¿Y si no se hubiera caído?

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 14 abr 2012

Remi-georges-herge-1907-1983-b-tapis-tintin-tintin-au-congo-2666475

El rey Juan Carlos ha perdido el contacto con la realidad. O al menos, eso parece. Solo una profunda desorientación y desconexión con la sociedad a la que debe servir, explicaría –y mal- que le parezca bien ir a cazar elefantes. El viaje es totalmente inadecuado, impropio e injustificado.

Inadecuado, porque España está en uno de los momentos más críticos de su reputación internacional. El viaje del monarca, para darse un capricho inoportuno, no contribuye a la imagen de moderación, esfuerzo y sacrificio que debemos dar en nuestra pelea reputacional con los mercados y las instituciones comunitarias.

Impropio, porque el monarca no puede, ni debe, ignorar que cazar elefantes por placer es obsceno y hiere, profundamente, millones de sensibilidades. Tiene todos los componentes para resultar despreciable. Además, la puesta en escena de una cacería preparada para el goce, alimenta todas las imágenes perversas de la opulencia y el poder.

Injustificado, porque no hay ninguna razón para hacer este viaje, a su edad, con sus condiciones físicas, para practicar la caza, y de elefantes. Ninguna explicación hace comprensible tal cúmulo de errores imprudentes e innecesarios.

Pero la pregunta clave es: ¿Y si no se hubiera caído? Pues no lo sabríamos ya que la Casa Real no informa de las actividades privadas del rey. Es muy discutible que, en pleno siglo XXI, podamos considerar como privado un viaje de estas características, pero lo realmente alarmante es descubrir que nadie se lo impidió.

¿Cómo es posible que nadie viera el peligro físico, estético y ético de esta aventurilla? La Casa Real no está para satisfacer los caprichos de su inquilino, sino para servir al Jefe del Estado. Y actuar, siempre, en consecuencia con esta alta responsabilidad. Y ¿quién más lo sabía? ¿El Príncipe? ¿Nadie le desaconsejó tal despropósito? ¿En qué mundo viven?

La acumulación de errores de la monarquía en los últimos años es propia de una institución que ya no entiende su misión en la sociedad. Es difícil servir a una comunidad con la que ya no te identificas, no comprendes y no atiendes. La insensibilidad es el primer paso para la ruptura. No es que la sociedad española se aleje de la monarquía, es al revés. Además, cuando se pierde el pudor, como es el caso de esta cacería impúdica, ya no es posible la dignidad. Y el rubor no la restaura.

(Fuente de la fotografía)

Hay 646 Comentarios

Lástima que no se puedan comentar los editoriales, pero me hizo reír muchísimo lo de que el rey practica "deportes de riesgo". Si, de altísimo riesgo, para los elefantes que se encuentren a tiro....

JUAN CARLOS EL GRAN MATADOR

Qué el rey es tonto ya se rumoreaba hace tiempo pero tras los últimos acontecimientos el rumor se confirma.
Sí, tenemos una monarquía no deseada y además tarada. El rey Juan Carlos ha demostrado su deficiente y bajo coeficiente intelectual en numerosas ocasiones igual que su baja catadura moral, es un ser patético con gran afición a matar, empezó matando a su hermano con un disparo “accidental” (fíjense ustedes en las comillas), y entre ceja y ceja curiosamente, por lo cual Alfonsito quedó bastante muerto al instante, y como vio que habiendo matado a su propio hermano no llegó la sangre al río (ya que esta se quedó en el jardín de su casa de Estoril) pensó para sus adentros continuar matando para divertirse, los tontos ya son propensos a hacer estas cosas, los tontos hijos de puta y mal nacidos matan por simple placer, da igual que sea un hermano o un elefante.
Así entre disparo y disparo, Juan Carlos con esa sonrisa tontorrona y esa voz de pato con dos copas de más dice: “no habléis muy alto de caza que la reina es ecologista”, la reina será ecologista pero usted es un desalmado.
Juan Carlos que nos quiere vender esa imagen de rey campechano se nos ha ido de cacería a Botsuana, según dicen este país africano es un paraíso para la caza mayor, y el monarca ha dejado la corona en palacio y ha cogido la escopeta para matar unos cuantos elefantes que no habían hecho daño a nadie.
Juan Carlos ya había ido a cazar anteriormente a este país, y como dicen que los elefantes tienen una memoria de IDEM se han querido vengar del rey asesino poniéndole la zancadilla para que el pobre reyezuelo se cayese de bruces dándose un botsuanazo y rompiéndose toda la cadera real.

Pero cómo a la casa del rey no le tienen recortada la asistencia sanitaria ya le han operado y han aprovechado para ponerle una prótesis en un santiamén lo que para un ciudadano sin corona hubiese significado un año en lista de espera, además me cuentan que no tendrá que pagar la sábanas ni la comida, que eso ya corre a cuenta del pueblo español, no viene de aquí.
Y tampoco tendrá que incorporarse al trabajo antes de 7 días para no ser causa de despido, su majestad tiene bula laboral y puede alargar la baja todo lo que quiera, total para lo que hace cuanto más tiempo esté de baja menos elefantes morirán.
"Hemos conseguido sustituir la articulación desgastada, artrósica, por una prótesis, aprovechando que teníamos que sintetizar la fractura que había sufrido, y a la vez sintetizando esa fractura", ha explicado el doctor Villamor.
Qué el caprichito del rey nos haya costado 170.000 € en tiempos de crisis, cuando ese dinero hubiese servido para dar de comer a muchas familias en nuestro país, me parece indignante, a esto sumemos la operación y prótesis de su majestad , es una infamia para el pueblo.
Y para no salir de este bucle surrealista una asociación que defiende la naturaleza ha nombrado a Juan Carlos I miembro honorífico ¿ustedes pueden entenderlo? Yo no, ¿qué hacemos soportando una monarquía obsoleta que nos cuesta carísima, que no nos representa ni es útil?, ¿tan tontos o sumisos hemos llegado a convertirnos?, ¿qué hace realmente la monarquía? El rey nos fue impuesto por Franco para que las cosas no cambiasen mucho tras su marcha, cada vez tiene menos credibilidad ,Iñaki roba abiertamente, la niña Cristina no es juzgada por ser hija de quién es, Marichalar deja a su hijo jugar con armas y debido a la poca destreza borbónica este acaba agujereándose el pie, ya no le harán falta los geox para una buena transpiración, el rey patoso se nos cae continuamente, y ya casi lo tenemos todo arreglado con prótesis varias, la reina mientras su nieto se ventila el pie y a su esposo lo reparan, se va a Grecia, al niño Felipe Franco-tirador lo dejan unos días más en el hospital para poder realizarse las curas en condiciones, con su anestésia local y sus antibióticos, si se tratase del hijo de alguno de ustedes le hubiesen envuelto el pie y para casa, recetándole unos antibióticos con copago, y las curas caseras con povidona yodada, eso si no hubiesen pasado ya los servicios sociales para retirarles la custodia de un niño, menor de edad y manipulando armas de fuego.
Los mantenemos económicamente con una generosa asignación, mientras ellos no dan palo al agua, realmente ¿nos conviene una monarquía? ¿es necesaria?.
Parece que hemos regresado en un viaje en el tiempo a la edad media, donde la realeza vivía opíparamente, oprimía, y el pueblo moría por las calles de hambre, vestido con harapos y envuelto en suciedad. ¿Les parece normal en pleno siglo XXI seguir manteniendo a los reyes y su prole? ¿es coherente con las necesidades actuales de la población? ¿tiene que seguir el rey yendo a matar elefantes mientras la sociedad agoniza?.
La República está esperando a ser llamada, esa República que otorga derechos y libertades, que permite vivir dignamente y en igualdad de derechos. Cómo en el cuento el rey Juan Carlos se cree envuelto de una túnica qué es la más maravillosa y bonita del mundo, alguien tendrá que salir a la calle y como en el cuento gritar bien fuerte: “el rey está denudo”.
Encarna Arcón.

Usted lo ha dicho. OBSCENO!!! Estoy disgustadísimo, la familia real era una de las pocas que daba una imagen verdaderamente real en Europa y gran estima hacia España. Ahora....

Totalmente de acuerdo, con la que está cayendo.... no creo que darse un capricho como ese, para un representante del Estado, sea justificable. Serían los primeros que deberían de dar ejemplo

Ya puestos mejor que se hubiese partido el cuello.

Totalmente de acuerdo. Este viaje ha sido un despropósito. Desde la idea de irse hasta hacerlo para matar elefantes indefensos con dinero público. No es nada ejemplar, es obsceno. Queda claro que este hombre vive en otro país y es mentira que no duerma por culpa del paro. Si, ya se ve lo estresado que está.

También me sumo a la opinión de algunos comentaristas sobre El País con su editorial y su portada. Y añado, en asuntos monárquicos, El País responde como antaño lo hacía el NO-DO.

Absolutamente de acuerdo, pero el análisis, incluso, vá más allá. El anacronismo de la realeza en España no alcanza a explicar a estos personajes más propios de una republiqueta que de un país europeo. Un hecho que en apariencia es anecdótico puede desbaratar toda una pilítica económica. El gobierno está presionando a los contribuyentes casi al límite de la legalidad y la payasada de un rey decadente hace `pensar: "para esto debo pagar mis impuestos?" La imagen de España, lamentable y lamentablemente, cumple con todos los tópicos. No es suficiente con matar toros, hay que ir a por más: mejor, un elefante. En as sociedades avanzadas (países nórdicos más Holanda) los reyes están trabajando en La Cruz Roja o Cáritas sirviéndole sopa a los mendigos, y aunque esto sea un hecho meramente simbólico, es lo que deben hacer. Felicitaciones por el artículo. Yo, hubiera escrito uno incendiario, pero no debo.

En esto de las caídas, las armas de fuego, las fracturas y los Borbones, siempre conviene tener en cuenta el "efecto mariposa": http://tmblr.co/ZvnD2xJfMKpe

Artículo muy bueno salvo que en el cuarto párrafo donde pone "incomprensible" creo que debería poner "comprensible". Un saludo.

Se puede decir mas alto pero no mas claro.Totalmente de acuerdo. Mi enhorabuena por su articulo.Saludos

"La acumulación de errores de la monarquía en los últimos años es propia de una institución que ya no entiende su misión en la sociedad" Pero bueno, ¿cuándo ha entendido la monarquía su misión en la sociedad? Precisamente la monarquía se basa en marcar las diferencias (de estatus, de jerarquía y de poder) con el pueblo. Que en España estemos queriendo cegarnos con la monarquía-constitucional no quita que el rey no estuviera haciendo lo que siempre han hecho los reyes: vivir a cuenta de sus súbditos, haciendo lo que les dá la gana y sin ningún tipo de remordimiento ni de explicación a nadie. Ni que no llevara casi cuarenta años haciendo lo mismo... sólo que esta vez le han pillado.

Según envejece, cada vez más se parece a su abuelo... y ya conocemos cuál fue el destino de su abuelo... ¡ojalá que así sea!

Muy buen artículo... después de una editorial tan mala, me tranquiliza ver que sigue habiendo un poco de espíritu crítico.

Muy buena reflexión. Es indignante que el país vaya por una camino de piedras y la monarquía por uno de rosas. ¿Cuándo podremos decidir si queremos mantener un sistema con instituciones obsoletas e inútiles? ¿Porqué lo asumimos con resignación y miedo? Entiendo que catalanes y vascos quieran la independencia, aunque sólo sea por dejar de ser cómplices de verguenzas como ésta y aspirar a ser paises de primer orden. Lástima que millones de personas no lo vean de la misma forma. Ojala sirviera el dicho: "no hay mal que por bien no venga...".

Creo sinceramente que ya es tiempo de que desaparezca la monarquia parasitaria. Es realmente vergonzoso este episodio de la caza de elefantes.

Ya le vale a El Pais ... con lo que esta cayend con King-Africa, y la portada con desgaste del pp ...

felicidades por el escribo , muy bien dicho¡¡ el rey en Africa y la reina no viene hasta el lunes por que se ha ido a Grecia...ella vegetariana y él mata todo bicho viviente que se le ponga por delante desde los años 60 que empezó con las cacerias....tela marinera¡¡ y la gente haciendo cola en el paro o viendo como los bancos se les queda sus viviendas.

Si no fuera porque tenemos problemas más importante y, sobre todo, más urgentes, habría que ir pensando en sacarse de encima la monarquía.

Gracias Antoni.
Como emigrante en Suiza me siento triste y agraviado que un monarca de la forma más torpe, impúdica y anormal se dedique a matar animales indefensos
con el sudor de los impuestos de los contribuyentes (o súbditos?).
Un elefante blanco que abate fríamente proboscidios ...
Como el paro juvenil le quita el sueño este noble señor se dedica a destruir la vida de mamíferos con trompa en lugares remotos y secretos para controlar su insomnio.
Qué escabechina!
Las declaraciones del servicio médico que atendió al monarca me dejan asímismo perplejo y confuso con mis vivencias.
Mi suegro con casi 90 años tuvo que esperar casi tres años para que la SS lo interviniese quirúrgicante de una hernia
que lo discapacitaba y le impedía hacer una vida normal. Después de haber trabajado y contribuído al estado de bienestar con los impuestos de toda una vida
tuvo que convertirse en un santo job a la fuerza hasta ver solucionado su problema vital de salud.
De pena. Suscribo con razón las palabras de Eduardo Mendoza: somos un pais cutre.
Viva mi dueño de Valle-Inclán sigue perfecta y lamentablemente vigente.

molt encertat toni, en la q esta caiguent i este sanguinari va a matar elefants.... que mate conills aci en valencia es una plaga. Per cert l'editorial es lo pitjor q he llegit en molt de temps, este home no esta be del cap no? jo crec q ja ha perdut l'oremus

Acertados todos su s puntos,
Anacronico viaje
Que verguenza,
Y que familia....
Pobre pais

Ana, tienes toda la razón. Este artículo refleja lo que pensamos la mayoría de los ciudadanos, aunque se queda corto. No habla de lo que muchos pensamos y es que sobran ya. Y efectivamente el editorial.... una mierda. Superficial e inútil.

Identificación total con el árticulo.
Espero que algún día lleguemos a que paguen la monarquía los que son monárquicos (una x en la casilla correspondiente).

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal