Metroscopia

Metroscopia

“No creo en las encuestas”. Mal empezamos... Es tanto como decir “no creo en los termómetros”. Las encuestas, como los termómetros, no son una cuestión de fe, pertenecen al mundo más humilde y pragmático de la medición. Si están bien hechas, son una herramienta para medir, y así describir, los estados de opinión de una sociedad en un momento determinado. Los datos están ahí y son los mismos para todos. Otra cosa es cómo se analizan e interpretan...

El tesoro en riesgo del PP

Por: | 19 de febrero de 2012

A

Por: Josep Lobera y José Pablo Ferrándiz

 

No es ningún secreto. El PP ganó sencillamente porque el PSOE perdió. Los votantes socialistas dejaron caer el gobierno de Zapatero, huyeron convencidos de su mala gestión de la crisis. Nótese que si quienes votaron por su segundo mandato, en 2008, hubiesen vuelto a respaldar la opción socialista, Mariano Rajoy hubiera seguido siendo el líder de la oposición —o, quizás como él mismo sospecha, esa silla habría sido ocupada ya por otra persona—. Pero la fuga del PSOE fue masiva, un 40% de su electorado, y la clave de la victoria de Mariano Rajoy. El PP ha recibido algo más de 1.800.000 votos nuevos, como analizamos en este diario una semana después de las elecciones en “Fidelidad y fuga”.

Evolucion voto PP

¿Quiénes son estos nuevos votantes populares? Provienen de sectores más próximos al centro que quienes también votaron por Rajoy en 2008 (5.6 frente a 6.2, respectivamente, en una escala de autoposicionamiento ideológico de 0 a 10). También su perfil de religiosidad se acerca más al de la media española. Sin embargo, su percepción de la crisis económica es algo distinta. En concreto, los nuevos votantes están más preocupados por su economía familiar y la influencia negativa que pueda tener sobre ella la situación general. Entre ellos, la economía doméstica es peor (o se percibe algo peor), especialmente entre el millón largo que provenía de las filas socialistas. Ante todo, la apuesta por el partido de Rajoy presenta una motivación pragmática, vinculada a la creencia de que se trata de la formación más capacitada para gestionar la crisis económica (opinión expresada por ocho de cada diez nuevos votantes populares).

La prioridad que hoy los ciudadanos dan a la economía es máxima. Todo el mundo espera un año de medidas difíciles. Rajoy es consciente de que las reformas económicas implicarán protestas sociales, así lo confesaba a su colega finlandés, y parece dispuesto a asumirlo. El panorama de los próximos meses no es sencillo, pero el PP tiene un gran rédito para llevar a cabo sus políticas: acaba de ganar unas elecciones generales por mayoría absoluta. Y hoy las volvería a ganar. Esa es una gran ventaja que ya querrían, por ejemplo, Monti y Papademos para ellos; un tesoro político que, bien dosificado, puede hacer transitar al Gobierno por una senda que solamente sea difícil.

Sin embargo, la estrategia que parece estar siguiendo el Consejo de Ministros pone las bases para que esa sólida ventaja empiece a agrietarse: incluir medidas que pocos reclaman y que son percibidas como innecesarias por la mayoría —véase las modificaciones de temarios en educación o el retroceso en derecho al aborto—. La polvareda que levantan tiene una doble virtud: alejar al votante de centro y unir al electorado del PSOE. Justamente la antítesis de las dos claves que permitieron la victoria de Rajoy el 20-N.

El electorado español no es como el de hace diez años, ni siquiera como el de antes de la crisis. Tiene puesta su prioridad en buscar alternativas políticas que le saquen de la crisis y, según su orientación ideológica, busca recetas a derecha o a izquierda. La gran mayoría da por buenas las innovaciones sociales del gobierno de Zapatero, no así su política económica. Reformar las reformas sociales de los últimos años, ya asentadas en la sociedad, además de colocar el foco en asuntos no percibidos como prioritarios por la población general puede provocar el rechazo de una parte del centro y la izquierda que los considera necesarios. Una estrategia dudosa en un año de duros recortes y recesión económica.

 

Imagen de Mariana Fernandes da Matta

Hay 1 Comentarios

Ay, señor, llévame pronto. Ahora gobiernan los del botafumeiro, las mechas y los bronceados. Se va a liar una buena. Y a Franco lo hemos visto en Arco metido en una nevera de Cocacola amenazando con salir. ¡El que faltaba!
¡Santiago y cierra, España!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Este Blog es obra colectiva del equipo técnico de Metroscopia. Los responsables de sus análisis y comentarios son , , Silvia Bravo, Susana Arbas, Mar Toharia, Marcos Sanz, Ignacio Urquizu, Antonio López Vega, Francisco Camas y Gumersindo Lafuente.

Metroscopia

Metroscopia combina la experiencia de su equipo profesional en estudios de la opinión de la sociedad española con una actitud de curiosidad permanente. Referente en sondeos políticos y estimaciones electorales, aborda investigaciones sobre todos los ámbitos de la vida social. Este blog aporta algunos de los datos públicos de estudios de Metroscopia, así como reflexiones sobre opinión pública en general.

Libros

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Toda realidad ignorada prepara su venganza», advierte Ortega en uno de los párrafos finales del «Epílogo para ingleses» de su Rebelión de la masas. Y no hay realidad que, en democracia y sobre todo en tiempos de crisis, resulte más arriesgado ignorar que la opinión pública. El objetivo de esta serie de estudios es poner a disposición general datos de opinión solventes, relevantes y acerca de una amplia variedad de temas. Porque cuanto mejor conozcamos nuestro estado de ánimo colectivo menor será el riesgo de tener que afrontar las consecuencias de haberlo ignorado.

Pulso de España 2010

Pulso de España 2010

Intentando ser fiel a uno de los lemas orteguianos («vivir de claridades y lo más despierto posible»), el Departamento de Estudios de Opinión Pública de la Fundación Ortega-Marañón (FOM), con la colaboración de Metroscopia, y gracias al patrocinio de Telefónica, ha elaborado el presente "Pulso de España 2010", que aspira a ser el primero de una serie de informes periódicos sobre la realidad social española desde un planteamiento sosegado, independiente y plural.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal