Gestionar el ánimo

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 09 mar 2012

Pv-andalucia2

Las elecciones las deciden los votantes. Las campañas las ganan los activistas. Hacer una buena campaña no es garantía, suficiente, de éxito electoral. Pero sí su condición necesaria. Y, aunque es cierto que las grandes tendencias de voto se definen mucho tiempo antes de la campaña electoral, también es cierto que -cada vez más- muchos electores toman su decisión en el último tramo de la misma. Los indecisos se deciden tarde. De ahí la extraordinaria importancia, todavía, de estos 15 días determinantes. Son los que decantan a electores que cambian de voto respecto al anterior proceso electoral o de opinión respecto a la última encuesta. Estos votos valen doble: el que se gana y el que se quita al adversario directo.

La campaña para las elecciones al Parlamento de Andalucía empezó ayer como un reflejo del estado emocional de los candidatos, de sus militantes y de sus electores.  Quien gestione mejor el capital y la energía emocional de militantes, simpatizantes y votantes ganará el clima político, aspecto clave en una contienda. El desánimo es tan contagioso como el ánimo. Y es en esta zona rica de emociones donde se consigue la fuerza adicional para conseguir la victoria clara o heroica.

Los líderes políticos no solo son candidatos. Son el reflejo emocional de las marcas de sus partidos y del tono vital de sus electores. La construcción del ánimo es una tarea colectiva, sí; pero muy ligada a la capacidad empática, tractora y transformadora del propio líder.

Las encuestas de instituciones públicas (IESA, CAPDEA, CIS) al Parlamento de Andalucía se presentan inciertas respecto a la gobernabilidad, pero claras en relación con el resultado. La incerteza no es ese resultado, sino la gestión del mismo. No hay empate. Sino tendencias muy marcadas. La clave se plantea como una lucha centrada en las expectativas: romper la dinámica sociológica y electoral o mantenerla y ampliarla.

En este terreno, la moral de combate electoral será determinante. Si Javier Arenas, candidato del PP, consigue arrastrar la inercia confiada hacia una seguridad movilizada, la victoria será imparable. Y, para ello, su tono personal, su estilo y su actitud serán decisivos. Si José Antonio Griñán, Presidente de la Junta de Andalucía y candidato a la reelección del PSOE, es capaz de contagiar la esperanza realista, tendrá alguna opción.

Ya no hay programas. Los electores van a decidir por el  pasado más que por el futuro. El pasado histórico del PSOE y el pasado reciente del PP con el nuevo liderazgo de Mariano Rajoy en la política española. Y el PSOE tiene más pasado que el PP, aunque Arenas sea un clásico. Las personas y los equipos se desgastan. Pero las marcas electorales también. Y el PSOE tiene fatiga de marca. Griñán (y Rubalcaba) se enfrentan a un reto emocional. Las palabras recurrentes o las frases ingeniosas de mitin y propaganda no serán suficiente. Necesitarán una energía auténtica y movilizadora, y razones de peso, para que la gente vaya a votar. Nadie sigue a quien no sabe a donde va.

(Foto: Juan de Loxa "Encuentro de poesía visual ibérica", Sant Cugat del Vallés, noviembre 1975)

Hay 6 Comentarios

J. Arenas, como siempre, tira la piedra y esconde la mano. No sabe actuar de otra manera. Juega a la crítica negativa y destructiva, con todo el descaro achaca a su oposición cualquier fallo, aunque su partido haya actuado igual, pero más. Todo le da igual y, como gane, sentiré verguenza de tener un presidente de tal catadura. Es, sin duda, de lo peorcito que ha dado esta sufrida tierra andaluza.

Existe un precedente a estas elecciones andaluzas: las Elecciones Generales. He aprendido que debía usarse para los candidatos el Experimento Hommer:
http://palabradehommer.blogspot.com/2012/03/elecciones-andalucia-2012-el.html

Gracias por la acogida.
1. Carlos, que la democracia sea imperfecta o mejorable no debe llevarnos al populismo antipolítico o apolítico. Así seguro que no avanzamos.
2. Juan Manuel, saludos también. Precisamente te escribo a punto de embarcar para México. Un país fantástico!
3. José Andrés, me ha impresionado tu comentario. Gracias y ánimos!

Realmente cualquiera de estos dos ¿representan a la mayoría?.
Sinceramente aquí hay truco porque no se lo cree nadie. Ninguno de estos nos representa. Hay una ley hecha por ellos para una alternancia en el poder a gusto de los mercados y los dueños del dinero.
Esto no es democracia.

la experiencia que allá se vive, en México enfrenta una coyuntura más delicada frente a un escenario de una guerra de baja intensidad al interior de las regiones, y un gobierno que empalma su intervención directa en el proceso con las secuelas del miedo.
Factores que motivan a la ausencia de electores por un lado, pero también la falta de un discurso que tenga más credibilidad de parte de los aspirantes tanto del oficialista PAN como de los opositores. saludos desde México.

Desde las primeras votaciones he escrito en mi papeleta algun comentario que la diera por voto nulo, puesto que no renunciaba a mi derecho al voto y por otro lado no comulgaba con una constitución alejada totalmente de mi forma de ser y que no permite cualquier ciudadano sea Jefe de Estado elejido democráticamente...tambien por el hecho que un voto en Sevilla o Málaga valiese menos que el de un ciudadano soriano, por ejemplo y por ultimo por esa frase tan conocida que España es un pais social y "del" mercado.
...Pero en estas elecciones miro a mi alrededor y me doy cuenta que mi voto necesita ser importante, necesita tener una orientación, necesita ser respuesta y necesidad personal...no será un voto en paro aunque su dueño ya lo esté. He escogido una opción, claro está...pero el destinatario de ese voto tiene que prometerme, que dimitirá si un solo cargo suyo se ve implicado en un caso de corrupción, que le quitará esa prerrogativa a la economocracia de poder disponer del espacio económico del ciudadano a su antojo sin responder luego ante nadie En fin...nos jugamos mucho....aunque yo por desgracia ya no tengo nada que jugarme porque todo lo he perdido. ...todo menos mi voto..

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal