Joaquín Prieto

Hollande se la juega

Por: | 09 de mayo de 2012

 

 

Holl

El nuevo presidente francés tiene que verse con toda la élite de mandatarios del mundo en pocas semanas, no solo con Angela Merkel. De cara a las elecciones legislativas de junio, Hollande ha de arreglárselas para mantener unida la coalición de centristas, socialistas, ecologistas e izquierdistas que le aupó a la presidencia; y superar, al mismo tiempo, la gran cantidad de desafíos internacionales previstos durante las próximas semanas, Merkel, Obama, la Unión Europea, el G-20, la OTAN. La decepción sería considerable si de ese maratón de reuniones solo salieran imágenes y saludos de bienvenida al recién llegado al planeta de los dirigentes.

Frente a las expectativas generadas por la victoria de Hollande (y destacadamente en España), la opinión francesa se muestra dubitativa respecto a Europa y la globalización. Hollande es un europeísta pragmático, pero el euroescepticimo y las posiciones antiglobalización forman parte importante de su base electoral. El respaldo actual al socialista comprende seis de cada diez de las personas que votaron "no" a la Constitución europea en 2005, según un sondeo de OpinionWay. Otra encuesta, en este caso de Ipsos, informa de que la economía de mercado evoca sentimientos negativos en casi la mitad de los franceses, que a su vez valoran el proteccionismo.

Aún así, los antieuropeos están lejos de sentar sus reales: el 52% de los consultados piensa que es bueno pertenecer a la UE, el 19% lo cree negativo y el resto no se pronuncia. Las posiciones extremas a favor del abandono del euro, mucho más reducidas (17%), coinciden prácticamente con las dimensiones del voto a la ultraderechista Marine Le Pen en la primera vuelta de las presidenciales.

Pese a las apariencias, la izquierda era minoritaria en Francia el 22 de abril, día de la primera vuelta de la elección presidencial, en la  que obtuvo el 44% de los votos emitidos. A partir de ahí, el tirón de Hollande le hizo saltar al 51,6% en la definitiva votación del 6 de mayo. Dieciocho millones de votos para el socialista, algo más de un millón por encima de su oponente, Sarkozy: resultado ajustado, por lo tanto, que da la medida de una campaña  enormemente trabajada frente al hiperpresidente.

La cuestión ahora es si ese tirón se confirmará o no en las legislativas de junio. El jefe del Estado francés dispone de importantes poderes, aunque se vería maniatado en su acción política si la  victoria del 6 de mayo no fuera acompañada de una mayoría parlamentaria. La izquierda aborda esas legislativas en posición de fuerza, puesto que el nuevo presidente fue el más votado en 333 de los 577 distritos electorales (comprendidos los de ultramar).

Otro análisis del domingo 6 de mayo: 2,1 millones de electores votaron en blanco o emitieron un voto nulo. No se sabe cuantos de los que escogieron votar en blanco lo hicieron por el llamamiento de Le Pen. En todo caso, las posibilidades de la extrema derecha para lograr diputados en junio dependen en gran parte de lo que ocurra con la derecha de Sarkozy, tras la renuncia de su líder. La cuestión se va a plantear de nuevo en la campaña a las elecciones parlamentarias: apostar al centro o continuar por la senda de las polémicas sobre la inmigración, el islamismo o el restablecimiento de las fronteras interiores, como hizo Sarkozy en las semanas previas a su derrota. Por ese camino no le faltó mucho para ganar, pero al final perdió.

 

 

Hay 6 Comentarios

Los resultados de las próximas elecciones legislativas de Francia serán la llave para poner en práctica las transformaciones anunciadas por el triunfo en los comicios presidenciales de François Hollande, del Partido Socialista (PS).
Impulsados con la consigna de que “El cambio es ahora”, más de 18 millones de ciudadanos expresaron su descontento por la situación del país bajo el gobierno de Nicolás Sarkozy y optaron por el programa de Hollande.
Las medidas estratégicas para hacer realidad estas promesas, sin embargo, no quedaron aseguradas por la victoria del 6 de mayo y dependen de lo que ocurra en los comicios del 10 y 17 de junio para renovar la Asamblea Nacional.

No lo tiene facil y es probable que cuente con mas apoyo exterior que interior.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Mujeres Chaqueta Belstaff

Ventas y bajos Con Envío Gratuito UNA región de español, cualquier

Nuestra tienda: http://www.belstaffsale.co.uk/

Roger Vivier Flats

Roger Vivier Heels

http://www.rogervivierflats.co.uk/

Bolsos de diseño venta barata

Nuestra tienda: http://www.bolsosoutlet.net/

el problema no es Euro o peseta, el problema es que el problema es global, así que la salida es una hiper-inflación (que diluya las deudas) o bien una guerra (destruir y volver a construir).. cualquier otra propuesta sólo sera un mero parche temporal mientras la bola sigue creciendo


Juega al mejor simulador político, económico, y militar; gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

¿Salir del euro? Eso lo propone Marine Le Pen y nadie más sensato, en Francia o en España.

La unica salida para Espana es dejar al UE, de otra manera no se podran arreglar las finanzas y entre mas tarde peor, hay que volver a la pezeta para poder devaluar y salir de la crisis de lo contrario en 2 anos sera peor y el
pais se acaba!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, periodista moderadamente francófilo y excorresponsal en París, actualmente es editorialista de EL PAÍS.

Eskup

TWITTER

Joaquín Prieto

Archivo

junio 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal