De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

¿Comprarías alcohol para que tus hijos adolescentes hagan botellón?

Por: | 15 de abril de 2013

 

Foto: Santi Burgos
Foto: Santi Burgos


 Hoy traigo al consultorio un tema planteado la semana pasada en el grupo de Facebook El médico de mi hij@. Una madre, Nerea (la impulsora del reto para revitalizar las relaciones de pareja que contaba en este post), escribía:

 

Mi cuñada me ha contado que algunos padres de algunas amigas de mi sobrina (14 años), les compran ELLOS las bebidas alcohólicas a sus hijas para ir de botellón!!! Ojiplática me quedé, oye. Mi cuñada ya les ha advertido a sus hijas que ni sueñen jamás con que ella haga algo similar. Una cosa es que hagan "cosas ilegales" a sus espaldas (como hemos hecho todos) y otra muy distinta que ella se lo ponga en bandeja de plata. Al hacerlo a la espalda, eres consciente de que está mal, pero si tu padre te lo da... ¿cómo vas a pensar que no es correcto? (Aclarar que hablo de familias "normales", clase media, trabajadores, con hijas que estudian, etcétera). ¿Qué os parece? ¿Os habéis encontrado con casos similares?

La justificación de estos padres es que, puesto que sus hijos van a beber, sea con permiso o no, así por lo menos controlan en cierta forma lo que toman y se aseguran de que no les toca garrafón. Otras madres en el grupo contaron de casos de padres que compraban cigarrillos a sus hijos. Y otras recordaron que en su adolescencia, sus padres les ofrecieron probar el alcohol o el tabaco delante de ellos. Pensando en mis años mozos, no recuerdo situaciones similares entre mis amigos. Lo más, un compañero, pero ya de universidad, que le cogía el tabaco y los porros a su madre y tenía autorización para llevarse a los ligues a casa, lo que me tenía asombrada.

Creo que es tema muy interesante, aunque todavía no me he visto en la tesitura porque mis hijos, por suerte, lo más peligroso que me piden de momento son chuches. Lo divertido del debate planteado en Facebook es ver cómo todas recordábamos nuestros pecadillos y excesos adolescentes y ahora, madres respetables, nos da pánico pensar en nuestros pequeñines haciendo lo mismo.

¿Qué preferís, tirar con el 'ojos que no ven' o intentar el control de daños? Si queréis participar, podéis hacerlo en los comentarios. Y como siempre, os invitamos a que nos enviéis vuestras consultas sobre crianza a la dirección demamasdepapas[arroba]gmail.com

Hay 58 Comentarios

Lo que intentan esos padres es que no vean el alcohol como el suculento fruto prohibido que hay que buscar a escondidas. Que no lo usen como acto de rebeldía. ¿Quieres beber? Vale. No pasa nada. Aquí está. Mi madre me dejaba beber en casa de joven. Ahora: en casa, con mis amigas. Y solo se me ocurrió hacerlo una o dos veces. Podía hacerlo, nadie me lo negó nunca, así que no se me antojó que fuera tan extraordinario. Quizá a esas niñas les pase igual. La pega es que seguramente serán bebdias destiladas (más dañinas). Pero yo no me escandalizaría por un par de cervezas o un vino. En cuanto al tabaco: NUNCA. Hablamos de alquitrán. Pulmones. Yo ahí aconsejo una calada a los 4 o 5 años como hizo mi padre conmigo: tosí de tal manera que no se me ha vuelto a ocurrir jamás lo de fumar. Todavía hoy me acuerdo.

Creo que la educación sobre un consumo responsable no viene dictada por si los padres le compran o no alcohol a su hijo, sino por la educación previa o las experiencias de ese chaval. A mi nunca me han comprado alcohol mis padres y me he emborrachado muchas veces, y si me lo hubiesen comprado, hubiera intentado comprar yo por mi parte para poder emborracharme, pero porque soy curioso y queria probar lo que se sentía. Ahora que ya tengo algunos añitos más, creo que puedo afirmar que consumo responsablemente gracias a las experiencias que he tenido, y en ello no han influido mis padres, que por otro lado no beben más que alguna vez una copilla de vino para cenar

Hombre eso de comprarle el alcohol a tus hijos para la botellona me parece que está un poco fuera del papel no???, que lo van ha hacer está claro...lo hemos hecho casi todos ... pero igual estaría mejor que buscasen la complicidad con sus hijos de otra forma no?

Madres y padres no deberian ni beber socialmente en la presença de hijos menores. Educar con exemplo. . Álcool és un droga licita, mata neuronios mucho mas que la marijuana!

lo del garrafon no existe, es una leyenda urbana

Mis padres siempre han sido de la cerveza o vino con la comida y muuuy rara vez bebían fuera de las comidas u otra clase de licores más fuertes. Cuando alcancé cierta edad, ellos mismos me empezaron a ofrecer probar el alcohol delante de ellos con la idea de fomentar un consumo RESPONSABLE por mi parte bajo su supervisión. Jamás me habrían comprado alcohol para un botellón, se trataba de "prueba el vino tinto, se combina con tal y cual". Otro día "mira, cerveza blanca, en Alemania la toman con los Bretzel" etc. El garrafón y la borrachera NUNCA.
Total, al final yo sólo bebo agua, no me gustan el vino ni la cerveza jajaja y muuuy ocasionalmente me tomo un mojito o gintonic. Su supervisión me dio mucho criterio para decidir lo que quería beber y en qué cantidad

No estoy de acuerdo con comprar puesto que el alcohol es una droga legal, y no se lo voy e poner en bandeja de plata cómo dice la autora del artículo. Hace poco en una cómida de madres del cole de mis hijas, alguna de ellas decían que sus hijas habían probado el alcohol delante de ellas, puesto que en caso contrario lo probarían sin estar ellas presente . Ante esos comentarios yo argüí que no pensaba dar de beber alcohol a mis hijas puesto que entre otras cosas supongo que sería un delito, ya que está prohibido vendersélo a los menores.
Un saludo

Ya puestos que aproveche el viaje y de paso que le compra alcohol a su hijo le "pille" la marihuana, coca, heroína.... Cuanto padre descerebrado madre mía

Eso es lo que pasa cuando los hijos pierden a sus padres debido a que éstos se han convertido en sus colegas. Que triste y que poca sesera hay por estos mundos...

Esto es la locura. Comprarte alcohol a un niño de 14 años. Menos mal que no dan la idea de comprar queroseno y prenderle fuego a toda la pandilla del nene o de la nena. Ya se sabe; muerto el perro se acabo la rabia.

Claro. Y farlopa, y coca, que nuenca sabes quién te la va a cortar. Y putas, que es mejor que sean de confianza. A esos chavales les faltan padres y les sobran compinches

Que diablos planteáis aquí ?. Yo a las mías no les voy a permitir que se emborrachen por la calle y punto.

"mejor que no lo hagan a mis espaldas" ? otra broma. Cuando alguien llega borracho a casa bién que se le nota. Pués los dos próximos fines de semana no sales y mañana te levantas a trabajar o hacer deberes a la misma hora y castigada.

"mejor que lo hagan en casa" ?. Disculpe usted, pero en mi casa este tipo de comportamientos no estan permitidos.

Por favor, que se ha creido alguna gente que es educar ?

Como en todo, se puede hacer una excepción un día al año, pero jamás con menores.

Acaso mi mujer me debe permitir a mi volver borracho del trabajo ?.

Las borracheras de fin de semana, son además de una DROGA un comportamiento de alto riesgo: accidentes de tráfico, peleas, embarazos no deseados...

Con 20 años hay muchas formas de divertirse. Emborracharse (que eso es un "botellón") no es la mejor de ellas.

venga, seamos serios!

@Duncan hay pocas cosas que me provoquen tanto repelús como un pseudo progre de corazón sangrante, pero me temo que los que animan a sus hijos a ir de putas, los que les dan de beber en las comuniones y los que se dedican a fumar puros y emborracharse delante de ellos durante el aperitivo son precisamente los padres más tradicionales, rancios y conservadores.

En vista de las que se montan con los botellones, no parece que la mayoría de padres estén muy interesados en lo que beben sus hijos.

Flipando estoy. El alcoho es una de las drogas más duras y que más dependencia provocan. El que hasta los padres piensen que hacer botellón es normal dice mucho de una sociedad.

jo qué progres los padres progres

De acuerdo con muchas de vuestra observaciones, pero, además de otras consideraciones (muy interesantes), consumir alcohol por menores y venderlo o suministrarlo a menores está prohibido por ley.

A mí sí me compraron alcohol (hablo de los 16 a los 18 años). Pero hay que concretar unos puntos. Evidentemente, me compraban una botella (más la cocacola, sprite o similar) que compartía con varios amigos y no siempre compraba yo, cada semana le tocaba a uno. En segundo lugar, siempre hemos sido gente responsable y muchas veces la botella volvía medio llena de vuelta a casa. En tercer lugar, hacíamos uno o dos botellones al mes.

Es completamente ridículo, para el caso que le compren heroína de la buena y se la pinchen ellos mismos. El alcohol no es un juego ni motivo de diversión ni ofrece nada más que una mera futilidad a un precio muy alto. Tampoco es admirable ni merece ningún tipo de consideración. El alcohol mata y causa dolor a mucha gente. De hecho, el mero concepto que se le da, el hecho de emborracharse y perder el control de tu cuerpo y tus actos es detestable. Me avergüenza ese tipo de gente y no me merece respeto.

Asi va el puto pais! Los padres qe compran alcohol a sus hijos es porqe son bastante peores qe ellos qerian qemados!!

Ni una cosa ni la otra. A ver si me explico: acá en España tienen un problema social muy grande con esto del botellón.

Evidentemente hay que controlar lo que tu hijo beba/haga, pero la solución no está en comprarle vos mismo el alcohol... Sino dejándolo que haga las reuniones con sus amigos en casa... Tienen un lugar caliente, te aseguras que no tienen peleas o problemas con la policía, conoces a sus amigos y ves del rollo que van, te aseguras que no se emborrachan como para terminar vomitando por ahi... Y mientras ellos hacen la fiestecilla en el salón, tu te puedes quedar tranquilamente en tu habitación leyendo...

El problema es que todos los españoles, incluso los jóvenes, viven poniendo la casa en un pedestal que no se puede tocar, ni llevar amigos a casa, ni hacer fiestas... Como si el tapizado del sofá fuese más improtante que lo que hacen vuestros hijos...

Una cosa es comprarle una botella a tu hija de 17 años o incluso 16, (si es responsable) y otra muy dferente es a una de 14 que yo a esa edad estaba jugando con las nancis, eso es de no tener cabeza!! Con esa edad todavia no se sale hasta tarde y mucho menos de botellón!!

Ahora, la generación de padres con críos de estos se echan las manos a la cabeza, cuando han estado TODA LA VIDA, delante de sus retoños, poniéndose finos a cervezas, cubatas y casi el agua de los floreros. Ahora es cuando se preocupan, pero cuando iban a un bar con los amigos (de cervecitas, de cañitas, o cualquier otro diminutivo ridículo característico de esa generación) tenían a los niños mirando y observando: beben y ríen, luego lo pasan bien, dedujeron estos. Y a eso están. "Hasta lueguito", generación de pacotilla.

Aunque no soy madre todavía, creo que facilitar alcohol a un hijo adolescente es como darle tu aprobación para que lo consuma en cualquier momento. De alguna forma estás diciéndole que no es malo beber alcohol porque finalmente se lo estás permitiendo. Creo que la base del tema es, como siempre, la educación. Los progenitores suelen ser los primeros maestros de sus hijos y sea a base de enseñanzas o por imitación, llegan a la adolescencia con unas nociones básicas sobre lo que está bien y lo que está mal, lo que es bueno o malo. Evidentemente, el grupo social influye mucho en nuestros hábitos y más a esa edad, pero si no puedes evitar que sigan la moda y se unan al botellón, por lo menos que tengan “estudiado” que el alcohol es perjudicial para su salud y que puede convertirse en una adicción, y hacerlo con ejemplos, con teoría pura y dura para que entiendan que las bebidas alcohólicas dañan todo el cuerpo e incluso pueden provocar trastornos psicológicos.

Creo que el dilema no es si comprar o no alcohol a los hijos para que hagan la botellona, ya que eso presupone que este periódico aprueba la botellona. El dilema, creo, debería ser, si permitirías o consentirías como algo normal del ocio de un chico que se vaya a hacer botellonas. Yo no lo permitiría. Creo que el mensaje que le mandan los padres al hijo es: emborráchate, que yo te lo pago

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal