Metroscopia

Metroscopia

“No creo en las encuestas”. Mal empezamos... Es tanto como decir “no creo en los termómetros”. Las encuestas, como los termómetros, no son una cuestión de fe, pertenecen al mundo más humilde y pragmático de la medición. Si están bien hechas, son una herramienta para medir, y así describir, los estados de opinión de una sociedad en un momento determinado. Los datos están ahí y son los mismos para todos. Otra cosa es cómo se analizan e interpretan...

La cuestión identitaria

Por: | 08 de noviembre de 2013

Iris

IDENTIDAD, VOTANTES Y PARTIDOS

En la actualidad, el 70% de los catalanes expresa sentimientos identitarios incluyentes: es decir, combinan (en proporción variable) una identidad catalana con otra española, sin que ambas resulten mutuamente excluyentes. La identidad plenamente compartida (sentirse tan catalán como español) es la claramente predominante: es la que expresa el 45%.

En comparación con 2006, se duplica el porcentaje de quienes se sienten sólo catalanes (pasa del 12% al 23%) y se reduce ligeramente el de quienes se consideran sólo españoles (pasa del 8% al 6%). La identidad incluyente pasa del 78% de 2006 al 70% actual: el impacto de la actual efervescencia independentista sobre los sentimientos identitarios parece haber sido muy limitado.

En todos los electorados —con la única excepción del de ERC— predominan quienes dicen tener un sentimiento identitario incluyente: un sentimiento en el que la doble sensación de pertenencia (a Cataluña y a España) logra coexistir y complementarse (en combinaciones de intensidad variable, según los casos). Entre los votantes de CiU el sentimiento identitario incluyente es expresado por el 61% y entre los de CUP por el 59%. Pero incluso entre los votantes de ERC un sustancial 42% dice sentir la doble identidad catalano-española.

En líneas generales, los votantes de los distintos partidos catalanes perciben en estos un tipo de sentimiento identitario básicamente coincidente con el suyo propio. Por ejemplo, entre los votantes de CiU un 37% se define como “solo catalán” y un porcentaje prácticamente idéntico (34%) define de ese mismo modo a su partido. Pero hay tres casos (PP, ERC y CUP) en los que las cosas son significativamente distintas.

Los votantes del PP catalán se consideran ligeramente más catalano-españoles de lo que consideran  que lo es su partido. Entre los votantes de ERC y de CUP  el 56% y el 36%, respectivamente, se definen como “solo catalanes”; pero, al mismo tiempo, el 82% y el 75% definen de ese modo a su partido. Es decir, los votantes de estas dos formaciones las perciben más extremadas en su nacionalismo excluyente de lo que ellos mismos se consideran. O dicho de otro modo, en ese punto ambos partidos van por delante —y no a remolque— de sus votantes.

UBICACIÓN IDEOLÓGICA DE CIUDADANOS Y PARTIDOS CATALANES

En conjunto, la ciudadanía catalana se ubica, en la escala ideológica izquierda/derecha en un punto (4.3) que equivale a un centro-izquierda. El partido que es percibido como más cercano, ideológicamente, al ciudadano medio es el PSC, al que los catalanes ubican en un 4.8, es decir a una distancia (hacia su derecha) de solo cinco décimas. Todos los demás partidos son percibidos como situados más claramente a la derecha o a la izquierda del sentir medio ciudadano. El más alejado, por la derecha, es el PP (al que se percibe situado en un 7.9, es decir, a una distancia de 3.6 puntos), seguido de Ciutadans (al que la ciudadanía percibe ubicado en un 6.5), y de CiU, al que los catalanes sitúan en un 5.6, es decir, 1.3 puntos más a su derecha.  En el lado opuesto del arco político, los partidos que los catalanes ven más alejados, por la izquierda, del 4.3 con que, en promedio, se autodefinen, son CUP (que queda a 1.8 puntos de distancia del promedio general), ERC (que queda a 1.2 puntos) y ICV (que es situada a una distancia de un punto más a la izquierda).

Particularmente interesante es el grado de cercanía ideológica que los votantes de cada partido dicen percibir entre ellos y la formación a la que dieron su voto. En general, los votantes tienden a percibirse algo más escorados a la izquierda (o menos escorados a la derecha) que como perciben orientados a sus respectivos partidos, con la excepción de ERC y de CUP: en estos dos casos los votantes ven al partido algo más volcado a la izquierda de lo que ellos mismos se ven. El grado más bajo de disonancia ideológica  se registra en los casos de ICV y de Ciutadans: el punto ideológico en que se autoposicionan sus votantes difiere solo una décima del punto en el que colocan a su partido. En estos dos casos la sintonía entre partido y votantes es casi total. En cambio, los votantes de PSC, PP y CiU se perciben apreciablemente menos escorados a la derecha de cómo consideran que están sus respectivos partidos.

Identidad 1
Identidad 2
Identidad 3

Foto de Look into my eyes

Hay 5 Comentarios

Mucha gente solo censura el delito, independientemente de quien lo cometa, y no por ello se les llama racistas.
Porque el delito es censurable por si mismo ante la ley sin tener ninguna connotación con las razas.
En Catalunya pasa algo parecido con el rechazo de las políticas centralizadoras que intentan cuadricular las particularidades de gentes, que tienen su particular identidad o idiosincrasia.
Gente interesada trata de desviar el sentimiento identitario hacia conceptos como la insolidaridad o la enajenación de todo lo nacional.
Cuando interesa.
Y lo que interesa de verdad es el jugo que se extrae al socaire de desencuentros y desplantes.
Por obligación y sin justificante alguno.
Explotando el sentimiento de culpa además, culpando de insolidarios a gentes que a lo largo de la historia reciente solo han recibido leña por sentirse y reconocerse naturales de Catalunya.
Igual que les ocurre a otras autonomías que defienden lo suyo y se sienten naturales de su lugar.
Diferentes ante quienes les encorsetaron sus maneras y costumbres, sus raíces y su lengua.
A la fuerza, reclamando diezmos y servicios como a vasallos sin nombre.
Intentando homologarlos con el resto del país castellano de forma indiscriminada y altanera.
A gentes diferentes y sin ningún parecido.
En los enfoques ante la vida, la mentalidad ante el reto del trabajo diario, la cultura, la ordenación social y el respeto por la jerarquía.
Nada que ver.
Desde la época de Carlo Magno, distintos por ser de otro caldo y hasta ahora.
Ese enrasar a la fuerza por se vencidos, las peculiaridades naturales distintas crea distancias insalvables cuando se intenta forzando, y no desde la comprensión y el diálogo.
Desde la camaradería de jugar en el mismo equipo porque se decide así libremente.
Obligar por la fuerza no es compartir espacios comunes, y menos desde la descalificación y el desprecio, obligando desde la prepotencia y la victoria.
O la insolvencia.
Desde 1714 la distancia impuesta de servir a dos opciones distintas, que nunca se han intentado acercar y limar desde cordura, sino al contrario, desde la imposición.
A un sentir popular no se le puede vencer por la fuerza cuartelera, se le gana desde la mano tendida.
Desde el afecto y el reconocimiento.
Desde la cultura y el entendimiento.

ATENCIÓN ATENCIÓN
“Queda más de la mitad de la legislatura, y os aseguro que veremos crecimiento sostenible y creación de empleo y cuando volvamos a presentarnos a los españoles en las elecciones podamos decir las cosas están infinitamente mejor que cuando las cogimos en el año 2011”.
MARIANO RAJOY 09-11-2013


Quien vilipendia la inteligencia de los demás, merece ser objeto del mismo trato hacia él.
"El que desprecia demasiado, se hace digno de su propio desprecio"
AMEIL, HENRI FRÉDÉRIC

Datos interesantes pero conclusiones a mi entender erróneas. En 3 años se ha doblado el nº de gente que sólo se siente catalana. Del 12% al 23%. Llamar "más catalán que español" como "identidad incluyente" me parece tendencioso.

Interesantísmos datos, y tan absurdos como la realidad. ¡Se percibe a Ciutadans como más de derechas que CiU! Está claro que casi nadie se lee los programas y la mayoría de gente se mueve por sentimientos e intuiciones más que por ideas...

Yo creo que es un problema de educación y a veces incluso se reduce al sentimiento. Aquí teneis un claro ejemplo de corazón dividido: http://xurl.es/dabzr

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Este Blog es obra colectiva del equipo técnico de Metroscopia. Los responsables de sus análisis y comentarios son , , Silvia Bravo, Susana Arbas, Mar Toharia, Marcos Sanz, Ignacio Urquizu, Antonio López Vega, Francisco Camas y Gumersindo Lafuente.

Metroscopia

Metroscopia combina la experiencia de su equipo profesional en estudios de la opinión de la sociedad española con una actitud de curiosidad permanente. Referente en sondeos políticos y estimaciones electorales, aborda investigaciones sobre todos los ámbitos de la vida social. Este blog aporta algunos de los datos públicos de estudios de Metroscopia, así como reflexiones sobre opinión pública en general.

Libros

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Toda realidad ignorada prepara su venganza», advierte Ortega en uno de los párrafos finales del «Epílogo para ingleses» de su Rebelión de la masas. Y no hay realidad que, en democracia y sobre todo en tiempos de crisis, resulte más arriesgado ignorar que la opinión pública. El objetivo de esta serie de estudios es poner a disposición general datos de opinión solventes, relevantes y acerca de una amplia variedad de temas. Porque cuanto mejor conozcamos nuestro estado de ánimo colectivo menor será el riesgo de tener que afrontar las consecuencias de haberlo ignorado.

Pulso de España 2010

Pulso de España 2010

Intentando ser fiel a uno de los lemas orteguianos («vivir de claridades y lo más despierto posible»), el Departamento de Estudios de Opinión Pública de la Fundación Ortega-Marañón (FOM), con la colaboración de Metroscopia, y gracias al patrocinio de Telefónica, ha elaborado el presente "Pulso de España 2010", que aspira a ser el primero de una serie de informes periódicos sobre la realidad social española desde un planteamiento sosegado, independiente y plural.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal