ya que estaba en racha, la señora Álvarez podría haber imputado también al PP la desconsideración de las nubes y su pésimo comportamiento electoral a la hora de derramarse con tamaño rigor contra nuestra pobre ciudad. Si Zapatero puede maniobrar en las sombras para que una tonadillera acabe en la cárcel, por qué no lograría el líder de la oposición que las bajas presiones se ceben en un feudo del rival que, según sabemos todos, cuenta con pésimas infraestructuras a la hora de hacer frente a estas eventualidades.

Tal vez Rajoy disponga de un conciliábulo de chamanes y meigas que le socorra en estos menesteres y que posea la capacidad de invocar diluvios, granizadas y epidemias siempre que escasee la munición acusatoria. O, por qué no, también terremotos. Qué miedo: esperemos que al PP no se le ocurra atacar el metro por artes sísmicas, con lo que les está costando al pobre Monteisirín escarbar su topera.

Comentarios

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d8353627cb69e2

Listed below are links to weblogs that reference La lluvia en Sevilla es pura maravilla:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal