¿Y si no se hubiera caído?

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 14 abr 2012

Remi-georges-herge-1907-1983-b-tapis-tintin-tintin-au-congo-2666475

El rey Juan Carlos ha perdido el contacto con la realidad. O al menos, eso parece. Solo una profunda desorientación y desconexión con la sociedad a la que debe servir, explicaría –y mal- que le parezca bien ir a cazar elefantes. El viaje es totalmente inadecuado, impropio e injustificado.

Inadecuado, porque España está en uno de los momentos más críticos de su reputación internacional. El viaje del monarca, para darse un capricho inoportuno, no contribuye a la imagen de moderación, esfuerzo y sacrificio que debemos dar en nuestra pelea reputacional con los mercados y las instituciones comunitarias.

Impropio, porque el monarca no puede, ni debe, ignorar que cazar elefantes por placer es obsceno y hiere, profundamente, millones de sensibilidades. Tiene todos los componentes para resultar despreciable. Además, la puesta en escena de una cacería preparada para el goce, alimenta todas las imágenes perversas de la opulencia y el poder.

Injustificado, porque no hay ninguna razón para hacer este viaje, a su edad, con sus condiciones físicas, para practicar la caza, y de elefantes. Ninguna explicación hace comprensible tal cúmulo de errores imprudentes e innecesarios.

Pero la pregunta clave es: ¿Y si no se hubiera caído? Pues no lo sabríamos ya que la Casa Real no informa de las actividades privadas del rey. Es muy discutible que, en pleno siglo XXI, podamos considerar como privado un viaje de estas características, pero lo realmente alarmante es descubrir que nadie se lo impidió.

¿Cómo es posible que nadie viera el peligro físico, estético y ético de esta aventurilla? La Casa Real no está para satisfacer los caprichos de su inquilino, sino para servir al Jefe del Estado. Y actuar, siempre, en consecuencia con esta alta responsabilidad. Y ¿quién más lo sabía? ¿El Príncipe? ¿Nadie le desaconsejó tal despropósito? ¿En qué mundo viven?

La acumulación de errores de la monarquía en los últimos años es propia de una institución que ya no entiende su misión en la sociedad. Es difícil servir a una comunidad con la que ya no te identificas, no comprendes y no atiendes. La insensibilidad es el primer paso para la ruptura. No es que la sociedad española se aleje de la monarquía, es al revés. Además, cuando se pierde el pudor, como es el caso de esta cacería impúdica, ya no es posible la dignidad. Y el rubor no la restaura.

(Fuente de la fotografía)

Hay 646 Comentarios

fue a Rusia invitado por Putin y en la región de Vologda, en el noroeste del país, mató de un disparo a Mitrofán, un oso domesticado que le soltaron habiéndolo emborrachado antes con vodka mezclado con miel.

"El rey de todos los españoles" no tiene que rendir cuentas de sus acciones, no se le pueden fincar responsabilidades, goza de inmunidad penal ante cualquier delito y está protegido por la Consitución, que lo considera inviolable. Y como si esto fuera poco, el artículo 490 del Código Penal español amenaza: "El que calumniare o injuriare al rey será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años si la calumnia o injuria fueran graves, y con la multa de seis a doce meses si no lo son

el pobretón que era cuando llegó a la Corona en 1975,se convirtio en uno de los hombres más ricos del mundo: en el 2003 la revista Forbes le atribuía una fortuna de 1.790 millones de euros
en que trabajo?

se ha ido de caza al Africa ....pero tambien le ha gustado "cazar" en otros momentos de su larga vida y nunca se ha dicho nada pero lo sabe todo el mundo. En que posición queda la reina? Siempre ha sido una reina muy en segundo plano, discreta y vegetariana y que ama a los aminales pero de verdad y no solo de palabras , que ya se sabe que las palabras se las lleva el viento. Deje de matar más animales Sr. Juan Carlos¡¡¡¡¡¡¡¡ y lo mismo para el nieto.

educacion no
matar animales si

Si tiene el dinero para hacerlo, si ese dinero lo ha ganado de manera limpia, si es su aficion, si le sale de los cojones hacerlo, porque no?, a alguien le gustaria que le dijeron que puede hacer o con quien? ya basta de meteros en la vida privada del Rey

Me gustaría convertirme en "hombre de la vara", de José Mota, y pasarme por la casa real

La editorial de El Pais es demasiado complaciente con su majestad. Claro que tiene derecho a viajes privados, pero ¿cuanto ha costado este? ¿Es que esta mal vista la austeridad en una monarquia? ¿El modelo a seguir es acaso el de las monarquias saudies? Dediquemos ese dinero a otra cosa, y ya que hablamos de elefantes ¿por que no a la proteccion de la fauna?

El 12 de octubre del 2004 el periódico Romania Libera de Bucarest informó de la cacería en la región rumana de Covasna, al pie de los Cárpatos, en que Juan Carlos Borbón, alias Su Majestad don Juan Carlos I de Borbón y Borbón (con el "de" y la "y" que se suelen poner estos zánganos en sus nombres para significar que nacieron de la vagina de oro), mató a escopetazos a nueve osos, una osa gestante y un lobo y dejó malheridos de bala a varios otros animales que medio centenar de ojeadores le iban poniendo a su alcance de suerte que los pudiera abatir alevosamente. Varios miembros de la policía secreta rumana disfrazados de campesinos e infiltrados entre los ojeadores protegían de los osos y de cuanto peligro se pudiera presentar al señorito.

Hay algunos que deben volver, justa y dignamente, como el juez Garzón, y otros que deben marcharse, vergonzosa eindignamente, como los borbones. Qué vergüenza.

En todo este vergonzoso asunto, donde se han confabulado güelfos y gibelinos, para atacar a un hombre solo, a un artista, a una persona, como Günter Grass, solo faltaba esa especie de remedo de intelectual devaluado, que es Bernard-Henri Lévy ,para llegar al duro, que decimos en mi país. Su cobarde libelo de hoy en El País, además de mentir no da opción a la réplica. Un petit dilettante que expresa sus frustraciones, un fantasma, un sionista camuflado que aprovecha el espacio que le brinda un periódico democrático para soltar su discurso fascista; una persona sin recursos éticos, un resentido, un farsante. A este nuevo filósofo, este niño giscardiano, que tiene la mala conciencia de un burgués impotente ante la realidad que lo supera, le gustaría ser realmente un pensador, pero solo se ha quedado en niño bien, lector de reseñas en contraportadas. Insulta a Günter Grass como lo haría una verdulera, utilizando un lenguaje bajo, impropio de un “intelectual”, aunque sea glass como él. Después habla, en su engendro de hoy, de Israel como "pequeño país", aunque se distrae y se le olvida añadir que con pequeñas bombitas atomiquitas que pueden traer el infierno al planeta pequeñitamente. Falso y cínico -bueno no llega ni a esto-, es como el gorrón en las bodas: llega a la escritura sin que nadie lo haya invitado...no sé cómo El País consiente a personajes de todo a cien como este. De cualquier modo, ¡cómo están honrando a Grass cuando han mandado a lo mejor de cada casa de los esbirros, amanuenses, manipuladores y otras yerbas venenosas del Estado de Israel para atacar a un escritor, un poeta, una persona digna que se ha limitado a decir la verdad con un poema! ¡Qué fuerza la de la poesía!

Pero que indecente y falta de etica es esta escena patetica de un personaje que no sabe donde está, por que no se dice la verdad el dando tumbos, la reina viviendo en Londres y el principe de viaje en Noruega, vaya panda

Por no mencionar que la reina, esa "profesional", también está "missing". No se sabe nada de ella desde que apareció con la risita falsa hace unos días justificando la torpeza de su exyerno y la más que travesura de su nieto con lo de "son cosas de niños". ¿Está ella también de cacería, aunque no de elefantes, tal vez a la caza de objetos y ropa de marca en Nueva York u otro de los lugares a los que acostumbra ir?

Eramos muchos y parió la abuela. Estoy TOTALMENTE de acuerdo con el artículo. La Casa Real no puede estar fuera de la crítica. Hoy no se puede aguantar que alguien sea una vaca sagrada y esté exenta de CRITICA. El Rey ha metido la pata a fondo. Nos estamos enterando de lo que hace y lo que piensa. Hoy ha perdido muchos puntos.

que asco me da el rey, acabo de ver una foto de su cara y solo he visto el vicio y la decadencia retratados

En estos tiempos de crisis, se pide sacrificios a los ciudadanos (con subida de impuestos, recortes en servicios básicos, etc) y el Rey se hace estos viajecitos, que son más típicos de un rajá. Estamos ante una actitud irresponsable y egoísta, que se sacrifiquen los demás que yo voy a seguir gastando como siempre…

No tenemos que caer en la anécdota, el problema va más allá. Se trata en la gestión irresponsable de los fondos públicos, por parte de los distintos organismos, entes, gobiernos e instituciones, que con la crisis, salen a la luz.

Ahora la tarta es más pequeña, y tenemos que seguir comiendo todos de ella. Es necesario más que nunca una gestión responsable de nuestros impuestos y un compromiso por parte de todos para salir de la crisis.

Espero equivocarme, pero con los fondos públicos, estamos como el chiste de Jaimito:
-¡¡Jaimito que el barco se hunde!!
-Me da igual, el barco no es mio...

Estoy totalmente de acuerdo con Antoni Gutierrez, palabra por palabra.
Y me pregunto yo...Acaso el Rey esta chocheando? , seria la única excusa posible , pero ni aun así tiene perdón.
Que verguenza.

De acuerdo en casi todo, excepto en una cosa: el Rey no fue a cazar, sino a matar un elefante. Teniendo en cuenta los cinco estadios de los que -según don Miguel Delibes- consta la caza ("buscar, encontrar, perseguir, matar y cobrar la pieza") es claro que don Juan Carlos no fue a cazar, sino a MATAR un elefante. El Rey no está para esos trotes (ni siquiera para esos andares). Quien le ha vista en recepciones (suelo liso o -como mucho- alfombrado habrá apreciado las dificultades que el Monarca tiene para deambular. Bueno, pues imagínenle andando por la sabana africana a la búsqueda y encuentro de un paquidermo. Que no, que no... Que don Juan Carlos no fue a cazar, sino a matar que no es lo mismo. Me barrunto que al Rey le tenían preparado un ejemplar en un corralito -tipo argentino- atado de manos, patas y trompa. "¡Ahí lo tiene Majestad! ¡Bien cebado desde hace años para que echara colmillos! Le digo yo que las dimensiones son de récord mundial! Y tenga cuidado: apunte bien que la economía no está como para derrochar balas. Y, si las derrocha, ¡que no se entere Merkel!".
Y en estas estaría cuando, al acercarse al bicho, pisó en falso y se fracturó la cadera en tres partes: una, Una; otra, Grande; y la tercera, Libre.
Saludos.
PD.- ¿Para cuándo la abdicación?
PD2.- Tengan bien presente aquellos ecologistas que se rasgan las vestiduras y dicen aterrarse ante la caza pero que luego comen, gustosamente, perdices de granja en Paradores como el de Oropesa (Toledo), que la caza ayuda a preservar las especies. Otra cosa es el furtivismo y el matar por matar sin ton ni son ni pudor. A estos ecologistas de salón que no son vegetarianos y se deleitan consumiendo a dos carrillos con la tierna carne de un buen cochinillo (bebé de cerda) asado, un magnífico filetón de ternera de Ávila"en su punto" o un simple huevo frito con puntillas, les hago dos recomendaciones: 1ª.- Que vean la película "Nuestro pan de cada día" (buena parte está en youtube); y, 2ª.- Que se lo hagan mirar pues la hipocresía es una de las peores taras que ser humano puede cargar.

Creo que este debería haber sido el editorial de El País, no el tibio comentario que se hace hoy.
Un artículo estupendo.

BORBONES Y RAJOY AL PAREDON,

A este señor lo puso Franco. Y este señor no tuvo reparos en dar la patada a su padre para colocarse él.

y morira en la cama, como franco, pero con una rubia del este al lado...

LO LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES

Totalmente de acuerdo con el artículo. Pero denuncio que sí no hubiera habido complicidad por parte de los medios de comunicación en "no informar" de las actividades de la familia real todos estos años, hoy no estaríamos ni hubiéramos llegado a la "foto".
Por cierto la censura de la casa real funciona , hay pgs. y videos censuradas por doquier

Atinadísimas me han parecido las palabras de Antoni Gutiérrez-Rubí. En cambio, el artículo editorial "Percance real" me ha parecido bochornoso, en tanto que casi justifica el comportamiento del monarca.
Gracias, Sr. Gutiérrez-Rubí.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal