Metroscopia

Metroscopia

“No creo en las encuestas”. Mal empezamos... Es tanto como decir “no creo en los termómetros”. Las encuestas, como los termómetros, no son una cuestión de fe, pertenecen al mundo más humilde y pragmático de la medición. Si están bien hechas, son una herramienta para medir, y así describir, los estados de opinión de una sociedad en un momento determinado. Los datos están ahí y son los mismos para todos. Otra cosa es cómo se analizan e interpretan...

Carta al Papa

Por: | 11 de noviembre de 2013

Poste Vaticano

¿Resulta superflua una encuesta para Francisco sobre lo que piensan los católicos? Como hace unos días escribía Juan G. Bedoya en estas páginas, podría parecerlo pues este Papa, con sus antecedentes pastorales de zapatos desgastados, sin duda debe saber de sobra lo que piensan los católicos de a pie (los que se definen como practicantes y los que  optan por considerarse como poco o nada practicantes... pero católicos al fin). Pero nunca está de más el baño de realismo que, sobre todo para quienes tienen que decidir sobre asuntos colectivos, supone priorizar los siempre humildes datos de la realidad, tan apegados a la terrena cotidianidad, sobre las sin duda más brillantes y lucidas hipótesis, impresiones, deseos o creencias personales de cada cual, no siempre exentas de injustificada autosuficiencia, cuando no soberbia.

Y si el Papa opta por pedir que sean los fieles quienes se expresen directamente, sin intermediación eclesiástica alguna, sus razones tendrá (razones que, por otra parte, no resulta difícil imaginar a la luz del creciente divorcio entre fieles y jerarquía, detectado estudio tras estudio, en cuanto al modo de entender y vivir el mensaje evangélico en la sociedad actual).

La carta que, atendiendo a su llamada, los católicos españoles podrían escribir al Papa sobre las cuestiones que este ha planteado, contendría respuestas claras y contundentes, poco necesitadas de matices o circunloquios. Del sondeo de Metroscopia se deduce en efecto, con claridad, la unánime petición de que sea posible ya el divorcio y el uso de anticonceptivos: sencillamente, que se haga legal en la disciplina de la Iglesia, lo que se vive como legal —¡desde hace tanto ya!— en la vida de sus fieles (con no pocas dosis, por cierto, de fingimiento, de vista gorda o, según los casos, de pura y simple hipocresía). Además, un llamativo 75% de los católicos reclama que se ponga fin a la —hoy imposible de justificar— discriminación de la mujer en el gobierno de la Iglesia. Y una mayoría absoluta propone que se amplíe el concepto de familia (de modo que no quede reducida exclusivamente a la constituida por un hombre y una mujer) por considerar que lo realmente importante para un niño es crecer en un ambiente de cariño y protección, con independencia de que se lo proporcione una pareja formada por un hombre y una mujer, o por personas del mismo sexo. Y, por último, y en un tema especialmente delicado como el del aborto, resulta  que solo una reducida minoría (el 16% entre los que se definen como católicos practicantes) cree que deba ser siempre delito y en ningún caso legal.
Y el que tenga oídos, que oiga (Mt. 13, 1-9).

Iglesia 1
Iglesia 2

Hay 8 Comentarios

great really

کلاس زبان آنلاین یکی از بهترین گزینه ها برای آموزش زبان انگلیسی به افراد مشغول و مشغول است. دروس آنلاین انگلیسی در روند آموزش و یادگیری زبان انگلیسی سهولت زیادی را ایجاد می کنند

great thanks
آموزش زبان انگلیسی در کوتاهترین زمان ممکن در کنار بهترین اساتید زبان انگلیسی در ایران

El tema es que la fe no es un acto de democracia. No se guía por lo que la mayoría siente o cree, sino por unos 'valores' que orientan a los seguidores de las respectivas religiones. Aunque sería bonito que las religiones se adaptasen mejor a la realidad en la que se desarrollan.

La llamada iglesia católica está padeciendo un huracán ideológico que está poniendo fin a tanto tiempo de hipocresía social.. Y el actual Papa es consciente de ese huracán. En efecto, hay que poner fin al machismo que desembocó durante siglos en una pederastia (abuso sexual de menores) y en el silencio ominoso sobre la esclavitud, y en la la violencia asesina representada por la diabólica santa inquisición. Espero que la futura iglesia sea capaz de llevar a cabo el Amor al Prójimo, el verdadero mensaje de Jesús, y no pensar solo en el dinero y en el boato como soportes divinos.

Vista toda la tradición de La Iglesia Católica, la encuesta pedida por el actual papa a sus obispos es desde luego toda una novedad.
Y un atrevimiento, porque la Iglesia es la gente en su conjunto incluida la jerarquía.
Impensable si nos atenemos a la mentalidad eclesiástica amasada durante siglos, de encorsetada cerrazón y ceguera total ante lo que es el mundo real y no ante un ideal de vida ficticio.
Normas arcaicas saltadas a la torera sin embargo, cuando les ha interesado por razones particulares o las llamadas de fuerza mayor.
Que el dinero todo lo puede.
Con la coletilla de lo que es lo que Dios quiere, se han cometido muchas tropelías infames contra las gentes sencillas, ya condenados en la tierra.
Y luego desposeídos de los consuelos del cielo por la arbitraria administración terrenal de justicia celestial.
¿?
Algo que hoy no cuadra ni encaja.
Ni con la teoría dictada en el Evangelio por el mismo Cristo, ni con las leyes terrenales de nuestros gobiernos.
El divorcio existe, gracias a Dios.
Para evitar una vida de infierno entre dos personas, que descubren lo imposible de tener que vivir juntos y además enfrentados.
Siendo iguales en derechos las personas hombre o mujer, y sin sometimientos predeterminados ni servilismos.
Iguales en justicia.
Los anticonceptivos son un sistema sencillo profiláctico de salud, y además una forma de controlar la natalidad.
En libertad y desde el ejercicio responsable de la vida en pareja.
La discriminación de la mujer, negándole por anticipado el mismo derecho a ejercer cualquier función social, si que es un pecado gordo.
Con la maldad añadida de auspiciarlo desde una entidad que tiene a gala la compasión, el perdón y el respeto del ser humano, basado en el amor fraterno.
El matrimonio homosexual es algo reciente. Pero personas homosexuales han existido siempre.
Porque las personas que nacemos y vivimos en familia, heredamos genéticas, y nuestras cabezas recogen actitudes.
No somos electrodomésticos fabricados en serie.
Y el destierro no es la solución, para gente que paga sus impuestos y tiene derecho a un reconocimiento social.
Desde el derecho y el amparo de la ley.
Humana al menos, que la divina ya la descubrimos el día que nos toca pasar la puerta de la muerte.
Cara a cara.
Con nuestras obras y descargos.
Y el aborto, tiene muchas lecturas a desgranar.
También es practicado en vida con las personas a las que se les quita el derecho a vivir, o se les condena a la más absoluta miseria.
Impunemente, desde la indiferencia de las leyes divinas y de los cleros.
Ajenos del todo.
Por eso hay quien sin salida ni amparo, o por ser mal vistos, o desesperados por la enfermedad, o por el abuso, intentan evitar el nacimiento de un feto sin destino.
Porque si alguna entidad pública o social, o religiosa se dignara dar acogida.
Otro gallo cantaría.
Pero ese paso no se ha dado.
Es mejor el condenar a las gentes rasas.
Que los pudientes se van de pago y abortan sin decir esta boca es mía, y sin pecados, claro está.
Que pecar en realidad, solo pecan los pobres, la plebe, los desheredados.
El resto cumple con el diezmo en la plaza, y esos pueden pasar hasta la cocina, eso está claro.
La gente sencilla solo pide honradez desde las instituciones, y solvencia, decencia pública a nuestras jerarquías y verdad.
Transparencia y lealtad.
Que lo que concierne a Dios, El se encarga de arreglarlo con cada cual en el momento y en su hora.
Habiéndonos dejado dicho casi todo por escrito, y de viva voz, sin hipócritas veladuras.
Ni alharacas.


Hablando de cartas: http://xurl.es/n30sc

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Este Blog es obra colectiva del equipo técnico de Metroscopia. Los responsables de sus análisis y comentarios son , , Silvia Bravo, Susana Arbas, Mar Toharia, Marcos Sanz, Ignacio Urquizu, Antonio López Vega, Francisco Camas y Gumersindo Lafuente.

Metroscopia

Metroscopia combina la experiencia de su equipo profesional en estudios de la opinión de la sociedad española con una actitud de curiosidad permanente. Referente en sondeos políticos y estimaciones electorales, aborda investigaciones sobre todos los ámbitos de la vida social. Este blog aporta algunos de los datos públicos de estudios de Metroscopia, así como reflexiones sobre opinión pública en general.

Libros

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Toda realidad ignorada prepara su venganza», advierte Ortega en uno de los párrafos finales del «Epílogo para ingleses» de su Rebelión de la masas. Y no hay realidad que, en democracia y sobre todo en tiempos de crisis, resulte más arriesgado ignorar que la opinión pública. El objetivo de esta serie de estudios es poner a disposición general datos de opinión solventes, relevantes y acerca de una amplia variedad de temas. Porque cuanto mejor conozcamos nuestro estado de ánimo colectivo menor será el riesgo de tener que afrontar las consecuencias de haberlo ignorado.

Pulso de España 2010

Pulso de España 2010

Intentando ser fiel a uno de los lemas orteguianos («vivir de claridades y lo más despierto posible»), el Departamento de Estudios de Opinión Pública de la Fundación Ortega-Marañón (FOM), con la colaboración de Metroscopia, y gracias al patrocinio de Telefónica, ha elaborado el presente "Pulso de España 2010", que aspira a ser el primero de una serie de informes periódicos sobre la realidad social española desde un planteamiento sosegado, independiente y plural.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal