De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Pequeños cambios que nadie te cuenta antes de tener niños

Por: | 28 de febrero de 2013

 

La foto
La mano que mece la cuna y se come los Aspitos. Con las uñas cortas, eso sí...

 

Antes de tener niños, tienes claro que cambiará tu vida. Lo de no dormir, viajar menos, o reducir el cine, cenas o conciertos te lo esperas. Pero hay algunos aspectos que nadie te cuenta y ni te imaginas, pequeños detalles que, cuando te paras a pensar, han colonizado tu día a día. Me dí cuenta de uno de ellos en una conversación con mi compañero de trabajo y padre relativamente reciente Fernando Navarro, autor del blog La ruta norteamericana, al que emplazo desde aquí a que nos escriba un post con recomendaciones musicales roqueras para niños.

No sé cómo, acabamos hablando de por qué no llevo las uñas pintadas. No sólo sin pintar, sino que las llevo cortadas al ras. Las madres con niños pequeños seguro que adivinaréis por qué. Si no, os lo cuento aquí abajo, junto con otras pequeñas cosas que, supongo, volverán a su ser cuando mi prole (5 años, casi 4 y 19 meses) crezca. He aquí mi lista:

1. No me dejo las uñas largas ni me las pinto. Lo primero, para no arañarles sin querer al cogerles, bañarles, jugar, sonarles los mocos, etc, etc. Lo segundo, cuando eran más bebés, para que no se intoxicaran (no sé los vuestros, pero mis polluelos, en la fase de dentición, se metían de todo en la boca, incluidos mis dedos; y si no, se los metía yo para tocarles las encías). Y ahora, porque no tengo tiempo ni ganas de convertirme en la manicura de tres retacos pidiendo "ahora a mí".

2. No llevo bisutería o joyas grandes. Parecido al punto 1, pero con un elemento de autodefensa: para que mis orejas no acaben con los agujeros más grandes que los túneles del Metro y para no hincar las rodillas más de la cuenta recogiendo perlitas de collares rotos.

3. No leo en el cuarto de baño. Ya sabemos que hay dos clases de personas en estos menesteres: las rápidas (cacafast) y las lentas (cacaslow). La intermedia la forman los cacaslow con niños pequeños, forzados a acelerar y a renunciar a esos minutos de lectura pausada en un ambiente estimulante. Y es que es muy difícil concentrarse cuando tu bebé de 0 a 18 meses insiste en acompañarte, o tus niños de tres a cinco años abren la puerta o llaman cada dos minutos. A veces echo el pestillo, pero me esperan a la salida como a Vincent Vega (John Travolta) en Pulp Fiction.

 

4. No llevo ropa interior bonita. Que sí, que dar el pecho es muy bonito, así estoy yo, con la teta fuera desde hace años. Pero ¿por qué los sujetadores de lactancia son tan feos? Ya no digo lencería sexy, pero podrían fabricar algo más allá de armazones de algodón con menos gracia que un hábito de monja.

5. No hay sexo a deshoras. Una aportación de mi compañera Clara Blanchar, que ya lo explicaba muy bien en este post: se acabaron los encuentros matutinos de los domingos. A lo que añado las siestas alegres, las tardes rumbosas, los aquí te pillo aquí te mato... Todo queda reducido al estilo ninja, que desarrollaremos algún otro día: a oscuras, rápido y silencioso.

6. No llamo el ascensor. ¿Suena absurdo? Pues tampoco le doy al interruptor de la luz del garaje. Cuando están los niños delante, ya se pelean bastante entre ellos por pulsar cualquier interruptor pulsable como para que entre yo a competir. De hecho, tenemos ya tal pánico que cuando estamos Eduardo y yo solos y hay que pulsar, nos miramos con aprensión, no vaya a ser que el otro se cabree porque alguien le dé antes al botón.

7. Charlo con otros adultos en modo piloto automático. Ejemplo:

- Yo: ¡Cuánto tiempo sin verte! ¿Qué tal estás?

- Amiga: Bien, bien. Pero estamos en un apartamento porque estamos haciendo obra en casa.

- Yo: Ah, sí, qué bien. ¡David, deja a tu hermana en paz! Me decías que obra...

- Amiga: Sí, estamos cerrando la terraza y...

- Yo: Ah, sí, la terraza. ¿Dónde está Elisa? ¡Natalia, devuélvele eso a tu hermano! ¿Terraza?

- Amiga: Sí, y cambiando el parquet.

- Yo: Ummm, parquet, espera un momento, que no sé dónde está Elisa...

- Yo: ¿Amiga? ¿Pero ya te vas? ¡Si no hemos terminado de charlar!

 

Su merienda de ayer, mi desayuno de hoy8. He vuelto a comer chuches. Los gusanitos y los aspitos (en la foto de arriba) son lo más sano y están buenísimos. Pero además, hay todo un mundo, que vuelve con fuerza en forma de regalitos de cumpleaños de los compañeros del cole: chupachups, palotes, pica pica, petazetas (sí, qué pasa, ¡si los usa hasta Ferran Adrià!). En realidad, soy una madre coraje que me sacrifico por mis hijos, para que no se pongan malos comiéndoselo todo.

9. Como sobras. Muchas. Da pena tirar comida. Y muchas veces, es lo más rápido y limpio. Por ejemplo, vas por la calle y el niño no quiere medio plátano. ¿Lo tiras? No, al buche. Estás comiendo fuera y solo se comen la mitad de los nuggets. ¿Lo desperdicias? No. Pues al buche. Cenas en casa, y se deja el último bocado de pescado. ¿Lo más rápido? Al buche. Así estoy, que parezco embarazada de un cuarto niño. La pervensión de este complejo de trituradora humana, que comparten otras madres, es cuando miras al niño fijamente y deseas que NO se termine el plato porque es algo que estás deseando comer.

10. Hago manualidades y disfraces. Como ya conté en este post, la maternidad ha despertado en mí un extraño afán creativo que no se corresponde exactamente con mis habilidades manuales. Pero se hace lo que se puede.

 

Aquí tenéis otros ejemplos, escritos a medias por Eva Quevedo y Accidentalmente en el desternillante blogdemadre.  

¿Qué otras pequeñas cosas hacéis o habéis dejado de hacer desde que tenéis hijos?

Hay 393 Comentarios

Los hijos hacen a mucha gente miuy egoista , pisarian al hijo de otro para que el suyo triunfe solo hay que ver un partido de futbol de chavales es vomitivo .

Para saber lo que es algo no hace falta experimentarlo , a mi todavia no me ha dado nadie un argumento de peso de verdad para querer tener un hijo en el mundo actual en cambio tengo miles en contra , la gente con niños pequeños es aburridisimaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ¡¡¡¡¡¡¡

http://nelygarcia.wordpress.com. Solo cuentas lo negativo. ¿el mirar a tus hijos, no es una recompensa?.
http://www.facebook.com/nely.garcia.


.


Lo que me he reido leyéndolo! Enhorabuena porque refleja perfectamente la realidad. Y la lista podría crecer aún más. Estoy totalmente de acuerdo con que las personas que no tienen hijos, por los motivos que sea, no podrán entender jamás lo que significa y cómo puede cambiar tu vida. Yo misma me meto en ese saco porque antes de tener a mi hija no me podía ni imaginar hasta qué punto pone tu vida del revés, por mucho que te lo cuenten. Sobre todo, tengo que decir, cuando una es mujer y tiene cierta ambición profesional después de haberse pasado toda la vida estudiando, trabajando y luchando por hacerse un hueco digno en el mundo laboral...tener hijos es un auténtico reto si estas en este grupo y te plantea un sinfín de dudas morales que hay que sortear cada día...algo que creo que a los hombres no les pasa...pero dejemos de un lado los discursos feministas. Yo vivo en el extranjero, en una ciudad enorme donde estoy sola con mi hija - mi marido ha tenido que trasladarse a otro país por motivos de trabajo - y trabajo a jornada completa. Hago verdaderos malabarismos para llevarlo todo para adelante: trabajo, casa e hija. Ni os cuento la que tengo que liar cuando se pone malita...pero bueno, las que sois mamás, trabajáis y no tenéis a la familia cerca sabéis perfectamente de qué hablo. Hay momentos duros, pero lo que está claro es que no volvería atrás nunca: un hijo es la cosa más especial que hay, y con la que más cosas descubres sobre ti mismo, sobre la vida y hasta sobre tus propios padres. A las personas que critican este tipo de blogs les recordaría que uno debe hablar de un tema cuando sabe verdaderamente de lo que está hablando.

Por favor, lo pido de rodillas. Queréis (en general) dejar de dar la edad de los niños en meses? Mi niño tiene 18 meses, mi niño tiene 24 meses, mi niño tiene 32 meses. Es tan cansino que duele a los ojos. Yo personalmente tengo 398 meses, ale que bien

Sugerencia: se respeta a los que tienen la dicha de ser padres, pero el consejo es que cuando compartan las fotos de sus hijos en facebook, cuando hablen de sus hijos, los hagan con su familia o otra pareja de padres, porque realmente cuando no lo hacen asi, incomodan mucho , porque aburre ver siempre que hablan de lo mismo. Los que se valoran esta opinión, podrán apreciar que es mas bonito que sus propios amigos les pregunten por sus hijos, que ustedes estar hablando todo el tiempo de lo mismo, cuando al resto le incomoda.

Hay tambien cosas muy buenas de la crianza... estoy volviendo a ver a la Abeja Maya!!!

Mucho padre/madre veo yo por aquí gritando e insultando a los que no tenemos hijos ni los queremos tener.
A ver si será verdad que los nervios acaban atacados de por vida jajaja

Está claro que los que hacen comentarios estúpidos no son padres.
Creo que a todos nos cambia la forma de ver la vida después de decidir que queremos ser padres o después de serlo. Hay un antes y un después en nuestra vida.
Después de tener a nuestros peques, ya no tenemos VIDA, nuestra VIDA pasan a ser ellos. Y claro, quién no tiene, no lo puede sentir.
Ignorantes y estúpidos ellos.
Mi nena tiene un añito y yo, hace dos años (que no me planteaba tene bebés), podría haber estado más del lado de los que hacen esos comentarios idiotas.
Pero a día de hoy, simpatizo plenamente con todos los papás y mamás que no tiene tiempo para ellos mismos.
A quién no le guste este texto, dos males tiene.
Yo me he sentido tan identificada que incluso me ha emocionado.


Pregunta existencial: por qué demonios hay que arrancarlos de la cama de L a V y los findes están tocando la corneta al alba????

Preguntadme por cualquier capítulo de Bob Esponja...venga, os reto, preguntad, malditos...!!!

Ja, ja, ja que grandes verdades de esto nadie te avisa!!! el punto 7 es tremendo cuando volveré a hablar con mis amigas sin que se desesperen por que es imposible que le preste atención a una frase completa?? mi solución es la hora de la siesta de las niñas....pero no siempre se puede...

Fantástico post, muy acertado con todos los comentarios, estoy de acuerdo contigo!

- Comer sin levantarse de la mesa. SIEMPRE hay algo que no les has puesto y que imperativamente les hace falta: otra servilleta limpia, la salsa de noseque, un poco de pan "del otro", otro vaso de agua,....
- concentrarte en algo en casa.
- se descubre el apasionante mundo de "debajo de los sofas", donde puedes encontrar cualquier cosa.
- hay que lavar la pastilla de jabon despues de lavarles a ellos...
- ...

Hay un punto 11: el coche no se lava desde tiempo inmemorial y está repleto de juguetes, galletas, toallitas...

ES ALUCINANTE LA CANTIDAD DE GENTE QUE NO TIENE NIÑOS Y QUE ENTRAN EN ESTOS BLOGS DE PADRES/MADRES!!! que raro...
Sí, y lo pongo en mayúsculas porque estoy gritando, qué pasa...
Y todos, pero todos, dicen la misma payasada. Y a todos les mueve el mismo motivo. Lo peor es que ellos saben por qué lo hacen, pero prefieren autoengañarse despotricando de los padres con sus comentarios.
Deciros que no sois nada originales, mas bien infantiloides e inmaduros, como YO!! que antes de tener a los míos escribía las mismas estupideces que ellos...

La llegada de los hijos implica un cambio de rutinas y nuevas tareas en el hogar que pueden sobrellevarse mejor a medida que los niños crecen y van adoptando nuevas responsabilidades, se vuelven más independientes y colaboran en casa.Esto puede resultar difícil de conseguir para muchos padres. Les dejamos algunas pautas y estrategias para lograrlo.http://www.inffant.com/2013/02/12/ninos-responsables/

Suscribo los 10 puntos, diez!!, uno por uno...y eso que soy el padre, no la madre.
Exijo otro decálogo como éste desde el punto de vista del padre...!! lo íbamos a flipar, amigos...

Es verdad k hay muchas cosas k solo te das cuenta cuando le tienes en brazos!!! Es una pasada todo lo que dejamos de lado las madres por nuestros hijos. Soy mama de una nena de 3 años, y para maquillarme me tengo que esconder porque sino quiere ella tambien lo mismo con las uñas!!! Y LO MISMO CON TODO!!!! Hasta los salvaslips me queti y se los pega en la ropa jajajaja
PERO A PESAR DE TODO ES LO MAS BONITO DE MI VIDA Y NO PODRIA VIVIR SIN MI NIÑA!!!!

El "argumento" de que uno es hija de sus padres, para argumentar que todos deberíamos tener hijos es una reverenda estupidez. Qué tiene que ver eso?? Es como si yo hubiera tenido q elegir la carrera profesional de mi padre porque es mi padre!! Agradezco que me parieran y lo que han hecho por mi pero eso no significa q yo tenga la obligación de tener hijos. Echenle ganas a sus argumentos papás!!

El post tiene buen sentido del humor, pero es lo que siempre pasa con mis amigos con hijos: una larga lista de cosas horribles y cambios de vida que nada se antojan, para rematar con un "aaaay pero es taaaan bonitooo tener hijos" o.O jajaja gracias, pero no gracias :)

Me parece increíble que haya gente que lo ne guste este post, o los que tenéis en vuestra web. Nadie os obliga a leerlos!!!
Es la realidad pura y dura con un muy buen toque de humor, todos somos madres/padres y hemos hecho ese "sacrificio" por decisión propia, y sabemos que tener hijos es lo mejor del mundo, pero todo lo que dice es verdad, no nos quejamos de no poder ir al baño tranquilas, de estar más rellenitas por no tirar la comida, de que nuestras hijas lleven las uñas mejor que nosotras o que los sujetadores de lactancia sean de abuela :), son anécdotas que nos encantan, que pasan cuando tenemos bebes, y que cuando crezcan todo cambiará y lo echaremos en falta. Tengo una niña de 7 años, y aunque todo este blog ya ha cambiado en mi vida (llevo las uñas arregladas, llevo ropa interior bonita, puedo tener momentos íntimos espontáneos, se lo come todo, aunque sigue teniendo algo muy importante que decirme siempre que estoy en el baño ...) sigo yendo al cine solo a ver pelis infantiles jajaja, ... y mataría por volver a pasar por ello, una y mil veces!
Genial el blog, la web y todos. Ánimo y seguir así

Jajaja, estoy de acuerdo en todo, añadiría algún punto más como el del tema tele/cine, todo en versión infantil, y el estrés total regado con una agridulce falta de tiempo para todo :)

¿Esta es la noticia más leída en El País? Así va el periódico. Y no lo digo por el tema, lo digo por el contenido. Yo no soy padre pero lo seré pronto, así que me metí a ver si tenían ese insight que no había leído u oído, esos detalles en los que nunca hubiera pensado, y me encuentro con esto. Yo cambiaría el título "Cómo dejar de ser Ana Mato cuando tengas niños excepto para Ana Mato que se lo hacen todo un ejercito de filipinas". Qué triste!!!

Yo lo que echo de menos es ir limpia. No sé cómo lo hago pero siempre llevo los hombros de los jerseys sucios, con restos de galleta, babas, mocos... y siempre me doy cuenta en la oficina, nunca cuando me lo pongo por la mañana. Mi hijo admeás parece que huele la ropa recién lavada, porque es ponerme unos vaqueros limpios y venir con las manos llenas de chocolate a ponérmelas encima... y así con todo. Y eso que nunca he sido una histérica del orden y la limpieza, pero me desmoraliza tanto ir siempre con manchurrones... a nadie le pasa?

Pero que poco sentido del humor tenéis algunas y que poco realistas y sinceras sois. Nadie niega que la felicidad de tener un hijo compense todo lo que se refleja en el escrito, pero debéis reconocer que en él se dicen verdades como puños. Todas lo asumimos y lo llevamos con gracia y alegría porque así lo hemos querido, pero eso no quita que entre nosotras comentemos y hagamos broma sobre el tema. En fin, supongo que lo del sexo ninja os tendrá mas tocadas que al resto ;)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal