De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Homenaje a los abuelos / as

Por: | 24 de noviembre de 2010

Abuela y nieta, entrelazadas Todo por devoción, nada por obligación. Así lo dijo la abuela de Rita a las pocas horas de nacer la criatura. La realidad cambió a los pocos días. Y ahora la abuela recoge a Rita en el autobús del cole los lunes y la lleva a clase de baile. Y los jueves vuelve al ataque. Por devoción, por pasión y alguna vez por obligación. No es la única. La abuela paterna también tiene su dosis: ha establecido un día sagrado a la semana para ocuparse de todas sus nietas y el nieto, que ya se ha incorporado al grupo. Los fines de semana que padre y madre trabajan se quedan en una casa u otra. Los han tenido cuando han estado enfermos y cuando la pareja ha huido un fin de semana.

Este es un homenaje a todos los abuelos y abuelas canguro, nuestros grandes salvadores. Aquellos que se levantan a las siete de la mañana, sin necesidad alguna, para desplazarse a casa del hijo o hija y darle el desayuno a los nietos. Aquellos abuelos y abuelas que dejan sus actividades para ocuparse del nieto enfermo. Aquellos abuelos y abuelas que no salen por la noche para que sus hijos lo puedan hacer. Dicen que los abuelos disfrutan más de los nietos que de los hijos. No lo sé. Lo que sí sé es que con la incorporación de la mujer al trabajo, la relajación de los vínculos familiares y la presión de la vida moderna, las madres y los padres no serían nada sin los abuelos.

Pero ¿nos estamos pasando? ¿Exigimos demasiado? ¿Por qué deben sacrificarse ellos cuando les ha llegado el momento de descansar y disfrutar? ¿Existe el síndrome del abuelo esclavo? Según datos de la Encuesta de Mayores de 2010 del Ministerio de Sanidad y Política Social, una de cada cuatro personas mayores de 55 años en España es abuelo canguro. De ellos, el 50% dedica seis horas al día a dicha actividad. Y con la crisis va en aumento.

Hay 34 Comentarios

En respuesta a Belén, yo dejé mi carrera profesional de forma temporal para cuidar de forma exclusiva a mi hija (por lo que me siento increíblemente afortunada, a pesar de que me encantaba mi trabajo... y con esto no quiero decir que sea la única opción) , pero mi hija no está encerrada conmigo en casa; de lunes a jueves acudimos a una "guardería abierta" donde hay actividades como en cualquier otra guardería, pero donde los padres están presentes y son parte activa de las mismas, o - al menos - de gran parte de ellas, además de eso nos reunimos con amigos, muchos con familia el fin de semana para ir a la piscina, a pasear...etc... pertenecer a una pequeña familia no tiene que significar aislamiento, a no ser que uno quiera.

Hola!
Yo hecho de menos tener los abuelos de mi niña cerca, también al resto de la familia, porque además de la ayudita, que nunca viene mal, mi hija no crece con ese cariño y comprensión que da la familia (en situaciones "normales).
De todas formas, quisiera desde aquí dar las gracias por el trabajo hecho con nosotros y el que todavía hacen, cuando pueden y les dejamos :)))

Nosotros no damos obligaciones a los abuelos de continuo, los niños los cuidamos nostros y nos organizamos. Los abuelos estan para cuando estan malos o queremos salir a darnos un oreo (pocas veces pero ahi estan). Obviamente el dia que quieren vienen y se los llevan si el colegio lo permite, lo que no veo razonable salvo honrosas excepciones por motivos alborales u otros es endosar los niños a los abuelos como obligación diaria.

Raúl Hernández González | 26/11/2010 13:42:35

Lo has clavado companyero. Mis hijas crecieron sin tener cerca ningun abuelo porque por trabajo estabamos muy lejos. Lo hicimos lo mejor que pudimos, y crecieron estupendas, al menos eso me parece a mi.

En mi familia cercana he flipado en colores al ver como mis primos, hermanos, cunyados,... han impuesto a los abuelos cuidar de sus hijos, porque "donde van a estar mejor" de lunes a viernes hasta que tengan tres anyos. Y luego claro, quedatelos el sabado que tenemos que ir de compras. Y el domingo que vamos a comer con unos amigos... Pero de que va la gente? Los ninyos son tuyos, no de sus abuelos. Otra cosa es que los abuelos y los nietos disfruten de su companyia todo lo que puedan cuando y mientras quieran, faltaria mas.

Dicho mal y rapido, como dijo alguien cuyo nombre no recuerdo, "si Dios hubiera querido que las personas de sesenta anyos cuidaran de ninyos, no habria inventado la menopausia".

"Los abuelos, encantados"... sí, seguro. A los abuelos les encanta estar con los nietos, por supuesto. Pero de ahí a "soltárselos" día sí y día también, por las mañanas, por las noches, fines de semana, sin poder hacer actividades o salir de viaje porque "tienen que cuidar al nieto"... media un abismo.

En mi caso, los abuelos viven lejos. Pero aunque vivieran cerca, tengo claro que los niños son míos, y quienes se tienen que sacrificar somos mi mujer y yo. Y si eso implica cansarse más, renunciar a actividades y vida social... soy yo quien tiene que hacerlo, no los abuelos. Y si por razones de trabajo hace falta que alguien cuide a los niños, hay guarderías. O canguros profesionales. ¿Que eso supone gastar más dinero y tener que apretarse el cinturón? Pues que así sea.

Y los nietos con los abuelos cuando a ellos les apetezca y les venga bien, durante el tiempo que les permita disfrutar sin que se transformen en una carga.

Pues no es cansado ni nada cuidar de los niños ( para nosotros, en la treintena, como para hacer que lo hagan los abuelos sexagenarios.

Me gustó mucho el post y me he sumado modestamente al homenaje citándote en la sección de blogs que hacemos los viernes en 'En Días Como Hoy', de RNE.

Podéis escucharlo al final de este podcast: http://comunicacionsellamaeljuego.com/podcast-12-seccion-de-blogs-en-dias-como-hoy/

Un saludo!

Hola soy Mateo, al que tanto nombrais. En primer lugar puntualizo que el decir "falta un hervor" es una frase que en mi tierra no tiene nada que ver con el retraso mental. Significa que son más tímidos, más retraídos, menos participativos y, en muchos casos, con un cierto atraso en el aprendizaje respecto al grupo que sí ha disfrutado de la compañía de otros niños desde el primer o segundo año de vida. Así que lamento vuestra equivocación. En segundo lugar mi comentario hacia Cecilia era sobretodo por la actitud que adoptan muchos abuelos respecto a sus hijos y a sus nietos. El chantaje emocional a hijos y nietos, el acaparamiento de los niños, los celos de otros miembros familiares incluídos los consuegros son actitudes que se ven de sobra reflejados en Cecilia que, en vez de disfrutar de su condición de abuela, pretende vivir una segunda "maternidad". En mi tierra los conflictos suegra-nuera o suegro-yerno pueden llegar incluso a los juzgados (o a las manos) debido en primer lugar a que, al igual que no existen carnets de padres, tampoco existen carnets de abuelos y estos últimos, aprovechando una posición dominante, pretenden ejercitar su "modus vivendi" sin consensuar nada con sus hijos. Los abuelos de antes sí que sabían cual era su lugar como abuelos y en la mayoría de los casos se RESPETABA a los padres en todo su acervo educativo. Los abuelos de hoy en día, en muchos casos, usurpan las funciones que les correspondería a la madre o al padre. Gracias y reitero mis disculpas por esa frase coloquial que no pretendía ofender a nadie.

MI madre (futura abuela) dice que por favor no tenga hijos, que no los va a poder disfrutar, es que me vine hace algunos años a Suiza a vivir... y yo se que a ella le encantaría disfrutar de los nietos! a ver...

Hay muchisimos casos diferentes, yo soy madre soltera y tengo una niña de 6 años. Mis padres fallecieron siendo yo pequeña con lo cual no he tenido ayuda ni de abuelos ni de pareja...muy muy excepcionalmente de mi hermana. Creo que los abuelos son una excelente opción, siempre que ellos realmente quieran. Tengo una amiga que está pensando en tener hijos pero ya contando al cien por cien de que sus padres son los que prácticamente se los van a criar para que ella y su pareja sigan haciendo la vida tal cual la llevan ahora, algo que si me parece totalmente injusto. Y el tema Guardería vs. Abuelos...pues como todo, a unos les vendrá mejor una cosa y a otros otra, se de niños en ambos casos que les ha ido bien en el cole y a otros mal.

Acabo de descubrir este blog, y me está encantado, respecto al tema, nuestro peque tiene 19 meses y teníamos claro que asistiera al "colegio" en cuanto tuviera cierta autonomía, hasta ese momento lo he cuidado yo con la ayuda de los abuelos paternos, lo adoran y les adora.
Su adaptación ha sido dura pero una vez superada considero que el cole de bebés completa toda la labor de padres y abuelos, que existen unos profesionales en los cuales confiamos al cien por cien.
Los abuelos lo han llevado mal, ha existido y sigue existiendo cierto "chantaje emocional", pero con amor y comprensión lo estamos superando estas situaciones.
Reconozco que su entrega es total y desinteresada, vaya un homenaje para ellos.

Benditos abuelos!!!!

un abrazo a todos los abuelos que seria de nosotros sin sus inestimables ayudas, valeis oro

Cecilia, eres una abuela maravillosa, supongo que no harás caso del que dice trabajar en educación, calificándote de acaparadora, y a los niños que no van a las guarderías con algo tan pedagógico como que "parece que les falta un hervor". Ojalá hubiera más abuelas que pudieran hacer lo que tu, y menos gente como el tal Mateo, al que hablar de educación le viene muy, muy grande.

¿Esta heroica santidad de los abuelos incluye quedarse con los nietos los viernes por la noche y los sábados cuando papá y mamá salen de cenas, de cines y teatros o discotecas con sus amigos?

El domingo, ¡por fin!, los papas se reparten para llevar a los niños a las competiciones deportivas correspondientes, ¿no?

Lo que hay que hacer para que los hijos y las hijas vivan en un chalet en la Sierra de Madrid, luzcan ese coche tan bonito alemán que tienen y viajen por el extranjero en Semana Santa y en verano.

Ya de entrada, que la hija o la nuera diera a luz al nieto costó tanto que estaba más que claro, blanco sobre negro, que los abuelos, tan empeñados en eso de que los hijos tuvieran hijos, íbamos a pagar bien pagada tanta insistencia en eso de la descendencia.

En fin, esta sociedad es tan competitiva...

Yo creo que sí existe el abuelo explotado, soy madre de una de tres años y de uno de diez meses y desde que me embaracé de la primera estoy en casa criándolos, es casi un voto de pobreza porque vivimos con el sueldo de mi marido que trabaja como una mula pero nuestros hijos son nuestros y los abuelos vienen cuando les apetece no para criarlos ellos, ahora, no todo el mundo está dispuesto a vivir con lo justo y renunciar a la hipoteca, el plasma, la ropa de marca y las pijadas para poder criar a los hijos en casa con su mami que es como tiene que ser, con su pecho y sin imponerles horarios y a los tres años al cole y adiós muy buenas

Mateo, no puedo estar más en desacuerdo contigo. Primero a los niños que no iban al cole hasta los 6 años les faltaba un hervor, luego a los que no iban hasta los 4 y ahora resulta que les falta un hervor a los que no están en la guardería desde los 4 meses... pues en Alemania, que los neños salen luego bastante listos, los críos no van a la guardería hasta los 4... y los profes se quejan menos de estas tonterías.
Mi mayor tributo a todos los abuelos que cuidan a sus nietos con tanto cariño y dedicación, que les evitan tantas infecciones, que les enseñan a vivir con sentido común y que les dan un empujón fundamental en su autoestima. Gracias por los mimos, por las ricas comidas, por los cuidados personalizados, por fomentar su curiosidad, por enseñarles tantas cosas a su ritmo... gracias por quererlos tanto

Alucino con las cosas que algunos dicen por aqui, Mateo comentarte que estuve bajo el cuidado de mi madre y despues de mi abuela hasta los 4 años y de momento no me falta ningun hervor, tengo dos carreras y trabajo de lo que he estudiado. Asi que perdona que las madres que crean oportuno cuidar a sus hijos no tengan que preocuparse porque despues les salgan "sin un hervor".
Lo de los abuelos creo que depende de las familias en mi caso mi hijo desde los 7 hasta los 14 meses estuvo con mis padres y la tia de mi marido y ellos encantados!!! es mas, se peleaban por tener al niño y cuando lo meti en la guarderia aquello fue un drama. Asi que casos hay para todos los gustos.

No puedo expresar lo que los abuelitos hacen por sus nietos (en mi caso por su nieta) y por sus hijos, simplemente estamos agradecidos por toda su dedicación como antes como padres y ahora como abuelos... Mil gracias por todo y lo que está seguro que su nieta siempre aprende algo bueno ellos.

Os queremos mucho,

felicidades y mi más sincera enhorabuena por este blog recién descubierto por mí!

Soy Educadora Social... y estoy recogiendo artículos constantemetne que me sirven y ayudan en mi trabajo!!! Muchas gracias... y seguir así!

Hola, dentro de poc voy a cumplir un año como Papá, y desde aquí sólo puedo decir una cosa:
¡MUCHAS GRACIAS, AGÜELOS!

Mi madre ha venido cuidando a mi hija de un año y mi sobrina de cerca de dos y sólo puedo tener palabras de agradecimiento y admitración. Le buscamos entre mi hermana y yo una persona para que le ayude en las tareas domésticas y ella disfruta enormente del cuidado de sus nietas, suponiéndole eso sí mucho esfuerzo, pero al que por nada renunciaría. Ni las malcría, ni las sobreprotege y es que hay que tener encuenta que tuvo 5 hijos que no fueron a guarderías y que en modo alguno le salieron poco espabiliados como se indica (de hecho, hoy por hoy, tanto mi hija como mi sobrina resultan más espabilidades que otros niños de su edad que van a guarderias).

Que cada uno (padres y abuelos ) tomen su decisión de forma voluntaria, pero que nadie pretenda vender que es lo que resulta mejor, cada familia es distinta.

Mi peque tiene justo un año y está con las abuelas. El año que viene sí que irá a la guardería, porque tb pienso que les viene muy bien para su desarrollo el interactuar con mas niños, familiarizarse con las clases...

Pero este periodo que está con las abuelas creo que tb le va a enriquecer.
Nosotros lo dejamos entre semana,y alguna escapadita en finde tb hemos hecho..... y los abuelos encantados!!

Muchas gracias a ellos por su apoyo!!

Yo siempre he tenido claro que de mis hijos me ocupo yo, o contrato a alguien cuando yo no puedo hacerlo. Una cosa es un día puntual, unas horas, que a los abuelos hasta les hace ilusión, y otra distinta es que le impongas a nadie una obligación, que encima tiene sus años y ya ha trabajado bastante.
Mis padres también quieren tener su vida, en principio porque trabajaban, pero en su tiempo libre no quieren limitarse al cuidado de sus nietos. Como yo opino lo mismo, no he podido más que defenderlos cuando mi hermana se ha enfadado porque quería ahorrarse la guardería, lo que ha creado un cisma familiar.
Es verdad que las guarderías son caras, pero igual que tienes dinero para una super tele de plasma u otros lujos, pues deberías apañarte para sufragar a tus hijos. No hacer responsable a los demás.

¿y qué hay de los niños? ¿de los beneficios o inconvenientes que les puede reportar cada caso? todos hablamos de los abuelos o de los padres, pero ¿qué gana el niño con cada opción?...
Particularmente creo que hay muchas opciones válidas. La mia fue seguir trabajando, porque me gusta mucho lo que hago y nunca pensé en renunciar a ello a no ser que fuese indispensable (y no, no pienso sentirme culpable por ello), y contar con la ayuda de una chica a la que pagamos y con los abuelos, sobre todo paternos. Posiblemente habrá quien argumente que son muchos cambios para una niña de meses, pero creo que se nos olvida que hasta hace relativamente poco, a los niños se les cuidaba en familias enormes, entre padres, abuelos, tios, hermanos mayores... hemos pasado de familias enormes a familias minúsculas, en las que en niño pierde contacto con aquellos que no sean sus padres, y vive en un núcleo muy cerrado.
Personalmente creo que esto es un error, y grave. He oído a muchas madres hablar de que ellas les cuidan en exclusividad durante los tres primeros años y, aunque respeto esa decisión, no la comparto. Creo que es algo que le viene mejor a la madre que al niño, a no ser que ésta se preocupe de que el niño esté habitualmente con otras personas (familia, otros niños, etc.), porque le "condena" a un entorno artificial en cierto sentido. Supongo que el vivir muchas veces en otras ciudades, los ritmos de trabajo, etc. impiden que se pueda hacen más vida familiar, pero creo sinceramente que el que más gana con estos intercambios con abuelos y familia son los propios niños. Es posible que les mimen algo, pero ¡para eso están! los abuelos no educan, es nuestro trabajo. Ellos les dan cariño, paciencia, atención...
Siempre que los abuelos estén de acuerdo y quieran, creo que es estupendo para todos. Acabaremos con familias de uno a este paso... y eso me parece muy triste.

Muchas gracias, como abuelo que soy y tengo que cuidar a mi nieto, porque su madre separada ha tenido que emigrar a Inglaterra, y yo solo ( sin compañera) llevo el cuidado de los dos y la casa, como yo habrá muchos, pero quiero mostrar mi testimonio y el agradecimiento por elogiar mi labor

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal