Joaquín Prieto

Sarkozy con fronteras

Por: | 30 de abril de 2012

Nico-patria

Del "Europa nos espera", de François Hollande, a la apología de la patria y de sus fronteras en boca de Nicolas Sarkozy: es la última semana de campaña y el candidato socialista habla como si viera a los franceses a la cabeza de un nuevo movimiento de mayo, la toma de la Bastilla de la austeridad germánica, mientras el conservador pretende envolverle en una maniobra de patriotismos y fortines frente a los peligros exteriores. Dos campañas, dos visiones. Por muchos problemas que plantee la crisis europea en curso, la sublimación de las fronteras, cantada por Sarkozy, resulta en verdad asombrosa.

Cuentan que el presidente-candidato decidió esta vuelta de tuerca la noche en que perdió la primera vuelta de la elección presidencial. La escenografía del patriotismo nunca ha representado problema alguno en un país donde la patria y la bandera tricolor son comunes a todo el arco político, desde la ultraderecha a la extrema izquierda. Pero Sarkozy dedicó un largo espacio de su discurso de Toulouse, el domingo 29 de abril, a resaltar la existencia de fronteras, porque permiten "tener un hogar, un espacio de intimidad en el que se puede escoger a quién se deja entrar y a quién no. La frontera es la afirmación de que no vale todo, de que no es igual estar en casa que en la calle"...

Su principal asesor, el politólogo y experiodista Patrick Buisson, se había explayado en Le Monde sobre esa teoría. Resulta que el pueblo sufre por la ausencia de fronteras y de sus consecuencias: librecambismo sin límites, competencia desleal, dumping social, deslocalización de empleos, oleadas migratorias; por eso las fronteras representan nada menos que la esperanza de los más vulnerables, de los más pobres. "Los privilegiados no cuentan con el Estado para construir fronteras, ellos no necesitan a nadie para comprárselas. Viven en los barrios acomodados, sus hijos acuden a los mejores colegios, su posición les coloca al abrigo de todos los desórdenes de la globalización y en situación de recoger todos los beneficios".

De la lucha de clases hemos llegado a la lucha de fronteras. Lo que tantas veces ha dicho Marine Le Pen, "nosotros no podemos acoger a toda la miseria del mundo", aparece ahora en el corazón de la campaña de Sarkozy. Pretende movilizar las últimas reservas de votos acusando a Europa de haber permitido un debilitamiento excesivo de "la nación" y redescubriendo "el espíritu nacional". ¡Qué diferente del Sarkozy elegido cinco años atrás! "Apelo a cada uno a no dejarse encerrar en la intolerancia y el sectarismo, sino a abrirse a los demás, a los que tienen ideas diferentes, otras convicciones", decía en la noche de su triunfo de 2007, cuando lanzaba llamamientos a los pueblos del Mediterráneo "para decirles que ha llegado el tiempo de construir juntos una unión mediterránea que será un medio de unión entre Europa y África".

Pero la "primavera árabe" cogió a Francia a contrapié; había mantenido buenas relaciones con los tiranos, desde el tunecino Ben Ali al egipcio Hosni Mubarak o al libio Muammar El Gadafi. Tanto, que parece que este último autorizó 50 millones de euros para la campaña de Sarkozy en 2007, según un documento libio revelado por Mediapart, que el presidente-candidato se ha apresurado a desmentir. Su reacción contra Gadafi del año pasado, comprometiéndose de lleno en la guerra contra el dictador libio, fue un intento de hacerse presente en una zona del norte de África donde habían ocurrido múltiples cosas inesperadas para él.

"Todo el mundo habla de la crisis como si no hubiera más que una sola, y como si esa crisis fuera la financiera", escribe Jean Daniel en Le Nouvel Observateur. El ensayista da por hecho la primera, pero también ve otra, "la de la competencia en el mundo entre nacionalismos de fundamentos religiosos, y de su explotación por todas las fuerzas de la extrema derecha". En el corazón de esos movimientos se ha organizado una nebulosa de fuerzas que preconizan el uso de la violencia. "Con los asesinatos de Montauban y de Toulouse, cometidos por un fanático en nombre de Al Qaeda, no se puede impedir que un miedo más o menos racista circule entre las poblaciones ya preparadas por el Frente Nacional al chovinismo". Marine Le Pen se dio cuenta de que el viento soplaba en esa dirección, y lo aprovechó para tronar contra la inmigración y la inseguridad en la campaña de la primera vuelta de la elección presidencial. Sarkozy está montando la suya sobre estos mismos principios para rebañar los últimos votos de cara al domingo.

¿Será puro electoralismo pasajero, que se llevará el viento tras el 6 de mayo? No es probable: el populismo ha llegado a Europa para quedarse. Sobre todo si los líderes democráticos lo agitan todo el rato. El propio François Hollande acentúa la prudencia respecto al nuevo debate suscitado por su rival. En esencia, le ha contestado: si hay problemas con el control de las fronteras, la responsabilidad sería de Sarkozy, primero ministro del Interior y después presidente de la República a lo largo de los diez últimos años. El aspirante socialista niega que la cuestión de las fronteras sea el asunto principal de esta elección, pero las últimas encuestas, aunque siguen dándole ventaja, reducen ligeramente la distancia entre los dos candidatos. Por eso Hollande va con pies de plomo. 

Hay 7 Comentarios

News Reports on the growing Islamization of Spain
21/02/2012

http://www.youtube.com/watch?v=IWuU-qSkmT4

Juega al mejor simulador político, económico, y militar; gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

"No podemos acoger a toda la miseria del mundo" es una frase del socialista ROCARD, primer ministro de MITTERRANT en los 80. Un socialista inteligente y visionario.
En 2010, ZARKOZY lanzo un debate sobre "la identidad nacional", su discurso no ha cambiado.
No es digno de un periodista honesto de dar una "noticia" de Mediapart sin explicar que es un grupo de extrema izquierda muy amigo de HOLLANDE y acostumbrado a la calumnia.
La economia francesa, hoy, no puede acoger "toda la miseria del mundo" porque si no el sistema social, muy generoso, explotarà y dejarà de existir. Ha oido hablar de la deuda, de la crisis? o debemos de continuar endeudando nuestros hijos, nietos y biznietos? Segun ZAPATERO y RUBALCABA: Si... vemos y sufrimos el resultado.

Los Hombres Belstaff Blazer

Belstaff Cazadora hombre

Los Hombres Belstaff Bombardero,

Hombres chaqueta Belstaff

Belstaff Mujeres de la Blazer

Mujeres Chaqueta Belstaff

Ventas y bajos Con Envío Gratuito una región de España, cualquier

Nuestra tienda: http://www.belstaffsale.co.uk/

100% auténticos bolsos de diseño para asegurar que las compras por favor, introduzca la siguiente URL

http://www.bolsosoutlet.net/

http://www.designerhandbags.uk.com/

http://www.designer--handbags.co.uk/

http://www.bagireland.net/

Todo es muy sencillo para sentirse protegido a pesar del viento que entra sin fronteras, y sería que éstas se levantaran para que nos visitaran y visitáramos en función de las necesidades de los ciudadanos, no de lo capitales, que es lo que ha constipado las macroeconomías.

http://casaquerida.com/2012/04/29/tocando-la-profundidad-social-abisal/

Si Francia hubiera cerrado las fronteras antes, no hubiera permitido el paso a inmigrantes italianos como Carla Bruni.Que cosas tiene este Sarko.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Quiso absorber lo de "Le Pen" y perdió un buen mordisco en el centro. Muchos de Le pen le hubiesen votado de por sí, creo que se equivocó en ese movimiento que hizo, y ahora está totalmente perdido.

Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

, periodista moderadamente francófilo y excorresponsal en París, actualmente es editorialista de EL PAÍS.

Eskup

TWITTER

Joaquín Prieto

Archivo

junio 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal