De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

Miedo (Un día, Diez años)

Por: | 11 de septiembre de 2011

Captura de pantalla 2011-09-10 a las 9.45.17 PM

Ya he escrito antes sobre esto. Y presiento que esta vez tampoco será la última. Según empiezo a escribir contemplo desde una de las terrazas en las que se sitúan las televisiones la llamada Zona Cero unas horas antes de que se conmemore el décimo aniversario del 11 de Septiembre. Los focos están apagados y no hay el bullicio que conlleva la gente de la tele, con productores, cámaras, asistentes corriendo frenéticamente de un lado para otro ... Nueva York es ahora -y lo será hasta el lunes por la mañana- una ciudad con más policía y soldados de los que le hacen a uno sentir cómodo. ¿Seguro? No se... Esa es la intención pero angustia ver las entradas del metro, las estaciones de tren tomadas por hombres (casi siempre son hombres, yo al menos no he visto ninguna mujer) armados hasta los dientes. Registros de coches y registros de bolsos. Hasta para acceder al hotel donde me alojo me obligan a llevar una pulsera en la muñeca que me permita la entrada y salida. Si no estás alojado -o lo estás pero te has quitado la pulsera, que me recuerda a esas de los resorts all inclusive- sencillamente no entras.

Seguir leyendo »

¿Horarios? ¡Que salga el sol por Antequera!

Por: | 08 de septiembre de 2011

Horarios 

Que no, que no, que no nos representan. Me adueño de la frase de los indignados para rechazar rotundamente la teoría de que hay que adaptar los horarios de la prole a los del curso escolar unos días antes de que empiecen las clases. Que me llamen egoísta, mala madre, irresponsable… no veo por qué si nos estamos levantando a las ocho tenemos que torturarnos tocando a rebato a las siete, como el resto del año. A esas horas, sesenta minutos son una eternidad que prefiero pasar en la cama antes que haciendo biberones, colacaos y discutiendo si manga corta o tirantes. Bastante tenemos los progenitores con que a nosotros sí se nos hayan terminado las vacaciones.

Seguir leyendo »

Pequeñas grandes fotos

Por: | 05 de septiembre de 2011

Pel blog 009
 

Me asombra el resultado cada vez que la de cuatro años me roba la cámara o el móvil y se entrega a fotografiar todo lo que se menea. No sé si es la poca altura de la fotógrafa, de la que resulta una aplastante mayoría de imágenes contrapicadas; el hecho de que muchas salgan borrosas o movidas, lo que les confiere un dinamismo propio de la edad; la falta de pudor al acercarse al objeto retratado; o la originalidad de los encuadres, casi nunca el que buscamos los adultos; la pizca de cosa doméstica... No sé qué tienen, pero son distintas a las nuestras. Faltan los autoretratos (si digo decenas no exagero) y las que nos hace a mi y al padre: cuestión de privacidad, no es plan salir bailando o poniéndose desodorante. Sin trampa, cartón, cortes ni retoques, ahí van unas cuantas imágenes de los últimos veranos (disparadas entre dos y medio y cuatro años y medio) comentadas por ella misma. Es la de la foto de arriba, apurando a pedales la última tarde de las pasadas vacaciones.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal