De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

¿Cómo contrarrestar la negatividad en los niños?

Por: | 06 de mayo de 2013

Pesimismo

En el consultorio semanal de este lunes, os planteamos la duda que nos ha hecho llegar Ester, para que contestéis con vuestra opinión o experiencia:

Tengo dos niñas de 4 y 9 años, muy distintas de carácter. La mayor tiende a la negatividad cuando está nerviosa por algo. Hoy mismo sus comentarios de buena mañana eran: "Voy a sacar un cero" (tiene examen de Matemáticas) o "no va a parar nunca de llover, lloverá durante un año". Otros días son comentarios sobre su aspecto: "No tengo nada que ponerme, voy fea". Cuando se pone así, no sé cómo cambiar su postura negativa a positiva, yo lo intento pero es muy difícil. ¿Qué me recomendáis?

Si queréis responder a esta madre o participar en el debate, podéis hacerlo en los comentarios. Y como siempre, os invitamos a que nos enviéis aquí (demamasdepapas[arroba]gmail.com) vuestras consultas, dudas, o experiencias.

Hay 19 Comentarios

Me gustaría contestar a la mamá que tiene una peque "negativa".
Antes que diagnosticar sin conocer el caso concreto, sin poder hacer preguntas a la familia como por ejemplo, ¿la niña era así antes de que llegara su hermanita? Se puede hacer conjeturas de lo que posiblemente esté haciendo con su actitud, basicamente llamar la atención.

Me gustaría poder saber como reaccionáis a sus frases, que inputs le llegan de vuestra parte, y como se relaciona con su hermana... De la otra hija no hacéis ningún comentario...

Ya digo, sin conoceros es difícil pero intentaré aproximarme a lo que intuyo os está pasando: la mayor llama la atención a la familia y la forma en que lo ha conseguido es haciendo los comentarios 'tristes', 'negativos' y que provocan un cambio en la cara da mamá y papá. Puede que ella no piense realmente todo esto que dice, pero como nota que os preocupa, lo hace y seguirá haciendo.

A ello no quiero decir que paséis de su actitud, sino que intentéis acompañar su 'soledad' o 'tristeza' y 'negatividad', con un abrazo y mirada de amor. No tenéis que "passar" de ella, pero si intentar no dar el tipo de importancia que ella está reclamando con sus frases.

Un ejemplo: voy a sacar un zero!
Respuesta: ¿de verdad crees que vas a sacar un zero? Yo te vi estudiando anoche y puede que tengas solución a alguno de los problemas que antee la profesora en el examen. ¡A ver que tal son las preguntas que te ponen! Tengo ganas que me cuentes a la vuelta que tal te fue :)))

Bueno, espero ser de ayuda.

Un abrazo!
Nina Costas

Puede que tenga razón Hurl y son los típicos comentarios que se hacen buscando consuelo y apoyo..(pero lo hacemos todos alguna vez, nos demos cuenta o nó, no hace falta que hay un ejemplo concreto en tu casa) cuando la mia se pone así se lo doy, pero quitandole hierro al asunto.. cosas como ¡caramba, que trágicas estamos hoy no? cariño,eres tan lista que el cero lo sacarás solo si no estudias... o fea tú imposible, princesa, aunque te pongas un saco de patatas encima , eres tan guapa que ni vestida de momia estarías fea.. ya verás que la negatividad se convierte en risa si le replanteas con cariño y humor las cosas que dice..

Me gustaría aportar mi grano de arena.
Cuando dices que tiende a ser negativa ¿ es eso algo que sucede en los últimos meses o siempre ha sido así?
Los niños pasan por etapas sobretodo acercándose como está a la pre-adolescencia el tema de la negatividad puede ser más recurrente, pero en principio pasajero. Si siempre ha sido así la historia es diferente.
¿ Has observado si hay otras cosas que se repiten? Por poner un ejemplo, los niños con TDAH tienen tendencia a ser negativos (y ojo, que muchos niños con TDAH no van saltando histéricos a todas horas, en algunos los síntomas pueden ser simplemente que cuesta concentrarse cuando están estudiando y esa tendencia a lo negativo. No lo descartes).
Esta claro que el entorno familiar influye. Observa a los adultos en la familia, incluida tu misma. Haz un esfuerzo especial por escuchar lo que dices y como lo dices. Es muy difícil, pero en mi caso me dii cuenta de que aunque en general soy positivo con mis palabras suelo hacer uso de " suspiros de desgana", a falta de una mejor definición. Cosas como un 'tsss + suspiro largo' que indican una especie de decepción.
Seguramente no es sólo una cosa, sino la combinación de varias cosas juntas.
Es muy difícil ser equilibrado, y los hijos no siempre lo ponen fácil para que los padres reaccionen de forma fría y razonable.
Prueba diferentes métodos y si no funcionan y te preocupa busca ayuda profesional.

Otra sugerencia que a mi (a veces) me funciona es lo de reflexionar en postivo sobre similares situaciones en el pasado/presente/futuro: 'el otro dia tambien pensabas que ibas a sacer un cero y luego no salio tan mal', 'seguro que no te sale tan mal, y si quieres para el proximo examen estudiamos un poco mas juntos', 'si luego llueve podemos jugar al Monopoly y ver una peli', 'el otro dia tambien llovio un poco, pero tambien pudimos salir luego'.... suerte!

A Ester, le digo por mi propia experiencia, que los niños son muy sensibles y a veces entran en contacto con personas que tienen "malas ondas". Cada vez que alguno de mis niños regresaba a casa como "sacado", no le decía ni le preguntaba nada. Le hacía un par de ORACIONES, con todo mi deseo de Bien, mencionando los nombres del niñ@ y santo remedio! Cordiales saludos.

Algo que he estado aplicando, desde hace un buen tiempo, es concentrarme en el uso del lenguaje. Mi jefa, quien es sicóloga y coach, me lo recomendó en alguna conversación...."pon siempre tus palabras en positivo". Y así lo estoy haciendo hoy, con frases como "Tienes que estar muy sano"; "Hoy vamos a ser muy felices", "Todo es posible", "Tú puedes"...y otras tantas que se me olvidan ahora. Creo que vamos bien hasta acá, y me ayuda el hecho de que mi pequeño recién cumplirá 4 años este mes. No sé qué tan difícil sea después, pero hasta ahora, se los recomiendo...saludos!

Yo creo que lo que tienes que hacer es no cambiar a tu hija. Acéptala como es, probablemente no es menos feliz que tú, solo es diferente. Además los hijos cambian, las personas cambian, ahora “ha decidido” ser así. Déjala que siga su propia evolución y que llegue a donde ella tenga que llegar, no a donde tú crees que debe llegar.

Hay dos maneras de contestarle. Hay que tener en cuenta que en este momento hay mucha negatividad en el ambiente, y es contagiosa.

Una manera es al comentario sobre las matemáticas, como decía otra lectora no hacerle caso, hacer como que no lo hemos oído, pero a continuación hacer alguna afirmación (es importante que esté en positivo) que sirva de refuerzo a lo positivo mientras se vea que el comentario negativo no nos llega: "estoy muy contenta por el esfuerzo que has hecho estudiando matemáticas" esto le manda el mensaje al niño de que lo importante no es el resultado (aunque nos importe) sino el esfuerzo que ha hecho, y se puede añadir "aunque no es tu asignatura favorita" o "aunque te hubiera gustado más estar jugando". El niño ve que su esfuerzo se reconoce y que no estamos pendientes del resultado, sino del proceso, y que además nos damos cuenta de que ha hecho un esfuerzo.

Con la otra afirmación. Se le puede contestar, "en cuanto deje de llover podemos ir a jugar al parque" o " me gustaría que diéramos un paseo en cuanto pare de llover" o " me encanta cuando deja de llover y el aire está limpio y sale el sol". De este modo también cambiamos la atención del niño hacia algo positivo sin entrar en el juego de aceptar la afirmación positiva, de este modo se le da atención pero no por ser negativa, lo que sería muy perjudicial para el niño si le da resultado. Es una gimnasia mental excelente para los padres, pero con práctica se vuelve más fácil.

Carmela, tampoco es mi obligación decirle a los coches que paren en los pasos de cebra.

los niños aprenden más de las respuestas y actitudes de los padres que de sus errores. Los padres no deben magnificar los comportamientos y palabras. deben aprender en todo. No deben dar mas importància de la cuenta. En el fondo los niños ponen a prueba a los padres. Juegan a saber a traves de los padres.

Ya esta bien de echarle la culpa a la familia y a esta madre. Hay niños negativos aunque nadie lo sea en su familia. Los comentarios culpabilizando parecen de personas que no tienen hijos o no conocen como son normalmente los niños. Ella esta preguntando como mejorar esto, que ya es una actitud muy positiva. Despues de esto... No se que aconsejar, yo intento cambiar de tema y distraerles hablando de otra cosa

Las actitudes de los niños las cogen de quien tiene alrededor con asiduidad, padres, abuelos... habría que saber quién es su espejo y a partir el que primero debería modificar la actitud es dicho adulto.
Otra opción hablar mucho con la hija del porque de esos sentimientos, para intentar indagar de donde provienen, para luego modificarlos.
Otra opción

A mi los comentarios negativos que salen en el ejemplo me parecen los tipicos comentarios para llamar la atención, para que alguien venga y te diga que no será tan malo. Y claro, uno se siente mejor. Pero seguro que lo dicen sabiendo que es mentira y seguro que antes lo han visto hacer en el entorno familiar.

Pinkerton, tal vez si le dices a María Teresa que escribir aquí en mayúsculas es como pegar gritos si habláramos, tal vez así entendería tu comentario. Digo, por facilitar las cosas y tal...

Yo probaría, por lo menos durante dos semanas, a no prestar atención a esos comentarios (no le respondas ni la mires con reproche). No se puede cambiar lo que la niña piensa y si le prestamos atención en esos momentos los comentarios negativos se repetirán.

Dale tu atención cuando hable de lo que ha ocurrido realmente (qué tipo de examen era, si le surgió alguna duda, qué piensa hacer cuando llegue el buen tiempo,...)

Hola Ester,

estoy de acuerdo con lo que dice 'Organizado' en que los pequeños imitan los comportamientos que ven en casa.

No crees que el comentario de tu hija 'voy a sacar un cero' y el tuyo de 'lo intento pero es muy dificil' siguen el mismo patrón negativo?

Pues eso: si tu cambias tu actitud hacia una mas positiva, tus hijas te seguirán.

Saludos!

¿Y todo eso hay que decirselo gritando, Maria Teresa?

a esta edad suelen tener dias asi y cambios de humor.el mundo es nuevo para ellos,mi consejo,:SONRIELE, ABRAZALA DILE QUE ESTA GUAPISIMA,QUE LO IMPORTANTE ES DISFRUTAR Y APRENDER CUANDO ESTUDIA Y SI SACA UN CERO ¡¡¡NO IMPORTA¡¡¡ AUNQUE ¿QUE APOSTAMOS A QUE NO ES ASI?¿Y A QUE NO LLUEVE TODO EL AÑO? VAMOA¡¡ANIMO ARRIBA PARA LA NIÑA Y SU MAMA QUE ESTAMOS EN PRIMAVERA Y PRONTO ESTAMOS DE VACACIONES UN BESO

Los niños imitan desde muy pequeños los comportamientos que ven en casa. Eso no significa necesariamente que todos los casos de niños con una actitud muy negativa ante la vida sea consecuencia del ambiente familiar, pero en la gran mayoría de los casos es así.

El mejor antídoto contra este mal es corregir esa actitud cada vez que se produzca, procurando que el niño no sienta que se le está regañando, sino como una corrección "amiga".

Por ejemplo, el niño dice "voy a sacar un cero" y nosotros inmediatamente le decimos, "has estudiado mucho y seguro que vas a sacar buena nota".

Poco a poco hila la vieja el copo, dice el refrán.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal