EL TXOKO ELECTORAL

Blog de Manuel Montero desde País Vasco

Manuel Montero

SOBRE EL AUTOR

Catedrático de Historia Contemporánea de la UPV

marzo 2008

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Ahora el silencio | Inicio | Estación término »

09 marzo, 2008 - 19:03

La hora de los ciudadanos

La dignidad de Sandra Carrasco nos han devuelto a la política: la solidaridad se llama votar, votar masivamente. El coraje de la víctima, a quien acaban de asesinar a su padre por socialista, arrasa las elucubraciones partidistas que suelen enmarañar la lucha contra el terrorismo.

Así que hoy es el día de los ciudadanos. Queda lo más importante en términos electorales, conocer el resultado. No sólo de la campaña, sino de estos cuatro años en los que todo ha estado continuamente en cuestión. La legislatura ha sido una suerte de campaña permanente, con mayor intensidad que nunca, desde el principio hasta el final.

Una cosa ha quedado ya dilucidada en el País Vasco. ETA llamó a la abstención y al boicot como pueblo. La primera se verá esta noche. ¿El boicot? Se dijo que habría cadenas humanas de batasunos dificultando el voto, impidéndolo si acaso. Nada de eso ha pasado. Algún incidente en Aulestia y quema de contenedores de basura, que en la mente de la abertzalía deben de ser grandes represores, a juzgar por la frecuencia y saña con que los queman. ¿Boicot? Quizás ETA se refería a que iba a asesinar a un demócrata.

Las urnas se van llenando y el País Vasco se juega en ellas su futuro inmediato. Si cierra filas en pos del soberanismo o puede la pluralidad. ¿Tendrán efectos concretos los resultados en las decisiones de los próximos meses? Al margen de las voluntades doctrinales de los políticos, lo que salga hoy de las urnas pesará como una losa o será como un globo bien repleto de aire caliente.

De estos días queda el aire sórdido de Mondragón de espaldas al funeral de Isaías, menos los suyos. No debe atribuirse necesariamente al miedo o a simpatía con el terror. Pasa otra cosa: la indigna costumbre de mirar a otro lado, de hacer como que no se ve, como si el asesinato ocurriese en otro país, en otro mundo. Lo saben los cientos de personas que hoy han votado acompañados con escoltas: el escolta y el escoltado, los dos, suelen ser socialmente molestos, se hace como si no existiesen. En toda esta campaña – y en toda esta legislatura, y antes: años -, decenas, decenas y decenas de personas han vivido todo el rato escoltados. Es circunstancia que tiende a olvidarse, como si fuese parte de la normalidad del paisaje.

Tras el asesinado de Isaías, por primera vez el Athletic ha llamado hoy a un minuto de silencio. Ha durado unos 18 segundos y en algunos sectores arreciaba el griterío, unos vitoreando al Athletic para que no se oyera el silencio, otros con los lemas de la batasunía. Ni unos ni otros representan a la mayoría, pero eso no impide el desasosiego.

De modo que la mejor arma contra el terrorismo es el voto, la democracia.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e550d36a028833

Listed below are links to weblogs that reference La hora de los ciudadanos:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal