De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

Recomendamos

Indignados

Por: | 28 de julio de 2011

Recientemente, me he asomado al proceloso mundo de los uniformes escolares. Un amigo muy cercano me ha comentado lo que cuesta el uniforme del colegio, concertado, esto es, sufragado con dinero público, además de las cuotas -otro día hablamos de la aportación voluntaria- al que va a llevar a su hija de cuatro años. Dios santo.

Alumnas_uniformes_escolares 

No hace mucho, escribió en este mismo blog nuestra amiga Ana Pantaleoni sobre la introducción de uniformes en los colegios públicos catalanes. No voy a entrar en la justificación de la medida en la “dignificación” –como diría Millás, ¿qué diablos significa dignificación?- de la escuela o en un pretendido sentimiento de orgullo de pertenencia del alumno al centro, que defienda sus colores o fomente una sana competencia con otros centros; no voy a entrar en si es práctico o no -a mi, como padre, me da que lo es, bastante me comía yo la cabeza para decidir qué llevar puesto y eso que no tenía ni la décima parte de ropa que puede tener hoy un niño-; tampoco voy a entrar en las modas, en las envidias que los atavíos de unos pueden suscitar en otros; no voy a entrar en las obsesiones estéticas de los chavales, en si necesitarán a partir de primaria un asesor de moda o un cool-hunter de cabecera. No, amigos. Donde yo quiero entrar es en el precio.

Seguir leyendo »

"Papi, no jumes"

Por: | 27 de julio de 2011

"Papi, no jumes", le decía con dos. Y él fumaba. "Papi, deja de fumar", le decía con tres. Y él seguía fumando, por la mañana, por la tarde y por la noche. "Papi, ¿este verano dejarás de fumar?", le preguntó con insistencia en el mes de junio. Ésta es la historia de una niña de cinco años que logró que su padre dejara de fumar o, como mínimo, que lo intentara.

Seguir leyendo »

Playa y niños. Antes y después

Por: | 25 de julio de 2011

 Playa 052

La que escribe era de las de playa de sol a sol. De playa, playa y de postre, playa. Una semana al año. Sombrilla, nevera donde no faltara de nada y novelón. Con la llegada de la mayor, del novelón pasé al periódico.  Requiere menos concentración, vas leyendo una información aquí, otra allá, entre jugamos a palas y jugamos a palas, vamos al agua y vamos al agua o hacemos castillos y hacemos castillos. Con la segunda, me he tirado directamente a la revista. Los instantes de no hacer nada no alcanzan para más de un pie de foto.

Pero lo peor no es esto. Hace tiempo que desistí de leer. De día, fines de semana incluidos, imposible. De noche, me duermo antes de la dedicatoria. Ya leeré cuando sean mayores o, con un poco de suerte, en otra vida. No, lo peor de la playa con niños pequeños es la arena. Bueno, eso descontando que ya no te puedes tirar de diez de la mañana a ocho de la tarde como un lagarto. ¡Nooo! Ahora solo tres horitas, nunca a mediodía y con factor de protección 50. De farmacia, del que para comprar un bote tienes que pedir un crédito. A veces pienso que si criáramos a los nuestros como nos criaron a nosotros (diez horas sin salir del agua y sin manguitos ni leches, protección 4 como mucho y resistiendo toda la jornada con botella de agua, bocata y melón) vendría alguien de la administración y nos diría de todo menos guapos.

Seguir leyendo »

¿Vulva o chochete?

Por: | 22 de julio de 2011

Imagen de 'La educación sexual de la primera infancia' 
Hace un par de semanas, un lector, Antonio Masia, escribía este comentario en el post de mi compañera Clara Blanchar sobre cómo se puede vivir con niños y sin coche:

Hola a todos,
Permitidme que haga una pregunta que no viene a cuento pero es que nunca sale el tema.
Tengo un hijo de 6 años y hija de 4 y me gustaria que me sugiriérais nombres para denominar el aparato genital de los niños. Con el niño nos hemos quedado con pilila, pero con la niña nos hemos atascado, empezó siendo culete para todo y ahora ella cuando lo usa con otra gente esta confusa por su reacción. Cómo le llamáis vosotros???
He preguntado a familiares y amigos pero no me convence ninguna de sus ideas".

Entre los lectores que respondieron, había dos tendencias: los que utilizaban algún eufemismo, tipo "pipi", "papo" o "chichi", y los que preferían llamar a los genitales por su nombre: pene y testículos, y vulva y vagina, aunque suenen muy clínicos y fríos, como decía Antonio en otro comentario.

Seguir leyendo »

Uniformes en la escuela pública

Por: | 20 de julio de 2011

Uniforme

El próximo mes de septiembre, los niños y niñas de Màrius Torres no se vestirán con el equipo del Barça ni con su camiseta favorita ni con los pantalones prestados del hermano mayor ni con el vestido de la Hello Kitty. Para ir al cole todos ellos lucirán uniforme. Bueno, no todos. Una familia, según le consta al director del centro, no cumplirá con la nueva norma (los centros públicos no pueden obligar por ley a llevar este traje). Otras dos o tres familias han abandonado el colegio.

La escuela pública Màrius Torres, en el barrio de Collblanc de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), se convertirá en el primer centro público catalán que ha acordado introducir el uniforme en las clases para niños de 5 a 11 años. Justificación:  "dignificar" la escuela. El anuncio ha provocado un gran revuelo pese a que en comunidades como Madrid y Valencia ya existen colegios públicos que lo implantaron.

Seguir leyendo »

Esas frases de madre que dan tanta rabia

Por: | 18 de julio de 2011

Madre 

Las escuchaste una y mil veces hasta el día en que eres tú la que las pronuncia. Frases que en boca de tu madre te daban una rabia que te mueres y que te descubres repitiendo en la cocina, el pasillo o en plena calle. Con el mismo tonillo y timbre. Con la misma retranca. Segura estoy de que Anna Manso, la Peor madre del mundo (blog en catalán), me presta un rato su traje para enumerar frases que igual no gustan a partidarios de la crianza natural, respetuosa y carlosgonzalista. Yo le leo y me entusiasma, pero en la práctica, lo reconozco, fracaso: lo mío es carlosgonzalismo semidesnatado.

Cuento hasta tres. A la unaaaaaa,  a las dooooos, a las dos y mediaaaaaaaa. La postura es muy importante. Brazos en jarra, que no falten. Un pie más adelantado que el otro y piqueteando con la punta al suelo. Cabeza ladeada. Si no se abusa, se pronuncia con rigidez castrense y voz firme, tiene propiedades asombrosas para la ecuación velocidad igual a espacio dividido por tiempo.

Andando. Pues eso, que son menos cuarto y no llegamos.

Seguir leyendo »

It's a girl!

Por: | 15 de julio de 2011

Captura de pantalla 2011-07-13 a las 12.42.26 PM
Ya no puedo más. Llevo con la noticia contenida casi 20 semanas y si no lo cuento acabaré teniendo un parto prematuro, aunque sea verbal. El padre de la futura criatura es comedido, prudente y muy reservado. Yo soy loca, expansiva y hubiera contratado una página entera de publicidad en el periódico a la primera falta para dar la buena nueva. Cuando lo supieron -tuve que salir del armario al tercer mes, comer todo el día cosas imposibles a horas imposibles estaba empezando a hacer sospechar a los más observadores -y matando a Alandete-, los colegas de Washington abrieron una porra: ¿Daría Monge el scoop a través de Twitter, de Facebook o de su adorado Blog de Mamas y de Papas? [Así están las cosas en DC. Nos hemos zambullido felizmente en la tecnología y nos picamos por los seguidores que cada uno acumula... de momento sólo uno de nosotros ha logrado ser Trending Topic -whatever that means- y no soy yo.]

Decía que mi mejor mitad consideró que debido a nuestra edad biológica -que no mental, a veces soy una vieja, a veces soy una niña...; hablo de la mía, que él hable de la suya si le apetece- lo mejor era mantener una sana cautela y esperar un poco. Como todo va a salir bien y como ya no puedo esconder más la sandía que parece que me he tragado ni que no es que vomite por las esquinas porque me pase la noche de juerga ni porque un virus desconocido me esté atacando -con el pánico consiguiente que genera en la gente de alrededor- ya puedo contar -a punto de entrar en la semana 20- que voy a volver a ser madre. Y que no puedo ser más feliz.

Seguir leyendo »

No ofenderás a tu hija

Por: | 14 de julio de 2011

Foto: Ricardo Gutiérrez

Como un mandamiento me lo tomo: no ofenderás a tu hijo en vano. Los niños tienen sus propias opiniones y si no que se lo pregunten a ella. La situación fue la siguiente: primer día de circo en el pueblo. Largas colas para entrar. Mucha emoción. Actúa Spiderman y ya se sabe. Tras pelear por un buen sitio (es lo que tienen las entradas de 10 euros, que no te dejan elegir sitio y te tienes que pelear con otra familia a partir de la fila seis -una buena entrada vale 25 euros-), logramos sentarnos y sacar los bocatas de pan de chicle (la madre no da para más). Medio mordisco después, los niños devuelven el bocata: no gracias, dicen ambos, se me ha pasado el hambre suelta la mayor, de cinco años.

Total, en la cuarta actuación aparece una mujer vestida de rosa cantando, lo más parecido a la bella de La bella y la bestia. ¡¡¡¡Y cómo cantaba!!!! Mal, muy mal. La niña, en la sexta fila, ni pestañear podía de la emoción... Fue su momento. Superadas una decena de actuaciones más (lo mejor, para el niño, las piruetas de Spiderman) y tras comprar las espadas láser que jamás debí adquirir, volvemos a casa. En el camino recalco lo mal que cantaba la señora de rosa. Lo digo con tono de cachondeo. Una broma a la que se suma su padre. "Sí la chica cantaba horribleeee". Y reímos.

Y es entonces cuando la niña se pone hecha una fiera como nunca antes la había visto: "¡Cómo podéis decir esto!". Y se pone a llorar, aprieta los dientes, hace una mueca de cabreo, que dura más de media hora. Un drama. Una semana después sigue defendiendo su tesis: "La mujer de rosa cantaba muy bien".

Seguir leyendo »

Veranos en ruta y con niños

Por: | 10 de julio de 2011

Veranos en ruta 

Google y “viajar con niños”. 3,2 millones de resultados. Echando un vistazo rápido, los primeros son clubes de viajes, agencias especializadas, hoteles especializados, sugerencias de planes especializados y foros especializados. Todo “especializado” y con un tono como si las vacaciones fueran un reto o una carrera de obstáculos: cómo entretenerles, o que les entretengan, cómo darles de comer lo que les gusta, qué pasa si pasa algo, cómo soportar las horas de vuelo… Frases como “el infierno de los viajes en coche”. De cría viajé cada verano. Cuatro personas, primero en un Citroën 2CV y luego en un Renault 4 y siempre de camping recorrimos toda Europa: de Portugal a Yugoslavia pasando por Dinamarca. Nunca pisé un hotel. Ni cogí un avión. La paga doble de mis padres daba para 20 días en las que no entraba tanta preocupación. Carretera y manta. No lo cambiaría por nada del mundo.

Será que acabamos criando como nos criaron: nosotros viajamos, tanto como nos dan las vacaciones y la doble, desde que las dos enanas tienen meses. Sumando sentido común a la carretera, la manta y las horas de vuelos se puede hacer casi de todo. Claro que la “especialización” brilla por su ausencia. Ahí van algunas recomendaciones, fruto de la experiencia: de entonces y ahora.

Seguir leyendo »

¿Cómo sobrevivir a las tardes de calor (y de frío)?

Por: | 08 de julio de 2011

Foto: Getty

Mi compañero Iván me sugiere un tema, que a la vez os traslado: ¿qué hacer cuando se tienen niños pequeños en las tardes muy calurosas? Se refiere a casos como el suyo: no tiene piscina ni playa cerca, y aunque sí tiene parques, es difícil estar antes de las siete de la tarde sin cocerse. Su hijo tiene 19 meses, y cuando le recoge de la guarde, a las cinco, aparte de encerrarse en casa -para algunos días vale, pero todos se hacen demasiado pesados- se refugian en centros comerciales donde pasean y se montan en cacharritos sacacuartos, lo que tampoco parece una opción muy adecuada para pasar todo el verano. Y cuando empieza a refrescar, ya es la hora del baño, la cena y acostarse.

Nosotros por suerte tenemos piscina en la comunidad, pero hemos tenido las mismas dudas durante el invierno. Se está bien en casa, pero a la larga, se hace muy muy pesado. Imagino que en otras zonas más acostumbradas al frío y a la lluvia, simplemente se abriga bien a los niños y se sale, pero la verdad es que mi barrio está totalmente desértico las tardes invernales, y no nos animamos. Y claro, al final, las cuatro paredes del piso se te echan encima.

¿Qué hacéis vosotros durante estas largas tardes?

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal