De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

¿Bebés sin pañal?

Por: | 25 de mayo de 2012

En temas de crianza, tendemos a creer que lo que hacemos la mayoría en este momento y lugar es lo universal: en España, por ejemplo, dar papillas de cereales, fruta o verdura a los seis meses, el pescado a los ocho y el huevo al año; que duerma en una cuna; que lleve pañales pero que los deje en el verano del año que cumple los tres... Pero cuando hablas con padres de otros países, descubres que por ejemplo, en Italia a los niños se les da pasta (¡cómo no!) en vez de papilla de ocho cerales, que a los niños de Zhejiang (en la costa china) les chifla el pescado y el marisco porque es lo que comen desde pequeños, que en muchos países aún se les portea porque no hay carritos o ahí no son prácticos, o que es normal que los bebés duerman con los padres, hermanos o abuelos. También se rompen muchos esquemas cuando hablas con padres de otras épocas, es decir, con nuestros propios padres o abuelos.

En el tema del pañal, mi madre siempre me cuenta que mi hermano y yo dejamos de usarlo con siete u ocho meses. Y no, no es una anécdota de madre presumiendo de "qué precoces son mis niños", sino que donde nacimos, en Taiwan, y en la época en la que lo hicimos, hace casi 40 años, era lo normal. La señora que nos cuidaba nos ponía encima del váter u orinal y hacía un ruido tipo "shhhhhhhhhhh", hasta que hacíamos pis. Funcionaba como un reflejo condicionado (como los perros de Pavlov), de forma que cada vez que hacía ese sonido, orinábamos. Aquí podéis ver un vídeo de la técnica aplicada a un bebé de tres meses y medio:

 

Aunque al principio me lo tomaba con el típico escepticismo de madre ante la experiencia de la abuela, al pensar en ello, tiene toda su lógica: hasta hace unos años, no se generalizó el uso de pañales desechables tan eficaces como los actuales. Muchos nos criamos con pañales de tela, que tampoco eran como los que se venden ahora, sino mucho más engorrosos, por lo que nuestros padres intentaban que los dejáramos cuanto antes. Y eso en entornos urbanos y favorecidos. ¿Qué se hacía hace 200 años? ¿Qué harán en países en desarrollo, en zonas rurales y aisladas?

Investigando en el tema con la psicóloga infantil Macarena Pi Davanzo, que me dio pautas para el post sobre cómo dejar el pañal de forma clásica, encontramos varios artículos sobre la técnica que usaron conmigo, y que, efectivamente, parece tradicional en Asia (que yo sepa, se usa en China, Taiwan e India). Ahora se empieza a promover también en Occidente con el rimbombante nombre de "comunicación de la eliminación" (elimination communication). La mayoría son en inglés, pero en español tenéis aquí un buen resumen y la descripción más detallada de la técnica. Básicamente, consiste en observar y aprender a reconocer las señales de que el bebé (incluso recién nacido) necesita hacer pis o caca, y enseñarle a asociar el sonido "shhhhhhhhhhhh" (u otro), la postura y el lugar con la acción que esperamos.

Pi Davanzo cree que puede ser una técnica efectiva, "sobre todo para ayudar a los niños a darse cuenta de las señales de su cuerpo (a través de asociaciones)", aunque no ha encontrado estudios científicos sobre el tema. Como dificultad para muchos padres, resalta que hay que ser muy constante, ya que "probablemente sólo va a dar resultados si se aplica la gran mayoría de las veces que tienen ganas de ir al baño". También se necesita tiempo y que haya una persona comprometida con el método cuidando al bebé, lo que es casi imposible si va a la guardería.

Sin embargo, para los que tienen este tiempo y paciencia, parece que es una experiencia muy satisfactoria, que estrecha vínculos con el bebé, por no hablar del ahorro económico y el impacto medioambiental de prescindir de miles de pañales desechables (un niño que use seis al día durante tres años habrá gastado en total ¡6.570!). Así es cómo lo describe Margareit en un comentario al post que escribí sobre la operación pañal:

"Os resumo: podemos identificar las señales que hacen los bebés cuando tienen ganas y sentándolos en el orinal cuanto antes (no hay fechas, cada uno a su ritmo y sin estresarse) la cosa va dando sus frutos. Nosotros empezamos con el nuestro con un mes (ahora lo haría la primera semana!) porque es mucho más fácil de lo que pensamos. Lo hacíamos así: Al cambiar cada pañal lo sujetaba un ratito sobre un recipiente de plástico y muchas veces hacía pis, caca ¡o las dos!, al principio es más fácil porque con tanta toma no paran de hacerlo. ¿no os pasa muchas veces que se lo hace mientras le cambias?, claro, les apetece con el fresquito, porque es lo natural!. Después cuando ya se podía sentar lo pasamos al orinal, donde le damos cuentos etc para que se entretenga. Nosotros NO hemos renunciado al uso del pañal aunque el objetivo es quitarlo cuanto antes. cada vez le "pillamos" más a menudo y vamos descubriendo sus patrones. También hemos conseguido con 15 meses que lo pongan en la guarde y está funcionando. ¡OS ANIMO A QUE LO HAGÁIS!".

En fin, muchos seguiremos con la comodidad de los pañales desechables, o los más concienciados, con los pañales de tela, pero para los que tengáis curiosidad o queráis probar, os dejo unos enlaces con más información (en inglés) sobre este método para criar bebés sin pañales:

http://nacd.org/newsletter/0409_pottytraining.php

http://oz.plymouth.edu/~megp/webct/culturalconflict.htm

http://www.nytimes.com/2005/10/09/nyregion/09diapers.html?pagewanted=a

http://www.diaperfreebaby.org/

http://www.bornpottytrained.com/

También podéis ver más vídeos buscando "elimination communication" en Youtube.

Hay 39 Comentarios

@yomisma
Defendiendo a la "mujer moderna" (creo yo más bien que te refieres al trabajador moderno, estrangulado por horarios abusivos y un desprecio empresarial hacia la vida familiar) te pierdes en el machismo. Con estas técnicas no se aboga por que la mujer vuelva al hogar a cuidar a los niños, sino que se cuestionan creencias que la sociedad valora absolutamente. Este tipo de seguimiento requiere de toda la atención de loS padres. No creo que funcionara en ninguna pareja en la cual el hombre relegara las funciones de progenitor a la madre. Los hombre también formamos parte de la familia, y el macho que no lo vea así, que se crea libre de responsabilidad con tal de pasar unas horas en el trabajo espero que acabe muy, muy solo.

También depende del niño. Yo con la primera, que con 1 año hablaba me entendía bien y en seguida se lo pude quitar, pero con el segundo, que no habló hasta los 3 largos tuve que esperar más para poder comunicarme mejor con él. Todo no vale para todos los niños.

A mi personalmente me cuesta mucho ponerme a divagar tanto sobre los pañales. Yo trabajo. Cuando llego a mi casa recojo al mayor del cole, preparo la comida, recojo la cocina, levanto al pequeñín de su siesta, superviso las tareas escolares, hago meriendas, salgo al parque, alguna actividad extraescolar o un poco de deporte con los hijos... bañera, cenas, cuentos para ir a dormir... ¿qué haría yo sin pañales desechables y teniendo que hacer ssssshhhh a mis hijos desde su nacimiento para que hagan pipí? También mi madre dice que yo a los 9 meses ya lo hacía en el orinal (la verdad es que no la creía), pero ella no trabajaba fuera, me tenía a mi sola, y si había algún escape por la casa, el suelo era de baldosas y no había alfombras que mojar, se pasaba la fregona y se ahorraba lavar pañales. Para nuestras madres era tan práctico prescindir del pañal a edades tempranas, como para nosotras usar los desechables hasta edades en que los niños estén lo más maduros posibles para dejarlos. Todas las madres de toda la historia han hecho lo que era más práctico para ellas... Ese es el verdadero justificante de las diferentes prácticas pañeriles.

Vale a tod@s se les olvida algo con tanta scicologia y tiempo para gastar dinero no avanzamos, tambien los hombres pueden ser buenos padres, me trae a la memoria cuando hzcia de niñero a mi sobrina en Cuba mi Tia tenia todo el dinero que le hacia falta para la nordanidad menos para educar a su nieta, y yo pasando solamente 1 semana cada dos meses en su casa llegue a enseñar a la niña hasta buscar su port... para hacer kaka y lo demas, primero la niña lo asociaba a mi pero luego empezo a molestar a su mama y abuela cuando yo no estaba, esto si tiempo teniamos ya que lavaba yo los pañales cada noche a mano, y mi prima esperaba la lavadora, y aun asi tenia tiempo para estudiar visitar a mis amigos y pasear en esta casa ajena

Para Yo Misma: es aberrante que el dedicar más tiempo a los niños o bebés lo incluyas como un retroceso para la mujer, la más sexista es usted. ¿En algún lugar del artículo dice que es la madre la que tiene que aplicar esta técnica? ¿no puede ser el padre el qué quiera tomarse el tiempo necesario para incluir esta rutina? Por no hablar los posibles "daños psicológicos", menuda chorrada!!

para el comentario de Yo MISMA: por favor ahora lo mas simple es decir que esto o aquello puede afectar sicologicamente...ya esta bien!!! a mi hijo mayor (34 años) para los 15 meses ya controlaba los esfinteres y al menor( 32 años) para los dias meses ya hacia pis y cacas en el orinal: y no han tenido ningun trauma, solo tienes que ir poco a poco para que sea un paso natural y uno mas en el desarrollo de un bebe.

Me parece una buena idea, lo malo es que si en casa les enseñas esto y en la guardería pasan... para el niño es un poco caos. (guarderías= aparcacríos, sobre todo las privadas, que son las únicas que florecen la C. de Madrid)

Para el comentario de "yo misma": ¿de verdad crees que darle pautas de madurez,crecimiento,independencia a una persona es causa de shock?¿No te parece más motivo de ya no sólo de shock,sino de atentando contra la salud el hecho de llevar todo el día unos pañales impregnados de química pegados a su cuerpito,y sin tener la opción saludable de que pueda su piel respirar?¿qué te parece que nuestros hijos coman toneladas y toneladas de comida basura a lo largo de su vida,por más cómodo que te parezca abrir una lata de "foi-gras",o darle dinero y que se compre toda la bollería del mundo porque es lo más cómodo? Hay cierta cuota de esfuerzo y entrega que tenemos que pagar por se madres,aparte de la dedicación y amor que todos nuestros hijos se merecen.

A ver, que si,que no es ecologico,pero lavar las montañas de picos no lo era tampoco: agua y jabon.
Los desechables han sido un avance para las mujeres que disponen de mas tiempo. Por favor un poco de buen juicio que sino vamos a volver a los tiempos en que ser madre era una ocupacion unica y exclusiva. Por otro lado no se si hay conclusiones sobre el impacto sicologico de ese adiestramiento tan temprano.

Vaya, algo del cada dia, tan simple y tan importante. Las soluciones sencillas y logicas son en la vida las mejores.El conocer otras formas de vivir nos vendria muy bien a los occidentales tan consumistas. Aunque hay que reconocer, que como padres primerizos todos hemos hecho algun exceso. A los niños lo sencillo con cariño y un poco de disciplina es lo que mejor y mas equibradamente les educa. Muy buena tambien la comparacion con nuestro propio pasado. Los pañales de tela solo dejaban residuos biologicos y mi abuela se ponia un pañuelo en la cabeza no solo para ir a misa y no era musulmana

Hay que tener en cuenta que, hasta hace unos 25 ó 30 años, la mayoría de la gente usaba pañales de tela, cogidos con imperdibles o atados con nuditos (los desechables de celulosa, con su velcro, etc, o eran carísimos o sencillamente ni se veían en todas las tiendas). Además, las sufridas madres tenían que lavarlos a mano... (yo he lavado a mano bastantes "bodies" manchados de "escapes" del pañal y no quiero imaginar cómo sería lavar el pañal en sí, por muy ecológico que sea reutilizarlos). Es lógico que nuestras madres quisieran "acelerar" cuanto antes el que dejáramos en pañal...

Yo lo que he leído es que en algunas culturas los bebés usan unos pantalones con una abertura, y simplemente el pis y la caca caen al suelo, que es de tierra. También hay quien dice que intentar que controlen esfínteres antes de tiempo puede ser perjudicial para el bebé, porque fuerzan demasiado la musculatura.

Hola, soy padre de un chavalín de 2 años y 1 mes al que, en la guardería, le han hecho un "seguimiento" para decirnos que ya está maduro para dejar el pañal... Ahora, en casa, el "seguimiento" se los hacemos sus papás allá donde vaya, ¡¡¡fregona en mano!!!

No, ahora en serio: parece que, tras una semana "caótica", ya va pidiendo el orinal y los "escapes" ya son la excepción y no la regla, como al principio.

Mi madre me dice que mi hermana pequeña y yo dejamos el pañal mucho antes, a los 18 ó 20 meses... pero con "truco": antes (hace unos 30-35 años) las tronas iban equipadas de un "asiento con tapa" para poner debajo el orinal, y allí nos dejaban horas y horas.

Ahora, la pedagogía moderna ha desterrado ese tipo de tronas como si de una "aberración abobinable" se tratara, pero "palabrita del niño Jesús" que no conozco a nadie de mi generación que esté frustrado por haberla usado ni que sufra incontinencia urinaria por aquel "shock infantil"...

Yo soy de la década de los 60, "pañales de tela" y uno de mis primeros recuerdos es el orinal con forma de patito azul, por algo será

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal