De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

¿Te quedarías embarazada en un nuevo trabajo?

Por: | 11 de marzo de 2013

Embarazada

Como anunciamos la semana pasada, arrancamos un consultorio semanal para que los propios lectores contestéis con vuestra opinión o experiencia a las dudas que nos planteéis. Empezamos con la duda de Chopinetta pianissimo, que todavía no es madre pero quiere serlo:

"Soy una chica de 29 que se prometió un día ser madre antes de los 30. Pero el tiempo pasa muy rápido y me he plantado en los 29 casi sin darme cuenta: carrera, máster, doctorado... Resulta que lo tengo todo para ser madre: una pareja que me quiere y que comparte el mismo sueño, una familia cercana, un sueldo digno (¡sí, soy afortunada en los tiempos que corren!), salud... Pero ahora viene la duda: acabo de cambiar de trabajo, y no creo que esté bien visto empezar un curro y quedarse preñada por todo lo que comporta de bajas, etcétera, al empresario. Es una empresa pequeñita y encima soy ingeniera, es decir, mujer en entorno de hombres, y eso tampoco ayuda. Así que mi ideal de ser madre antes de los 30 se complica por una regla laboral no escrita. ¿Qué experiencias similares conocéis? ¿Habéis tenido problemas en vuestro trabajo por ser mamás o papás en un momento laboral poco adecuado para vosotros o para vuestros jefes? ¿Lo habéis hablado abiertamente con ellos?"

Si queréis contestar a esta lectora, podéis hacerlo en los comentarios. Si queréis enviarnos alguna consulta, escribid a la dirección demamasdepapas[arroba]gmail.com

Hay 51 Comentarios

El embarazo no es lo que podría perjudicarte desde el punto de vista laboral, sino lo que hagas después del parto. ¿Piensas reducir tu jornada? ¿Piensas coger toda la baja? ¿Piensas ampliar la baja concentrando las horas de lactancia? Todo lo que signifique priorizar a tu hijo respecto a tu trabajo, irá probablemente en contra de tu futuro laboral y posibilidades de promoción. Si lo que te interesa es mantener tus opciones de promoción y evolución laboral, te recomiendo lo que hizo Soraya Saenz de Santamaría: Currar hasta el último día, coger la menor baja maternal posible y no reducir en lo más mínimo tu compromiso con la empresa después de tener al hijo. Seguir estando igual de disponible para viajar, para currar fines de semana y horas de más, etc. Me temo que no hay otra. No hablaría nada con la empresa, por cierto, a no ser notes en ellos, una vez embarazada, algún tipo de temor, en cuyo caso, deberías reiterar tu compromiso y demostrarlo tras el parto. Sólo con estos comportamientos conseguiréis que las empresas dejen de preocuparse al contratar mujeres.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal