De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Pequeños cambios que nadie te cuenta antes de tener niños

Por: | 28 de febrero de 2013

 

La foto
La mano que mece la cuna y se come los Aspitos. Con las uñas cortas, eso sí...

 

Antes de tener niños, tienes claro que cambiará tu vida. Lo de no dormir, viajar menos, o reducir el cine, cenas o conciertos te lo esperas. Pero hay algunos aspectos que nadie te cuenta y ni te imaginas, pequeños detalles que, cuando te paras a pensar, han colonizado tu día a día. Me dí cuenta de uno de ellos en una conversación con mi compañero de trabajo y padre relativamente reciente Fernando Navarro, autor del blog La ruta norteamericana, al que emplazo desde aquí a que nos escriba un post con recomendaciones musicales roqueras para niños.

No sé cómo, acabamos hablando de por qué no llevo las uñas pintadas. No sólo sin pintar, sino que las llevo cortadas al ras. Las madres con niños pequeños seguro que adivinaréis por qué. Si no, os lo cuento aquí abajo, junto con otras pequeñas cosas que, supongo, volverán a su ser cuando mi prole (5 años, casi 4 y 19 meses) crezca. He aquí mi lista:

1. No me dejo las uñas largas ni me las pinto. Lo primero, para no arañarles sin querer al cogerles, bañarles, jugar, sonarles los mocos, etc, etc. Lo segundo, cuando eran más bebés, para que no se intoxicaran (no sé los vuestros, pero mis polluelos, en la fase de dentición, se metían de todo en la boca, incluidos mis dedos; y si no, se los metía yo para tocarles las encías). Y ahora, porque no tengo tiempo ni ganas de convertirme en la manicura de tres retacos pidiendo "ahora a mí".

2. No llevo bisutería o joyas grandes. Parecido al punto 1, pero con un elemento de autodefensa: para que mis orejas no acaben con los agujeros más grandes que los túneles del Metro y para no hincar las rodillas más de la cuenta recogiendo perlitas de collares rotos.

3. No leo en el cuarto de baño. Ya sabemos que hay dos clases de personas en estos menesteres: las rápidas (cacafast) y las lentas (cacaslow). La intermedia la forman los cacaslow con niños pequeños, forzados a acelerar y a renunciar a esos minutos de lectura pausada en un ambiente estimulante. Y es que es muy difícil concentrarse cuando tu bebé de 0 a 18 meses insiste en acompañarte, o tus niños de tres a cinco años abren la puerta o llaman cada dos minutos. A veces echo el pestillo, pero me esperan a la salida como a Vincent Vega (John Travolta) en Pulp Fiction.

 

4. No llevo ropa interior bonita. Que sí, que dar el pecho es muy bonito, así estoy yo, con la teta fuera desde hace años. Pero ¿por qué los sujetadores de lactancia son tan feos? Ya no digo lencería sexy, pero podrían fabricar algo más allá de armazones de algodón con menos gracia que un hábito de monja.

5. No hay sexo a deshoras. Una aportación de mi compañera Clara Blanchar, que ya lo explicaba muy bien en este post: se acabaron los encuentros matutinos de los domingos. A lo que añado las siestas alegres, las tardes rumbosas, los aquí te pillo aquí te mato... Todo queda reducido al estilo ninja, que desarrollaremos algún otro día: a oscuras, rápido y silencioso.

6. No llamo el ascensor. ¿Suena absurdo? Pues tampoco le doy al interruptor de la luz del garaje. Cuando están los niños delante, ya se pelean bastante entre ellos por pulsar cualquier interruptor pulsable como para que entre yo a competir. De hecho, tenemos ya tal pánico que cuando estamos Eduardo y yo solos y hay que pulsar, nos miramos con aprensión, no vaya a ser que el otro se cabree porque alguien le dé antes al botón.

7. Charlo con otros adultos en modo piloto automático. Ejemplo:

- Yo: ¡Cuánto tiempo sin verte! ¿Qué tal estás?

- Amiga: Bien, bien. Pero estamos en un apartamento porque estamos haciendo obra en casa.

- Yo: Ah, sí, qué bien. ¡David, deja a tu hermana en paz! Me decías que obra...

- Amiga: Sí, estamos cerrando la terraza y...

- Yo: Ah, sí, la terraza. ¿Dónde está Elisa? ¡Natalia, devuélvele eso a tu hermano! ¿Terraza?

- Amiga: Sí, y cambiando el parquet.

- Yo: Ummm, parquet, espera un momento, que no sé dónde está Elisa...

- Yo: ¿Amiga? ¿Pero ya te vas? ¡Si no hemos terminado de charlar!

 

Su merienda de ayer, mi desayuno de hoy8. He vuelto a comer chuches. Los gusanitos y los aspitos (en la foto de arriba) son lo más sano y están buenísimos. Pero además, hay todo un mundo, que vuelve con fuerza en forma de regalitos de cumpleaños de los compañeros del cole: chupachups, palotes, pica pica, petazetas (sí, qué pasa, ¡si los usa hasta Ferran Adrià!). En realidad, soy una madre coraje que me sacrifico por mis hijos, para que no se pongan malos comiéndoselo todo.

9. Como sobras. Muchas. Da pena tirar comida. Y muchas veces, es lo más rápido y limpio. Por ejemplo, vas por la calle y el niño no quiere medio plátano. ¿Lo tiras? No, al buche. Estás comiendo fuera y solo se comen la mitad de los nuggets. ¿Lo desperdicias? No. Pues al buche. Cenas en casa, y se deja el último bocado de pescado. ¿Lo más rápido? Al buche. Así estoy, que parezco embarazada de un cuarto niño. La pervensión de este complejo de trituradora humana, que comparten otras madres, es cuando miras al niño fijamente y deseas que NO se termine el plato porque es algo que estás deseando comer.

10. Hago manualidades y disfraces. Como ya conté en este post, la maternidad ha despertado en mí un extraño afán creativo que no se corresponde exactamente con mis habilidades manuales. Pero se hace lo que se puede.

 

Aquí tenéis otros ejemplos, escritos a medias por Eva Quevedo y Accidentalmente en el desternillante blogdemadre.  

¿Qué otras pequeñas cosas hacéis o habéis dejado de hacer desde que tenéis hijos?

Hay 393 Comentarios

de acuerdo con todos los puntos, respecto a algunos comentarios, cada uno toma una decision en la vida, porque cree que eso es lo mejor para el, y es respetable, decir, que es maravilloso cuando te abrazan y te dicen te quiero,o que eres la mejor mama, o cuando te dan un beso, o repiten algo que tu haces, se ponen tus zapatos... etc, etc,eso no tiene precio, yo tengo dos pequeñines de 5 y dos años, y ellos son lo mejor que me ha pasado,

Nosotros hemos perdido las sobredosis de series los domingos por la tarde... Pero son tan monos que ya casi lo tenemos superado.

Http://www.crecequetecrece.com

Ójala tener hijos hiciera a la gente mejores personas porque anda que no hay padres y madres gilipollas!

menudo pringao, derfinger...ojú...vaya elemento que tienes que ser, chaval...y tu pareja tendrá el cielo ganao...

Si tener hijos cambia la vida por qué conozco padres y madres de familia tan tontos? Por qué el ser humano sigue siendo grosero egoísta y faltón ( sobre todo si va conduciendo)? Si tener hijos hiciera a la gente mejor persona, más amable y feliz no estaría el mundo como está : lleno de mierda hasta arriba. No nos cuenten milongas, tener hijos solo te jode la vida un poco más que al resto e intentais vendernos que es divertido y maravilloso. Suerte a todos los papis ( y a todos nosotros)

Un gran problema social es que la mitad de los que tienen un hijo lo hacen sin saber lo que les espera, y luego es tarde para arrepentirse... Que cada uno haga lo que quiera, pero en mi opinión y la de mi compañera, la única forma de crecer a nivel personal y de pareja es prescindiendo de los niños; ocupan demasiado tiempo y dan muy pocas satisfacciones (muchas menos que disgustos, eso seguro...)

Que buen articulo!! Me hubiera encantado leerlo antes de mi maternidad, todas estas cosas me sucedieron a mi tambien. Faltaria incluir que uno termina cambiando los gustos cinematograficos. Los animados por la accion o el terror. Ni modo, con pequeños en la casa, mejor no tomar riesgos, ademas que cuando ellos se duermen, uno esta mas agotado que ellos mismos. Genial el articulo, me lo goce desde el comienzo hasta el fin.

Que mal está la sociedad Dios mio!! Hoy mismo precisamente he visto esta confesión de una chica y me he quedado flipada http://www.nogare.net/confesion.php?id=21729 - Esta claro que nunca llueve a gusto de todos, pero c***, un poco de por favor!

Tengo alguna excusa para jugar al futbol y ver alguna peli que a mi mujer no le gusta pero a mis hijos si.

soy madre de dos hijos .No comparto ninguno de los puntos .Leer es fundalmental delante de ellos para que copien . Y las sesiones de sexo cambian el horario, es cuestion de adaptación.

Qué risa, me identifico totalmente! Añadiría la pérdida del sentido del asco (sólo en relación con mi hija, he de decir). Ni me inmuto ante un dedo coronado por un moco enorme y verde viniendo hacia mi cara/ropa/pelo. Ah, y por supuesto, antes la más mínima mancha me llevaba a cambiar mi rioa de inmediato, o lanzarme al baño a remediar el desastre. Tras meses de buches en la blusa, babas por cualquier lado, restos de comida (normalmente provinientes de sus manitas después de comer un quesito), pintadas de colores.... ya renuncio a ir medianamente decente. Vamos, lo intento, pero rara vez lo consigo a lo largo de un día entero.
A una chica (creo que Ana), le diré que no es que no haya que renunciar a cuidarse una misma, es que no me puedo ni duchar tranquila, pues ahí está mi chiquitina para abrirme la cortina y jugar al tras tras. Como para pensar en sentarme a maquillarme! y desde luego, si la receta para ir al gimnasio, salir con mis amigas (que lo hago, pero poco), etc. pasa por dejar a mi hija de manera sistemática e manos de terceros, pues mira, no. Me quedo con mis pintas. Y si das pecho a demanda a un bebé (lo cual hice todo el tiempo que pude), como para largarte de juerga y dejarla. Es cuestión de prioridades, no es que seamos unas dejadas (que tampoco has dicho eso, lo sé).
Y Carlos, no entiendo que haces leyendo este blog, de verdad.

Ademas me hace gracia eso de que lo prueben , yo puedo probar hacer surf y gustarme o no pero si tienes un hijo y no te gusta no hay vuelta atras y conozco mucha gente de esa aunque no lo reconozcan nada mas que a los verdaderos amigos porque no es politicamente correcto decir que te arrepientes de haber tenido un hijo , yo creo que a la gente se le quiere por el dia a dia y no porque sea o no de tu sangre , eso me parece superegoista .

Dino el que sea maravilloso para ti no significa que sea maravilloso para los demas ademas en este blog debeis ser todos millonarios porque hay mucha gente que economicamente no se lo puede permitir a mi me parece maravilloso no tener hijos y ayudo a mucha gente necesitada no soy ningun egoista pero es que no creo en la sangre para querer mas o menos a alguien me parece muy simplista .

Manuel si tu vida para ser divertida depende de poder cpntar cosas de tus hijos y nietos que pena me das por cierto y ya puestos te dire que tampoco es necesario vivir en pareja para ser feliz no hay nada mas triste que depender de un hijo o de una pareja para ser feliz , hay que ser feliz con uno mismo y la pareja , hijos u otras cosas que sean añadidos , no la base de tu vida porque eso se puede romper en cualquier momento .

Creo que este comentario esta solamente para llenar un espacio en el periodico.
1º No comparto lo de las chuches para los niños (Habeis intentado quemar algunas de las chuches) Vereis el olorcillo que sale al quemarse y el color a plastico que sale al encenderse.
2º Bollerias compradas, con cantidad de colesterol por las cantidades de grasas saturadas y desnaturalizadas que llevan dentro.
3º No comparto la cultura del dulce para calmar a los niños mientras los papas y mamas, se lo pasan pipa con sus amigotes (Bares, cafeterias u otros lugares de ocio )
4ºSi estoy de acuerdo con lo de las uñas que no se deben tener largas, pintarse, darse cremas y demás cosmeterias o bisuterias, hay la tengo que poner un 10.
5ºEstoy de acuerdo con leer, pero delante de los niñ@s.
Por lo demás creo que sobran algunos comentarios y faltan otros.

Arti, cuando algo es realmente maravilloso, yo me la paso repitiéndolo todo el tiempo hasta que consigo que las personas que me importan lo prueben. Si te lo guardas para tí, no estás siendo egoísta?

"Cuando algo es realmente maravilloso no hace falta estar todo el tiempo repitiendolo , yo cuando algo me gusta mucho lo disfruto y no necesito estar contandolo todo el rato lo unico imprescindible en este mundo para ser feliz es la salud .

Publicado por: arti | 01/03/2013 15:51:13
"

son cosas que todos los padres vamos descubriendo al pasar los años con nuestros hijos y después de cometer muchos errores http://t.co/2EOehdo6YH

a uno de los comentarista que habla sobre el aburrimiento a los 50 si no tienes hijos. Tienes +50 y no tienes ninos? entonces tu que sabes.
yo tengo 57 anos y yo y mi pareja decidimos no tener hijos, porque simplemente no nos apetecia la responsabilidad y el sacrificio y oye, tan ricamente! y te aseguro que hay millones de cosas mas que hacer que mirarse en los ojos de tu pareja y mas dinero tambien

Por Dios!! Tener hijos no es incompatible con olvidarse de uno mismo!!, hay que tener tiempo para todo. Tengo dos hijos pequeños, y sigo cuidándome, voy al gimnasio, tengo tiempo para estar con mi marido, para salir con mis amigas....

Cuando los tienes en tus brazos es cuando te das cuenta de las cosas que tienes que hacer y no pasar del niño. Todos los privilegios que tenías antes los has de reducir hasta que sean un poco mayores.

Atri, tengo vari@s amig@s cuya elección ha sido no tener hijos. Me parece bien, pero no veas la vida de aburrimiento que les espera mirándose la cara un@ a otr@ durante 50 años y contándose las mismas cosas. Al menos los hijos y después vienen los nietos siempre te dan motivo de conversación para lo bueno o para lo malo..yo llevo disfrutando de ell@s 30 años y no me canso (tengo de 31, 26, 7 y 3, más nieta de 6 meses...asi que imagina la variedad de historias). El argumento de peso que buscas lo tienes en los 10 puntos del blog, vuelves a nacer con todo eso que parecen tonterías pero te llenan la vida..no te la lenan te hacen overbooking. saludos. Manuel

Si todo va como está previsto, de aquí a unos meses voy a ser madre. El año pasado, cuando mis compañeros de trabajo hacían este tipo de comentarios (monotema en el tiempo de desplazamiento al trabajo en coche) les lancé esa misma pregunta: algo bueno os aportarán, si los hijos fueran algo tan malo, ¿porqué lo habeis tenido? Su respuesta fue que sólo se trataba de un desahogo, que no cambiarían sus hijos por nada.
Y ahora lo veo todavía más claro, no es mejor, ni peor, es sólo una etapa diferente con pequeñas miserias diarias diferentes. Mi hijo no ha nacido aún y la mayor parte de mi tiempo gira en torno a él.
Y puedo entender a los padres, porque cuando le noto moverse se me olvidan todos los malestares.
Por lo demás, el artículo me parece genial.

Totalmente identificada con casi todos los puntos (no me he pintado las uñas en la vida) y también con el comentario sobre el sofá. El otro día hasta apareció un pen que creía haber perdido hace unos meses!
Atri, tener hijos no es cuestión de argumentos, sino de querer o no querer, y las dos opciones me parecen igual de respetables. Lo que no entiendo es esta manía que tenéis de meteros con la gente que sí los tenemos. Yo por ejemplo, si no quisiera tener hijos no estaría interesada en absoluto en un blog como este...

arti, crianzas son necessárias para todos los pueblos de nostro planeta. No hay futuro si no hay crianzas. En la sociedad hay un equilibrio: personas que quieren tener hijos e las que no. Es una opcion personal. Nadie debe harcerlos si no les gusta la maternidad o paternidad.

Cuando algo es realmente maravilloso no hace falta estar todo el tiempo repitiendolo , yo cuando algo me gusta mucho lo disfruto y no necesito estar contandolo todo el rato lo unico imprescindible en este mundo para ser feliz es la salud .

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal