EL TXOKO ELECTORAL

Blog de Manuel Montero desde País Vasco

Manuel Montero

SOBRE EL AUTOR

Catedrático de Historia Contemporánea de la UPV

marzo 2008

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Cruce de caminos | Inicio | Ahora el silencio »

06 marzo, 2008 - 19:16

Los caladeros de votos

Los políticos vascos creen que el País Vasco está lleno de caladeros de votos, en los que basta echar la red para que el votante salte lujurioso a votar lo que le digan. Esa fe, hecha de ingenuidad y optimismo, constituye una de las singularidades que más enternece en nuestros políticos. Quizás no hacen metáfora e imaginan concretas bahías, calas y playas repletas de votantes ansiosos por darles su voto.

A veces el caladero sale por la culata, como le ha pasado a Azkarraga. Dijo que PP y PSOE utilizan Euskadi “como un caladero de votos”. La frase es incongruente. Quería decir que usan la cosa vasca para sacar votos allende el Ebro, por lo que equivocó el término, pues “caladero” no es “sacadero”. Tenía que haber dicho que somos “carnada” o que nos usan para macizar – atraer a los peces con cebo - en su caladero español. No anda bien Azkarraga en términos pesqueros.

Pese al error, revela el arraigo que la idea de “caladero de votos” tiene en el político vasco. Su compañera de EA, la candidata Altzelai, que habla didáctico, lo explicaba añorante. Se refería a la izquierda abertzale y lo decía: “Ahí está un caladero de votos” y quizás se imaginaba a los pobres batasunos esperando al pescador.

De paso, ilustra sobre una característica del pensamiento político vasco. No sólo se cree en los caladeros de votos. También en que estos bancos de votos huérfanos están fuera de tu recinto histórico.

A comienzos de la legislatura María San Gil aseguraba que el “caladero de votos” “del PP se encuentra en un sector importante de la sociedad vasca que no quiere más rupturas…” Hoy, en el día de las urgencias, su caladero se ha ampliado y llama a que voten al PP “los que nunca nos han votado”. Si lo lograse alcanzarían el pleno, pero la proclama va desencaminada. Le bastaría que le votasen los que le han votado alguna vez para hacerse con la mayoría absoluta, pero no llama a esos, sino a todos los demás. El espejismo del caladero de votos en territorio ajeno lleva a olvidar los propios.

No sólo el PP. Todos nuestros políticos incurren en el mismo desliz. PNV, EA y EB creen que el caladero de votos lo tienen en la izquierda abertzale y descuidan los caladeros propios. El PSE sueña con el caladero del nacionalismo moderado. Y ahora el sueño se le desborda, en su instante de euforia. Ha pasado por Bilbao Felipe González y ha ampliado el horizonte mental de los socialistas, llamando a la mayoría absoluta, a los 200 diputados. A los líderes del PSE se les humedecían los ojos de sólo imaginar tan colosal caladero de votos.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e550a2f0888833

Listed below are links to weblogs that reference Los caladeros de votos:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal