De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Gracias a los profes, ¿con o sin regalos?

Por: | 20 de junio de 2012

Llegó el momento de agradecer a los profes la labor de todo el año. Un año que no ha sido fácil para nadie. Pero tampoco para el sector educativo. Escuelas que tendrán que cerrar el año que viene, otras que no se pueden construir por falta de presupuesto, más alumnos en las aulas, docentes que no renuevan contrato… Las principales medidas que ha adoptado el Ministerio de Educación para que las comunidades ahorren 3.000 millones de euros en las escuelas e institutos van dirigidas a reducir las plantillas. Esa son las noticias. Pero cuando sales a la calle no hay escenario de enfrentamiento, sino que la gente que tiene trabajo intenta hacerlo lo mejor posible. Es el caso de los profesores.

Esta semana muchos padres (siendo realistas, muchas más madres) se comunican entre ellas para decidir qué regalar a los profesores. Una práctica muy común cuando los niños son pequeños y los padres se sienten profundamente agradecidos por la labor que realizan los docentes con sus hijos.

Àngels, madre de un niño de ocho años: “Me parece perfecto hacer regalos a los profes después de que hayan soportado todo el año a nuestros niños y más en un momento en que la educación está tan cuestionada y sometida a innumerables recortes. Es una oportunidad inmejorable para demostrarles nuestra gratitud y para que vean reforzada su maltrecha autoestima con la complicidad de los padres. No es tan fácil, sin embargo, llegar a un consenso con los padres de la clase y se generan a veces debates absurdos y asambleas que no tiene fin. Nosotros le hemos regalado a nuestra profesora una sesión en los baños árabes y un autorretrato realizado por cada niño”.

Gallina
Ni baños ni autorretrato. Carlos, padre de dos hijos, no quiere ni oír hablar de una práctica que le parece medieval. "Me parece más propia de los años 60, pero claro, quizás con tanto recortes estemos volviendo a esos tiempos en que se llevaba una gallina al médico de familia. Es cierto que aún seguimos con los aguinaldos, pero en mi vida de padre con niños en guarderías y subsiguientes, jamás vi que se llevara regalitos a profesores o profesoras, y menos aún a nivel privado. Creo, sinceramente, que es una práctica de otras épocas. ¿No tienen un sueldo? ¿Y al médico también le daremos un regalito por atenderme y así a la siguiente me saltará en la lista de espera?  ¿Qué son los regalitos, una compensación por el trabajo bien hecho, pero no se paga por eso ya o se paga por el trabajo mal hecho? ¿Y según el regalito, tratarán mejor a mi hijo que al del al lado? En esos años 60, el padre de un compañero regaló al colegio un televisor. Nunca más suspendió el chaval". 

Cecilia Jan ya nos descubrió en su post del año pasado que los regalos a los profes siguen a la orden del día, y que a veces sobrepasan con creces lo que se entiende por un detallito.

Realmente hay de todo, depende de la clase y de la comunidad de padres que te encuentras. Dani, padre de dos niños, explica que en su cole está oficialmente prohibido, medida que provoca que cada familia haga lo que quiera y se acabe regalando múltiples objetos. “Predominan los lotes de cremas y los potingues, y los bombones, que son un clásico”, explica Dani. Imma, que es profe, está encantada de los regalos que recibe, siempre manuales. 

“Nosotros entre toda la clase le hemos regalo a las dos profes un masaje de 90 minutos  en un spa. Ellas durante todo el año han tenido cantidad de detalles con los niños y un gran ojo clínico”, explica Nuria, madre de un niño de tres años llamado Bruno.  “¡Aunque esto es lo que pensamos el primer año! Igual de aquí a tres estamos hasta las narices de los regalitos”. Precisamente es lo que opina Judith, que tiene el buzón repleto de correos con debates estériles sobre si es mejor un masaje o un pañuelo. Alicia, madre de Teo y Carlota, rompe una lanza en favor de los trabajos elaborados por los niños.  Àngela se muestra más radical: “No hay que hacerles regalo. Le veo un punto de soborno. No lo apruebo, pero participo en los regalos de toda la clase para evitar que mis peques se sientan excluidos”. Pilar le busca la medida: “Creo que un detalle conjunto entre toda la clase es la única opción que entiendo como lógica y adecuada a los tiempos que corren...normalmente con poco dinero que recojas por familia puedes hacer un buen recuerdo”.

Clara Blanchar, mi vecina en el blog, asegura: "Creo que el mejor regalo que les podemos hacer a los maestros de nuestros hijos es pasar tiempo con ellos, dedicarnos a ellos, porque estamos en el mismo barco".

 

Hay 76 Comentarios

El año pasado nosotros le regalamos a la profesora de mi hijo un cuento personalizado donde los protagonistas eran la profesora y todos los alumnos.
La profesora estaba tan emocionada que no pudo contener sus lágrimas y los pekes enloquecidos al verse en el cuento. Fue un momento muy emotivo.
La mayoria de los padres pedimos un libro para poder tener el recuerdo de su profesora y compañeros. Lo pedimos en cuentospersonalizados.com.es

El año pasado nosotros le regalamos a la profesora de mi hijo un cuento personalizado donde los protagonistas eran la profesora y todos los alumnos.
La profesora estaba tan emocionada que no pudo contener sus lágrimas y los pekes enloquecidos al verse en el cuento. Fue un momento muy emotivo.
La mayoria de los padres pedimos un libro para poder tener el recuerdo de su profesora y compañeros. Lo pedimos en cuentospersonalizados.com.es

Al igual que Clara Blanchar creo que el mejor regalo es que pasemos tiempo con nuestros hijos y hagamos semanalmente las tareas y lo que les van mandando para hacer mas llevadero el curso. Solamente con eso creo que los profes se darian por "regalados". El problema es cuando todo el mundo regala y parece que si no regalas no lo agradeces lo suficiente. En fin no sé de donde vienen estas modas, pero me temo que como todas acabara pasando....

ah y otra cosa, para que ponen una foto de una gallina con sus pollos si lo que la gente esta buscando es cosas o dibujos para regalar en el dia del maestro POR DIOSS!!

no tienen nada que me interese pongan algo mas llamativo que a los niños y representantes les guste como para regalarselo a sus maestras

Hola: Sabéis como profesora de primaria, les digo que los niños siempre quieren otorgarle algo al maestro de su año escolar, pero el mejor regalo que obtuve es saber que avanzaron en su conocimiento y aprendizaje, me lo hicieron saber cantándome una bella canción personalizada, fue tan hermoso e inolvidable porque decían todo los sentimientos que poseían hacia mi personas, claro los padres lograron hacerme ese regalo, ha sido el mejor y guardo la canción como un gran recuerdo, no hay palabras que pueda explicar lo emocionante y hermoso que fue! busqué en Internet y encontré un sitio:

http:// www.cancionespararegalar.com porque deseo mucho poder hacer lo mismo, la verdad son detalles novedosos y muy lindos.

Bajo mi punto de vista el mejor regalo que les podemos hacer a los profes hoy en día, es mostrarles nuestro apoyo. A los de la pública asistiendo a sus manifestaciones, apoyando las movilizaciones, a los de la privada tambien, pues a ellos tambien les toca recortes por bajos presupuestos en Educación, y como resulta que justo la educacion Infantil, (o-3 años) no es obligatoria, pues da igual si llevamos a nuestros hijos o no, da igual si no hay dinero para Educación!!!!!!!!!!! pero donde vamos a llegar si no hay dinero para algo tan fundamental. Muchas gracias

Como educadora de infantil, tambien recibo a veces regalos... Mi grupo es de 3 a 24 meses y sin embargo, los mejores regalos no son grandes. Me quedo con las primeras zapatillas de un niño üruguayo que tenia forma de perro y una foto enmarcada de otro. Algo que me dice tanto y me recuerda al niño/a en cuestion!

Ya...pero es que en la de la mia eran 10€...vamos que el detallito ha sido un reloj de 200 y pico...

Pues la verdad es que necesarias no hay mas que dos o tres cosas.... tampoco son necesarios los cumpleaños, ni los regalos de los Reyes Magos.... como sigamos así......En el cole de mi niña hemos puesto un euro y medio.....

Lo malo de estas cosas es lo de siempre, que si se hace de corazón, es estupendo, pero a veces crean obligaciones que no se yo...a mi me ha tocado regalarle a la profe de mi hija, porque no iba a ser yo la única que no pusiera para el regalo, pero la verdad que muy de acuerdo no estoy, primero porque la profesora, sin ser mala, tampoco la he visto yo superimplicada, se limitaba a hacer su trabajo. Y segundo, ¿porque a las profesoras si, y a la directora, la auxiliar, la de la cocina...no? pues no me parece a mi muy justo, o todos o ninguno. Otra cosa es que se le quiera dar a nivel personal un detalle...pero eso, haya cada uno.

La labor del maestro junto con la de los padres será un pilar importante en el futuros de nuestros hijos . Por todo ello siempre deberíamos agradecer la sincera dedicación que la mayoría de ellos tienen .Hacer un regalo es simplemente representar nuestro agradecimiento por su trabajo .


Yo no lo tengo claro, de hecho mañana se supone que lo entregamos pero no sé ni lo que es...

Las cestas que las empresas regalan en Navidad o los incentivos no se ven como un soborno, sino como un detalle de las empresas hacia sus trabajadores/as... No veo por qué catalogamos de "medieval" una práctica extendida en todos los trabajos, salvo, claro está, el nuestro, que como dicen por aquí ya tenemos muchas vacaciones. Y ojo, por ahí leo que una profesora de Secundaria no puede escribir así o asá... ¿ustedes nunca se equivocan? ¿no son personas? Los maestros y maestras también decimos palabrotas, fallamos las preguntas del Trivial y de cuando en cuando vemos Telecinco y eso no nos hace incompetentes ni idiotas. Y cuando después de volvernos locos/as todo el año con una clase complicada, como cuando el médico opera una dolencia compleja, recibimos un detalle del tipo que sea (y el médico también lo recibe, no crean), encima tenemos que sentirnos mal y rechazarlo. Se nos van las cabezas un poco (creo yo)...

Cierto Tolo, escribí el comentario muy deprisa, pero antes de criticar a los demás repasa tus propias palabras, porque ese "Que" ¿es que no va acentuado?.
Gracias por su crítica y buen rollito, eminencia.

La verdad? No veo que tiene de malo un regalo. Imagino que no hablamos de Ipads o Viajes...probablemente, muchos de estos obsequios tienen un carácter simbólico: representan genuina gratitud por una labor que se hace las personas más relevantes para nosotros, nuestros hijos...saludos, desde http://www.papaenrodaje.cl

Vaya, para algunos parece que regalar algo a un profe es cohecho impropio, como los trajes de Camps. Llevo 16 años trabajando en Secundaria, y he recibido regalos como: citas con padres (o comunicación por teléfono o por mail) para agradecer que sus chicos han salido adelante, fotos o carteles firmados por los chavales y, se me olvidaba, un refresco que tomamos todos el último día de clase.... Pero ya se sabe, somos malísimos, tenemos un montón de vacaciones y, como vienen mal dadas, nos recortan el sueldo una y otra vez

Que pena ver una profesora de secundaria que no usa signos de puntuación con correción, olvida la mayúscula tras un punto y se expresa con escasa propiedad sintáctica...

Soy maestra y, con un gracias y un beso por parte de mis chicos/as me considero SUPER REGALADA

Tengo dos niñas y la peque termina este año la guardería , he pasado mucho tiempo pensando en como agradecerle a TODO el personal del centro el agradecimiento que sentimos hacia ellos. Ayer mismo les escribí una carta con una foto de las niñas porque no creo que algo material les pueda expresar lo que sentimos. Yo soy enfermera, se cual es mi trabajo y lo hago encantada porque es lo que me gusta. A lo largo de estos años me han hecho muchos regalos, pero lo que de verdad me gusta y me emociona es ver irse a mis pacientes contentos y con un gracias sincero

Tengo dos niñas y la peque termina este año la guardería , he pasado mucho tiempo pensando en como agradecerle a TODO el personal del centro el agradecimiento que sentimos hacia ellos. Ayer mismo les escribí una carta con una foto de las niñas porque no creo que algo material les pueda expresar lo que sentimos. Yo soy enfermera, se cual es mi trabajo y lo hago encantada porque es lo que me gusta. A lo largo de estos años me han hecho muchos regalos, pero lo que de verdad me gusta y me emociona es ver irse a mis pacientes contentos y con un gracias sincero

Soy profesora de secundaria, tengo alumnos mayores, el año pasado me regalaron dos docenas de rosas y una foto de mis chicos dedicada y reconozco que me emocioné y me gustó recibirlo por lo que significa, creo que los profesores no nos sentimos en general muy cómodos al recibir presentes agradecemos más las palabras amables. También soy madre y participo en el regalo de la seño pero me parece que no tiene sentido regalar un collar y pendientes como vamos a hacer este año, me hubiera gustado más un dibujo de la profe realizado por nuestros pequeños artistas, por ejemplo, creo que es más emocionante y solo tiene el valor sentimental. yo personalmente prefiero ver a un padre con una camiseta verde en una manifestación que un regalo.

A mí el año pasado me hicieron dos regalos que me hizo estremecer el corazón. Por un lado, un alumno me regaló un portarretrato con una foto que nos había hecho su madre a los dos y otro alumno me regaló un abrazo (con lagrimas incluidas) que me apretujó hasta el corazón (y estoy hablando de chicos de 14 y15 años). Después de un año muy duro y difícil me vino mejor que una terapia con el mejor psiquiatra que pueda encontrarme. Aún me acuerdo de ello y el vello se me pone de punta.

Soy profesora de Secundaria. Llevo 23 años en esta profesión, y sí, lo hago bien porque me gusta. Intento hacer lo mejor que puedo mi trabajo, motivar a mis alumnos y alumnas, conocerlos como personas, pagarles a los que no pueden, una actividad extraescolar, atender a padres y madres fuera de mis horas de tutoría... y un largo etcétera derivado de mi vocación docente. Sí, me gusta que me den las gracias y un pequeño regalo, aunque reciba un sueldo por mi trabajo... con mis alumnos/as nos damos besos y abrazos y los mejores deseos para el verano... ¡Menos mal que ellos y ellas valoran lo que les doy aunque a algunos padres, como el sr. Carlos del artículo, le parezca "medieval" reconocer y agradecer mi trabajo! ...

La labor de un maestro, y de cualquier profesional, es hacer su trabajo correctamente. Las horas en internet buscando recursos, las tardes y fines de semana preparando clases que se vayan de lo simplemente correcto, el buscar materiales que se ajusten exactamente a las necesidades de cada alumno, patear ONGs y demás buscando clases de apoyo gratuitas para alumnos sin recursos, adaptar los materiales correctos para que sean excelentes, dedicarles a las tutorías con los padres todo el tiempo que haga falta, y no los 30 minutos de rigor, los emails a deshoras... NO SON NUESTRA OBLIGACIÓN pero LO HACEMOS MUCHOS. Hay padres que te lo agradecen, que los hay, con un detalle. Otros con un simple y bienvenido gracias. Los niños, con su sonrisa todos los días que entran en clase. Y cuando un niño te regala un dibujo, es lo mejor que hay en este mundo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

Archivo

febrero 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal