De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Entramos en un banco de leche

Por: | 22 de junio de 2011

LECHE_SU_9212

Tres meses, 50 madres, 100 litros de leche… Estas son sus cifras de presentación. Entramos esta mañana en el casi recién nacido Banco de Leche Materna de Cataluña para ver cómo funciona. Tras pasar el control de este edificio ubicado en el barrio del 22@ de Barcelona, un ascensor nos conduce directamente a la planta menos uno. Allí, en una de las salas, un enorme congelador de doble puerta almacena la leche que de forma altruista han donado las madres. No estamos ante un gran despliegue de tecnología pero sí ante muchísimas dosis de buena voluntad.

LECHE_SU_9149

El congelador, a 80 grados bajo cero, está dividido en dos: la leche que acaba de llegar de los diferentes puntos de donación y la que está ya procesada y se trasladará a los centros hospitalarios que lo reclamen. El objetivo es garantizar la alimentación con leche materna de niños prematuros que no pueden ser alimentados por su propia madre y que pesan menos de 1.500 gramos. Su consumo permitirá a los bebés reducir las infecciones generalizadas graves y combatir las necrosis intestinales.

Este no es el primer banco de España pero tampoco será el último. Y, eso sí, es el primero que se instala en Barcelona. El proyecto, que nació de la necesidad que planteó la unidad de prematuros del hospital Vall d’Hebron, funciona y tiene ganas de crecer. “Recogemos el excedente de madres que dan el pecho a sus hijos. Se les entrega un kit de extracción y se les explica cómo hacerlo en casa. Después pasamos a recoger la leche”, explica Gemma Valeta, directora del banco catalán. ¿Qué es necesario para ser donante? Simplemente hay que estar amamantando a un hijo, tener leche suficiente, además de buena salud. Cuando la leche llega al edificio inteligente que alberga el Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña, se registra y se congela a muy baja temperatura. Después se procesa para asegurar que es de buena calidad y segura –se realizan analíticas- y también se pasteuriza para volver a ser congelada.

En estos momentos en España, explica Valeta, existen seis bancos. El primero nació en Baleares en 2001. Hay dos modelos: el comunitario que abastece a toda la comunidad -como el de Baleares y el de Cataluña-, y el hospitalario, como el de la Fe de Valencia. Seis son pocos si echamos una ojeada al mapa europeo donde hay más de 200 en activo y una cultura de donación muy extendida. Sin embargo, la directora del banco catalán se siente satisfecha con los primeros pasos del proyecto, que aprovecha la estructura ya existente del banco de sangre y tejidos. “Tenemos alguna madre que ha dado hasta 12 litros”, exclama Valeta, que reconoce que siempre, si se puede, es mejor la leche materna propia. Le pregunto si es fácil tener excedente de leche y la directora me contesta que sí: “Hay muchas madres dispuestas a ser donantes”.

LECHE_SU_9117

Estos son los pasos para convertirse en donante, en este caso, en el Banco de Leche de Cataluña.

1.- Ponerse en contacto con el banco de leche. En este caso www.bancsang.net

2.- En una entrevista médica, un profesional del banco ayuda a contestar un cuestionario médico breve y solicita el consentimiento para la extracción de una muestra de sangre para descartar enfermedades.

3.- Si las analíticas son correctas, se explica cómo extraer la leche y conservarla hasta la entrega (no se puede dejar más de 24 horas en nevera). Además se proporciona un sacaleches y los envases especiales. El personal del banco la recoge a domicilio.

4.- No hay obligación de dar un volumen determinado y durante un tiempo concreto.


Todas las fotos son de JOAN SÁNCHEZ.

Hay 57 Comentarios

aparte de insultar y criticar la ortografía,repites el mismo panfleto maniqueo.nadie está en contra de la leche materna,estamos en contra de las que por frustraciones en su lactancia critican, aconsejan y dogmatizan sobre la lactancia volviendola una experiencia seudomística que no admite elección personal.
.en cuanto a mi titulación, supongo que debe ser frustrante no tener estudios y que te tomen en serio tus argumentos cuando son copiados de algún foro conspiranoico com el de crianza natural. talibanas de la teta, es vuestro nombre .ya me he cansado, con las creyentes no se puede debatir.

Al final resulta que si se va al estudio original, lo que dice es bastante diferente de lo que aparece en el titular de los periódicos, y se entiende que la investigadora diga que es mejor la leche materna, que al fin y al cabo tiene la mitad o menos de tóxicos que los alimentos para bebés. Eso tiene bastante más sentido.

Ojito al dato, en el estudio aludido, en el que SÍ compararon leche materna y alimentos infantiles (leche y cereales), obtuvieron valores de tóxicos en los alimentos infantiles que superaban en bastante los procedentes de la leche materna:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20494442

Y si acudimos a la propia web del instituto:

http://www.institutomarques.com/es/reproduccion_asistida/estudio-leche-materna/mala-calidad-de-semen-se-relaciona-con-toxicos-en-el-embarazo.html, el titular relaciona los problemas en la formación de los testículos con el embarazo, aunque reconozca que en la lactancia se pueden seguir transmitiendo esos tóxicos. Y no se han molestado en analizar comparativamente las leches artificiales (aunque mencionan un estudio de otra institución al respecto) porque esto no iba de lactancia, sino de embarazo.

Ya lo sabían los ricos de hace un siglo, a contratar nodrizas gallegas y cántabras, ¡qué son las más sanas!

Pero, en todo caso, los estrógenos (y los disruptores endocrinos que actúan como tales) disminuyen la producción de leche. Por esa razón las píldoras anticonceptivas durante la lactancia son sin estrógenos. Es poco probable que madres con alta concentración de ellos puedan producir leche para sus hijos y además donar. Así que la del banco de leche a lo mejor es la que procede de madres mejor alimentadas y con menos riesgo.

Dices que eres biólogo (aunque no sepas escribir correctamente palabras como omnívoro, que entiendo entran dentro de lo que se estudia en tu titulación), y sin embargo, ante lo que cuentan los periodistas del estudio, consideras que las conclusiones que aparecen en el titular van a misa. Pues tu mismo. Yo tengo claro que los seres humanos (y las vacas, y los atunes, y el resto de la flora y la fauna) estamos sometidos a muchos tóxicos, cada vez más por culpa de la industrialización sin control. Efectivamente si mides una secreción glandular, o la grasa, esos tóxicos aparecen: tienen que aparecer, los comemos, los respiramos, los bebemos y nos empapamos de ellos a través de la piel (no se puede olvidar la intervención de la industria de la cosmética).

Pero de ahí hasta llegar a la constancia de que la razón de que los varones actuales (que han respirado, bebido y comido esos tóxicos durante TODA su vida, y que en su mayor parte no probaron una gota de leche materna en su vida, basta ver las estadísticas de lactancia de hace veinte o treinta años, hasta cincuenta) tengan peor calidad de semen es la leche materna, hay que recorrer demasiada distancia, años luz de distancia.

Y como biólogo que dices ser, creo que esa conclusión debería chirriar un poco, como mínimo.

Si dijéramos que nuestros hijos viven en una burbuja sin contaminación, a lo mejor podríamos plantearnos que darle nuestra leche, que seguro que contiene algunos tóxicos del medioambiente, es malo para ellos. Pero el caso es que ellos desde que son concebidos empiezan a recibir esos tóxicos, es probable que incluso ya afectaran a los óvulos y espermatozoides que les dieron vida. Darles leche materna, incluso si contiene algo de lo que ya tienen a diario, es una pequeña forma de compensar todos los costes para su salud que tiene vivir en un mundo contaminado.

¿Darle leche de otra madre si no se puede dar? Pues, partiendo de mi afirmación inicial cuando se publicó esta entrada (lo que deberían hacer en los hospitales es facilitar de verdad la lactancia materna directa de prematuros, no sabotearla como suelen hacerlo en la mayoría), siempre será mejor leche humana que leche de vaca (que también acumula mucha grasita y seguro que también pasa muchos tóxicos), modificada químicamente de distintas maneras, sujeta a riesgos de procesamiento en la cadena de montaje, y que sé que puede enfermarle y matarle si el manipulador en la biberonería del hospital no cumple unos mínimos de seguridad que en muchos centros hospitalarios ignoran.

Y con muchos menos tóxicos que productos como los preparados para bebés a base de soja, que ya tienen incluídos en su composición natural esos disruptores endocrinos y antinutrientes.

No dudo que haya tóxicos, pero siempre es más segura la leche materna que una leche artificial.

vale, nos fiamos más de la opinión de una bloguera proteta que de un estudio del CSIC, organismo que como bien se sabe está manipulado por extraterrestres con el fin de dominar la tierra desde raticulín.
Que por mucho que no guste oirlo, la leche materna concentra contaminantes , que esto está demostrado en todo tipo de mamíferos y que da la casualidad que los humanos por nuestro tipo de alimentación y entorno urbano acumulamos más toxicos que los herbívoros en un orden de diez veces más.
Leche materna si, hay que apoyarla como la mejor opción, pero no de cualquiera y de cualquier manera. Los bancos de leche me parecen actualmente poco recomendables por eso. Si se tiene que dar biberón, tetinas de caucho y biberones de vidrio mejor que de plástico. Pero vamos que si la lactancia se afronta desde una perspectiva seudomística entonces no cabe discusion con las creyentes.

"Podría", "se relacionaría", demasiados condicionales. Dudo que ese estudio haya cogido la leche que segregaron las madres de varones nacidos hace treinta o cuarenta años, la haya analizado y haya correlacionado sus resultados con la calidad del semen de esos varones hoy en día. Y sin embargo el titular dice que la leche que PUEDE QUE TOMARAN cuando nacieron, puede que influya en sus características actuales. ¿Siquiera fueron amamantados? Desde hace cincuenta años, podemos ser definidos como las generaciones del "biberon boom". Pocos recibieron leche materna y, los que lo hicieron, fue durante muy poco tiempo.

¿No será la leche artificial la culpable de esos cambios? ¿Y los contaminantes de los biberones y las tetinas usadas con los bebés en los últimos cincuenta años? ¿Las carencias nutricionales y los contaminantes de la lactancia artificial? Estadísticamente es una opción mucho más probable que los varones con baja calidad de semen no recibieran leche materna, o la recibieran durante apenas dos o tres meses. Es más, los hombres que conozco con ese problema no fueron amamantados (madres médicos o farmacéuticas convencidas de que "la leche artificial está muy conseguida" y pediatras que les decían "tú no eres una vaca, no hace falta que le des la teta").

Y sería interesante saber QUIÉN FINANCIÓ EL ESTUDIO, en otros países es obligatorio reflejarlo y a veces hace entender titulares y conclusiones forzadas.

Porque esos hombres llevan sometidos a esos contaminantes veinte, treinta, cuarenta años, a través de la placenta (¿nos pasamos a los embarazos en tarritos, como en Un mundo Feliz, para evitarlo?), a través de la leche, a través de la leche artificial, de los biberones, de los potitos industriales, del aire que respiran (no sólo lo respiran las madres, también los padres, y los bebés), de la comida de cada día, del agua del grifo y la mineral (envasada en botellas contaminantes),... Hay disruptores endocrinos en la soja que tan alegremente venden como un alimento "sano" y sin embargo hay hombres con claros excesos de estrógenos anunciándola alegremente en televisión y pocos se meten a publicar titulares como esos. Los biberones con bisfenol se han empezado a sustituir hace muy poquito, ¿y nos preocupa la leche de la teta?

Achacar los problemas de fertilidad derivados de la alta contaminación en un área a la leche materna que probablemente no recibieron es la conclusión más retorcida que se me pueda imaginar, por mucho que al final digan que sigan recomendando la leche materna como mejor opción. Pues ale, quien quiera que siga dándole alimentos con soja a sus hijos, leche artificial, use tetinas y biberons con disruptores endocrinos, y no se le ocurra darle teta "porque POSIBLEMENTE PODRÍA LLEGAR A AFECTAR A SU FERTILIDAD DENTRO DE CUARENTA AÑOS". Ya se verá.

Se acaba de publicar un estudio del csic sobre la presencia de tóxicos en la leche materna y su influencia en la calidad futura del semen de los nuevos niños. Ya se empieza a reconocer oficialmente la presencia de sustancias toxicas en la leche materna de madres de zonas industrializadas.¿Analizan esto en los bancos de leche?Lo dudo.¿os fiáis de la leche de una madre anónima de la que no sabéis sus hábitos de vida y alimenticios? Por desgracia estamos en la cúspide de la cadena alimentaria y acumulamos tóxicos y metales pesados en mayor proporción que los hervivoros(diez veces más). Y estoy a favor de la lactancia materna, pero no de cualquier forma.

Las talibanas de la teta Insultan y llaman troll a cualquiera que no coincida con tu visión extremista de la lactancia.Lo siento pero muchos tenemos dudas sobre los bancos de leche y sobre culpabilizar a las madres que no dan teta hasta que a las talibanas les parezca bien como método de fomento de la lactancia. Pero mientras sigáis con vuestra cruzada yo seguiré con la mía de rebatir teorías conspiranoicas seudocientíficas sobre la malvadas multinacionales y su maligna leche artificial.

Vale, otro troll (o el mismo, ¿quién sabe?), y me hace el "honor" de firmar con alusión a mi nick. Lo siento, piqué y quise creer que las primeras respuestas iban en serio, aunque no tuvieran pies ni cabeza (pérdida de pelo, quedarse sorda, o lactancia a demanda con sacaleches y biberón).

Pues nada, no dar de comer a los trolles, que lo disfrutan demasiado.

Cuando se escucha a un profesional de la salud en referencia a temas con un transfondo económico importante, nunca hay que olvidar que tienen otros intereses sobre el tema. Un negocio que mueve miles de millones en todo el mundo (la leche artificial), manejado por grandes multinacionales, tiene una gran capacidad para sobornar y manipular documentación frente a médicos que sólo se leen los folletos de los productos que se les llevan, y que van a los congresos a lugares tropicales (financiados por esas multinacionales) a bañarse en la playa y bucear, no a poner en duda lo que les están metiendo por los ojos.

La industria farmacéutica ve como una amenaza la recuperación de la alimentación natural de los niños, tanto en pérdida de negocio directo a través de los sucedáneos, como en negocio indirecto por la reducción de enfermedades de la infancia y crónicas gracias a prescindir de las leches artificiales. Los bancos de leche sólo son un pequeño guijarro en su maquinaria, pero pueden hacer preguntarse a los convencidos de alimentar a sus hijos con polvos artificiales, si no será mejor la opción natural (al fin y al cabo, los adultos intentamos no alimentarnos a base de liofilizados y polvos, ¿tenemos derecho a dar eso a nuestros hijos indefensos?), y eso no les conviene.

Financiar a los pediatras para que receten el máximo posible de biberones de apoyo, regalar leche a las maternidades para que la den a los bebés y las madres no establezcan la lactancia, convencer a los profesionales de que eso de dar alimentos naturales a los niños es cosa de países subdesarrollados y que es más sano y seguro el alimento artificial, forma parte de su marketing. Nuestra obligación como padres es reaccionar ante eso.

¿Oxidación? ¿vitaminas perdidas? ¿leche que se pasa?

Me temo que tu pediatra no es precisamente pro-lactancia, otro profesional más interesado en cobrar su cheque a final de mes por conseguir aumentar el consumo de leche artificial en su área, que en la salud de los niños a los que atiende. ¿Qué se oxida más, la grasa de la leche humana escaldada, mantenida congelada durante un máximo de tres meses y utlizada antes? ¿o la grasa de un bote de polvos liofilizados, que ha sido tratada, que se ha añadido procedente de aceites dudosos como la colza o la palma, y que puede estar años en el estante de una farmacia hasta que se consume? ¿Y las vitaminas? Porque la leche artificial, para ser segura, tiene que ser escaldada a 70 grados para matar a los bichos que puede llevar, pero no más para no destruir todas las vitaminas que han añadido. ¿Y es seguro que tenga esas vitaminas siquiera? Errores en la cadena de fabricación llevan a veces a que los fabricantes OLVIDEN añadir esas vitaminas, y luego eso termina en muertes y patologías crónicas para los bebés cuyos padres no tengan la precaución de cambiar regularmente de marca y lote en el caso de dar leche artificial.

Sobre oxidación y leche en polvo. Una característica curiosa para detectar que bebes una leche de tetrabrick que en realidad contiene leche en polvo rehidratada, (fraude alimentario relativamente habitual) es el regusto amargo que deja. Ese regusto se debe a la oxidación de la grasa de la leche en polvo, que parece ser más rápida que en otro tipo de conservaciones, probablemente porque no se conserva en frío.

Repito la pregunta inicial, ¿qué leche tendrá la grasa más oxidada? ¿la extraída, congelada durante tres meses y gastada o descartada con ese límite? ¿o la de la leche en polvo, sometida a múltiples tratamientos que degradan sus características nutricionales, y conservada durante meses o años en almacenes y estanterías de farmacia sin refrigeración?

¿Oxidación? ¿vitaminas perdidas? ¿leche que se pasa?

Me temo que tu pediatra no es precisamente pro-lactancia, otro profesional más interesado en cobrar su cheque a final de mes por conseguir aumentar el consumo de leche artificial en su área, que en la salud de los niños a los que atiende. ¿Qué se oxida más, la grasa de la leche humana escaldada, mantenida congelada durante un máximo de tres meses y utlizada antes? ¿o la grasa de un bote de polvos liofilizados, que ha sido tratada, que se ha añadido procedente de aceites dudosos como la colza o la palma, y que puede estar años en el estante de una farmacia hasta que se consume? ¿Y las vitaminas? Porque la leche artificial, para ser segura, tiene que ser escaldada a 70 grados para matar a los bichos que puede llevar, pero no más para no destruir todas las vitaminas que han añadido. ¿Y es seguro que tenga esas vitaminas siquiera? Errores en la cadena de fabricación llevan a veces a que los fabricantes OLVIDEN añadir esas vitaminas, y luego eso termina en muertes y patologías crónicas para los bebés cuyos padres no tengan la precaución de cambiar regularmente de marca y lote en el caso de dar leche artificial.

Sobre oxidación y leche en polvo. Una característica curiosa para detectar que bebes una leche de tetrabrick que en realidad contiene leche en polvo rehidratada, (fraude alimentario relativamente habitual) es el regusto amargo que deja. Ese regusto se debe a la oxidación de la grasa de la leche en polvo, que parece ser más rápida que en otro tipo de conservaciones, probablemente porque no se conserva en frío.

Repito la pregunta inicial, ¿qué leche tendrá la grasa más oxidada? ¿la extraída, congelada durante tres meses y gastada o descartada con ese límite? ¿o la de la leche en polvo, sometida a múltiples tratamientos que degradan sus características nutricionales, y conservada durante meses o años en almacenes y estanterías de farmacia sin refrigeración?

Virus de VIH, para eso se hacen analíticas a las madres donantes, y se esteriliza la leche. Y el virus se destruye con los ácidos estomacales, el único riesgo está en que exista alguna herida en el tracto digestivo, antes de llegar al estómago, de esas heridas que PROVOCA LA LECHE ARTIFICIAL. La recomendación que se hace en países en vías de desarrollo de mantener el amamantamiento en mujeres seropositivas se debe a que el contagio es improbable y las ventajas y seguridades para el bebé son mucho mayores. En los países desarrollados hay más medios para intentar proteger la salud de los niños de biberón (esterilización de agua, biberones y polvos, suficientes recursos para comprar los botes necesarios, suero en vena en los hospitales frente a las deshidrataciones provocadas por las intoxicaciones de la leche artificial, quirófanos para extirpar trozos de intestino necrosados,...).

Para la o las que fueron mal informadas y recibieron malos consejos, precisiones:

Descalcificación, pérdida de pelo y demás. Durante los nueve meses de embarazo y hasta los seis meses de lactancia se produce descalcificación, a partir de ahí comienza la redensificación del esqueleto de la madre, consiguiendo huesos más fuertes y "nuevos". Lamentablemente, la mayor parte de las lactancias se terminan antes de los seis meses, generalmente por el erróneo consejo de profesionales de la salud más interesados en recetar medicamentos y leches artificiales que en la salud de sus pacientes. Así que las madres se quedan con la descalcificación primera y sin la redensificación posterior: ideal y respetuoso para su salud, se ve. Así que tras muchas lactancias cortas (inferiores a seis meses), hay madres a las que les duele la espalda, lógico. La solución no está en arriesgar la salud de los hijos con leche artificial (incluso los propios biberones como recipiente han estado aportando bisfenoles y otros disruptores a los bebés), sino en alargar la lactancia lo suficiente para que niño y madre recuperen lo perdido.

En cuanto al pelo SE LE CAE A TODAS LAS MADRES RECIENTES, den teta o leche artificial, incluso si dan el niño en adopción, da igual, porque en realidad se trata de que durante el embarazo no se cae el pelo y cuando nace el niño, se cae todo lo que no cayó en esos nueve meses. Claro que vuelve a salir, pero a todas, igual que a todas se les cayó.

¿Lactancia a demanda con sacaleches y biberones en la nevera? No me extraña que acabaras agotada. La gran ventaja de la lactancia a demanda es que te olvidas de biberones, sacas la teta y ya está. Es cierto que cuando te reincorporas al trabajo tienes que tirar de sacaleches y planificar que se introduzca la alimentación complementaria para facilitar las cosas, pero eso puede ser cosa de un mes, hasta que toman cosas durante tu ausencia y puedes prescindir del sacaleches. Yo he amamantado durante más de ocho años a mis hijos, y usé el sacaleches durante mes y pico con el primero y tres o cuatro con el segundo (estaba en guardería y allí les resultaba más fácil darle un biberón de leche en lugar de ajustar sus horarios de comidas).

La leche se oxida, me lo dijo el pediatra de mi hija, la leche materna no está tratada como la de fórmula, es fresca, por tanto se pasa, y las grasas que contiene se oxidan, lo cual hace que cambien cualitativamente y sean perjudiciales para el bebé, además las vitaminas se pierden porque son frescas, ni congelándola se mantienen igual que recién salida del pezón, además puede contaminarse. ¿os arriesgais?

El virus VIH se transmite por la leche, vete a saber si lo tiene la que ha dado esa leche congelada con la que vas a alimentar a tu hijo o tu hija, no digais que no es verdad porque SI QUE ES VERDAD, hace años la ONU aconsejó a las madres de los países pobres que dieran el pecho (aún sabiendo que transmitirían el VIH) porque salía más barato que tenerles que dar ayudas. ¿Le darás con toda SEGURIDAD esa leche a tu hijito o tu hijita?

Hasta los seis meses le di pecho como una imbécil a demanda, con sacaleches y biberones en la nevera, y (mal)durmiendo días y días tres horas, acabé con debilidad de oído que arrastro sordera, caída de pelo que menos mal ve volvió a salir y descalcificación de huesos que hay días que me duele la espalda y no me aguantan las piernas y antes era muy fuerte, ojalá le hubiera dado el primer día el biberón y no hubiera hecho caso a la secta, a los seis años mi hija desarrolló alérgias varias, con asma y bronquitis cada dos por tres y miopía, ¡toma pecho no sirvió de nada!, no seais idiotas, que vivimos en el primer mundo y las primeras que les dan biberón (y gratis porque se lo regalan los servicios sociales ) son las inmigrantes y tienen los críos más grandes y fuertes que los vuestros.

No Felix no soy mal pensada, lo has dicho tu. Somos mayorcitos y sabemos lo que se quiere decir con esa frase. Por cierto el bisfenol A, está en los biberones con los que les das la leche artificial o no a tus hijos.
Haztelo mirar anda, que aquí nadie te ha insultado.

Sara, no alimentes a los trolls, es darles vidas y lo que buscan. Mejor no contestarles y que se disuelvan en sus propios ácidos.

Pues claro que insulto, cuando me insultan a mí. Me molesta que alguien se meta con la manera de criar a los hijos de otro. A mis dudas razonables sobre los peligros potenciales de los bancos de leche materna como puede ser la presencia de tóxicos, metales o disruptores hormonales(ftalatos o bisfenol A), se me ha criticado y soltado un discurso manido sobre lo buena que es la teta y lo malas que son las multinacionales de leche para lactantes.Pues vale, es una opinión que puedo incluso compartir parcialmente , lo que no acepto es que nadie juzgue como crio a mis hijos y si lo hago bien o no y si les hemos dado la suficiente teta o no. Al comando teta talibán hay que tenerlo a raya porque se creen en posesión de la verdad absoluta y se han vuelto un grupo radical que no acepta las disidencias o el pensamiento independiente. Pero vamos también te puedes ir tu a Parla, hermosa ciudad de la periferia madrileña, que eso no es un insulto excepto que seas muy mal pensada.

Felix que gran frase (Ale a Parla a lo que tanto te gusta. )

Luego tienes los santos ****** decir que Andorra insulta. En fin, yo creo que lo que te pasa es que de pequeño no te dieron de mamar y ahora vas metiendote contra todo el que defiende sus propias ideas, ya que tu no tienes.
Triste vida...

Veo andorra que has sido una madre negligente en la lactancia de tus hijos.Se ve que no tenías información sobre el tema entonces.Para justificar tu torpeza como madre primeriza lactante( reconocida por ti misma) te has convertido en una talibana de la teta, y con la furia de los conversos vas embistiendo contra todos los que cuestionan tu visión extremista de la lactancia y emitiendo juicios gratuitos sobre las personas que no comparten tus puntos de vista.Tu opinión se podría resumir como "consejos de lactancia vendo que para mi no tengo".
Y no me contestes con la cantinela de la OMS y los libros de Carlos Gonzalez que ya los hemos leido y entendido . Ale a Parla a lo que tanto te gusta.

Sara, lo de regalar leche era por las tácticas utilizadas por las farmacéuticas en el tercer mundo para imponer su producto. Por eso Nestlé por ejemplo está en la lista de las diez peores multinacionales del mundo.

De todas formas, efectivamente en algunos hospitales españoles cumplen el Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche materna y no promocionan la leche artificial, pero también hay muchos donde lo hacen.

Yo salí de la clínica donde nació mi primer hijo con la APLV puesta para él, después de aconsejarme no amamantarle hasta el segundo día, y mandarle al nido, tomar no sé cuantos biberones "hasta que te suba la leche" (¿cómo a subir, si le llenas con leche artificial cada vez que tiene hambre?), y por supuesto la consabida lata de polvos de fórmula de la marca equis, recibida como simpático regalo de despedida. Ah, y unas grietas brutales gracias a las tetinas de biberones y chupetes que vician la succión del bebé. Tardamos meses en establecer una lactancia decente.

Igual que de la clínica donde nació mi segundo hijo salí con la lactancia correctamente iniciada, consejos de ponerle a la teta y dormir con él desde el primer momento, y sin ninguna lata de leche, puesto que ese es de los hospitales pro-lactancia por antonomasia.

Así que hay de los dos tipos. Pero sabotajes en clínicas y hospitales del primer mundo, abundan, igual que en otros te ayudan. La gran diferencia es que si yo no hubiera conseguido establecer la lactancia con mi primer hijo, después de todos los sabotajes, y con la APLV, hubiera tenido que alimentarle a base de fórmulas hipoalergénicas, pero hubiera podido acceder a biberones esterilizados, agua limpia y suficiente leche para alimentar a mi hijo. En los países en vías de desarrollo no tienen esas posibilidades.

A Felix,
Andorra ni ja insultado ni ha dicho que las madres que no quieren dar el pecho sean malas madres, noseas demagogo, el que insultas eres tu, y no tiene sentido esto es un blog de gente adulta y solo estamos opinando.

Estaba equivocada en cuanto a la celiaquía pero no porque lo confundiera con la intolerancia a la lactosa, la cual padezco y tengo clara : )

Referente al artículo te sigo diciendo que sigo fiándome de la palabra de mi madre. La leche artificial empezó a hacerse por otros motivos y se terminó instaurándose aquí. El concepto del tercer mundo ya existía en los años 60. Mi madre lleva 37 años siendo enfermera peiátrica y en el hospital en el que ella trabaja no te dan leche de fórmula. Es mas te dicen que si no come el primer día no pasa nada, ya lo hará el segundo y tienen una persona experta en lactancia. Mi niña nació allí. Son pro lactancia y la leche la utilizan para neonatos y ninguna farmaceútica te regala leche. Lo digo para aclarar uno de tus primeros comentarios.

Salduos,

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal