De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

¿Azul para los niños, rosa para las niñas?

Por: | 28 de enero de 2011

Captura de pantalla 2011-01-27 a las 4.30.14 PM

¿Huyes de los estereotipos de género? ¿Decoraste la habitación de tu bebé en azul porque sabías que era un niño? ¿De rosa porque era una niña? ¿De neutro amarillo? ¿O en plan rupturista le colocaste unas polainas rosa palo a tu hijo al nacer aunque a tu tía abuela le fuera a dar un síncope -o precisamente por ello-? ¿Muñecas para las niñas y camiones para los niños? Veamos.

La tradición se impone y es difícil -o incluso no necesaria- de cambiar. En los hospitales de EEUU, la tarjeta que se pega a la cuna del recién nacido es azul si es un niño o rosa si es una niña. El ridículo gorrito que les colocan lleva un lazo azul si es un nene y uno rosa si es una nena. Hace unos días vi en la cadena de televisión abc un experimento que ponía a prueba los prejuicios que tiene la gente respecto a qué juguete es adecuado para cada género.

Captura de pantalla 2011-01-27 a las 3.57.20 PM Un padre entra con su hijo en una juguetería. [Nota: se trataba de una cámara oculta, aunque la cadena luego ofreció a quienes fueron filmados la oportunidad de expresar sus comentarios cuando se les informó de lo que estaba pasando.] El niño inmediatamente se va hacia la estantería en la que están las muñecas y pide a gritos una 'Barbie'. Padre e hijo son actores. Pero el resto de los clientes no.

Las respuestas a la petición del pequeño fueron para todos los gustos, y en general las que expresaron más abiertamente sus pensamientos fueron las mujeres. Los hombres se callaban su opinión y miraban recelosos lo que sucedía.

"Quiero una barbie", insiste el niño. "Absolutamente no", le dice el padre."Adoro las barbies", insiste feliz el infante. "Tienes que estar tomándome el pelo", replica el supuesto padre con gesto de frustración.  Una clienta informa al padre 'en apuros' que también existe 'Ken'... Otra no dice nada y sin embargo le entrega una nota en la que se lee: 'William´s Doll', un libro escrito en 1972 por Charlotte Zolotow sobre un niño que quería jugar con muñecas y un padre que se oponía totalmente.

El programa relata que más o menos la gente no tuvo inconveniente en que el niño optara por una muñeca pero que llegaron incluso a escandalizarse ante la posibilidad de que el pequeño quisiera vestirse de princesa. Cheryl Kilodavis, madre de un niño, relata en el libro 'My Princess Boy' los insultos y rechazo que sufrieron al decidir expresar libremente las preferencias de su hijo por el color rosa, las joyas y los vestidos de hada. La madre de un niño de cinco años vio aumentar las entradas en su blog de forma exponencial cuando anunció que a su hijo le apasionaba vestirse como Daphne, un personaje femenino de 'Scooby Doo'. Ahí queda: ¿Azul o rosa? ¿Barbie o Ken? Siempre queda la opción de un Ken rosa y una Barbie azul.

Captura de pantalla 2011-01-27 a las 4.01.44 PM

 

Hay 30 Comentarios

En nuestro caso, niña naranja y niño verde. Para todo lo demás, que jueguen con lo que les apetezca!!

La habitación de mi hija está pintada de azul, porque me parece más bonito que pintarla de rosa.Para equilibrar he pintado el interior del armario de rosa. En cuanto a la ropa, como es un bebé y no elige le ponemos lo primero que tiene limpio y planchado.Tiene el carrito azul y lleva mantita rosa pero no va a llevar pendientes, asi que las viejitas nunca saben si es niño o niña. Supongo que más adelante cuando vaya al cole me tendré que amoldar a "la marea rosa" y comprarle todo rosa o violeta, que pena que les condicionen desde que nacen.Yo espero enseñarle a manejar herramientas y comprarle cochecitos si le gustan.

Yo comprendi que el tema del azul y el rosa es un tema completamente social el dia en que unos amigos indios me regalaron por el nacimiento de Superboy un precioso conjunto de pijama y body... de color rosa.
En cuanto a la preferencia de los juguetes por cuestion de sexo, yo creo que hay que dejar que prueben todo y decidan ellos mismos al final del dia. Lo que si es cierto es que cuando se escolarizan asumen muchos roles de sexo que en casa no tenian.
Un supersaludo

Yo también recibí algún comentario "interesante" cuando contaba que a mi hijo, por su segundo cumpleaños, le había regalado cacharritos para jugar a las cocinitas :o

Y si está con niñas que juegan a disfrazarse de princesas, a él también le gusta ponerse unas alas, una diadema y una varita de hada madrina.

A mis sobrinos, los reyes les han dejado en casa un muñeco con vestiditos y una bañera para que lo bañen. ¿De verdad que queremos seguir educando a nuestros hijos para que no asuman un rol decisivo en el trabajo de la casa y familiar? ¿Les tenemos que imponer límites en lo cuanto a disfrazarse y jugar para ser políticamente correctos?
http://maternidaddiferente.blogspot.com/

Os recomiendo www.tuppermenu.com para recetas de niños y mas cosas.
Saludos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal