Metroscopia

Metroscopia

“No creo en las encuestas”. Mal empezamos... Es tanto como decir “no creo en los termómetros”. Las encuestas, como los termómetros, no son una cuestión de fe, pertenecen al mundo más humilde y pragmático de la medición. Si están bien hechas, son una herramienta para medir, y así describir, los estados de opinión de una sociedad en un momento determinado. Los datos están ahí y son los mismos para todos. Otra cosa es cómo se analizan e interpretan...

Barómetro electoral: febrero 2014

Por: | 10 de febrero de 2014

Foto Barómetro electoral

PRÁCTICO EMPATE, A LA BAJA


En el hipotético caso de que ahora se celebrasen de manera inmediata unas elecciones generales el PSOE las ganaría con una ventaja sobre el PP de tan solo nueve décimas: 31.7 % frente a 30.8 %. Los socialistas lograrían ahora un mejor resultado que en 2011 (entonces consiguieron un 28.7 % de los votos válidos) y el PP uno sustancialmente inferior (casi 14 puntos menos que el 44.6% que logró en aquella ocasión). Los otros dos partidos de ámbito nacional obtendrían ahora sus mejores resultados históricos: IU un 13.5 % y UPyD un 8.5 %.

Estos datos confirmarían el desgaste del bipartidismo que el Barómetro de Clima Social de Metroscopia viene detectando desde hace más de un año: el PSOE y el PP sumarían ahora el 62.5 % de los votos válidos, que sería el porcentaje más bajo logrado, en conjunto, por los dos principales partidos en todos las elecciones generales celebradas hasta la fecha. La fidelidad de voto de socialistas y populares sigue bajo mínimos: 43 % y 40 % respectivamente.

La abstención también alcanzaría, en este momento, un porcentaje inédito: la participación estimada no pasaría del 65 %, lo que supondría el porcentaje histórico más bajo (el suelo de participación en este tipo de elecciones corresponde al 68 % registrado en las generales de 1979). El porcentaje de electores que finalmente acabe votando constituye un dato de importancia decisiva pues la abstención no se reparte de forma proporcionalmente igual entre todos los partidos. En el momento actual PP y PSOE son los partidos que tienen un electorado más propenso al desentendimiento en el supuesto de una inminente elección: son, por tanto, los partidos que resultan más castigados a la hora de estimar el resultado que, en las actuales circunstancias, lograrían obtener. Los votantes socialistas siguen enfadados con su partido al que no terminan de perdonar el modo en que gestionó el último gobierno de Rodríguez Zapatero la entonces incipiente crisis. Por su parte, los votantes del PP se muestran crecientemente descontentos con su partido, al que además no terminan de reconocer de forma clara el mérito que este se atribuye en la gestión de la situación económica.

En esta situación, los votos tienden a mostrar un grado máximo de dispersión que, de mantenerse efectivamente en unas elecciones, generarían una situación hasta ahora inédita: ninguno de los principales partidos estaría en condiciones no ya de poder gobernar en solitario sino, incluso, de poder hacerlo con las fuerzas minoritarias en principio más afines. Con esta estimación de reparto de votos, la situación en cuanto al reparto de escaños, sería muy similar a la del barómetro de Diciembre (sobre la base de 12.000 entrevistas): PP y PSOE se situarían en una banda de entre 130 y 140 escaños. 

LA IMAGEN DEL GOBIERNO

La amplia mayoría de los ciudadanos y una sustancial proporción de votantes del PP siguen mostrándose críticos con el Presidente Rajoy y con su Gobierno. Un 78 % de los españoles (42 % entre los votantes del PP) desaprueba la gestión de Rajoy al frente del Ejecutivo y la  evaluación de la gestión de todos los ministros del actual Gabinete sigue  registrando un elevado saldo negativo (es decir, son claramente más numerosos los españoles que desaprueban su actuación que quienes la aprueban). Entre los votantes del PP,  son cuatro los ministros cuya evaluación presenta un saldo negativo: el de Educación, José Ignacio Wert (—18 puntos), el de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón (—10), la de Empleo, Fátima Báñez (—5) y el de Hacienda, Cristobal Montoro (—2).

CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP

Dos de cada tres españoles (66 %) y la mitad de los votantes populares (48 %) creen que en la convención nacional del PP celebrada el pasado fin de semana en Valladolid no se trataron los temas que realmente preocupan a los ciudadanos.

El mensaje de unión que el PP pretendía transmitir con la convención no ha calado entre la ciudadanía: cuatro de cada diez españoles (39 %) piensan que el partido ha salido de ella más débil y desunido de como entró. De hecho, en el momento actual, un 69% de los españoles percibe al PP como un partido desunido. Incluso la mitad de los votantes populares (50 %) cree que su partido transmite una imagen de desunión si bien en su caso la convención ha servido al menos para que un 42% (porcentaje que, con todo, no supone una mayoría absoluta) piense que ha salido de ella más fuerte de lo que entró.

SITUACIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL

El paisaje que los españoles esperan encontrar cuando la actual crisis amaine o quede superada dista mucho de ser halagüeño:

•    El 88% cree que llevará mucho tiempo volver a conseguir todas las prestaciones y ayudas antes existentes para los más desfavorecidos;
•    el 83% piensa que, en conjunto, habrá más pobreza y desigualdad en España;
•    el 76% da por sentado que las cosas no volverán a estar como antes; y
•    el 67% no cree que los jóvenes tenga ya la oportunidad de desarrollar su vida profesional y personal del mismo modo en que pudieron hacerlo sus padres.

Las heridas que dejará la crisis en nuestra sociedad serán así —según la opinión generalizada— profundas y duraderas.

En cuanto a las medidas que el gobierno ha ido adoptando para enderezar la situación económica nacional y que parecerían estar empezando a dar resultado, el veredicto ciudadano es severo: el 57% no le concede, al respecto, mérito alguno pues considera que han sido medidas dictadas desde fuera y no basadas en criterios y planteamientos propios; además, y en todo caso, el 62% cree que la posible mejoría de la economía no guarda relación con esas medidas (con independencia de a quien corresponda realmente su autoría) pues la misma también se percibe en países que han adoptado políticas diferentes a las aquí seguidas.  Así, tres de cada cuatro españoles siguen pensando que el actual Gobierno no está sabiendo afrontar adecuadamente la  crisis económica y, asimismo, tres de  cada cuatro siguen juzgando negativamente la reforma laboral, una de las medidas estrella.

Ahora son ya mayoría absoluta (56%) los españoles que creen que en nuestro país la crisis ha tocado ya fondo pero que a partir de ahí la recuperación va a ser lenta. Por ello, un masivo 73% sigue pensando que el paro va aseguir siendo igual de alto que ahora es durante bastante tiempo todavía. En suma, queda aún por delante un largo camino de espinas antes de alcanzar, finalmente, el desolador estadio post-crisis que se da por seguro. Ese es, en síntesis, en el momento actual, el estado de ánimo de la ciudadanía. La autocomplacencia autista parece haber predominado, claramente, sobre la capacidad explicativa y pedagógica de los responsables públicos a la hora de presentar y hacer creíbles a la ciudadanía su gestión.

Estimación y Ficha técnica

Ministros

Reforma Laboral

INTENCIÓN DIRECTA DE VOTO

La intención directa de voto equivale a la voz de la calle. Es lo que los españoles responden de forma directa y espontánea cuando se les pregunta por su comportamiento electoral más probable. Es un dato clave para captar el estado de opinión predominante, pero debe ser interpretado con cautela pues no siempre refleja todo lo que los electores piensan, sino sólo lo que deciden revelar al ser preguntados. Distintos factores de coacción ambiental hacen que la verbalización de las distintas opciones ideológicas (su probabilidad de ser expresadas de forma espontánea y natural) no sea siempre la misma. La intención directa de voto (IDV) es, así, sometida a una serie de procesos de ajuste (a partir, fundamentalmente, del recuerdo de voto, de la fidelidad de voto, de la tasa de participación estimada, de la valoración  por cada grupo de votantes de la gestión de cada partido y de sus líderes y de otros datos complementarios proporcionados por el sondeo sobre el estado de ánimo general de las personas entrevistadas) que permitan estimar cuál es, en esas circunstancias, el resultado más probablemente esperable. Obviamente, a partir de una misma IDV sería posible, utilizando otros criterios analíticos e interpretativos, obtener estimaciones de resultado electoral no necesariamente coincidentes con la que aquí se ofrece. La estimación de voto probable, por tanto, no es ya un dato directamente conseguido de la ciudadanía, sino una interpretación de sus declaraciones realizada a partir de unos supuestos determinados (lo que se conoce como “cocina electoral”). Aunque con frecuencia, por un uso descuidado, se confunda intención directa de voto y voto probable estimado, en realidad son cosas distintas. Una intención directa de voto muy elevada puede terminar, tras ser procesada, en una estimación de voto probable más reducida, o a la inversa. La IDV se compara con el resultado real que cada partido obtuvo sobre el Censo de españoles residentes (CER). Por su parte, los datos de voto estimado se comparan con el resultado real de cada partido sobre el total de votos válidos.

En esta oleada del Clima Social correspondiente al mes de Febrero de 2014 la intención directa de voto es la siguiente:

IDV Febrero 2014

En twitter @JPFerrandiz

Fotografía: Election night crowd, Wellington, 1931. William Hall Raine. Photographic Archive, Alexander Turnbull Library

Hay 3 Comentarios

Sigo sin entender las hipótesis teóricas en las que se basa la encuesta para que IU, que se encuentra tan cerca del PP y del PSOE en intención directa de voto luego se aleje tanto de estos partidos en la estimación final. Sinceramente creo que las hipótesis o la metodología en que se basa la encuesta probablemente no tengan en cuenta que estamos casi con toda seguridad en un momento en que se están cuestionando muchas fidelidades electorales y el sentido del voto se puede desplazar mucho. Creo que la proporción de voto a IU quizás sea mayor, si las condiciones continúan como hasta ahora, de lo que plantea la encuesta.

No es posible entender como el PP sigue al frente de las encuentas tras su malisima gestion de la crisis....es que somos masoquistas o que???

Para la Fundación "Guru-Gú" en el estudio falta pan y sobran manteles. La clave esta en ese 78% que en cualquier tipo de encuesta dice no creer en la justicia. Mientras ese "frente" no cambie aquí no hay nada que rascar. Hay números que son mas significativos que muchos tratados de metafísica. Ese 78% es uno de ellos. Es curioso pero un porcentaje parecido sale como abstención en las próximas elecciones y posiblemente alcance el 80% en las siguientes. Es decir, que la "pedrada" de Pedraz (aquel juez que dijo que la casta/clase política está podrida) está haciendo efecto. Vamos a ver, mientras la marca España sea el Cante por Peteneras o como irse de rositas en un Estado fallido, aquí no hay nada que rascar, todo lo demás es leche y picón. Precisamente dentro de poco se cumple el 27 aniversario de la célebre y muy puñeteras "sentencia" del ilustre jerezano Pedro Pacheco. Para el sector mas beligerante/follonista de la Fundación San Borondon si en los próximos meses no aparece el jaguar de Ana Mato la cosa se puede complicar mucho. Para analistas de reconocido prestigio (y no como otros con barro en las togas) si el puñetero jaguar no aparece entonces hay que poner en marcha las recomendaciones de Luis Solana, a saber, poner a un guardia civil al frente de algunas instituciones. La guardia civil es lo único serio que tenemos. Por poner un ejemplo, si en el Banco de España en lugar de tener a Mafo que ponía cara de asco a la hora de controlar hubiéramos tenido a un guardia civil entonces otro gallo nos hubiera cantado. O en lugar de tener a un tal Caruana que se pasaba los informes de los inspectores por los huevos hubiéramos tenido a otro guardia civil la cosa sería muy distinta a como Blesa manejó el cortijo de Caja Madrid. Vamos a ver, los empresarios del caso "Terra Mítica" no estarían cantando por peteneras y pagando los mejores despachos en Valencia si de gerente hubiéramos tenido a un guardia civil en el centro de ocio de Benidorm. Ese mismo sindicalista que tiene billetes para asar una vaca comería menos marisco si tuviera como jefe a un guardia civil y no un gorila como Cándido Méndez. De todas formas la clave puede estar en alcanzar un 78% de abstención en las próximas elecciones y en las siguientes. Que este puto régimen de mierda se vaya al carajo. Y en ese plan. Ninguno.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Este Blog es obra colectiva del equipo técnico de Metroscopia. Los responsables de sus análisis y comentarios son , , Silvia Bravo, Susana Arbas, Mar Toharia, Marcos Sanz, Ignacio Urquizu, Antonio López Vega, Francisco Camas y Gumersindo Lafuente.

Metroscopia

Metroscopia combina la experiencia de su equipo profesional en estudios de la opinión de la sociedad española con una actitud de curiosidad permanente. Referente en sondeos políticos y estimaciones electorales, aborda investigaciones sobre todos los ámbitos de la vida social. Este blog aporta algunos de los datos públicos de estudios de Metroscopia, así como reflexiones sobre opinión pública en general.

Libros

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Toda realidad ignorada prepara su venganza», advierte Ortega en uno de los párrafos finales del «Epílogo para ingleses» de su Rebelión de la masas. Y no hay realidad que, en democracia y sobre todo en tiempos de crisis, resulte más arriesgado ignorar que la opinión pública. El objetivo de esta serie de estudios es poner a disposición general datos de opinión solventes, relevantes y acerca de una amplia variedad de temas. Porque cuanto mejor conozcamos nuestro estado de ánimo colectivo menor será el riesgo de tener que afrontar las consecuencias de haberlo ignorado.

Pulso de España 2010

Pulso de España 2010

Intentando ser fiel a uno de los lemas orteguianos («vivir de claridades y lo más despierto posible»), el Departamento de Estudios de Opinión Pública de la Fundación Ortega-Marañón (FOM), con la colaboración de Metroscopia, y gracias al patrocinio de Telefónica, ha elaborado el presente "Pulso de España 2010", que aspira a ser el primero de una serie de informes periódicos sobre la realidad social española desde un planteamiento sosegado, independiente y plural.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal