De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Ese canguro llamado tele

Por: | 12 de enero de 2011

Fotoblogtelecortado 
Menos trabajo, más tele se consume. Los niños y los mayores. Cada español le dedicó a la tele el año pasado una media de de 234 minutos, es decir, tres horas y 54 minutos diarios ante el televisor, según un estudio de Barlovento publicado la semana pasada en la prensa. Lo leo y pienso. Yo veo la tele. Mis hijos también.

Bobcortado 
La lucha diaria ha logrado desterrar la pequeña pantalla de los días laborables, pero la cosa se relaja y mucho los fines de semana, de viernes a domingo. Hay que reconocer que en momentos críticos la tele se convierte en el mejor canguro. Esos momentos en los que quedan hipnotizados por Pocoyó, Bob Esponja o las Tres Mellizas y mientras tanto, sean segundos o minutos, pones el agua para el baño, preparas cena, pones una lavadora, recoges la habitación y dejas lista la mochila. ¿Es eso malo? ¿Cuánta tele tienen que ver los niños? ¿Cómo luchar contra un ser que se multiplica en la casa? Hay hogares con hasta cinco televisores. Y encima los canales exclusivos para niños te hacen difícil la imposición. No está acabando una serie que ya anuncian la siguiente. Y aunque el niño no sepa leer reconoce suficientemente la imagen cómo para saber que viene y decir: "no, no, sólo una más". Los expertos dicen que hay que establecer normas y tiempos. Que venga un experto a mi casa, por favor.

El doctor Jordi Pou, coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones de la Asociación Española de Pediatría, contesta a las preguntas que se plantean desde este blog.
 
Es malo…
Evidentemente que no. Ver la televisión en si mismo no es malo. A veces incluso puede ser bueno. Ello depende de los programas y de la intervención de los adultos. Algunos programas, vistos por el niño a solas y sin control, pueden ser perjudiciales. El ver mucho tiempo la televisión es contraproducente. Sobre todo cuando se utiliza la tele como canguro. Esto si que es malo.

¿Afecta al niño de alguna manera?

Si se ve mucha televisión (y  ello hay que añadir videojuegos y ordenador) es perjudicial. Favorece la obesidad, el sedentarismo, la violencia, la agresividad y disminuye el rendimiento escolar.

Cuanta tele…

Se aconseja que no pase dos horas al día (tele, videojuegos y ordenador) y hasta cuatro en festivos.

 Recomendaciones:

  • Limitar el tiempo
  • Controlar lo que el niño ve y verlo con él de vez en cuando
  • Seleccionar los programas que ve
  • No utilizar la tele como “canguro”
  • No poner ni tele, ni ordenador ni videojuegos en la habitación del niño

Hay 52 Comentarios

Bea, en este blog se trata de qué hacemos con nuestros hijos -yo tengo dos, adoptados, por supuesto, uno español y otro mexicano, y no porque sea esteril sino porque estoy concienciada con el problema medioambiental y busco dejarles un mundo mejor-, no necesitas hacerme callar ni mandarme al eco blog haciendo notar que lo conoces. La educación de nuestros hijos abarca todos los ámbitos de nuestra vida, qué hacemos con ellos cuando no podemos prestarles atención implica también pararse a pensar por qué no estamos con ellos y si tenerlos solo nos implica a nosotros como padres, les implica a ellos e implica al medio donde habitan. Si realmente piensas que poner a tu hijo delante del televisor no tiene consecuencias para ti, para él y para el medio ambiente quizás deberías volver a leer el ecoblog de Clemente para saber de verdad de qué va el tema.

eso de que la tele no es educativa...mmmmm....según que programación sea....somos una generación entera que aprendimos con coco cosas como delante y detras, arriba y abajo y cosas por el estilo. y ahora Dora la exploradora no hace otra cosa que decir "no robes, no robes"...y phineas y fer son unos craks que a mis hijos y a mi nos encantan....y bob esponja enseña un concepto de amistad al igual que lo enseñan los pokemon....
Creo que para todo existe un punto medio y un sentido común a aplicar...tu puedes estar limpiando mientras tus hijos pintan...tu puedes estar limpiando mientras tus hijos ven la tele...tu puedes estar viendo la tele con tus hijos...tu puedes estar leyendo un libro con tus hijos...cada cosa en su momento y un momento para cada cosa.

¿Cuántos somos en este país y cuál es la audiencia sumada de todas las cadenas? Me parece que esto es como lo de l tabaco, parece que todo el mundo la ve y la ve muchísimo pero la verdad es que somos más quienes ni la tocamos. Mis dos hijos -Nacho, de 6, y Tere de 4- habrán visto en casa dos horas de tele en toda su vida. claro que después en bares y en casa de sus amiguitos la ven, pero no puedo ir en plan inquisidora prohibiendo a mis hijos ir a casa de nadie o poner a caer de un burro a esos padres que dejan que sus hijos maten su infancia viendo estupideces en la tele en lugar de constuir cabañas en los árboles y estamparse de morros en un prado. lo cierto es que incluso me lo dicen en el colegio los profesores -esa obsesión que nos hace ver a todos los padres que nuestros hijos son superdotados- que se nota que mis hijos se están criando de otra manera.

atalaya, lo siento, pero no voy a entrar al trapo, porque ese no es el tema de este post, ni siquiera de este blog. Si quieres habla con Clemente y que trate el tema de la superpoblación y los efectos que tiene sobre el planeta en su propio blog (eco-lab)

Creo que se está exagerando: ¿media hora antes de ir a la cama? ¿mientras pongo la lavadora o lleno la bañera? ¿nunca antes de ir al cole?¿¡no tenemos tele!? En nuestra casa está el PlayhouseDisney de mañana a noche. De acuerdo que no es lo más aconsejable, pero se ha producido un curioso fenómeno a la inversa: mis dos hijos (3 y 4 años) cada vez pasan más de la tele....

No se puede evitar que los que estamos aquí ya lo estamos -a no ser que te llames Adolf y seas un utópico con ganas de cambiar el mundo- y ese es el problema a resolver. Los que aún no han venido no son un problema y se pueden evitar. No sé si me explico: planificación familiar en todos los sentidos, etc.

Las "aportaciones humanas" son justamente el mayor problema de este planeta, tanto desde un punto de vista ecológico como social y sanitario. El asunto se resume en una sola palabra: SUPERPOBLACIÓN. Hay muchos niños por ahí que ya están nacidos y a quienes les vendría bien, en lugar de vivir en orfelinatos y casas de acogida, en lugar de ser de por vida "huérfanos" en lugar de "niños", que alguien los adoptase en lugar de hacer caso a los más bajos instintos que impelen a la mayoría a querer que su genoma se propague sin sentido. Se les hace un bien a ellos, ya que nacidos están -no nos vamos a deshacer de ellos ¿no?- y el planeta evita soportar un ser humano nacido sin sentido.

atalaya, no se si tu comentario va por el mío o no, pero por si acaso respondo: no sabes la cantidad de cosas con las que estoy concienciada, y los problemas medioambientales están en la lista, lo que no quita que esté encantada con la aportación "humana" que he hecho al planeta. De acuerdo con que el ritmo de vida que llevamos no es sano para el planeta, pero este es el blog "mamás & papás", y no el "eco-lab"

Vaya, al menos hay gente que se conciencia por algo, aunque no sea la superpoblación y el cementerio de hormigón y basureros que le van a dejar a su hijo

se me olvidó antes comentar que el único momento en que me planteo poner la tele en modo canguro es cuando estoy sola en casa con ella, tengo que usar una sartén llena de aceite caliente, y ella está en plan "quiero estar a 2 milímetros de tí", ya que conozco dos personas de mi entorno muy cercano que se tiraron una sartén de aceite por encima y es un tema con el que estamos muy concienciados en casa. El resto de tareas domésticas las hacemos juntas (me da las pinzas, limpia el polvo, barre o lo que sea)

Mis hijos también ven Tom & Jerrry antes de irse a dormir y Kuzco antes de ir al cole , lo del sedentarismo no sé, porque es imposible que vean la tele quietos, o saltan en el sofá, o se tiran por el suelo, se pelean por alguna tontería, ojalá se quedaran tres cuartos de hora hipnotizados, callados y quietos, y mi hermosa mujer y yo podríamos ver algún capítulo de alguna serie en el portátil.....

Mis hijos también ven Tom & Jerrry antes de irse a dormir y Kuzco antes de ir al cole , lo del sedentarismo no sé, porque es imposible que vean la tele quietos, o saltan en el sofá, o se tiran por el suelo, se pelean por alguna tontería, ojalá se quedaran tres cuartos de hora hipnotizados, callados y quietos, y mi hermosa mujer y yo podríamos ver algún capítulo de alguna serie en el portátil.....

Me niego a que mi hijo lo cuide un extraño (la television) prefiero que participe en todas las tareas que realizo aunque tarde más, porque eso es bueno para el. No es tema de contenidos, es la televisión en sí que no permite el desarrollo espontáneo de los niños. Da igual que sea un programa educativo . La televisión no es educativa. La realidad y la vida si.
Claro si el no ve la tele tú como padre tampoco puedes hacerlo...
Reconozco que no es facil en un mundo estresado. ¿quizas hacer menos cosas pero mejores?

Como con cualquier otra cosa, los excesos son malos.
Mis hijos ven la tele una media hora antes de ir a dormir (Tom & Jerry).
A veces ven una película después de comer, o los fines de semana antes de salir de casa por la mañana...en fin, que la ven a ratitos.
Mariola

Hola, soy madre de dos hijos, 6 y 4 años, vivo en el extranjero y mi marido y yo no tenemos ningun familiar cerca, es decir, no tenemos ayuda de clase ninguna. Mi marido trabaja fuera y yo desde casa acoplando mis horarios a los de los niños, que son nuestra prioridad...eso significa que me toca trabajar muchos días después de acostarles. Mis hijos jamás han visto TV en casa, no tenemos y os aseguro que preparamos desayunos, comidas y cenas sin ningún problema mientras ellos juegan solos, juntos o a nuestro lado.... vaya, como me críe yo. Todo nuestro tiempo libre es para ellos que lo ganan en autoestima, creatividad y un montón de cosas más que la TV no da. Respeto mucho a quien utiliza la TV cada día en casa, cada situación es diferente y cada uno tiene unas necesidades, yo simplemente digo que también es posible hoy en día vivir sin ella y ser plenamente feliz.

Mónica estás equivocada. Yo estoy con mis dos hijas TODAS las tardes jugando y de paseo. Pero eso no quita que por las mañanas o a la hora de la ducha me apoye en Pocoyó para no encontrarme a la más pequeña decorando las paredes del pasillo con la escobilla del váter.

Ah, y ¡gracias Bob Esponja! Me encanta verlo con mis hijas y reirme tanto o más que ellas. ¡Es genial!

Pues no os entiendo. Os justificáis diciendo que no tenéis tiempo para todo pero quizás deberíais haberos planteado eso antes de tener vuestros retoños. Yo dejé de trabajar porque sabía que no quería depender de cosas como una tele o una guardería para cuidar de mi hijo, porque eso no sería cuidarlo. Cuidarlo es quererlo y estar con él, no verlo media hora al día y ponerle nervioso porque voy corriendo a todas partes. Quizás no tengamos ahora para comprar un televisor cada año o cambiar de coche cada dos pero a cambio estamos contribuyendo a criar a alguien íntegro y con valores. Eso quizás sea más importante. no es necesario esconder canales de TDT ni tapiar enchufes cuando las cosas las tiene una bien claras.

Una ayuda: hemos desprogramado telecinco de las dos tv de casa (salón y mi dormitorio).
Dos: no hay cocina en la tele, sólo radio. Hasta le dije al albañil que azulejara la zona de la toma.
Tres: nunca antes de ir al cole por la mañana. Me levanto un rato antes y así no esperan frente a la tele a que yo me arregle.
Un saludo

Estoy de acuerdo en que la tele no debe ser un canguro, lógico. Pero está claro, que en familias con los 2 cónyuges trabajando y horarios de trabajo españoles y sin abuelos disponibles, las cosas se complican bastante. Nosotros no usamos la tele como canguro, pero cuando estamos un solo adulto en casa con el niño (esto ocurre en muchas ocasiones) la única manera de poder hacer la cena o poner una lavadora, es encender la tele y poner un canal de dibujos. Bob Esponja nos salva en muchas ocasiones y Dora Exploradora ni te cuento, esta la tenemos en DVD para cualquier emergencia (en los viajes largos en coche es la única manera de tener entretenido al niño)

Yo prefiero que mire la tele que a mi ex y su novio, le evita depresiones.

Si no fuera por la tele y las consolas -qué buen nombre- qué haríais con esos hijos que son el centro de vuestra vida y a los que tantísimo queréis.

estoy totalmente de acuerdo con lo de q todos utilizamos la tele para preparar el baño hacer la cena, mochilas... sobre todo si solo hay un adulto en casa en ese momento, me siento totalmente identificada y no creo q sea malo.. Bob Esponja en esos momentos hay q reconocer q es el mejor aliado...

¿Qué están haciendo el Epi y el Blas de la foto?

En casa vemos de media hora a una hora por la tarde-noche entre Gormitis y Bob Esponja. No me siento orgulloso de ello, pero tampoco lo veo malsano. Mi hija tiene 5 años, si le hablamos y no responde por embobarse ante la tele, apagamos unos minutillos.
Como complemento: cada noche antes de ir a la cama leemos un cuento, y no puede ver la tele si no hay un adulto (mamá o papá) pendiente de la programación.
Nos es muy útil acordar qué se va a ver antes de poner la tele. P.e si quiere ver Bob Esponja, pero no lo dan, pues apagamos y esperamos a que lo den. A veces nos toca poner la tele para ver lo que den, pero no es una costumbre.
Los fines de semana es diferente, vemos una película después de comer o por la noche. Es muy agradable ver una película en familia. Además está la negociación previa sobre qué poner.
El tiempo dirá si hemos aplicado una práctica razonable.

Nosotros estamos intentando limitar el tiempo que pasan delante, hemos decidido tener una sola tele, que esta no se vea en las comidas y apagarla a las 6.30 de la tarde, ah y que haya programas como el telediario que no son negociables.
Y ahí estamos en la lucha diaria.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal