De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Periodo de adaptación, periodo de caos

Por: | 14 de septiembre de 2012

Hoy es mi último día de vacaciones. De segundas vacaciones, más bien, porque tras las de agosto, volví una semana de trabajo, y después, otra vez de vacaciones. ¿Un viajecito extemporáneo, una escapada tardía? ¡Qué va! Es que a algunos padres, antes del alivio por la vuelta a la organización y a la rutina, como contó mi compañera Clara Blanchar, la vuelta al cole nos depara una traca final de caos y locura: el periodo de adaptación.

Para empezar, que conste que filosóficamente estoy de acuerdo con que exista un periodo de adaptación para los niños que van por primera vez al cole. Niños de tres años, algunos de los cuales no han ido antes a la escuela infantil, y que se encuentran en otro entorno, normalmente mucho más grande, ruidoso, con profesores y compañeros nuevos. Impresiona. Parece razonable que se acostumbren poco a poco, aunque cada niño es un mundo (David lloró casi todo el mes, Natalia estuvo tan tranquila, como si fuera la jefa del cole, desde el primer día). Siempre me han parecido un poco salvajes los coles en los que de buenas a primeras, entran desde el primer día de nueve a cinco, que los hay.

Natalia, la jefa del coleEn el cole de David y Natalia, la primera semana, los de tres años se dividen en dos grupos, uno entra a las 9.45 y sale a las 11.00, y otro entra a las 11.30 y sale a la 13.00. Hasta el año pasado, las dos semanas siguientes entraban a las 9.45 y salían a la 13.00, sin posibilidad de quedarse al comedor o a desayunar. Pero este año, solo hay una semana de adaptación, según me explica la profe de Natalia, por órdenes de la Consejería de Educación. Es decir, la primera semana, cada cole en Madrid organiza la adaptación como quiera, incluso como si no la hace, y después, ya todos iguales.

Estando de acuerdo con que es mejor que entren poco a poco, la aplicación práctica es una locura si ambos padres trabajan, y más aún para los que ya tenemos otro hijo escolarizado. Esta semana, había que llevar a David a las 9.30, a Natalia a las 11.30, recoger a Natalia a las 13.00 y recoger a David a las 13.30. Yo doy gracias por haber podido cogerme días libres, otros se apañan porque uno de los progenitores, normalmente la madre, no trabaja (es lo que hay por nuestro barrio), y otras familias tiran de abuelos, tíos, o contratan a alguien para que vaya a llevar y recoger al niño esta semana.

Bien está lo que bien acaba, esta mañana, ninguno de los niños lloró a la entrada, después de que el primer y el segundo día, tuvieran que bajar desde la directora hasta el jefe de estudios para llevarse en brazos a los que se resistían a entrar, e incluso tuvieran que perseguir a uno que consiguió zafarse y salir corriendo...

¿Habéis tenido periodo de adaptación? ¿Creéis que es necesario? ¿Cómo os habéis organizado?

 

 

Hay 18 Comentarios

Es normal el hecho de que haya un período de adaptación para el niño. es hasta positiv que se incorpore progresivamente a la escuela Muy buen artículo!

Pues yo voy a aportar mi experiencia en UK que es donde vivo. En las guarderías los peques tienen dos semanas de adaptación, en la primera semana van tres días alternos durante una hora y en la segunda todos los días aumentando el número de horas, pero es bastante flexible y adaptable a la necesidad de los padres (al menos en mi caso lo fue). Cuando van a entrar al cole (y esto ya es de oídas) se que los profesores visitan a los niños en casa para darse a conocer unos días antes de empezar las clases, sip, a todos los niños, media horita para que los vean antes de empezar el cole. De las horas de adaptación en el cole aún no se nada que a mi con una nena de 16 meses aún me queda lejos :-)
Eso sí, haremos malabares o pediremos vacaciones, pero me parece que es importante que tengan ese periodo ..... aunque pensándolo bien, nosotros no lo tuvimos y no estamos traumatizados por ello, ¿verdad?

Hola Cecilia, te cuento cómo va en Salamanca, ya que cada ciudad es distinta. Aquí, en los colegios públicos, los demás no sé, sólo hay colegio de 9 a 14, y de 9 a 13 septiembre y junio. Perfecto (ironía) para conciliar vida laboral y familiar. Desde la Junta se obliga a los colegios a que haya adaptación. Donde yo vivo hay dos colegios de Educación Infantil y Primaria y totalmente distintos. En el caso de Lucía se hizo cuatro grupos en las dos clases de E.I. y se iban combinando con distintos horarios: un día el grupo A y B dos horas, C y D otras dos horas distintas o combinadas, durante tres semanas se iba haciendo así. Hasta que el 25 ya entran todos a la vez de 9 a 13.
A quién dice que se pueden pedir días, moscosos (si eres funcionario) o cambiar con los compañeros !!Felicidades!! porque tú sí lo puedes hacer. Los que no podemos ¿qué? Al final, tenemos que guardarnos vacaciones de verano para estas tres semanas.
Este año Lucía ha empezado 2º E.I. y ha habido niños que han llorado, incluso después de dos semanas siguen llorando y, algunas, llevan desde bien pequeñitos en la Escuela Infantil. Eso depende mucho del caracter y personalidad del niño.

Ceci, te propongo otro dos temas de debate: 1) Las siestas en los colegios para los más peques y 2) ¿Qué hacemos las madres de Castilla y León, ahora que nos han quitado los programas de Centros Abiertos, en vacaciones?
Besos desde Salamanca

¿Caos? Se puede coger días de vacaciones , días de asuntos propios , cambiar el turno con algún compañero etc
Para mi el caos surge con temas mas importantes . La cuestión es darle la importancia que tiene y no quejarse por tonterías . Será por familias con problemas de verdad. Yo he sobrevivido a dos periodos de adaptación .

Es un período díficil, de muchos cambios...sólo hay que ponerse en el lugar de los críos, es una caos no se dude, pero pasa...y en mi caso tengo tres períodos y es un no parar toda la mañana....cansado y estresante, pero es lo que hay y con la bebé soy yo la que necesito adaptación ajajjajaja...

¡Pufff,,, que dificil se los ponen a los papis! y qué difícil debe ser apra ellos tb. Yo estoy esperando la apertura del centro para llevar a mi peque en octubre. Ya os contaré

En nuestro caso la locura ha sido tener dos adaptaciones que hacer: la mayor al "cole de mayores" y el peque (8 meses) a la guardería. Cuadrar horarios ha sido toda una obra de ingeniería, y eso que el padre se cogió vacaciones y hemos tenido la ayuda de la abuela. Por suerte, a mi hija le ha gustado tanto su nuevo cole, que ella misma pedía quedarse más tiempo. Claro que la media hora del primer día, resulta hasta ridícula. La adaptación ha sido una semanita, por grupos de 5, a distintas horas. Hoy ya ha ido a desayunar, aunque a comer no se quedará hasta final de mes. Eso sí, el peque ya ha cogido su primera gastroenteritis en la guarde y está en casa con la abuela, que entre vómito y vómito, tambié tendrá que estar con la mayor en la comida. En fin, ¿quién ha dicho que existe la conciliación?


Mi hija tuvo la desdicha de no contar con un periodo de adaptación... Realmente traumático para la peque! De un día para otro tener que convivir con extraños durante todo el día! Nada saludable emocionalmente. Tardo dos meses en dejar de llorar porque realmente su primer día la marco! Así que madre totalmente de acuerdo en los periodos de adaptación. Saludos desde Venezuela

Mi peque de tres años si ha tenido dos días de adaptación: han dividido el grupo en dos y un grupo iba el primer día por la mañana y el segundo por la tarde y el otro grupo al revés. Me parece bien para que los niños esten mejor atendidos y sean capaces de comprender cómo funciona todo porque al tercer día ya hacen el horario completo. Este curso són 27 alumnos más un aumento de ratio que han solicitado dos famílias que aún está sin confirmar, total 29 alumnos por clase, cosas de la nueva ley de educación... Lo malo es que las empresas siguen sin saber qué es eso de la "conciliación familiar", cosas de la nueva ley laboral... Y los padres y madres vamos por la calle de la amargura para poder llegar a todo...

En Barcelona hemos empezado el cole el 12 de septiembre. Mi pequeña no ha tenido adaptación. De hecho se ha quedado al comedor desde el primer día, y mañana ya la dejaré en acogida. No sé... Yo sí que necesito una semana de adaptación, pero el Ministerio de Trabajo de este país no lo tiene previsto en el estatuto de trabajadores.

Sí es un poco duro por las idas y venidas, pero creo que el periodo de adaptación es ¡estupendo!. Mi peque fue a la guarde el año pasado y la adaptación me pareció un sinsentido, todos los niños, 20, a la misma hora, (prohibodo despedirse, prohibido que entrasen su peluche preferido) llorando desesperados sin posibilidad de que la monitora pudiera dedicarles una atención personal, porque estaban tooooodos. A la hora ibas a recogerlo.
Este año ha empezado el cole y el planteamiento me ha parecido mucho más adecuado, El primer día iban muy poco tiempo, pero de cinco en cinco, así la profe puede pasar una hora sola con cinco niños, presentarse, conocerles un poquito, enseñarles el aula, el baño... Y el primer día los padres podíamos entrar al aula. Se hicieron grupos de cinco niños, que primero fueron solos una vez y luego de dos en dos grupos, esto es de diez en diez, rotando para que se conociesen todos. Y cambiando las horas para que viesen las diferentes rutinas. Además, distribuyeron a los niños que no habían ido a la guarde, para que solo hubiese uno o dos por grupo.
Lo bueno de este sistema, si un niño lloraba al entrar, la profesora, o la de apoyo, podía ocuparse de él, cogerle, consolarle, antes de que todos se contagiasen. Porque además, estos días a la entrada había muchos refuerzos de profes.
El lunes ya van todos juntos. Me ha gustado.
Por otra parte, me encantó el sistema de su primera guarde. Ahí lo bordaron, claro que los niños eran más pequeños, 1 año. La profesora dio cita a cada niño para que pudiese ir dos días solo con ella y uno de los padres a conocer el centro.Fue incomodo, hubo protestas, pero funcionó de perlas.
Claro, se que cada niño es un mundo, pero el caso es que la primera guarde nuestro peque no tuvo nningún problema. En la segunda, nunca se adaptó, corría mayo y aún había niños llorando a la entrada.

Me falto mi opinion: creo que el periodo de adaptacion es necesario, pero para niños que han ido a guarderia tres semanas me parece excesivo... Creo que ni tanto ni tan calvo... Creo que tres o cuatro dias serian suficientes, y lis que no hayan ido a guarde, que son poquitos, darles mas tiempo si lo necesitan.

Pues mi horario:
Esta semana, de 11:30 a 12:30 tooooda la semana, hay otro grupo que va su horita mas temprano

La semana que viene toooooda la semana de 11:15 a 12:45, es decir, una hora y media...

La siguiente semana de9:00 a 13:00, y ya en octubre por fin de 9 a 14.

Y todo esto compaginando con la guarde del peque, de 9:15 a 13:15, y retiradita la guarde del cole...


El curso que viene entra el peque, asi que llevare a uno a las nueve (que tendre que ir con los dos, dejar a uno y esperar a las 11:30 que entre el peque). Recoger al peque a las 12:30 y al mayor a la una...

y asi dos semanas... Y este año lo han reducido, que antes debia ser peor!!!

En fin...

es un periodo muy dificil tanto para los niños como para los padres que tienen que estar iyendo y viniendo y cambiando los horarios http://dineroyyo.blogspot.com/2012/06/los-ninos-miedosos.html

En Francia no suele haber periodo de adaptación para el cole: tan sólo puedes elegir entre que tus hijos coman y duerman la siesta en casa, o se queden todo el día (de las 8'30 a las 4'30, aprox.) en el cole -eso sólo para los pequeños; luego la opción sólo es comer o no en el cole. El periodo de adaptación sí existe, en cambio para la escuela infantil. La verdad, a mí siempre me ha parecido que era más bien un periodo de adaptación para los padres, para que se acostumbraran a dejar a sus hijos entre manos (a veces brazos!) de desconocidos.

Mi hija de casi 3 aun no ha empezado, en su cole (Cantabria) la adaptacion dura todo septiembre, de momento nos han repartido en 3 dias y tendremos un ratito cada familia con la profe. El miercoles empiezan, dos dias media hora en grupitos de 6-7, luego 2 dias una hora mezclando 2 grupitos y otros dos dias 1:30h tambien mezclando 2 grupos. Los 2 ultimos dias son de jornada completa de 9 a 12:30. Yo no trabajo, asi que, aunque es un rollo ir tantas veces, llevar a la mayor, a la peque... prefiero que se adapte poco a poco, es importante para mi, y para ella.

Periodo de adpatación para niño de 3 años: Se divide la clase en 4 grupos.
Martes: 1 hora cada grupo
Miércoles: 1 hora, mezclando grupos de 2 en 2
Jueves: idem, pero cambiando la combinación de grupos
Viernes: 2 horas y media, todos juntos
Lunes: jornada completa

Siempre sospeché que el periodo de adaptación servía sobre todo para que se adaptaran los profesores.

a veces pienso que somos vecinas, o algo así, porque la adaptación en el cole de mi hija mayor es exactamente así, con la diferencia de que, por algún motivo, han debido ignorar las órdenes de la consejería, porque ayer vi un cartel explicativo de la adaptación y seguía siendo como siempre: una semana poquito tiempo y en dos grupos, otra semana poquito tiempo todos juntos, y la tercera semana más tiempo (aunque no se si ya todas las horas o un poco menos)

Mi opinión personal es que la adaptación es necesaria, porque como bien comentas llegan a un colegio nuevo, normalmente más grande (el de mi hija tiene unos 900 alumnos entre infantil y primaria), en el que a lo mejor no conocen a nadie y se les hace duro.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal