El Testigo ocular

Blog de Luis Manuel Ruiz desde Sevilla (Andalucía Occidental)

Sobre el blog

Las personas tímidas siempre hemos valorado mucho los refranes que colocan el hecho de mirar por encima de cualquier otra actividad física o intelectual: la vista es la que trabaja, una imagen vale más que mil palabras. El testigo ocular toma como excusa esas frases hechas para acercarse a una realidad que a veces es sucia y amenaza con manchar los dedos.

Autores

Luis Manuel Ruiz (Sevilla, 1973) colabora en prensa y televisión y ha publicado varias novelas, como Sólo una cosa no hay (Premio Internacional de Novela de la Feria de Frankfurt) y La habitación de cristal. Le avergüenza hablar de sus virtudes, pero sí puede enumerar sus vicios: la literatura policíaca, la historia de Alemania, la música barroca, los rinocerontes, la metafísica y en general todo aquello carente de inmediata utilidad práctica.

mayo 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Un fantasma recorre Europa | Inicio | Caballos, buitres y otros animales »

15 mayo, 2007 - 19:41

Una de gladiadores

Estadística. En tiempos de Pitágoras y de Newton, la matemática era ciencia exacta: si uno no estaba de acuerdo en que la circunferencia mide 360 grados, se le mandaba a la consulta del médico y a otra cosa. Hoy las cifras dependen del cristal con que se las observe y, sobre todo, de la calculadora que las saque a la luz. No sabemos de dónde han salido las cantidades que ofrece una reciente encuesta del PP de Córdoba, que otorga a sus candidatos un 43% de votantes, frente al número mucho más discreto que les atribuyó el sondeo del Instituto Opina un par de días atrás. Para colmo, dicha prueba científica ha sido realizada, al parecer, desde la sede municipal del PP y con dinero público. Después pasa lo que pasa: que la mitad de los que tenían decidida su papeleta enferman de gripe o deciden repentinamente pasar el día en el campo.

Cara. Es el espejo del alma, según constató Zoido en el debate que anoche le enfrentó al alcalde Monteseirín en un plató de Localia, para alborozo de los amantes de las peleas de gallos y las películas de gladiadores. Hay que reconocer que el aspirante popular ha estado entrenándose en casa y domina espada, sable y florete: abrió el encuentro con un inesperado fax en el que se supone que el ayuntamiento socialista explicaba a una asociación de vecinos afín cómo se falsifican facturas para desfalcar con mayor comodidad. Y luego quieren que nos fiemos de los funcionarios: dejan los papeles en cualquier sitio. El fax carecía de membrete y de destinatario, pero lo mismo da; si pincha, puede servir para practicar esgrima. Antes de la conclusión, cuando catenarias, VPO y árboles talados parecían haber relegado el asunto a la papelera, Zoido lo sacó a relucir de nuevo y le pidió al alcalde que lo refutara mirándole a la cara, como hacen los duelistas de raza. De haber tenido que devolver el disparo, Monteisirín no hubiera acertado con la diana: tosió, volvió la vista y habló de tribunales. Más vale que se ejercite matando marcianitos en la videoconsola.

Barrios. Un momento muy esclarecedor del debate tuvo lugar cuando ambos candidatos, entrante y saliente (el papel de cada cual lo dejamos al arbitrio del benévolo lector), se enzarzaron en una discusión sobre quién era más sevillano de los dos. Zoido afirmó haber recorrido barrio a barrio en su cruzada por una ciudad más civilizada y ecuánime; Monteisirín replicó con una sutileza que le hubieran aplaudido en cualquier peña o asociación de vecinos, a saber, que no es lo mismo ser de barrio que visitarlo. El aspirante al título no anduvo fino al referirse reiteradamente a cierto edificio lleno de libros como “la Biblioteca del Prado”: el rival tuvo que recordarle con la debida socarronería que lleva el nombre de Infanta Elena. Sí, esa hija de un rey que se casó en la catedral.

Veto. No todos son tan rígidos como los del Consejo de Seguridad de la ONU. Si hay faxes delatores de por medio, Localia puede servir idóneamente para agitarlo a los cuatro vientos, aunque pertenezca a un grupo mediático al que una señorita educada no se dignaría a devolver la palabra.

Comentarios

no seais malos ... con la biblioteca del prado me imagino que se refería no a la ahora existente junto al pabellón de uruguay, sino a la futura biblioteca universitaria proyectada en la parte del actual parque del prado más cercana a diego de riaño. en el concurso de proyectos ganó una arquitecta británico-iraquí, Zaha Hadid,y aunque se vendió la idea de mujer musulmana moderna alternativa y todo ese rollo tan guay, resultó que es una artista mediática, que a la presentación vino a sevilla en avión privado, que no tenía mucha idea del proyecto y no se mostró especialmente interesada ni por el fondo ni por la forma. ha hecho ya cosas parecidas, y en españa. no sé, igual se desanimó ante el poco nivel de las autoridades, pero no creo porque ya ha estado en zaragoza. ya sé que está mal visto decir cosas así, pero me mal robar un trozo de parque para hacer una biblioteca, habiendo parcelas horrorosas muy cerca. y siendo un poco demagógico, también tenemos derecho, ¿por qué gastarse ese deinero en el continente y no en el contenido (de la biblioteca). Saludos

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d8351ae4f553ef

Listed below are links to weblogs that reference Una de gladiadores:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal