De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Traduciendo a mi pequeño loro con lengua de trapo

Por: | 15 de marzo de 2011

Loro
Cuando está en familia, David (3 años y cuatro meses) habla como un loro. Una frase detrás de otra, a veces intenta hablar tanto que se aturulla, o parece que su pensamiento va más rápido que su lengua y no sabe cómo arrancar. Eso sí, entender lo que dice es cosa de iniciados.

"Hoy teto ma tidado la tia atul a la bota". Aunque normalmente soy su mejor traductora, esa frase me costó. Me la tuvo que repetir varias veces hasta que entendí que su compañero Sergio le había tirado una silla azul y le había dado en la boca. David sustituye todavía muchos fonemas que le cuesta pronunciar por otros, cuando no se los come directamente, lo que, unido a conjugaciones tipo "yo no sabo" y palabras sueltas en chino, hace que, si no estás acostumbrado, cueste entenderle a la primera.

Hace ya un año, un vecino y compañero de clase que tiene dos meses más, es decir, con sólo dos años y medio, decía "por favor" y "gracias" con todas las letras, y hacía frases con sujeto, verbo y predicado bastante entendibles. ¿Por qué tanta diferencia entre unos y otros niños? ¿Es preocupante?

"El desarrollo madurativo del lenguaje es muy variable en el primer año de vida, todo dentro de la normalidad", explica María del Prado Bielsa, secretaria de la Sociedad Médica Española de Foniatría (SOMEF). Es decir, hay bebés que empiezan antes con los primeros sonidos, bisílabos, onomatopeyas, y esos niños suelen evolucionar, de forma que también pronunciarán antes las primeras palabras aisladas, luego las frases, etcétera. 

"Hay un dicho", expone Bielsa, "que dice que si a dos niños que nacen el mismo día a la misma hora los evalúas a los dos, a los tres, a los cuatro y a los cinco años, cada uno estará en un momento evolutivo del lenguaje distinto". Es a los seis años cuando se considera que "deberían tener todos los fonemas, e integrados en su habla (es decir, que los saben pronunciar y los emplean en las palabras correspondientes), y la gramática básica".

 
Imágenes tridimensionales del cerebro que muestran las zonas que se activan con el lenguaje Dentro de esta enorme variabilidad del desarrollo del lenguaje, la foniatra menciona algunos factores que suelen incidir: "Los antecedentes familiares, es decir, si hubo en la familia niños que hablaron más tarde"; también, confirma, "las niñas generalmente hablan antes". Y, cosa curiosa, la alimentación: la pronunciación de los sonidos "depende mucho de si se han ejercitado los órganos comiendo", explica. "Hay niños que toman biberón o la comida muy pasada hasta muy tarde, hasta los tres o cuatro años. Suelen ser más inmaduros desde el punto de vista de la articulación, porque los mismos movimientos que se hacen para masticar se hacen para hablar".

Sobre el bilingüismo, según Bielsa, los estudios parecen indicar que "puede retrasar la aparición del lenguaje si el niño está inmerso en una comunidad bilingüe, pero luego no repercute". "Otra cosa es que a un niño con un transtorno del lenguaje se le traslade a una comunidad bilingüe, lo que sí puede ser negativo".

La doctora explica que de un niño "hay que valorar muchos aspectos": la fonética, el vocabulario, la gramática... "Los hay que fonéticamente van más retrasados, pero están más avanzados desde el punto de vista de la formación de frases, y otros al revés". También "hay que valorar la actitud comunicativa, si se hace entender". A primera vista, me dice, la forma de hablar de David es perfectamente para normal para su edad, aunque muchos niños hablen mejor.

Colegio de niños sordos (Autor: Bernardo Pérez) Síntomas de alarma son, por ejemplo, que un niño de dos años no hable nada, en cuyo caso, según Bielsa, hay que descartar autismo, sordera, transtornos neurológicos o neuromotores, deficiencias intelectuales. Una vez descartados, puede tratarse de algo madurativo, y se evaluaría de nuevo dentro de seis meses. "Si a los tres años no habla nada, sí hay que intervenir". También son signos de alerta que un bebé haya balbuceado a los ocho-diez meses y luego lo haya dejado, o que no evolucione. En caso de duda, Bielsa recomienda que se consulte al foniatra.

Como guía, la doctora me ayuda a elaborar un pequeño esquema de las etapas evolutivas del lenguaje:

- 11-12 meses: aparecen los primeros bisílabos referenciales, que significan algo, u onomatopeyas.

- 12-14 meses: las primeras palabras aisladas, como pan, agua, mamá, guau.

- 18-24 meses: se conoce como la etapa de las dos palabras, que pueden formar una frase, como "coche papá", normalmente sin usar partículas como preposiciones, artículos, etc., ni conjugaciones verbales. El niño suele conocer varias decenas de palabras, que usa, aunque a su manera.

- 24-36 meses: tienden a aparecer las partículas gramaticales, y es una etapa clave para el aumento del vocabulario y el desarrollo de las frases: artículos, géneros, plurales... Unos lo hacen antes y otros después, Bielsa recuerda que "hay un margen bastante amplio, incluso hasta los cuatro años".

- 3-4 años: se completa la gramática, se puede contar con una frase mejor construida, porque se desarrolla la sintaxis, aumenta la longitud de las frases, se usan artículos... Hay una explosión léxica, que suele coincidir con la entrada en el cole, y el niño puede aprender decenas de palabras cada día.

- A partir de los cuatro años, debería hacer frases correctas gramaticalmente, aunque infantiles, con tiempos verbales simples. Es normal, incluso positivo, que hagan regulares verbos irregulares, como "hició", porque significa que el niño interioriza y hace suyas las reglas de la gramática.

- 5-6 años: aparece el lenguaje más simbólico, con conceptos abstractos, y la sintaxis es más elaborada.

En cuanto a la articulación de los fonemas, la doctora me explica que se adquieren por orden de dificultad: primero se pronuncian las consonantes anteriores, en los labios, como p, m, b. Después, las linguales, como la n, luego, las del velo del paladar, como k, g, j; más tarde, s, z, ch, y las últimas, l, r, y las trabadas (consonante más l o r), que aparecen a partir de los cinco años.

Así que, de momento, seguiré disfrutando de esta etapa de lengua de trapo de mi niño, que a mi por lo menos me produce muchísima ternura.

Hay 30 Comentarios

Buenas noches. Empecemos que soy profesor de inglés y también filólogo. Como padre siempre tuve la intención de hablarle muy claramente a mis 2 hijas. Hoy en día las 2(3 y 5años) destacan por su retórica, muy a mi pesar. Cuanto más reciben, más entienden y más se enriquece su esponjita que es su cerebro.

En cuanto al bilingüismo, esto es tan sencillo como entender lo que le pasa a un árbol si se le podan ramas o si no se hace. Un árbol que se deja crecer, llega la primavera y crece de forma moderada. En cambio, un árbol que sufre una poda más fuerte tarda en arrancar, pero cuando lo hace da mejores frutos. Los bilingúes tienen un ritmo inicial más lento, pero a la larga desarrollan mejor el apartado lingüístico cerebral.

En cuanto a la variedad de plurilingüismo sería: monolingüe, bilingüe, trilingüe, tetralingüe,pentalingüe, hexalingüe, etc. En todo caso, aunque llevara a mis hijas al Senado sólo por las tardes a escuchar a los señores senadores hablar en cualquiera de las lenguas oficiales y cooficiales del estado español, no saldrían tetralingües(español vasco, gallego y catalán). Debe haber una continuidad y una interacción con sus hablantes lo suficientemente importante como para que se dé el caso.

Y en cuanto a las prisas o nervios por aprender a hablar, les pongo un caso: tengo una hermana sólo un año mayor que yo. Ella hablaba perfectamente a los 7meses, y no me refiero a palabras sueltas. Simplemente habló, como el que aprende a hacer una cosa sin más. Yo la usaba de traductora(otro caso aqui expuesto), y no hablé bien hasta lo 3 años en que por fin me interesé en salir de mi mundo de NO o NOOO. Hoy en día ambos somos filólogos, tenemos casi el mismo CI (yo superior) y, como verán, mi dicción y retórica son correctas.

No hay nada peor que un padre con demasiada información. Casos necesiados de logopedas los hay, pero no tantos como queremos creer los sufridos padres del siglo XXI.

DEJEMOS A LA MADRE NATURALEZA TRABAJAR.

qué bonito es el bilingüismo!!
Además con dos lenguas tan distintas como el español y el chino. Hermoso!
A parte que le estás brindando, casi sin querer, a tus hijos de un privilegio incalculable, ya que a partir del bilingüismo, el aprendizaje de otras lenguas será más sencillo para ellos.

Yo soy bilingüe con español y catalán y estoy super orgullosa y feliz para tener facilidad con otras lenguas de procedencia románica.

A parte de todo esto, la lengua de trapo y ser tu su mejor traductora es una etapa hermosa. Además, si va al parbulario se espabilan muy rápido.

Te mando un abrazo!

A los espanyoles en el extranjero, lo mejor es que hableis a los ninyos en espanyol, y que se relacionen con nativos para hablar la lengua del lugar. Que cada persona le hable un solo idioma es la mejor manera de que aprendan y no confundan. Los que en francia piensan en empezar a mezclar... no!!! Ir a un grupo de ninyos donde oigan mas frances! Soy logopeda y yo misma vivo en el extranjero, con amigas de otras nacionalidadesy todo tipo de situaciones (dos padres de fyera, uno del lugar, dos de diferentes paises...) asi que conozco la teoria y la practica... cada interlocutor un solo idioma es el mejor consejo.

Hola, pues si Maria Antonieta , las comparaciones son odiosas, debe ser terrible compararse contigo y tus hermanos, los de la maravillosa memoria, que a los tres meses ya hablabais. Pobrecitos todos los demas, espero que nunca me comparen con vosotros. Debe ser terrible, terrible, terrible.

Si, por favor, un post sobre bilinguismo, no vivimos en España y nos gustaria saber como hacerlo para que desde el principio hable Ingles y castellano.

¡Qué terrible es hacer comparaciones! Cada niño es un mundo. Mi hija dijo su primera palabra a los tres meses y claro a los 3 años hablaba perfectamente; pero ella era ella y no me llamó la atención porque todos nosotros, mis hermanos y yo, hablamos desde muy pequeños y también tenemos una maravillosa memoria. Ahora algunos de los descendientes no son así y considero que es terrible compararlos con nosotros cuando niños y eso no debe ser así. Vuelvo a repetir : cada niño es un mundo y qué odiosas son las comparaciones.

Cecilia, a ver si es verdad que te animas con ese post sobre el bilingüismo ... me interesa mucho. Somos españoles, pero vivimos en Francia. En casa hablamos sólo español, pero empezamos a tener dudas sobre si deberíamos introducir algo más el francés para que no tenga retrasos en el colegio (por ahora, aunque va más despacio, no es preocupante, es aún muy pequeño). La verdad es que nos resistimos, pero nos gustaría oír otras opiniones ...

También hay niños que no hablan no porque no puedan o no sepan sino porque por alguna razón, no quieren. Al parecer mi cuñada tenia 2 años y pico y no hablaba. La llevaron al especialista y le dijo a su madre que cuando indicara algo no se lo diera, etc, que hiciera como que no la entendian. Y entonces, se decidio por fin a hablar. Y ahora no calla ni debajo del agua.

La frase de que hay que intervenir si a los tres años no hablan, NO ES CORRECTA. Hay que intervenir si a los 18 meses no hablan nada. A los tres años seria tardisimo. Dos de mis hijos tuvieron este problema, que se soluciono facilmente con terapia. Si te esperas a los tres años no van a terner tiempo de aprender a hablar bien antes de ir al colegio y van a tener muchas frustraciones y problemas para relacionarse con otros niños.

Cuando mi hijo tenía dos años y su hermana cinco, ella hacía de intérprete, porque no había manera de entenderle. Ahora mi sobrina de año y medio habla de los tíos Achuchu y Pan (Carmenchu y Stefan). Mi padre guardó los balbuceos de mis hermanas y ahora nos los pasamos pipa cuando lo oímos (tienen más de 30).

El habla es uno de los hechos de la infancia más fascinantes y divertidos. Gracias.

Muy útil el esquema final. Gracias.
Recetas para niños:
http://www.tuppermenu.com

Pues yo estoy con myhappywidow, para que un niño hable bien hay que hablarle bien...no entiendo esa gracia que le hace a la gente un niño de tres años hablando como un bebé, creo que la tara está en los padres.

Es curioso, nosotros vivimos en Shanghai, tenemos dos gemelos de 3 años y 3 meses, y cuando explotaron a comunicarse a tope (hará unos 4 meses solo) lo hicieron en español. Mi mujer es china, aunque habla español fluido, pero yo estoy todo el día en el trabajo, y en casa están los niños con mi mujer y mi suegra (que solo habla chino). La tele es en chino, los niños entienden ambos idiomas sin problemas... Pero hablan en español! Yo encantado claro... y las palabras sueltas en chino que dicen, las absorbo yo (gracias a ellos he aprendido a decir calcetines, pantalones, zapatos... y una amplia variedad de frutas y verduras!). Gracias por el artículo!

Hola, estoy con cecila y bea b, a veces da hasta pena cuando empiezan a hablar bien, la mayor hasta hace poco seguia confundiendo las ballenas con las gallinas, las llamaba a las dos "ballinas", es de las ultimas "taras" que se ha quitado.

Ah! Solo anyadir que he echado de menos alguna mencion a los logopedas, que somos los terapeutas especializados en el diagnostico y tratamiento de los problemas del habla, el lenguaje, la voz y la deglucion; asi que aprovecho para hacerla yo misma! ;)

La variacion individual es normal y mientras el desarrollo entre dentro de los parametros de "normalidad" no hay que preocuparse. La frase que has escrito muestra que hace sustituciones y omisiones tipicas de su edad.
El tema del bilinguismo es fascinante. Puede crear un periodo de retraso o confusion inicial. Idealmente cada interlocutor le hablara un solo idioma al ninyo y sera consistente, sin mezclar, esa es la mejor manera de ayudarle a adquirir dos o mas idiomas sin confusion.
El bilinguismo total es casi una quimera teorica, puesto que aun en situaciones casi ideales como una familia hablante de X en un entorno hablante de Y se da el caso de que determinado vocabulario se domina mas en un idioma u otro porque los temas que se tratan en casa, el colegio, etc son diferentes...
Volviendo al tema de desarrollo, un apunte que los medicos suelen olvidar, lo mas importante es diferenciar retraso de la norma de desviacion de la misma, la ultima es siempre mucho mas preocupante.

echo de menos su lengua de trapo. Una de sus primeras frases completas fue "papa a caio pato" y nos sentimos muy orgullosos cuando entendimos que se le había caído el zapato mientras cenaba :-) Y hay palabras que por mucho que intento no consigo que diga bien. Por ejemplo ¿por qué dice tubugán en vez de tobogán? y mira que habla bien, pero con el tobogán de marras no hay manera!!!

A myhappywindow lo que llamas tonos raros e infatiles es probablemente lo que se ha denominado "lenguaje maternal" existe en todos los idiomas y culturas y es fundamental para que los niños aprendan hablar. Un saludo

Eso me pasa por leer en vertical y con el bocata en la mano. Gracias
Un supersaludo

A mí, probablemente por mi falta de criterio como madre, me hacen muchísima gracia los niños con lengua de trapo. No sé, mi hermana no decía ni mú, luego cambiaba el orden de las letras, y al final acabó hablando como una cotorra...
Saludos

Hola yuya, el problema de la R dependerá de la edad del niñ@. El sonido de la R simple es normal que no se pronuncie hasta los 4 años y medio. En el caso de la RR múltiple, podemos encontrarnos con niños con 6 que aún no lo pronuncien correctamente.
Mi consejo es que haga ejercicios con la lengua (las llamadas praxias linguales) y que con la ayuda de un depresor lingual le enseñes a apoyar la lengua en el paladar.
Espero haberte ayudado.

¿cuándo es preocupante que un niño no pronuncie la "R"?.

Por mi experiencia, cada niño lleva su ritmo pero es fundamental hablarles desde que nacen, aunque al principio sea un monólogo ,es muy importante.
Ah, y hablarles bien, no con tonos raros e infantiles.

teléfono es cocho, ventilador es titatoch, pan con aceite es pa arrati, vittorio es totorio, sadaco es cacacos, calcetines es catines,chupete es totó,compu es putu, micky es pú, malament es malalé, zapatos es papatos, sofá es fofá, trabajar es aajá, mercadona es cabalona, Dipaolo es pipalolo, chaqueta es cacheta,pulpo es pipo, casi crean un idioma mientras aprenden a hablar.

Ayuda mucho no entenderlos, es decir que ellos no noten que les entiendes y así se esfuerzan, al margen de evitar chorradas del tipo guau guau y chicha, a las que somos muy dados en este país...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal