Metroscopia

Metroscopia

“No creo en las encuestas”. Mal empezamos... Es tanto como decir “no creo en los termómetros”. Las encuestas, como los termómetros, no son una cuestión de fe, pertenecen al mundo más humilde y pragmático de la medición. Si están bien hechas, son una herramienta para medir, y así describir, los estados de opinión de una sociedad en un momento determinado. Los datos están ahí y son los mismos para todos. Otra cosa es cómo se analizan e interpretan...

Un punto y seguido

Por: | 09 de junio de 2014

Abdicación

¿Cómo debe ser gestionada la abdicación del Rey? Tres de cada cuatro españoles (74%) lo tienen claro: siguiendo lo que establece la Constitución. Es decir, básicamente como se está haciendo. Lo dice no solo el 86% de los votantes del PP, sino también el 76% de los del PSOE e, incluso, el 64% de los de IU.

Esta masiva apuesta ciudadana por la legalidad vigente guarda, por otro lado, un claro paralelismo con la generalizada convicción (que los españoles llevan ya años declarando en los mismos términos, según han ido detectando los barómetros de Metroscopia) de que la Corona esta ya firmemente asentada en nuestro país y que la sucesión de don Juan Carlos por el príncipe Felipe se va a producir con toda normalidad: así lo cree el 78% (porcentaje que sube hasta el 83% entre los votantes del PP y que queda en un asimismo destacable 79% tanto entre los votantes del PSOE como de IU).

¿Cabe deducir de estos datos que los españoles dan por zanjada, definitivamente, la disyuntiva monarquía-república? No necesariamente. Lo que parecen más bien expresar es que existe una legalidad institucional consolidada y que, mientras no se cambie, debe ser respetada. ¿Y existe aquí y ahora, en nuestra sociedad, un deseo generalizado de cuestionar la forma del Estado, es decir, de plantear la opción entre monarquía y república? Por lo pronto, lo que sí existe, y de forma clara, es el deseo (mayoritario en proporción de dos a uno: 62% frente a 34%)  de que, en algún momento, la cuestión monarquía-república sea sometida a debate público y a decisión ciudadana mediante referéndum. En otras palabras, no es ahora el momento y quizá tampoco es urgente, pero es algo que hay que ir pensando en hacer. Lo reclama el 68% de los votantes del PSOE, el 98% de los de IU y hasta el 39% de los del PP.

Ahora bien, este mayoritario deseo de que la cuestión sea debatida y zanjada plebiscitariamente no prefigura, al menos hoy por hoy, el resultado final de esa consulta: en el supuesto de que el referéndum se planteara ahora, el 49% de los españoles se inclinaría por una monarquía con Felipe VI como rey y el 36% por una república presidida por una figura pública relevante. Por la monarquía optarían el 79% de los votantes del PP y el 57% de los mayores de 55 años; entre los votantes del PSOE, los partidarios de la monarquía obtendrían una muy ajustada ventaja y ,entre los de IU, el 86% preferiría una república. De algún modo, y teniendo en cuenta el básico pragmatismo desemocionalizado (en plan “mientras la cosa funcione…”) con que la ciudadanía tiende a enfocar esta cuestión, lo que cabe quizá concluir es que, por elevados que sean en esta coyuntura la esperanza, la confianza y el respeto que el heredero suscita (y ciertamente lo son, como de forma inequívoca se desprende de los datos del sondeo), don Felipe—al igual que en su día su padre— habrá de ganarse la Corona mediante su forma de ejercerla. Para ello cuenta, de entrada, con muchas bazas a su favor: por difícil y compleja que sea ahora la situación de nuestro país —necesitado como está de una revitalización ejemplarizante, urgente y a fondo, de su entramado institucional— ni ahora hay una ETA asesinando prácticamente a diario, ni ruido alguno de sables en unos cuarteles que la ciudadanía ha pasado a percibir como garantes de la democracia y de las libertades ciudadanas.

En cuanto a don Juan Carlos, en esta hora de su despedida, obtiene el masivo apoyo ciudadano a su decisión y recupera una evaluación muy cercana a su máximo histórico. Y, 33 años después del 23-F, el 72% de los españoles (y, significativamente, también de los menores de 35 años) siguen pensando que sin el Rey la transición a la democracia no hubiera sido posible en España. Un reconocimiento que parece estar a prueba del paso del tiempo y que sin duda acabará cristalizando como el rasgo definitorio de su legado histórico.

Abdicación 1

Abdicación 2

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Este Blog es obra colectiva del equipo técnico de Metroscopia. Los responsables de sus análisis y comentarios son , , Silvia Bravo, Susana Arbas, Mar Toharia, Marcos Sanz, Ignacio Urquizu, Antonio López Vega, Francisco Camas y Gumersindo Lafuente.

Metroscopia

Metroscopia combina la experiencia de su equipo profesional en estudios de la opinión de la sociedad española con una actitud de curiosidad permanente. Referente en sondeos políticos y estimaciones electorales, aborda investigaciones sobre todos los ámbitos de la vida social. Este blog aporta algunos de los datos públicos de estudios de Metroscopia, así como reflexiones sobre opinión pública en general.

Libros

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Toda realidad ignorada prepara su venganza», advierte Ortega en uno de los párrafos finales del «Epílogo para ingleses» de su Rebelión de la masas. Y no hay realidad que, en democracia y sobre todo en tiempos de crisis, resulte más arriesgado ignorar que la opinión pública. El objetivo de esta serie de estudios es poner a disposición general datos de opinión solventes, relevantes y acerca de una amplia variedad de temas. Porque cuanto mejor conozcamos nuestro estado de ánimo colectivo menor será el riesgo de tener que afrontar las consecuencias de haberlo ignorado.

Pulso de España 2010

Pulso de España 2010

Intentando ser fiel a uno de los lemas orteguianos («vivir de claridades y lo más despierto posible»), el Departamento de Estudios de Opinión Pública de la Fundación Ortega-Marañón (FOM), con la colaboración de Metroscopia, y gracias al patrocinio de Telefónica, ha elaborado el presente "Pulso de España 2010", que aspira a ser el primero de una serie de informes periódicos sobre la realidad social española desde un planteamiento sosegado, independiente y plural.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal