De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Sanar tras un aborto

Por: | 01 de junio de 2012

Tengo una suerte inmensa. Cuando quise tener hijos, me quedé embarazada bastante rápido, y tuve tres embarazos normales y fáciles, y tres hijos sanos. Pero estadísticamente, no es tan usual. Uno de cada cinco embarazos termina en aborto espontáneo en las primeras semanas. Y es cierto que sumando amigas, familiares y otras conocidas, conozco a bastantes mujeres que han pasado por esta experiencia.

Caras de circunstancias, incomodidad, comentarios como "eres joven, ya tendrás más hijos" o "es lo mejor, porque venía mal", la propia actitud de la embarazada, que muchas veces trata de minimizarlo, demuestran que aún no acabamos de comprender que es una pérdida dolorosa para la pareja, y sobre todo para la mujer, que necesita de un proceso de duelo para recuperarse. Aunque cada vez hay más recursos de ayuda, como el foro Superando un aborto. En esa línea, me llega este corto, Unborn (No nacido), que expresa a través del baile los sentimientos de una mujer tras un embarazo malogrado. 

 

 

"El aborto espontáneo es muy común, y los efectos psicológicos y la angustia que puede producir son conocidos y pueden durar para toda la vida", me explica el director del corto, Oliver Tellechea. Pese a su frecuencia, "no recibe mucho apoyo por parte de los sistemas sanitarios. Además, familiares y amigos cercanos desconocen en su mayoría la mejor manera de ayudar", dice. "Para que las mujeres que hayan sufrido abortos involuntarios puedan recuperarse y aprender a vivir con esta experiencia, es necesario que entendamos que se trata de una pérdida y no de un simple suceso clínico", me cuenta por correo electrónico este canario, investigador en Salud Pública en la Universidad de Oxford.

"Este tema se trata muchas veces como tabú y con miedo. Los sentimientos de culpabilidad suelen estar presentes, lo que también dificulta el proceso de recuperación. Ocurre además que muy a menudo la mujer no sabe cómo expresar la pérdida, o dar a entender la tristeza que realmente siente", afirma. “Unborn expresa el sufrimiento de una madre como un grito de ayuda interior pero que es necesario que oigamos todos. Nuestro objetivo, es intentar reflejar lo que puede sentir una mujer en esta situación y que se pueda utilizar como medio para comunicar a seres queridos cómo se siente".

La protagonista del corto, que tiene el respaldo de la Miscarriage Association británica, es su esposa, la bailarina cubana Sissi Tellechea. "La idea de Unborn nace de un trabajo que Sissi preparó para una audición en 2008. Grabamos en vídeo la coreografía para corregir errores con el objetivo de mejorar la pieza. Mientras editaba las secuencias y veía el dolor que expresaban los movimientos, pensé que la coreografía podía ser el corazón de un interesante corto", recuerda Tellechea.

"En ese momento, conversamos sobre lo que había motivado a Sissi a preparar la pieza y utilizar la pérdida de un bebé como tema. Durante esas fechas, mi hermana y mi cuñada habían tenido abortos involuntarios y habían sido momentos duros para la familia. Incluso a día de hoy cuando hablo con ellas sobre el tema, noto ese sentimiento entre culpabilidad e impotencia sobre lo ocurrido. Y siempre hay lágrimas… La experiencia familiar fue fundamental a la hora de darle forma a la pieza final", cuenta su director.

Hay 68 Comentarios

Me quedé embarazada, sin quererlo, de mi primer hijo muy joven y ni se me pasó por la cabeza abortar, no hubiera podido. Quince años más tarde y antes de tener a mi segunda hija tuve un embarazo ectópico seguido de un aborto a las 8 semanas (por el que tuve que hacerme 2 legrados) y aunque fueron experiencias dolorosas en su momento las superé bastante pronto y no me dejaron más secuelas que algo de miedo a que pasara algo en el siguiente embarazo. Me considero una persona bastante sensible pero cuando se trata de pérdidas en las primeras semanas creo, por mi experiencia y la unas cuantas familiares y amigas, que se puede 'llevar' con bastante normalidad ya que precisamente se trata de algo muy frecuente.

Yo también creo que necesitamos ser más fuertes, que hay que darle la justa medida a las cosas...Es muy normal que ante un aborto haya un duelo. Pero ya está. Mis hijos saben que perdí un feto a mitad del embarazo, y se habla con normalidad en casa. Pero tenemos unos amigos que siguen visitando el lugar donde lo enterraron y viven con angustia cada aniversario, las niñas sufren terrores nocturnos con la muerte de su "hermano"...que queréis que os diga, yo no me siento peor persona por habérmelo tomado como un revés del destino y haber podido superarlo enseguida. Ojalá supiera (como en otras culturas) superar del mismo modo la muerte de las personas a las que he querido, aunque para eso no me han preparado. Si se malogra uno de cada 5 embarazos y necesitamos apoyo psicológico media población, estamos apañaos....

algunos comentarios que se leen son la demostración palpable de que lo que dice el post es la pura realidad: cuando tienes un aborto (yo he tenido tres, y después dos hijos) te encuentras con todo el abanico de personas que aquí aparecen: por un lado un montón de personas con el corazón duro como una piedra, incapaces de sentir el dolor ajeno, que se creen con el derecho de decirte por lo que debes sufrir y por lo que no; luego están los de las competiciones ("si perdieras un hijo nacido verías..."), cosa que me parece absurda además de inhumana, y sobre todo innecesaria, quien se duele de un aborto no niega el dolor horrible, inconmensurable de situaciones a todas luces peores (y hay infinitas, por desgracia); luego están los que lo han pasado, y al no haber podido hacer su propio duelo por estar solos, incomprendidos, tratan de mirar a otro lado cuando te pasa a tí, porque su propio sufrimiento es tan grande que les imposibilita acercarse al tuyo (estos casos son muy tristes);
y luego están las personas que cuando se lo cuentas te miran con tristeza en los ojos, simplemente asienten, ves que saben lo que estás pasando, que ellos han estado antes donde tú estás en ese momento, y te dicen "a mí me pasó y es muy duro, siento mucho lo que os ha pasado", y sientes que no estás solo. Éstos últimos por desgracia son los menos.

Creo que en el post no se habla de si los embriones o los fetos son o no son personas, si son o no son hijos, o si son masas de células, o venían bien o mal...
Se habla de cómo nos sentimos las mujeres cuando crees que en unos meses vas a tener un hijo, con toda la ilusión y sentimientos de felicidad y amor que eso conlleva, y lo que te encuentras al poco tiempo es un gran vacío, y sobre todo mucha soledad e incomprensión. Centrando el debate en si un embrión es o no una persona, hacemos lo de siempre: olvidar a las mujeres y nuestros sentimientos, como si eso no importase, solo importa si el niño nació o no. Una de las muchas actitudes machistas de nuestra sociedad.
Lo otro es un debate lícito, y oportuno, pero aquí se trataba otro tema.

Esto no es una competición por ver quien sufre más que quien, por decidir qué experiencia es más dolorosa que otra. A cada uno le duele lo que le toca y en la medida en que le toca. Toda experiencia en la vida que es desagradable y dolorosa, que supone la pérdida de algo, necesita de un proceso de duelo: la separación de la pareja, la pérdida de un trabajo, la muerte de una persona querida… Más largo o más corto, más o menos intenso, pero duelo al fin y al cabo. Pasar un duelo no significa quedarse anclado en el sufrimiento, sino seguir andando en el camino de la vida, para llegar a aceptar la situación y aprender a vivir con ello.
Mi abuela murió y pasé un duelo. Creo que nadie pensará que eso signifique que esté mal de la cabeza. Aunque la muerte forme parte de la vida y se considere “normal” que una persona muera a los 87 años, a mi me dolió.
He perdido dos hijas intraútero y también me duele. ¿Cuánto? ¿Se puede medir el dolor? No lo estoy comparando con la muerte de un hijo en vida, principalmente porque no puedo saber que se siente (y espero no saberlo nunca). Simplemente me gustaría algo de comprensión o, al menos, que no me juzguen por mis sentimientos. Sigo adelante, a lo mejor voy más lenta de lo socialmente se considera que debo ir, pero estoy aprendiendo a aceptar esta nueva situación en mi vida como buenamente puedo.
Me encanta que con artículos como éste se nos esté dando voz. Quizá así algún día me sienta más respetada por sentirme como me siento.

Kilgore:

UN HIJO ES PARA SIEMPRE. Tenga pocos días de vida gestacional o 70 años. Qué lastima que no quieras aceptar que esos fetos de 7 y 8 semanas eran tus hijos, que tenían forma humana, se movían y tenían un corazón que latía... cosa que pareciera que tú no tienes.

Creo que Kilgore ha dicho una gran verdad.
Cierto es que tras un aborto ( voluntario o involuntario) necesitas un periodo de adaptacion, no de duelo, ya que son muchos los cambios hormonales que empiezan su ciclo y se interrumpen y muchas las emociones que hay que asimilar en relativamente poco tiempo.
Cierto es que da mucha pena, pero a fin de cuentas la vida sigue y no puedes quedarte ahí.
No se debe dar mas importancia a las cosas de la que tienen, porque si no nos quedamos en el camino.

¿Por que los comentarios llegan siempre a este punto? Nadie esta en el pellejo de otro, hay abortos espontáneos y abortos provocados entre los cuales esta el legrado. hay huevos hueros y molas también, por no hablar de embarazos ectópicos. ¡señores que no todo se reduce en A y B! En los útlimos casos, hasta hay una especie de quimioterapia. Sin mencionar compatiblidad de útero, placentas previas, y puedo seguir enumerando complicaciones de embarazo y no termino. Por supuesto que puede y hay experiencias más desvastadoras, pero no es el tema que se trata. Nadie puede relativizar el dolor de otra persona y menos condicionada a una expectativa, a unas hormonas, con el añadido estres que produce este tipo de situaciones. Nadie habla del fin del mundo, el post refleja una realidad, que sin ir más lejos -y tristemente, queda ejemplificada en los comentarios.

Tengo un mucha empatia por el sufrimiento ajeno. Con lo que no puedo es con la tonteria que se esta apoderando de esta sociedad. Solo tengo dos hijas. En casa lo tenemos clarisimo. Lo que se perdio eran dos fetos de 7 y 8 semanas. El que disfrute flagelandose y mirandose el ombligo, que siga con ello.
Ahora bien, si teneis el cuajo suficiente, poneos delante alguien al que se le haya muerto un niño pequeño y poned en pie de igualdad (es lo que muchos han hecho aqui) esa muerte con un aborto espontaneo de pocas semanas. A ver adonde os manda (con toda la razon, por otra parte)

Yo he perdido también 2 hijos, gracias al foro SUA me he dado cuenta que desgraciadamente es muy común esto, afortunadamente existe este foro para ayudarnos y acompañarnos, porque hay gente que al parecer no tiene empatía por la vida, especificamente Kilgore con su comentario"Comparar la pérdida de un feto de pocas semanas con la muerte de un hijo es de no creerselo." esos fetos de pocas semanas eran tus hijos!! si alguien no te lo ha dicho... se debe no tener alma, no querer ser padre o no serlo... para escribir tremendas sandeces

Kykita, te lo explicare para anormales (puesto que tu te refieres a nosotros como gente normal), nunca, nunca jamás debería ir la palabra jajajajaja en la misma frase que aborto. No es divertido, es cruel reírse del sufrimiento de los demás. Te recomiendo también que des un repaso a tus apuntes de embriología, porque creo que los tienes tan olvidados como los de las teorías de la evolución que se ven en el instituto. La frase “la expulsión de un huevo huero no ha de preocupar a nadie” demuestra que tienes la empatía de un gusano.

Un abrazo a los padres que han tenido que pasar por una perdida y encima han tenido que soportar la falta de profesionalidad de quienes hicieron un juramento para cuidarnos. Y gracias a los que si son profesionales en su labor.

Para: kilgore

Un feto también es un hijo. Pobre de ti que no supo amar a esos dos HIJOS tuyos que se fueron.

Y si estás tan orgulloso de tu mujer podrías preguntarle si en realidad lo superó, si no le duelen esos dos HIJOS que perdió, quizás si tuvieras ese gesto ella también podría estar orgullosa del padre de sus CUATRO HIJOS.

A mí me ha costado mucho tener a mi única hija que nació a las 27 semanas de embarazo, antes tuve un aborto "voluntario" a los 17 años, no tenía otra salida y lo sufrí mucho, también necesité un tiempo de duelo además del sufrimiento y la impotencia por no haber tenido otra alternativa. Antes de tener a mi hija tuve otro aborto esta vez espontáneo por el que también pasé el duelo, así que creo que hablo con conocimiento de causa y me gustaría aquí dar las gracias por tocar este tema de verdad tabú en nuestra sociedad aunque curiosamente cuando te pasa te encuentras con un montón de mujeres, muchas veces de tu círculo cercano, que te cuentan que les ha pasado lo mismo. También me gustaría decir que las mujeres que tienen que abortar sea por el motivo que sea también deberían recibir nuestro apoyo, cariño y comprensión ya que nadie toma esta decisión a la ligera y por gusto.

Vivimos en un mundo desquiciado. ¿Cómo gente como kilgore o kykita pueden minimizar de tal forma el sufrimiento ajeno? Soy especialista en bioquímica clínica y he pasado consultas de consejo genético prenatal. Sé lo que es un aborto. Sé lo que es un huevo huero. Y explicar a una mujer tras un huevo huero que lo suyo es un mero proceso de selección natural y que sólo los más aptos sobreviven es lo mejor que le puedes decir para que se eche a llorar y / o te insulte. Y Kilgore me encanta "un aborto es algo biológico"... sí, tu mujer tuvo dos abortos. Y también dos hijos. Díselo a parejas que sufren el 4 o 5 aborto de repetición y no consiguen descendencia. Claro, si no pueden tener hijos, será porque la Naturaleza y Darwin son sabios. Y nos volvemos a pasar por el forro e sentir ajeno. Esta sociedad está enferma de falta de empatía.

Parece que aquí hay mucho "experto" en embriología... con conceptos estúpidos como huevo huero o distinciones entre causas de pérdida. A ver si nos vamos reciclando, porque ahora ya sabemos que hay cosas como la trombofilia que pueden causar abortos muy tempranos o incluso que no lleguen a producirse embarazos, y que tienen fácil tratamiento. Y como eso habrá más cosas, porque si no cuesta explicar ese gran tanto por ciento que tiene problemas sin causa justificada. Y de paso si leen algo sobre lo que realmente es la selección natural mejor que mejor.

Tuve tres abortos de 12 semanas después de haber tenido un hijo sin ningún problema y estoy totalmente de acuerdo con Gloria: no se tiene ninguna sensibilidad por parte de los médicos.
Cada vez sentí haber perdido un hijo como el que ya tuve, y es muy duro. En mi caso, no he llegado a superarlo: a la vez quiero tener otro hijo y tengo miedo de intentarlo. Solo quien ha pasado por esto sabe de lo que hablamos (y para colmo, me despidieron....eso si que es sensibilidad)

Cuando hemos tenido problemas en los embarazos como me un desprendimiento de corio (futura placenta) que se resolvió en 20 días en reposo , después en segudon embarazo un aborto espontáneo de 8 semanas cuando estas embarazada del segundo hijo nadie se puede imaginar la ansiedad que una madre siente cuando tiene pequeñas molestias que todo sabemos de sobra que son normales ,pero el miedo siempre esta en el cuerpo .Para colmo siempre oirás comentarios de personas ignorantes y con mala uva que te recuerdan el historial clínico , es patético .

No entiendo bien esta entrada, se están mezclando distintos hechos y otros se explican mal o no se comentan. Lo primero que hay que distinguir es entre aborto y expulsión de un huevo huero. Cuando una mujer sana expulsa un huevo cuyo embrión ha detenido su crecimiento sin ninguna causa aparente se habla de huevo huero (bien es cierto que se habla también de aborto para que la gente normal se entienda). Y esto es ni más ni menos que la selección natural de Darwin: sobrevive el más fuerte y el débil no es viable (el huevo huero, el embrión que no sigue creciendo). ¿Cómo creíais que se manifestaba la teoría de Darwin en los humanos? ¿el que grita más es el más fuerte y al calladito se lo comen? jajajajajaja... Es que lo tengo oído por ahí... Esto les pasa a todas las mujeres, lo que ocurre es que la mayoría no ha tenido un número de embarazos suficientes para que esto se manifieste, pero que quede claro que está dentro de nosotras. Otra cosa es el ABORTO propiamente dicho, es decir, la expulsión del embrión por causas que incumben al estado de la madre: útero pobre en nutrientes, progesterona, desequilibrio hormonal, posición uterina (múltiples causas)... La expulsión de un huevo huero no ha de preocupar a nadie, no condiciona absolutamente nada, no varía la propbabilidad ni de quedarse embarazada ni de conseguir embarazos posteriores a término. El segundo grupo lo tiene complicado, pues al ser por un problema materno siempre va a estar ahí, salvo que la Medicina pueda corregirlo. Aclarado esto, hablemos, pues, Cecilia, de esos porcentajes.

Ridiculizar el sufrimiento ajeno si que es una patologia. A lo mejor el que necesita todos los psicologos del mundo eres tu. O una lobotomia... Lo dicho, haztelo mirar.

Querida Bei. Celebro que tengas un compañero con sentimientos y empatía. También celebro que vivas en los mundos de yupi y espero que lo puedas seguir haciendo durante mucho tiempo. Por que eso te permitirá no conocer nunca lo que es la violencia de verdad, lo violenta que puede llegar a ser la naturaleza (y un aborto espontáneo no es más que algo natural, biológico), y así podrás seguir llevando esa vida tan espiritual y tan plena. Eso sí, el día que se te cruce la muerte de verdad ( y eso ocurrirá antes o después, no sé si lo sabes) no te van a poder ayudar ni todos los psicólogos del mundo juntos. Bienvenidos a la realidad.

Hace unas semanas perdi a mi bebe, mi segundo hijo, opte por manejo expectante y nacio en mi baño, pudimos despedirnos dignamente y esta enterrado en un lilo en mi jardin, muchas gracias a Monica, a sus compañeras y a todo SUA por todo lo que haceis. No me ha creado un trauma, he seguido cuidando de mi hija y trabajando, pero no hay un dia, que no he eche de menos a mi bebe, no hay un dia que no sienta que me falta un trozo de mi corazon. Eso para mi es un duelo.
A los comentarios que minimizan la perdida, ni todas las mujeres estan igual de conectadas con sus bebes en sus embarazos, ni cada uno vive su dolor y su duelode la misma manera, cada uno lo hace como quiere/puede/consider a, nadie deberia juzgar los sentimientos.
En concreto este comentario destila una violencia asquerosa

"
Leo y no doy crédito. Comparar la pérdida de un feto de pocas semanas con la muerte de un hijo es de no creerselo. De vivir entre gente que vive totalmente de espaldas a lo que laa muerte significa.
Haceroslo mirar porque si de verdad perdeis alguna vez a un niño acabareis por tiraros por la ventana.
Y para que conste: tengo dos hijas. Y en ambos casos las precedieron dos embarazos malogrados en los primeras ocho semanas. Uno de los abortos y su consiguiente tránsito hospitalario a mil kilómetros de casa. Y viendo lo que se ve estoy muy orgulloso del coraje de mi mujer y de la fuerza con la que lo superó.

Publicado por: kilgore | 01/06/2012 19:48:15
"
A lo mejor eras tu el que te lo tenias que hacer mirar. Menos mal que yo si tengo un compañero con sentimientos y empatia

El principal problema es que ese dato que da Cecilia (el que hay un 20% de probabilidades de aborto en cada embarazo-que no es poco) no lo conocemos en general hasta que nos pasa. Y digo yo: ¿Terminamos la escuela obligatoria sabiendo hacer logaritmos y nadie nos explica algo tan importante como esto- que nos va a servir en la vida probablemente mucho más? Es como saber hacer una hipoteca, o tener conocimientos de primeros auxilios, ¿No se lo deberían plantear?

Cuando te quedas embarazada todo gira alrededor de tu barriga, no ya el mundo externo sino tu mundo interno. Está presente en todo, todo son proyecciones, planes y sueños. Un aborto acaba con todo esto en un segundo, es como una segadora de sueños... así que hay que entender y asimilar que después viene el duelo. Un duelo por tus esperanzas y sueños, ¡ni más ni menos!.

Yo tuve un aborto de 20 semanas y fué un golpe (era mi primer embarazo). No solo fué asumir la noticia y ver como se esfumaban nuestras ilusiones sino que tuve que realizar un doloroso parto completo. Pero pronto quedé embarazada de nuevo y volqué toda mi energía en ese nuevo ser que estaba gestando. Y como a Susana, no me quedó ningún trauma, solo un miedo bastante entendible en cada uno de mis dos embarazos posteriores que SI llegaron a buen término. Lo tomé como un algo que no pudo ser, porque la naturaleza o el destino (o ambos) habian decidido que eran otros dos seres los que debían nacer.....

Leo y no doy crédito. Comparar la pérdida de un feto de pocas semanas con la muerte de un hijo es de no creerselo. De vivir entre gente que vive totalmente de espaldas a lo que laa muerte significa.
Haceroslo mirar porque si de verdad perdeis alguna vez a un niño acabareis por tiraros por la ventana.
Y para que conste: tengo dos hijas. Y en ambos casos las precedieron dos embarazos malogrados en los primeras ocho semanas. Uno de los abortos y su consiguiente tránsito hospitalario a mil kilómetros de casa. Y viendo lo que se ve estoy muy orgulloso del coraje de mi mujer y de la fuerza con la que lo superó.

Hoy tengo a mi lado a mis dos maravillosos pequeñajos, pero la primera vez que me quede embarazada la cosa terminó en aborto.Pasaron unos cuantos meses antes de que pudiera hablar con toda normalidad del tema.La sociedad todavía no sabe como afrontar que no siempre un embarazo acaba bien, y las que hemos pasado por ello sabemos que el apoyo no solo de tu familia sino del resto de la gente es primordial.Toda la fuerza y el amor a todas aquellas que esteis pasando por ello.No estais solas,hablar,sacar todo el dolor que teneis dentro porque seguramente a vuestro lado teneis una amiga,vecina,compañera de trabajo que pasó por ello,creerme os sentireis mejos.Un beso muy fuerte!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal