De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Querido ministro Wert...

Por: | 17 de octubre de 2012

Foto: Álvaro García
Querido ministro Wert:

Me presento, soy una de esas madres radicales extremistas y antisistema que mañana han decidido no llevar a sus hijos al colegio. Aunque usted piense que soy "contraria a la obligación que tienen los padres de procurar la mejor educación para sus hijos", es precisamente mi preocupación ante la caída en barrena del sistema educativo del que forman parte mis pequeños lo que me impulsa a secundar la huelga convocada por la peligrosísima confederación de padres CEAPA.

Antes de seguir, reconozco que soy una privilegiada porque puedo permitirme dejar a mis hijos con alguien en casa mientras trabajo. Muchos padres no tienen esa posibilidad, lo que, siguiendo el silogismo de su jefe, Rajoy, sobre la "mayoría silenciosa que no se manifiesta", significaría que todos los que lleven al colegio mañana a sus hijos están de acuerdo con los recortes -más de 5.000 millones de euros desde 2010- en un sector, el educativo, que debería estar especialmente protegido.

Pienso en familias de compañeros de David y Natalia en el colegio público de San Blas (Madrid) al que van, que no protestarán pese a haberse quedado sin becas de comedor o de libros. No se equivoque, señor Wert, no es que renuncien felizmente a ese importe en aras de un interés mayor, como es salvar a los bancos. Es que no pueden faltar a sus trabajos en la peluquería, la obra o limpiando casas. Puede que ni se hayan enterado de que se ha convocado una huelga. Pero todos se rascan el bolsillo para pagar los libros de texto, el dinero de la cooperativa para material escolar o las cada vez más escasas excursiones, que también son formativas. Puede que sea porque, después de todo, se preocupan por la educación de sus hijos.

Señor Wert, basta. Basta de tratarnos a los padres como a estúpidos con consejos como "reutilizar los libros" si no podemos pagarlos. Como si no se nos hubiera ocurrido. Como si siempre fuera posible. O con eufemismos como que "el número de alumnos por clase no aumenta, se flexibiliza". Entonces, ¿por qué no lo flexibilizamos, pero a la baja? Ah, que no pasa nada, que según los estudios de la OCDE, solo se pierde eficacia en grupos de más de 45 o 50 alumnos, o sea que tenemos todavía mucho margen de flexibilidad.

Basta de recortar en profesorado. Basta de segregar a los que se quedan rezagados. Basta de fomentar la desigualdad reduciendo becas y subiendo tasas. Si realmente le interesa mejorar la competitividad de las futuras generaciones y sacarnos del primer puesto en fracaso escolar en Europa, recuerde que los sistemas educativos más exitosos en el informe Pisa tienen en común la calidad y formación de sus profesores y la intervención temprana para que ningún niño se quede atrás.

Basta de buscar titulares y crear polémicas. Basta de desunir y provocar en vez de buscar consensos. Basta de utilizar la educación de nuestros hijos como instrumento para imponer su ideología. Haga su trabajo, procure que el sistema educativo sea el mejor posible para todos, hasta para los que le critican. No es su futuro, señor Wert, el que está en juego. Es el nuestro.

 

ACTUALIZACIÓN: Acabo de conocer y firmar la petición de la ONG Educación sin Fronteras, recogida en Lo que hay que Wert, para que los presupuestos destinados a Educación para 2013 vuelvan, como mínimo, a los niveles de 2011.

Hay 136 Comentarios

buenooooo, por lo menos PEPE, tienes para todos, no discriminas.....jajajajaj

Evidentemente estoy contra las dictaduras y creo que cualquiera debería poder ir a la Universidad. Pero me parece que eso no es incompatible con que haya que pagar los libros y la comida. Yo fui a la universidad, soy Ingeniero de Telecomunicación, me costó mucho esfuerzo en estudios y económicamente a mi familia pero pude hacerlo sin llegar a pedir nunca una beca (las dejé para alguien que pudiese necesitarla más). Estoy en contra de que se regalen los libros a todos, estoy a favor de su reutilización el medida de lo posible, estoy en contra de que regale la comida a todos los niños, a favor en cambio de que se pueda hacer a quien realmente lo necesite.
Yo quiero que haya becas, pero sólo para los que realmente lo necesiten, las cosas regaladas no se valoran y regalar los libros no me parece correcto. Que se beque a quien de verdad no pueda pagarlos pero no a todos.
Además hay que tener en cuenta una cosa, si no hay dinero no hay dinero. Que dejen de subvencionar a los chupópteros y destinen ese dinero a quien realmente necesite becas y se las MEREZCAN, pues de holgazanes becados estaba llena la universidad.

Me viene a la mente el título de una canción de Anthrax, basada en una novela que acabó siendo película (judge Dredd), "I'm the law". O sea, yo soy la ley; y todo el que no agache la cabeza es un antisistema peligroso al que hay que condenar sin juicio, porque yo soy el juez, el abogado y el fiscal. Antes a eso lo llamábamos dictadura, ahora se llama mayoría absoluta. Esto de cambiar el nombre a las cosas no es nuevo, hubo un tiempo en el que pegarte una paliza de muerte era reeducar por tu bien. Hay quien añora esos tiempos y se empeña en regresar a ellos, cueste lo que cueste (a nosotros, claro, a él no le va a costar, al contrario le va a dar a ganar).

Soy una chica de 24 años que ha terminado la carrera en junio de 2011 y que siempre ha tenido la posibilidad de beca, entre otras cosas, porque estudio. Siempre he trabajado dando clases para poder sobrevivir (no se crean ustedes que la beca da para pasar el año "a la bartola"). Desde que perdimos la condición de familia numerosa me he visto a trabajar para ahorrar los 1900€ que costaba el máster que quería hacer. Llevo dos años trabajando y estudiando para que, con los recortes, lo suban a la ridícula suma de 2600€. ¿Me explican cómo sigo formándome si no hacen más que retirar becas, subir tasas y crear desempleo? No encuentro trabajo. Mis padres han tenido que hacer un esfuerzo horrible para poder darme el dinero que me faltaba. Pero aún así soy radical porque me quejo. Me quejo porque lo único que pretenden es crear ovejas estúpidas a las que poder controlar. Sepa usted, señor Wert, que en cuanto tenga la oportunidad me marcharé del país, siendo otra joven más con alta formación (y tres idiomas, incluyendo el español) que se irá fuera a trabajar. Quizá a un McDonals, pero al menos a buscarme un futuro que usted y toda la clase política me niega.

'' FANTASTICA REDACCION ¡¡

Completamente de acuerdo contigo Cecilia. Yo también mañana me puedo permitir no llevar a los niños al cole, pero hay mucha gente que me ha dicho que ellos no pueden hacer otra cosa que llevarlos porque no tienen a quién acudir. En mi caso me voy a hacer cargo de varios, pero entiendo que no todo el mundo puede protestar. Aún así estarán en las manifestaciones convocadas en muchas ciudades.
Juntos podemos cambiar las cosas.

Un abrazo.

Para Pepe. Yo le diré por qué los niños deben comer de gorra: porque yo y otros muchos como yo pagamos impuestos y en nuestra lista de prioridades que haya comedores escolares gratuitos (y que los niños reciban una educación de calidad, lo que quiere decir más profesores, con menos horas cada uno y menos niños por clase) está muy por encima de millones de cosas en las que el Estado gasta el dinero. ¿No es el caso de usted? Bueno, pues usted es proOTROsistema: el llamado ultraliberal, que tanto gusta en USA.
Yo no tuve comedor escolar, ni libros gratis, y los compañeros míos cuyos padres no pudieron pagar la universidad, no pudieron ir a ella, ¿por qué hoy un buen estudiante sin posibles tiene que poder ir a la universidad?. También me crié en un país sin democracia, ¿por qué hoy debemos permitirnos tener una, con lo barato que es tener un dictador? Mejor nos volvemos al "sistema de antes", ¿verdad?

De acuerdo 100%. Me avergüenza la impunidad con la que el "señor" ministro hace las declaraciones, me gustaría verle hablando en un careo con una madre o un padre a ver si tiene la desfachatez de insultarnos de esa manera.

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice. Es necesario que unamos fuerzas y voces para que esto pare. Me permito enviarles el vínculo a mi blog donde ayer precisamente dediqué también unos minutos al Sr. Wert. Gracias
http://diarium.usal.es/aduran/2012/10/16/sr-wert/

Pues yo debo ser antisistema, antiSUsistema. No veo porqué hay que subvencionar SIEMPRE los libros, soy de familia humilde y mis padres los compraron cuando pudieron y reutilicé los que pude ¿Porqué se subvencionaron después y no antes o porqué deberían continuar haciéndolo? Lo mismo para comedor, por supuesto que no deberían subvencionarlo a los diputados pero a los niños lo mismo. Está claro que duele que dejen de regalarte algo pero no veo porqué deben comer los niños de gorra.
Lo de flexilizar el número de alumnos no lo veo tan claro. Y lo que más duele a la CEAPA no es todo eso sino que a ELLOS les han bajado las subvenciones, lo siento pero estoy totalmente de acuerdo. Ya está bien de subvenciones para todas las asociaciones y chupópteros varios, y en eso incluyo al cine, sindicatos que sólo defienden sus intereses y, por supuesto, a PARTIDOS POLÍTICOS y asociaciones de enchufados de éstos.

Bueniiisisma la carta cecilia, enhorabuena¡¡¡¡¡¡¡ pues eso, yo tambien me sumo a la extrema izquierda de la asocion de padres y madres y me declaro antisistema, mi pequeño mañana hara huelga, pero yo tampoco tengo problema para hacerlo ( soy tambien una afortuna, segun el gobierno) ya que mi marido se ha quedado en paro por los recortes y podemos aprovechar....me rio por no llorar.

Estoy de acuerdo con lo que dices, del todo, peeero, la educación la han utilizado todos, de uno y otro bando. Soy de izquierdas, que conste, pero es una VERGÜENZA que el grupo político de turno cuando gobierna utilice la educación para sus fines.

Me siento como uno de los correligionarios de Espartaco en la pelícla de Stankey Kubrick. "Yo soy Antisistema", y además soy profesor, y además voy a votar, y además soy padre, marido, hijo, tío, ciudadano, estudio, aprendo,... pero soy Antisistema. Me pregunto ¿de qué?

Gracias por la carta, Cecilia. Se puede decir más alto pero no más claro. Precisamente porque nos sentimos responsables de la educación de nuestros hijos es que no podemos hacer menos que protestar y manifestarnos frente a estas barbaridades.

Lo que este señor no quiere ver es que no somos antisistema, solamente antiSUsistema de continuos hachazos a la educación. Que estamos empezando a estar un poquito hartos ya de sus salidas de tono que a veces por no decir siempre rayan el insulto, de sus segregaciones por sexo, de sus españolizaciones, etc., etc., etc.

Mi marido y yo nos apuntamos a la panda de los antisistemas que mañana dejara a sus hijos en casa.

Gracias por expresar tan bien lo que millones de personas sentimos ante esta aberración de recortes en Educación.
No hay que desfallecer, nuestros hijos y nietos necesitan que luchemos por ellos. Y al paso que vamos, también nuestros biznietos.

amiga...el señor wert evidencia en su lerguaje, tanto verbal como gestual, un desprecio chulesco hacia quienes no han conseguido superar en esta vida el vivir en san blas...no nos equivoquemos con este humanista cristiano como dios manda via opusdeikikos...

Soberbio, Cecilia. Contundente, inteligente, certero. Escuche, Wert.

Bravo por esta excelente entrada en el blog!

Me sumo al 100 por 100. Gracias por expresar tan bien lo que pienso. Basta ya de criminalizar al que no esta de acuerdo con estos señores del gobierno. Menos mal que los elegimos para gobernar a todos y va y resulta que son unos extremistas que en nada tienen que ver con la sociedad española.

Enhorabuena por su escrito,
Lo políticos, nuestros empleados, nosotros pagamos sus salarios, sus prebendas, y en el caso de este Sr la'aparicion de su esposa En los desayunos, de TVE,
Deben saber que no somos tontos y no ex tan facil que nos creamos sus mentiras.
Nuestro rechazo a volver a una España de los 60

El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca

Suscribo Cecilia cada punto y cada coma.
Nosotros escolarizamos este año a nuestros hijos, despues de 5 en casa con nosotros, estamos horrorizados con lo que está pasando. Más allá del propio sistema, es que es imposible hacer nada con 28 niños en clase!, ni queriendo!, y ya me han dicho desde la concejalía del ayuntamiento que los inspectores han autorizado hasta 30 niños, entre otras cosas porque están ingresando a la pública mucha gente que ya no puede pagar el privado. En algunos de ellos han suprimido hasta tres líneas por falta de niños...

Ya que se ha nombrado a Aragón, de vergüenza:
- Comedores infantiles sin subvención - Comedor de las Cortes de los Diputados SI TIENE SUBVENCIÓN.
-Los Libros escolares sin subvención -
- 400.000 € de subvención del Gobierno de Aragón para promocionar el GOLF
- Consejero de Sra. Rudi para hacer un estudio de como evolucionará la crisis de aquí al 2020: 44.000 €. Mientras la Universidad agoniza.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal