De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Cuenta atrás

Por: | 05 de febrero de 2012

27012012883

Estoy en plena cuenta atrás. En unas pocas horas, me levantaré y me incorporaré al trabajo, dejando a mi pequeñina durante unas larguísimas ocho horas. Es mi tercera cuenta atrás, y aunque es cierto que no voy llorando por las esquinas, es inevitable tener un nudo en el estómago y sentir cierta indignación.

Elisa tiene exactamente seis meses y medio. No soy ni Carme Chacón ni Soraya Sáenz de Santamaría, no me espera un ministerio ni tengo que salvar España; tampoco soy autónoma, así que me he permitido el inmenso lujo de criar, cuidar, sufrir y mimar a todos mis bebés durante todo el tiempo reglamentario (baja maternal, lactancia, vacaciones y chupetines) y con Elisa, incluso, he añadido 20 días de excedencia. Pero aun a riesgo de que me lean mis jefes, la verdad es que no me apetece volver al trabajo todavía. Lo hago porque el plan de Eduardo de regalarme una excedencia de un par de años a través del Euromillones no ha funcionado, y ya somos familia numerosa... 

Como las otras dos veces, sigo preguntándome por qué se considera que mi bebé, que casi no se da la vuelta (es un poco vagueta), no se mantiene sentada sola sin ayuda, no habla, no tiene ni un diente y casi toma  exclusivamente de mi leche, ya es lo suficientemente madura como pasar tanto tiempo sin mí. En fin...

 

Hay 100 Comentarios

Me hace gracia eso de que necesitamos niños para que el día de mañana se sostenga el sistema de pensiones. El planeta está superpoblado, estoy segura de que hay mucha gente que se vendría aquí a trabajar y cotribuir y de paso vivir mil veces mejor. Mientras en los orfanatos de todo el mundo mueren niños me parece un lujo tener hijos propios, si.

Totalmente deacuerdo, yo me acabo de reincorporar tras un parto prematuro y tras muchos sopesarlo decidi reducirme la jornada tras no poder trabajar en casa, aunq en mi empresa se trabaja de esa manera en el 99% de los casos (menos en el mio por supuesto...) y tras mucho luchar y muchas caras largas, consegui un horario q fuera compatible con mi trabajo (al q beneficia) y la guarderia.
Despues de todo parece q si no contesto un correo por la tarde no estoy realizando mi trabajo cuando en mi caso y con la reduccion de jornada no me pagan por ello, y solo recibo caras largas y que me dejan de lado por decidir pasar una hora mas al dia con mi hija que me necesita.
En fin lo de la compatibilidad del trabajo y la familia, y sobretodo la igualdad en mi caso sigue siendo una quimera.

Estoy contigo, no es duro es lo siguiente, en mi caso son 9 horas (la hora de comer) + el transporte, total 11h fuera de casa para nada porque estoy esperando el despido, sentada en la consultora sin ningun proyecto, dado que en el que estaba han prescindido de mi por tener embarazo de riesgo y darme la baja, han preferido a mi sustituto, total el no da tantos problemas porque no tiene matriz. En fin, mucho animo y piensa en su carita que es lo que da fuerzas.

En México, el permiso sólo es de 42 días posteriores al parto y debes regresar a trabajar....

hoy se me acaba la baja de maternidad y estoy felizmente en paro. mi hija tiene menos de 4 meses. estoy agradecida de tener una "excusa" en tiempos de crisis para no tener que dejar a a mi hija (que practicamente está dentro de mi todavia) con un/a extraño/a o enmarronar a mi madre.
soy una chica joven, una profesional de lo social, una mujer que considera que el trabajo remunerado es salud mental y muchas cosas mas, pero...no puedo evitarlo...todo ha cambiado. todo cambió cuando salió de mi y pude entender lo que significaba ella en contraposición a mi vida profesional.
Se que estos dos primeros años son vitales para ella, para su desarollo emocional y las bases de su personalidad...no voy a jugarmela por un trabajo. y tal vez penseis que tengo posibles para permitirmelo?...para nada, eso si, ni dinero, ni hipoteca, ni tele, ni wii, ni ephone...solo un salario modesto para los tres y unas necesidades adaptadas a nuestras posibilidades. en este caso elegimos la crianza en casa y con la teta antes que las mil y una modernidades que nos facilitan-complican la vida.

Te entiendo a las mil maravillas. Es un trago muy duro el dejar a tu bebé en manos de otros para volver al trabajo, por mucho que éste te satisfaga y te aporte personalmente.
Es lo que nos ha tocado, pero el sentimiento natural de una madre es mucho más fuerte, y te hace replantearte muchas cosas.
Parece que hay personas que carecen de este sentimiento, y por lo tanto el tener hijos es simplemente una tarea en su agenda. Afortunadamente, son pocas, pues sino la especie humana se habría extinguido hace tiempo...

Creo que tenemos que seguir presionando para aumentar la duración de la baja. Es, simplemente, un derecho humano, una evitación de la violencia de la separación a una edad absurdamente temprana.
Una idea: en Escandinavia las bajas son mucho más prolongadas que aquí. Pero en busca de una medida que realmente consiga la anulación de la discriminación a las mujeres por la maternidad, un partido ha propuesto que la baja sea obligatoriamente distribuida por igual entre el padre y la madre. Con esto desaparece la discriminación laboral a las mujeres ante la posibilidad de tener hijos. ¿Os imagináis a un empleador torciendo el gesto porque su empleado varón quiere tener hijos? ¡Hoy en día, en España, es un plus para él porque se considera que buscará estabilidad y será responsable!
Creo que sigue haciendo falta movilización social. Si no peleamos por lo que nos interesa, nadie nos lo va a dar. Y si quieren que les votemos, los partidos tendrán que incluir nuestras ideas en sus programas.

Hola! Mi humilde opinión es que es muy doloroso, tener que dejar a tu bebe que no es capaz de hacer absolutamente nada en manos de otros, privarnos de los primeros años de nuestras criaturas es un delito.
Nuestros hijos son el futuro, estamos recortando en lo que menos deberíamos.
Entiendo que los que trabajan pienses porque deben pagar ellos con sus impuestos las maternidades de otros...
Pues bien, creo que España deja escapar millones de euros en corruptos desvergonzados que se llenan los bolsillos, mientras hoy leemos a una madre angustiada (con toda la razón del mundo) que le gustaría poder estar un poquito más con su pequeña.
Un abrazo!

Hombre terminas, imagino que querrás decir no que uno no trabaja cuando cuida a su hijo, sino que no tiene un trabajo remunerado.

Porque el trabajo de papi/mami es el único que tiene que existir sí o sí. Y si los progenitores no lo pueden llevar a cabo, se paga a otra persona para que lo haga (cuidadores, guarderías...) o se secuestra a familiares (abuelos fundamentalmente, tios....), pero necesariamente ALGUIEN tiene que criar/educar a los niños de hoy que son los adultos del mañana, como tu y yo lo somos del presente.

En cambio, si mi trabajo --remunerado él, productivo, útil socialmente (y mucho)--, no existiera, no pasaría NADA y todos, como individuos y como sociedad, seguiriais/seguiriamos existiendo sin problemas :-)

A mi me parece una barbaridad que en España estemos asi, pero tampoco me sorprende, yo tambien vivo en UK y si tuve un año de baja con mi hijo, ahora estoy embarazada otra vez y me cojere otro año, la unica diferencia es que en UK te cojes la baja al final del embarazo y ya te empieza a contar para la baja de maternidad, asi que la gente trabaja hasta 2 o 3 semanas antes de dar a luz, en España yo tengo amigas que como estaban cansadas se cojieron una baja un par de meses antes y luego la maternidad, eso no lo entiendo

María, como me ha gustado lo de "reinventarse"!

Por desgracia cuanto mayor eres, más dificultades tienes en reinventarte. Al menos en este pais, en que con 40 años ya formas parte de un colectivo especial de dificil reinserción laboral y no te contrata ni dios! Y con la actual situación que no te contrata nadie tengas la edad que tengas, es todavía peor momento para dejar el trabajo. Y este factor pesa terriblemente, claro.

Me da mucha pena, yo en otras circunstancias si hubiera optado por la reinvención :)

Está muy bien eso de no trabajar, y si uno/a tiene un hijo/a que cuidar, la excusa perfecta. Ninguna objeción, ahora eso sí, que os pague la baja el contrario (o la contraria, si el que se queda en casita es papá). Que los que curramos no tenemos por qué subvencionaros las comodidades amigos

Cuanta razón tenéis algunos, Eva entre otros: Estoy convencido de que uno de las síntomas más evidentes de que España va mal, es que no sabe respetar ni amar a sus niños ni a sus madres.

A TODOS AQUELLOS QUE NO ENTIENDEN EL TEXTO DE HOY:

HAY COSAS QUE PASAN EN LA VIDA NOS GUSTE O NO COMO:

TENER HIJOS
ENVEJECER
QUEDAR DISCAPACITADO
ENFERMAR
QUE ENFERME OTRO

No hacerse cargo del necesitado es MARGINAR.

TENGO DERECHO A ELEGIR TENER HIJOS e igual que yo pago por parados, enfermos, otras madres, etc TENGO DERECHO A MI BAJA POR MATERNIDAD

Y TENGO DERECHO A UNA BAJA POR MATERNIDAD HUMANA y la que tenemos en España esta muy lejos de serlo!

Como es posible que haya gente que aun no entiende lo que es el PROGRESO! Mujeres que discutan esto!??

Obviamente, no saben lo que han luchado otras para que podamos votar, trabajar, por la IGUALDAD de condiciones.

LOS HUMANOS TENEMOS HIJOS, es lo que hay!


Yo vivo en UK y la guarderia de mi hija cuesta 1200 libras al mes, por lo que yo decidi disfrutar de 1 anyo de maternidad y he vuelto al trabajo solo 3 dias. Porque aqui tu sueldo se va a parar a la guarderia asi que muchas madres con sueldos bajos dejan de trabajar y tienen los hijos seguidos, y cuando van al cole que es gratis se incorporan de nuevo al mundo laboral muchas veces cambiando completamente de actividad o reinventandose.
La conclusion es que si quieres desarrollar una carrera profesional dejas los hijos para ultima hora (cerca de los 40) y aun asi al final te das cuenta de que necesitas la flexibilidad que te requiere criar a un hijo.
Yo me siento una privilegiada por haber podido criar a mi hija durante su primer anyo de vida y creo sinceramente que un bebe de 5/6 meses deberia estar con su madre y no en la guarderia 40 horas a la semana, y que el estado deberia apoyarlo con leyes que permitan que tu puesto de trabajo te lo guarden durante un anyo (aunque la paga de maternidad cubra solo 4 meses).

Mi comentario se debe de haber perdido por lo ciberespacio, así que regreso (de forma resumida). LAURA y MARÍA, creo que vuestros comentarios no sólo son arcaicos sino también antisociales. Desde posturas feministas hace mucho tiempo que se ha superado la "necesidad de renunciar a lo familiar para disfrutar de lo laboral" y no por capricho o a través de demandas de "privilegios" para la mujer sino simplemente de aplicar sentido común. Las carreras laborales se construyen sobre supuestos sociales determinados, por lo que muchas de esas renuncias son evitables o modificables. Vamos, que hay muchísimas limitaciones actuales que se pueden fácilmente superar aplicando sentido común (y ganas, claro está!). Seré madre en dos meses y creo que pertenezco al grupo de mujeres (afortunadas) con una vida profesional llena y con reconocimiento social (vamos, eso a lo que parece que le dáis tanta importancia). Ahora bien, creo que hay muchísimas fórmulas para poder mantener esa vida tan llena, llenándola aún más con mi parte familiar. ¿No es eso lo que muchos hombres han hecho durante toda su vida para llegar a la jubiliación teniendo hijos y nietos de los que disfrutar? Pues se trata de intentar que en ese camino nadie pierda! Y en muchos casos es más fácil de lo imaginable (y muchas empresas se han dado cuenta). En mi caso es fácil: soy profesora e investigadora en una universidad, por lo que me corresponden aproximadamente 10 meses de baja. Soy consciente de las circunstancias y solo voy a hacer uso de los 5 primeros (4 + vacaciones), ah! y por si alguien lo duda, voy a trabajar hasta el día del parto (si no hay problemas de salud previos). El resto de la baja? pues con medidas flexibles que me permitan organizarme a nivel familiar, llegar a los objetivos laborales, dar las clases y sin necesidad de despegarme de mi hija. Claro, soy una privilegiada pero hay muchísimos trabajos en los que esto ni se plantea, cuando no sería tan difícil y no perjudicaría a la empresa. Al margen de las políticas públicas que se debieran aplicar, claro está!

No sé de que se quejan, a mí no me permitieron más que las 16 semanas exactas. No pude cogerme ni asuntos propios, ni vacaciones. Así que si hubiera estado seis meses estaría encantadísima. Y por cierto, Laura una cosa es el machismo y otra el amor a un hijo, que si no hiciera falta el trabajo te aseguro que estaría todo el día con él.

Vivir en un pais en vias de desarrollo es lo que tiene...

Es-pa-ña-va-bien....

Dichosos en Europa, aquí en Argentina la baja dura 45 días antes y 45 días después del parto: con mes y medio de vida, la mamá ya no cumple ninguna función? Indignante....

Animo Cecila!! 100% de acuerdo contigo...

Increíble algunos comentarios que hablan de qué se aguante, que tener hijos es de egoísta, que al bebé le conviene espabilarse... Son puros ejemplos de lo enferma que está una sociedad dónde no se valora a los niños y mucho menos a las madres. Cómo esperamos que las políticas cambien si muy pocos valoran la maternidad. És increible cómo hemos olvidado que alguna vez fuimos niños y desvaloramos hasta la indecencia a nuestras propias madres y padres...

A los que no quieren pagar las bajas de los demás, les digo que yo tampoco quiero pagar las suyas. Propongo que las personas que no vamos nunca al médico, por ejemplo, nos reduzcan cuota de la Seg. Soc. y los que están siempre pochos que paguen más. Los que no tenemos coche y no usamos las carreteras, que me bajen el IVA, por que no las usamos y no hacemos gasto. Desde luego, los fumadores que vayan ahorrando porque el tratamiento del cáncer de pulmón se lo van a pagar ellos. ¿una estupidez? ¿verdad? Pues lo mismo que pensar con con 70 años me atiendan médicos de mi edad porque es un mundo sin jóvenes (los niños crecen y se convierten en profesionales) y mundo que se muere. Ala! Alegría pal cuerpo!

Mi peque hace 3 meses justo hoy y yo me incorporaré el 9 abril, con 5 meses y 3 días :(

Ya he avisado q cojo la lactancia y las vacaciones del año pasado seguidas a la baja. Por cierto, ¿qué es eso de los chupetines?

Estoy decidiendo cuánto voy a reducir mi jornada, si 1 ó 2 hrs. Me gustaría hacer la mitad de horas pero entonces creo q me tendría q buscar otro trabajo por las tardes!! XD

@carlota 100% de acuerdo contigo! Me encanta tu comentario, no lo podría haber explicado mejor!

Yo creo que tal y como está el patio tienes mucha suerte de poder volver a trabajar.
Si no te apetece, dedícate a tus hijos, y deja tu puesto de trabajo a otro: te lo agradecerá eternamente.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal