De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Del 'yo sola' a la madre cenicienta

Por: | 09 de marzo de 2011

Cenicienta01cortado 
Dos momentos de un mismo día. Por la mañana, en el coche, los cuatros miembros de la familia. El padre, hombre amante de la anécdota, cuenta: "Yo tenía cinco años cuando mi madre decidió que ya era hora de que me hiciera solo la maleta. Así que yo me la preparé. Era 25 de febrero y nos íbamos de fin de semana a la montaña. Al llegar mi madre abrió la maleta: sólo había bañadores, camisetas y una toalla". Los niños ríen sentados en el asiento de detrás.

Otro momento del día, por la noche. Me veo agachada secándole los pies a Rita después de la ducha, poniéndole las braguitas y el camisón mientras ella me mira fijamente estirada en la cama, canta una canción y se toca el pelo. Me pongo como una moto. Me duele muchísimo la espalda y ella tiene casi cinco años. ¿Hasta cuándo? Recuerdo como con apenas año y medio lo quería hacer todo sola. De hecho fue una de sus primeras frases enteras. "Yo sola mami". Pero ahora prefiere tirar de su madre. Una madre que está muy cerca de ser la cenicienta de la casa.  O eso siente muchas veces. Y a ellos les gusta (incluyo al padre). Recoge los juguetes, limpia el orinal del pequeño, peina a la niña, hazles la cama...  BASTA... tienen que empezar a valerse por si solos. TODOS. ¿Cuándo llega el momento? ¿Cuándo deben vestirse solos? ¿Cuándo hay que empezar a dejarles un poco de autonomía?

"¿Cuándo serás tú la que se levante por la noche si es necesario, cosa que nunca has hecho?", se pregunta el padre tras leer estas líneas.

Hay 26 Comentarios

Tengo dos hijos, de 5 y casi 3 años, y todavía no sé si es por educación, por falta de tiempo o por personalidad, el pequeño es mucho más independiente y autónomo que el mayor. A mi también me asombra que alguien que no tiene hijos entre en este post, pero más aún me asombra que se atreva a dar consejos y a sentar cátedra cómo si estuvieran en posesión de la verdad. Yo intento hacerlo lo mejor que puedo, no siempre es la mejor manera, pero es lo mejor que he podido.

En mi epoca en la uni, hice bastante de canguro, y recuerdo dos crios en particular. Uno de ellos, un anyo y medio mas o menos, despues de cambiarle el panyal se lo llevava el solito a la papelera y lo tiraba, genial!! Al otro, con dos y medio le ensenye como sonarse las narices solo y despues iba ensenyandoselo a todo el mundo como una proeza. A los crios les encanta hacer esas pequenyas cosas de manera independiente, es una conquista para ellos. Perdon por la ortografia, el teclado es ingles.

En la Supercasa la regla es que cuando hay tiempo, ellos son los que lo tienen que hacer solos. No siempre funciona, recuerdo un dia que SB se tiro dos horas despues de la ducha un sabado por la manyana en pelota picada y sin vestirse hasta que amenazamos con irnos a donde fuera sin el. Pero por lo general, lo van asimilando y van haciendo ellos cada vez mas cosas de la casa. Eso si, hay que venderselo cada vez que sale el tema: "nosotros hacemos muchas cosas por vosotros, ahora que sois mayores, teneis que tener vosotros tambien vuestra parte de responsabilidad".
Un supersaludo

Cuando dan los nenes ese paso atras?? Teresa, 2 años come solita ("yo, mamá, yo") el nene, 4 años, solo si le gusta la comida y Rocío, 5 años, nunca ("se me cansan las manos...")....

Tengo dos niños pequeños. En ocasiones se visten solos y otras no tengo otra que ayudarlos, ya sea por prisa, o por no oirlos gritar llamándome. La verdad es que poco le puedes pedir a tus hijos si, por lo que se desprende de tu artículo, nisiquiera tu marido parece ayudarte, y según tú, hasta se alegra de no hacerlo y que tú seas la Cenicienta. No hay ni hijos ni padres ni no padres perfectos, como dice alguien por ahí, afirmando que hay gente que preferiría que los niños no salieran hasta los 20 años. Lo que hay son personas, que han decidido libre y voluntariamente ser padres y que cuando vamos a un restaurante y nuestra hija de 6 años comienza a gritar, sabemos aque molesta. A todos nos ha molestado. Y esas mismas personas a las que les molesta saben que los niños son niños, pero que los padres no y todos sabemos diferenciar una pataleta, de unos lloros con causa, y sabemos diferenciar a unos padres que hacen lo que pueden de los que ven que si hijo acaba de tirar todas las servilletas de una estantería y le dicen, sin mover un músculo de la cara o del cuerpo, que se sienten que molestan. Y, sí yo tengo dos niñas que molestan, hacen ruido y gritan, pero hay veces que veo a los de los demás y reconozco que se merecen el cielo y más.

Nosotros tenemos una niña de 3 y 1/2 y un chiquillo de 2 y 1/2. Va por rachas: si hay tiempo (y ganas) que hagan solitos lo que pidan, si no, nos encargamos nosotros. Lo ideal sería que lo hicieran siempre, pero no nos vamos a levantar a las 7 para salir de casa a las 9 menos 10.
Por otro lado, ManuelB tiene toda la razón: si mos hijos me hicieran caso me asustaría, poruq epor ahora van un poco por libre. Al tiempo, digo yo.

Creo que todas nos hemos sentido así a veces. Hacemos mucho por ellos y a veces nos sorprende que no se den cuenta y que incluso intenten escaquearse de sus pocas tareas asignadas. Pero yo tampoco recuerdo tener ninguna empatía con mi madre cuando era pequeña, a menos que la viera realmente cansada y desesperada. Hay que decirles (y repetir, y repetir, y repetir) que todos deben arrimar el hombro en casa.

Cada niño es un mundo. Cada uno de nosotros tenemos un ritmo. Es evidente que por las mañanas todos vamos con el tiempo justo y vamos a lo práctico. Pero sí que es verdad que si le sigues secando los pies, poniéndole los calcetines y el camisón... ella se aprovechará y te pedirá cualquier cosa. Yo tengo 2 hijos, la mayor cumplirá 6 pronto y el peque tiene 2. Cuando estoy sola, evidentemente tengo que cambiarle el pañal y vestir al peque. Mientras, la mayor se tiene que espabilar por narices aunque me pida a gritos que la ayude... y muchas veces reclama la atención y todo viene por los celos.... Ánimo, Rita ya es bastante independiente, no dejes que te tome el pelo!

Estoy de acuerdo con Manuel B, hay muchos por aqui que parece que están en posesión de la verdad absoluta y le parece facilísmo eso de criar hijos, ya que los suyos son un ejemplo permanente de disciplina, educación y buenas maneras. Yo cuando he dado un consejo, no pretendo aleccionar a nadie, solo aportar una idea que pueda tal vez ayudar, lo cual no quiere decir que yo sepa aplicarlo a la perfección, que una cosa es la teoria, que todos tenemos clara, y otra muy distinta es la práctica.
Luego hay otros que directamente parecen querer apartar a los niños de la sociedad si no saben comportarse siempre "correctamente", osea que basicamente querrian que no salieran de casa hasta los 20 años. Estos últimos parecen odiar a la infancia y a sus padres en general,el porque entonces se meten a leer un blog llamado "de mamas y papas" escapa a mi entendimiento.

Yo soy partidaria de dar tareas a los niños para que aprendan el sentido de la responsabilidad y el esfuerzo. Poco a poco se crea un hábito que luego hace que todo sea más fácil.

Eso si, aun con la independencia de todos, la supermami siempre tiene tareas.

Hacemos lo que podemos, tiramos como sea y al final pues sale lo que sale: unos hijos bastantes majos de los que nos sentimos orgullosos. Es una receta infalible,,animo mujer¡¡

Cuando tu hija empezó a decir yo sola mami, la dejaste hacer algo o continuaste siendo la cenicienta? porque quizás, aunque lo hubiese hecho todo mal, hubiese recogido todo donde no es, se hubiese vestido de Carnaval, o hubiese sido incapaz, después de pelearse una eternidad con su jersey, se hubiese dado cuenta de que puede hacer algo sin que la Cenicienta venga corriendo para después quejarse, parece que varios años después y sin explicarnos si hace o no hace algo sola o si por lo menos le ha dado una oportunidad de intentarlo, de que le duele la espalda¿? Yo no tengo hijos pero desde los 3 años mi madre me dejaba hacer la mochila de la guardería, y así en adelante. Había veces que al llegar a clase, dentro de la bolsa había cosas que yo no había metido y faltaban otras, sobre todo muñecas, pero cada noche yo hacía lo mismo. Hasta que llego un día que en la mochila, habían pasado casi dos años ya, estaba justo lo que había guardado la noche anterior.

Yo creo que no hay que demonizar ni a los que les hacen todo a los niños ni a los que a toda costa deben conseguir que sus hijos sean autónomos. Mi experiencia es que todo va consiguiéndose a su ritmo, es decir, al ritmo de cada niño, de su madurez. Mi hijo de 6 años es proporcionalmente más dependiente que mi hijo de 2 y medio. Entre semana no hay tiempo para muchas autonomías: hay que levantarse pronto-desayunar-vertirse para coger el autobús del cole. Así que los visto y sin remordimientos (y si pudiera desayunaría por ellos también). Cuando llegan del cole sí que trabajamos ese asunto, algunos días con mejor suerte que otra. Los fines de semana insistimos con más intesidad. Y sin dramas, que no todos los días son iguales ni salen las cosas de igual manera. Eso sí, al final ves que los nenes van pillando el tema y que, poco a poco, van alcanzando esa mágica autonomía que los responsabiliza a ellos y nos libera un poquito a nosotros, sus mayores. Sin prisas, sin pausas, sin dramas. Un saludo.

Como en todo, no hay recetas magicas. es facil decir a toro pasao lo bien o mal que se hizo.
Eso si, si una conclusion saco cada vez que leo este foro, es que en mi vida voy a pinchar en el link del pesado del tuppermenu de los c***nes.

Tengo dos hijos, uno biologico de 14 y otro adoptado de 7 que está con nosotros desde los 2. Al primero nos parecía siempre demasiado pequeño para "hacerlo autonomo", aunque se le han intentado enseñar y creo que lo hemos conseguido a la edad que en este mundo occidental que vivimos creemos "normal", aparte de la actitud egoista y en cierta forma gandula propia de la adolescencia. El otro, con dos años, edad que tenía cuando lo adoptamos, comía solo, retiraba su servicio de la mesa, se vestía sólo, doblaba su ropa y hacía su cama. Quizá el deseo de ofrecerle los mimos, el afecto y dedicación de los que había carecido hasta la fecha, nos hicieron "maleducarlo" y hacerlo dependiente en esos logros que, no quiero pensar cómo, había conseguido. Hoy día sabe como se hace pero como la mayoría de los hijos, depende en gran medida de padres casi exclavos. Creo, y entono el mea culpa, debe haber un término medio. ¿donde está la raya?

Sólo tenemos una hija, a la que intentamos educar con autonomía, es de las que con un año y medio decía "yo tolita mami", pero tampoco nos importa ni secarle los pies algunos días, ni hacerle la cama, ni darle la comida si algún día lo pide ... Autonómos? Sí, por supuesto, pero a veces no ... con la edad que tiene mi hija (6 años) yo ya estaba interna en un colegio y era autónoma, sí... un poco demasiado, tal vez.

Un saludo

Hola, me identifico con este post, yo soy el papa que se levanta siempre por las noches, me hacen mucha gracia la cantidad de padres "perfectos" que escriben por aqui, esos padres que tienen hijos de 3 o 4 años que comen solos en restaurantes sin ensuciar una gota, que tienen niños que no gritan, no saltan, no corren, recogen sus juguetes siempre, saben leer, hablar, dan las gracias, son generosos, se visten solos, friegan los cacharros, llevan las cuentas de casa....les falta ir a trabajar y sacar la familia adelante, lo siento pero sospecho mucho de esos padres. En mi caso estamos intentando que la enana de 20 meses coma sola, nos cuesta un cristo diario, yogur por todo el salon, potito hasta en la tele, etc, etc, tambien intentamos que no saquen un juguete nuevo sin antes recoger el anterior, la mayor tiene rachas, a veces se viste sola otras veces la ayudamos y otras directamente la vestimos nosotros. Sobre la sensacion de injusticia creo que es humano que los padres a veces sintamos que las situaciones que se dan son muy injustas, en mi caso ayer, con lo que me gusta el futbol me tuve que perder parte del partido de ayer mientras atendia al bebe a la que he acostumbrado a bailar antes de dormir. Es lo que toca, aunque en ese momento me sienta "muy desgraciado". Por supuesto espero que la cantidad de "antiniños" y "antipadres" que se meten aqui empiezen con sus comentarios y con su idea de que en el momento en que decides tener hijos pierdes todos tus derechos y tienes que apechugar sin quejarte con todo lo que conlleva, esa gente que opina que esta mal tener hijos, que esta mal llevarlos a la guarderia, que esta mal llevarlos a un restaurante, que esta mal perder ( a veces ) la paciencia, que esta mal tener canguro, que esta mal que los niños sean niños y los padres, padres. En mi caso lo siento soy un padre esforzado y dedicado pero no soy perfecto ni tengo hijas perfectas.

Mis peques, de 8, 6 y cuatro años salen cada mañana de casa hechos un carnaval. Es el precio que debo pagar para enseñarles a ser autónomos: cada noche después del baño y antes de la cena se preparan lo que necesitan para la mañana siguiente, el mayor ayuda a la pequeña, y la sangre nunca llega al rio. Yo lo haría mejor y más rápido, pero no quero convertirme en la criada de tres adolescentes y he decidido empezar ya ... a mi me funciona¡¡¡

Porque no Empiezas poco a poco a cambiar las cosas!! seguro que en el cole se viste y desviste sola! Les puedes decir de ponerse la camiseta mientras le ayudas con el pantalon..y el dia siguiente, le ayudas solo con los calcetines! Mi hijo tiene 2 años y quiere hacer todo solo (me vuelve loca) pero recoger es solo para Ama!!

Entiendo que lo complicado es saber cuando el niño es lo suficientemente maduro como para hacer las cosas él solito. Y es que a mama (y a papa) supongo que también le cuesta darse cuenta que su bebe ya se ha hecho grande y no la necesita para hacerlo todo. Pero para no verse hecha una cenicienta, y encontrarse un día con un adolescente permanentemente tirado en el sillón, más vale empezar lo más pronto posible. Supongo que el secreto es como todo, hacerlo paulativamente, empezando por las cosas que veamos le gustén más y así poco a poco...

Encuentro el texto confuso... a la mama le duele la espalda y le gustaria que los peques hicieran cosas por si solos pero actua como una cenicienta como si no hubiera otro remedio? Los ninyos hacen lo que nosotros les dejamos hacer y les motivamos a hacer. Si les vestimos no se vestiran solos. No veo el misterio. Encuentro absurdo quejarse sobre lo que hace o no hace un niyo de 3, 4, 5 anyos... a esa edad (dentro de sus posibilidades, claro esta) hacen lo que les dejemos hacer. Cuando los padre olvidan que ellos son los educadores y por tanto los que llevan las riendas ... malo.

Me identifico perfectamente con el post... incluído el comentario final del papá. Hugo y Leo que tienen 3 años y medio han empezado a vestirse solos hará un par de meses. Lo intentan y unas veces lo logran y otras no. Cuando lo logran tardan lo suyo. Hay que ir tras ellos y armarse de paciencia, animarlos para que no se sientan incapaces y sobre todo aplaudirles una vez alcanzado el éxito. Pero sobre todo hay que tener tiempo, mucho tiempo... y éste, en nuestra familia al menos, va superescaso.

Uff, da como mal rollo este post... y es que puede llegar a ser muy estresante e injusto a veces. Mi hija de 3 años y medio come sola, pero por las mañanas, si no quiero llegar más tarde de lo que ya llego al trabajo, hay que vestirla. A ella también se le está pasando la etapa "yo sola", pero supongo que cada niño llevará un ritmo y forzarles puede ser contraproducente, pero a ver quién tiene el "tacto" necesario después de llevar en pie desde las 6.30, la jornada laboral, meriendas, juegos, baños... si es que a cualquiera le duele la espalda....

Este post es muy personal. Como lo escribe una mamá, cuenta su experiencia de madre (y se agradece que incluya el comentario final del padre). Pero todos, mamas, papás y niños, se sienten incomprendidos e injustamente tratados alguna vez. Lo dice una mamá que ayer, junto con el papá y el hermano mayor, tuvieron que pedir disculpas y convencer de que todos le queríamos mucho a un niño de cuatro años agobiado porque sentía que todo le había salido mal esa noche y que además nadie le entendía. Un niño que se viste sólo, recoge su habitación... pero es mal comedor y no le interesa probar ninguna comida nueva, ni siquiera a cambio de una canica! Y sí, la receta de que empiecen cuanto antes a hacer sus cosas es bastante lógica, en principio, pero cada niño es diferente y las recetas funcionan o no. Su hermano mayor (con 7 años), tiene muchas más dificultades para ordenar su habitación, pero está dispuesto a probar cualquier novedad culinaria.

Mi caso con mi peque de 3 años y medio: reconozco que por las mañanas, a las 6.45 de la mañana, no estoy con fuerzas para decirle que se vista sola, así que es el momento en que la levanto y le pongo la ropa mientras le doy besitos de buenos días. A partir de ahí, una vez que está espabilada, se pone sola el abrigo y los zapatos. Por lo demás creo que lleva bastante bien la independencia: come siempre sola (se vuelve un poco vaga cuando está al cuidado de los abuelos varios días seguidos), se baña sola (aunque a veces se distrae jugando y al final hay que echarle una mano) y recoge sus juguetes

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal