EL TXOKO ELECTORAL

Blog de Manuel Montero desde País Vasco

Manuel Montero

SOBRE EL AUTOR

Catedrático de Historia Contemporánea de la UPV

marzo 2008

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Regreso a Euskadi | Inicio | Alarma en Sabin Etxea »

03 marzo, 2008 - 14:17

La rotundidad electoral

Hay una contradicción. La campaña marcha en el País Vasco con inusual atonía – sólo se levantan los entusiasmos cuando llegan Zapatero y Rajoy, en los suyos – y, por contra, los mensajes han pasado a ser rotundos. Ya nadie se acuerda de “los problemas concretos” – algún candidato hace esfuerzos, pero sus discursos quedan perdidos – y se concentran en las cuestiones de nuestro inmediato destino histórico, las del derecho a decidir, la “pacificación”, el Plan Ibarretxe, la consulta… No hay debate al respecto, todos corean sus posiciones.

En tiempos las campañas electorales vascas se caracterizaban por mover militantes y demostrar fuerza social. Ahora, menos cuando llegan los líderes nacionales, no hay nada de eso. Quizás influyan el cansancio social o la impresión de que ya está todo el pescado vendido.

La escasez de fervor popular la suplen los llamamientos grandilocuentes. El lehendakari ha resuelto su ecuación electoral – se juega en esta convocatoria más que su propio partido – por elevación. Habla del “derecho a decidir” – que cree llega ya -, de que el vasco es “un pueblo maltratado” y de que “desde Madrid” llevan treinta años queriendo “disolver la identidad vasca”. Dice que PP y PSOE usan a Euskadi para sacar votos. El lehendakari ha debido de notar sin embargo la apatía de los suyos, pues se preguntó si en el PNV “estamos del todo despiertos”.

EA se mueve bien en los mensajes–fuerza. Quiere ir a Madrid para defender la consulta y constituirnos “en un estado, en una república” tras “la confrontación” (“institucional, democrática, pacífica”). Va pues a por todas y no admite componendas. También la IU local (EB-B) se siente prerrevolucionaria. No se conforma sólo con la consulta, quiere plebiscito para todo: para el modelo de Estado, el tren de alta velocidad, las centrales nucleares, ETA, la soberanía…

PSE y PP Vasco, que están en otra pelea – alzar presidente –, no se sustraen a la tendencia de hablar del destino histórico de los vascos. Combate el PSE la abstención – el desliz de Elorriaga sobre el abstencionismo socialista les justifica la estrategia -, y lo hace llamando al voto por “la Paz, la Libertad y la Democracia”, el “no rotundo a ETA y a la violencia”. Hasta el PP vasco se olvida de ese lema por el que con Rajoy llegaremos a fin de mes, que no se sabe si es amenaza o salvación, y eleva la cuestión: impedirá el Plan Ibarretxe y encarará “la derrota del terrorismo”.

No hay novedad programática. Todos repiten sus temas de la legislatura. Como en el resto de España, pero sin las euforias populares de otrora.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e550a7e5e28834

Listed below are links to weblogs that reference La rotundidad electoral:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal