Microbichitos

Microbichitos

Los microbios no los vemos, pero sus efectos, para bien o para mal nos afectan a diario. Más numerosos que todos los demás seres vivos, algunos más antiguos que todos ellos, probablemente seguirán dominando la Tierra mucho después de que los humanos desaparezcan.

Será por falta de ignorancia

Por: | 19 de marzo de 2012

Durante cuarenta años de vida profesional he firmado numerosas peticiones colectivas exigiendo, solicitando, rogando o casi suplicando (según fuese el momento político) que en España se dedique atención a la investigación científica. Al pasar los años, estas peticiones, la última la firmé hace unos días, han ido dirigidas a gobiernos de la dictadura, de UCD, del PSOE y del PP. Hasta ahora todas han recibido la misma atención, creo que han sido ignoradas.

 

Cropped-petition.004

Cabecera de la página donde se solicita apoyo para la investigación en España.
Está a disposición de quien desee solidarizarse.

 

 

No solo se trata de que se dedique dinero a la investigación, que sí se trata, también es que se deje a los investigadores trabajar y no se les haga perder el tiempo con controles administrativos irrelevantes, y sobre todo que haya un mínimo de continuidad en los programas de investigación y una cierta racionalidad. Que no se recorten los presupuestos y que los proyectos sean sometidos a una única evaluación y dispongan de fondos suficientes tanto para financiar los gastos de equipo y reactivos como de personal.

En todos los países que he trabajado, Estados Unidos, Reino Unido y Países Bajos, se daba por sentado que dedicar fondos a la investigación es a la larga beneficioso para generar conocimientos y en definitiva producir riqueza. En todos menos en España. Uno llega a pensar, en su ignorancia, si es que a lo mejor no es verdad que la investigación produzca beneficios, porque dicho así sin más podría ser tan solo una opinión y bien pudiera ser que los gobiernos que hemos tenido en España tuviesen razón.

Pues bien, existen cálculos que correlacionan lo que se gasta en investigación con los beneficios económicos que se recuperan. Según lo que ha manifestado Francis Collins, director del Instituto de Salud Norteamericano, por cada dólar dedicado a financiar proyectos de investigación en los Estados Unidos se generan 2,10 dólares de beneficios. En algunos casos, como el de la secuenciación del genoma humano, los beneficios han sido mayores. Los cuatro mil millones de dólares que se gastaron en descifrar la información genética de la especie humana han producido ya beneficios de 796 mil millones, calculándose que el rendimiento ha sido de 141 dólares por cada dólar invertido. Se estima que tan solo en 2010 se crearon mas de trescientos mil empleos como resultado del proyecto genoma.

De todas formas a los científicos norteamericanos les preocupa que otros países estén dedicando a financiar investigación un porcentaje superior al que dedica el gobierno de Washington, y alertan ya sobre los efectos negativos que eso puede tener en la posición relativa de su país en el conjunto mundial. Les preocupa que un menor gasto relativo repercuta en el grado de formación científica de los estudiantes norteamericanos, y que posibles reducciones en el esfuerzo investigador desincentive a los estudiantes para cursar carreras científicas, con el consiguiente deterioro de la investigación futura.

Lo que más me sorprende es que se opine que las propuestas sobre la política científica puedan tener importancia en el desarrollo de la próxima campaña electoral norteamericana, porque me hace sentir que no debo trabajar en el mismo planeta que mis colegas de Tejas o de Kansas con quienes he de competir para publicar.

En España en los últimos tres años, y según datos publicados por Alicia Rivera en EL PAÍS, se puede deducir que son 3.500 millones de euros los que se han detraído de la inversión en investigación. Según los parámetros norteamericanos ya mencionados, la política científica de nuestros gobiernos podríamos decir que ha ocasionado unas pérdidas de más de siete mil millones de euros y, a la vez que está comprometiendo el futuro de varias generaciones de científicos, quizás haya impedido la creación de un buen número de miles de puestos de trabajo. Acaba uno preguntándose el por qué, y la verdad es que solo se me ocurre una razón, como diría Cantinflas “¡falta de ignorancia!”.

 

1217276598745_f

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Analfabeto. Película protagonizada por Mario Moreno "Cantiflas" en la que Inocencio se propone aprender a leer, porque "...me da mucha pena que un… ilustre desconocido, venga a enterarse de mis intimidades privativas; pues mi falta de sabiencia o por no saber leer o por mi falta de ignorancia. Ahora como penitencia, me pongo yo que de plano no enterarme de esta carta hasta que no sepa yo leer personalmente y en persona, para que se me quite esta ignorancia que no más me está perjudicando".

Hay 6 Comentarios

Algún día se arepentirán de la atrocidad que están cometiendo. Hay que educar a la sociedad española de la necesidad de la investigación, y no solo de la aplicada, sino de la formativa, de la básica. Quizás si a la sociedad se le explica con el simil de la Masia del Barcelona CF lo entiendana, o noa?

Algún día se arepentirán de la atrocidad que están cometiendo. Hay que educar a la sociedad española de la necesidad de la investigación, y no solo de la aplicada, sino de la formativa, de la básica. Quizás si a la sociedad se le explica con el simil de la Masia del Barcelona CF lo entiendana, o noa?

Hay microbichos, digamoslo así. La investigación es imprescindible. Saludos

Los ladrones de guante blanco que habitan la esfera política (hay ya unos cuantos que van ya camino de la cárcel) se dedican a gastar el dinero del contribuyente en proyectos innecesarios para contratar a amigotes a precio de oro. Y después no queda presupuesto para Investigación y Ciencia. ¡Son unos caraduras! Y los ciudadanos trabajando muchas horas y ganando menos. ¡País de pandereta!!

Pero para fomentar absurdeces como la "exposición científica" sobre la sábana santa

http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/02/el-ayuntamiento-de-malaga-promociona-la.html

y el museo de las caras de Bélmez

http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/07/las-caras-de-belmez-y-la-malversacion.html

siempre hay dinero.

Se dice que: No es que la inversiòn en investigaciòn sòlo puedan hacerla los paìses ricos (como quieren hacernos creer) sino que esos paìses son ricos porque invierten en investigaciòn.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

>Miguel Vicente

Miguel Vicente, Profesor de Investigación del CSIC publicó su primera colaboración en EL PAÍS en 1983. Dirige un laboratorio en el Centro Nacional de Biotecnología, y cree que relatar al público con sencillez los resultados de la investigación es su deber. Puede que algún día se jubile, pero científico lo será hasta que se muera, mientras tanto sigue trabajando y en algunos ratos libres divulgando la Microbiología.

MICROBICHITOS NO ES un consultorio de salud. No podemos responder a consultas de carácter médico-sanitario que expongan casos personales. MICROBICHITOS desaconseja la automedicación, los comentarios que animen a ella serán eliminados. Para buscar alivio a las dolencias debe acudirse al médico.

Último libro

Ni contigo ni sin tí, guía para entender los microbio

Ni contigo ni sin tí, guía para entender los microbios

Los microbios no son tan llamativos como los tigres, las ballenas o los árboles de la selva, y no suelen aparecer casi nunca como héroes de películas, cuentos o cómics. Y, sin embargo, son los seres vivos más abundantes de nuestro planeta. Este libro ofrece una guía para entender cómo viven y cómo nos afectan los microbios, desde lo que comemos hasta las enfermedades que sufrimos. Una visión asequible, pero también rigurosa, amena y actualizada.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal