¿Y si no se hubiera caído?

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 14 abr 2012

Remi-georges-herge-1907-1983-b-tapis-tintin-tintin-au-congo-2666475

El rey Juan Carlos ha perdido el contacto con la realidad. O al menos, eso parece. Solo una profunda desorientación y desconexión con la sociedad a la que debe servir, explicaría –y mal- que le parezca bien ir a cazar elefantes. El viaje es totalmente inadecuado, impropio e injustificado.

Inadecuado, porque España está en uno de los momentos más críticos de su reputación internacional. El viaje del monarca, para darse un capricho inoportuno, no contribuye a la imagen de moderación, esfuerzo y sacrificio que debemos dar en nuestra pelea reputacional con los mercados y las instituciones comunitarias.

Impropio, porque el monarca no puede, ni debe, ignorar que cazar elefantes por placer es obsceno y hiere, profundamente, millones de sensibilidades. Tiene todos los componentes para resultar despreciable. Además, la puesta en escena de una cacería preparada para el goce, alimenta todas las imágenes perversas de la opulencia y el poder.

Injustificado, porque no hay ninguna razón para hacer este viaje, a su edad, con sus condiciones físicas, para practicar la caza, y de elefantes. Ninguna explicación hace comprensible tal cúmulo de errores imprudentes e innecesarios.

Pero la pregunta clave es: ¿Y si no se hubiera caído? Pues no lo sabríamos ya que la Casa Real no informa de las actividades privadas del rey. Es muy discutible que, en pleno siglo XXI, podamos considerar como privado un viaje de estas características, pero lo realmente alarmante es descubrir que nadie se lo impidió.

¿Cómo es posible que nadie viera el peligro físico, estético y ético de esta aventurilla? La Casa Real no está para satisfacer los caprichos de su inquilino, sino para servir al Jefe del Estado. Y actuar, siempre, en consecuencia con esta alta responsabilidad. Y ¿quién más lo sabía? ¿El Príncipe? ¿Nadie le desaconsejó tal despropósito? ¿En qué mundo viven?

La acumulación de errores de la monarquía en los últimos años es propia de una institución que ya no entiende su misión en la sociedad. Es difícil servir a una comunidad con la que ya no te identificas, no comprendes y no atiendes. La insensibilidad es el primer paso para la ruptura. No es que la sociedad española se aleje de la monarquía, es al revés. Además, cuando se pierde el pudor, como es el caso de esta cacería impúdica, ya no es posible la dignidad. Y el rubor no la restaura.

(Fuente de la fotografía)

Hay 646 Comentarios

Hacía tiempo que no leía un comentario tan acertado poniendo a la monarquía en su lugar. Son indignos, altivos, crueles, desfasados y por supuesto un invento sin función, ni utilidad, que dan la espalda a un mundo en el que no existen príncipes ni princesas, ellos no existen, parecen un "reality" que sale en televisión y revistas, con un príncipe que solo mira las operaciones de su mujer, un yerno ladrón, otro yerno que pone armas de fuego en manos de sus hijos pequeños, una hija que se hace la tonta y otra que lo es. Una reina que se va a celebrar la pascua ortodoxa a su país... Queremos que lo presente Mercedes Milá, para diversión de unos y escarnio de todos ellos. Son personajes de televisión, que no debemos de pagar con nuestros impuestos, que cobren de la cadena que más les pague. El dinero que les damos nos hacen falta para llevar a nuestros familiares al médico, al colegio y para mejorar carreteras...

 Un hombre de unos 73 años está siendo entrevistando por un periodista.

El hombre entrevistado se expresa del siguiente modo: 

-Soy hijo de exiliados.
 
Hasta los 27 años y poco antes de la transición no pude volver a España por culpa de Franco.
 
A mi padre, pobrecito, no sabíamos ni dónde enterrarlo.
 
Mi madre estuvo muchos años en silla de ruedas.
Ahora tengo 73 años.
 
Hace meses me sacaron el 30 % de un pulmón.

Mi mujer es inmigrante.
 
Tengo tres hijos con ella.
 
De los tres sólo trabaja una, la del medio,... pero también tiene problemas porque su marido es un chorizo y un sinvergüenza que va a acabar con sus huesos en la cárcel.....
 
Todos, incluidos los nietos, viven de mi asignación.
 
La mayor se acaba de divorciar. Mi yerno se daba a las drogas y al alcohol y la ha dejado con dos niños.
 
El pequeño de mis hijos aún no se ha ido de casa y además se ha casado con una divorciada y la ha traído a vivir con nosotros.
 
Esa señora antes trabajaba, tenía muy buen puesto, pero desde que vino a mi casa ya no hace nada.
 
Ahora tienen dos niñas que también viven bajo nuestro techo.
 
Y  este año, con lo de la crisis, casi no nos hemos podido ir de vacaciones y si me apuras... ni he podido celebrar que España ha ganado el Mundial.
 
El periodista pone los ojos muy redondos y comenta:
 
 
 
-Majestad, Don Juan Carlos, no podía pensar que su situación fuese tan mala...


 

Aunque sólo fuera por generar uno más de esos fenómenos mediáticos de la red -que no sirven para nada-, sería interesante que el artículo de este blog (muy bien reclamado como editorial) tuviese un récord de comentarios argumentados, respetuosos y con cuidada ortografía, para demostrar a los que nos gobiernan que el pueblo no es tonto, tiene criterio, se siente engañado y desea ser soberano.
En ese caso agradecería a Antonio Gutiérrez Rubí un nuevo artículo con la síntesis de la reacción popular que su escrito ha generado.

Mira que siempre pensé que parecía bien, moderna y democrática nuestra monarquía, pero gracias elefante por mostrarnos lo que no queríamos ver, ojalá estés vivo para incluirte en la próxima foto de la familia real o si te mataron deberíamos disecarte y ponerte en el museo histórico nacional o en el de cera al lado de la familia real
Recordando que en medio de su última batalla, agitando su espada Ricardo III gritó ¡Un caballo! ¡Mi reino por un caballo!
Ahora quizás la historia lo cambie en España a un elefante por un reino

Yo creo que no lo hemos entendido bien: está claro que al Rey le quieta el sueño (a veces) el paro juvenil. Seguramente habrá ido allá a alguna terapia especial para curar esa dolencia y poder servir mejor al pueblo español. ¿Lo de matar elefantes? Al no servirle el contar ovejas, ésta parece la mejor opción, ¿no?.

 Un hombre de unos 73 años está siendo entrevistando por un periodista.

El hombre entrevistado se expresa del siguiente modo: 

-Soy hijo de exiliados.
 
Hasta los 27 años y poco antes de la transición no pude volver a España por culpa de Franco.
 
A mi padre, pobrecito, no sabíamos ni dónde enterrarlo.
 
Mi madre estuvo muchos años en silla de ruedas.
Ahora tengo 73 años.
 
Hace meses me sacaron el 30 % de un pulmón.

Mi mujer es inmigrante.
 
Tengo tres hijos con ella.
 
De los tres sólo trabaja una, la del medio,... pero también tiene problemas porque su marido es un chorizo y un sinvergüenza que va a acabar con sus huesos en la cárcel.....
 
Todos, incluidos los nietos, viven de mi asignación.
 
La mayor se acaba de divorciar.

Estoy totalmente de acuerdo, Antoní. Ayer no me pude creer estas noticias. Primero lo del 'accidente' del nieto del rey, o mejor dicho, la irresponsibilidad de su padre,del yerno del rey (otro escándalo relacionado con un yerno de él como si el caso de la corrupción del otro hubiera sido poco). Y ahora la caza de elefantes del rey por diversión. Si la familia real tuviera alguna función, algún papel en estos tiempos, éste sería el papel de dar un buen ejemplo de comportamientos éticos y responsables, pero resulta que hacen todo lo contrario. Qué falta de responsibilidad, de ética, y, sobre todo, de sensibilidad! No podría ser peor. Cada día intento darle un buen ejemplo a mi hijo pequeño, un ejemplo de la importancia de respetar, querer y cuidar de los seres más debiles y allí anda el jefe del estado, disfrutando con la persecución y la matanza de uno de los animales más inteligentes, sensibles y preciosos del planeta, es decir, dando el peor ejemplo posible de cómo actúa un malcriado perverso. Lamentable, no hay palabras!

Totalmente de acuerdo con lo expresado en el artículo, pero con un mero matiz: "reputacional" no existe.

El rey impresentable y la editorial de este periódico bate el record del despropósito, "derecho al ocio" y "deporte de riesgo" solo expresiones que no contienen nada de verdad denotan la calaña manipulativa del editorialista. Más arriba un amigo decía políticos y banqueros hacen lo que quieren y yo añado y los media se encargan de engañar al mundo al respecto.

Totalmente de acuerdo con lo expresado en el artículo, pero con un mero matiz: "reputacional" no existe.

Encarna, eres un fenomeno.

Californio: vale, te sigo, que hacemos?

el rey cazaelefantes su abuelo y padre venados y el maestro pescaba salmones del cual ni hablan ni permiten que nadie les hable de EL que encima fue quien le dejo el puessto de trabajo fijo y remunerado
viva la democracia de este PAIS

Excelente artículo frente al ñoño y complaciente editorial de El País. Decepcionante.

Nada más que decir, solo que los curritos solo podemos escribir en blogs y cuando nos dejan, los que tienen que dar ejemplo son los políticos o demás gente que tiene acceso a este personaje. Desairarlo y criticar su actitud. Pero no que va, la próxima volverán aplaudir con las orejas y los deportistas se dejarán abrazar y las marujas gritarán ¡ guapa, guapo !. Nos tratan como gilipollas, nunca se habían reído tanto de nosotros.

Ha dado Vd., señor Antoni, en el clavo. Es inexplicable, intolerable y fuera de juicio oir en pleno S. XXI de las escapadas y andanzas del monarca español. En vez de cazar elefantes estableciendo precendetes como los recientes sucesos en Camerún, más le convendría cazar políticos corruptos y luchar hasta desguazarse por dar ejemplo de austeridad, honestidad y batallar por este país, que ya está en boca del mundo internacional.

Genial el comentario de Antoni Gutiérrez-Rubi. Ya es hora de llamar por su nombre los desmanes de la monarquía, Cacería impúdica, pérdida de dignidad, adjetivos que aún parecen cortos frente al asco e indignación que produce ver a una persona de su rango disfrutar con la muerte . Que autoridad le queda para recriminarle a su yerno el permitirle usar armas a su nieto que le provocara el accidente. A ver quien tiene el valor suficiente para decirle en la cara lo indigno de sus actos y la vergüenza que sentimos los españoles.

No veo que haya muchos "trolls" en este foro. Enhorabuena por eso también, parece que estamos todos de acuerdo. Mis felicitaciones por haberlo puesto todo tan clarito Antoni

Este artículo, pura crítica constructiva, es el que tenían que haber incluído hoy en la edición de El País y no el artículo editorial ("Percance real") de un algún presunto pelotas que escribe desde el anonimato.
Y este "cazador" es el que "no duerme algunas noches pensando en que el 50% de la juventud preparadísima de este país está en el paro".

¡¡¡ Qué entreguen las armas, y se disuelvan ya !!!

Espero que se recupere y "pueda trabajar" ocupando su lugar en la FINAL DE LA COPA DEL REY, donde debería recibir la pitada y desaprobación pública más grande de la historia de la monaquía, por parte de una afición mayoritariamente vasca y catalana pero que representará el sentir de muchas personas (como se está comprobando en los comentarios). Ah! y esperemos que no se censure el sonido de los micrófonos de ambiente.

Curioso que se conociera ayer... 14 de Abril aniversario de la II República ¿Será una señal?

Este hombre es tan torpe que se está cargando todo lo que sele pone por "delefante"

¡Ya está bien!, por favor. Ya está bien de reyes, reinas, prícipes y princesas. Reyes que durante la crisis económica más dolorosa que pasamos millones de españoles, se van a gastar "nuestro" dinero, matando elefantes, y ahora los operamos y sanamos, a nuestra costa. Ya está bien de reinas que defienden posturas absurdas sobre la creación y voluntad divina que designan y delimitan la vida, sufrimientos y muerte de estos animalitos semiinteligentes que llamamos seres humanos. Ya está bien de principitos que se disparan a sí mismos no teniendo edad ni para empuñar un arma. Por cierto ¿cuándo se tiene edad para empuñar un arma?, y sobre todo ¿armas para qué?. Ya está bien por favor. ¡Que se vayan! Por favor

No descalifiquen asi porque si, el Sr. Rey es miembro de una ONG que protege a las especies en peligro de extinsion en Africa, con todo el esfuerzo por hacer ese bien a la humanidad tiene derecho a cargarse algun elefantito de vez en cuando. Tendra las mismas atribuciones si fuera miembro de una ONG en contra de la exclavitud sexual de tirarse alguna tambien?

Muy bien, muy buenas y fundadas quejas. Pero, cuándo pasamos a la acción???

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal