Sin preguntas, sin ruedas, sin Debate

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 21 jun 2012

Off

Estamos tocando fondo. La progresión es preocupante. E inquietante. La decisión unilateral de Mariano Rajoy de cancelar durante todo el 2012 el Debate del Estado de la Nación adquiere una especial gravedad en el contexto actual, y sube un grado negativo más en la evolución alérgica y recelosa del Presidente hacia la comunicación política.

Durante la pasada campaña electoral Rajoy casi nunca permitió preguntas de los periodistas. Una práctica, compartida también por otras fuerzas políticas y que, durante la legislatura anterior, alcanzó su cénit en las elecciones del #20N. Esta deriva irrespetuosa hacia el derecho a la información ha sido respondida por los periodistas, sus empresas y las asociaciones profesionales de manera contundente. El pasado 17 de junio, la Federación Europea de Periodistas (FEP) aprobó por unanimidad una moción contra las ruedas de prensa sin preguntas, a instancias de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). El manifiesto #sinpreguntasnocobertura de mediados de 2011 fue el nexo de unión entre los profesionales y la ciudadanía, y representó una respuesta cívica con fuerte repercusión en las redes sociales.

Ya en el gobierno, Rajoy ha practicado más el silencio que la palabra, junto a una no despreciable dosis de pereza y fastidio hacia lo que cree que es una pérdida de tiempo frente a su auténtica responsabilidad, que es tomar medidas. Cada viernes. No ha comprendido que gobernar es comunicar. Sus 100 primeros días de Gobierno han sido cicateros y esquivos en términos de comunicación política. Y los siguientes han mostrado que el Gobierno, si tenía una estrategia de comunicación, no era una estrategia de crisis y para la crisis. Una mezcla de enfoque estratégico defensivo, disfunciones organizativas, errores de bulto y una cautelar gestión del capital político han escondido a Rajoy más que exponerlo. El resultado ha sido un deterioro de su imagen y una sensación de desorientación en un momento clave de la credibilidad de España.

Pero no hay rectificación. Sus estrategas le animan a mantener el desafío, apoyados por encuestas y cálculos que confirmarían que el desgaste no es tan crítico y, lo más relevante, que no se transfiere en forma de oportunidad de voto para la oposición. Cuando las estadísticas y las encuestas sustituyen al sentido común y la intuición, la política pierde su autonomía y criterio frente a los muñidores de votos.

En este contexto, el órdago de cancelar el Debate del Estado de la Nación sería un arriesgado paso de consecuencias imprevisibles más allá de las reacciones que provoque tal despropósito. Estas serían, a mi juicio, las claves que explicarían por qué esta decisión, precedida por los antecedentes expuestos, entraña graves riesgos para la calidad de nuestra democracia. Con ella alimenta la deriva de descrédito a la política, muy extendida en la sociedad española.

 1. Alimentar el personalismo. Rajoy quiere demostrar que puede hacerlo y que el coste es bajo, en términos demoscópicos. Confunde autoridad con liderazgo. Cree que tiene una misión que ha transformado en cruzada. Es el culto al poder de quien pose una mayoría absoluta. Una decisión que desprecia al Parlamento y rebaja la calidad de nuestra democracia y el equilibrio de poderes. El débil argumento de que existe un precedente, en 1990, es casi provocador. Ni aquel momento ni este guardan relación ni comparación. Y no hay duda alguna de que la gravedad de la situación actual impide la coartada.

2. Alimentar el populismo. Rajoy sabe muy bien que esta crisis socava la confianza de los ciudadanos en la política y las instituciones. Sabe, perfectamente, que no habrá movilizaciones en la calle -más allá de algunas nobles escaramuzas digitales-, que nadie exigirá el Debate como parte de un proceso de búsqueda de soluciones. Rajoy alimenta no solo la política líquida, sino la disolución de la política. Con esta medida crecerán las voces de los que creen que sobran administraciones, políticos e instituciones. Con su decisión alimenta el pensamiento extremo. Y una vez la fiera sale de la jaula, puede comerse hasta al domador.

3. Alimentar el pensamiento débil. El mensaje que se lanza es que: a) el Debate, como formato, no sirve para luchar contra la crisis y enfrentar los retos que tenemos; y b) que el Parlamento (los partidos y sus representantes) no tienen soluciones, solo palabras. El choque escénico entre gestión gubernamental y política parlamentaria no garantiza el éxito de la primera y degrada la segunda. Rajoy ha cometido un grave error, aunque “le salgan las encuestas” y le satisfaga ver cómo el resto de partidos se excitan y se rasgan las vestiduras. Incluso le dirán que les ha salido una “jugada perfecta”. Máximo beneficio, mínimo coste.

Pero no. Ha plantado una semilla incierta que veremos qué produce. Rajoy practica los recortes también en comunicación: sin preguntas, sin ruedas de prensa y ahora sin el Debate, tan latoso y tan inútil, pensará. Pero quien recorta calidad democrática puede socavar su suelo. Bastante quebradizo está ya todo como para que, además, el mismísimo Presidente tire piedras a su tejado, que es el nuestro.

Rajoy, con esta decisión, gana tiempo, se impone y sigue. No hay nada peor que la fe ciega: dejas de pensar y, con ello, dejas de reaccionar. Justo lo que más necesita.

Hay 15 Comentarios

os sugiero q leáis el telva y veréis que personas y personajes aparecen como preocupados y desvelados por los desfavorecidos, no tiene desperdicio ( regalan unas alpargatas q queria una amiga y...

Se acumula el pasar de días
y van semanas movidas,
y muchos asuntos que pueden servir para un añadir leña tecleada al post :
y reconocer lo esencial de contenidos y comentarios.
:
Se presentan las comunicaciones por carta, en vivo y directo, de otra manera ... y llegan las comparecencias de la solicitud de ayuda y rescate, de rescate y de ayuda ...
Carta del echar una firma, o varias, y acumularse procedimientos por déficit excesivo, o por necesidades acuciantes del default-técnico ... en muchos asuntos del ladrillazo, de los otros muchos poderes ocultándose, o peor aún, evidenciándose como un todo puesto-a-perder ... a perder y perder mucha pasta-gansa :
llegan los hombres coloraos vestiditos de negro :
los fantasmas de la tijera y la exigencia de cuentas y cuentos :
:
Mientras, se asientan procedimientos-UE-ayuda-rescate-ayuda-deuda-déficit-pastel-pastelón-rico-rico-riquísimo ¿?).
Riquísima suerte en la Fiesta Nacional, y emerge un borrón enorme, una cumbre con un pico-grande en las estadísticas del "A-Pagar" ... a recortar ... a recaudar ... a imponer ... ¿cordura? :
o será ¿manoseo? :
:
Y no se pierdan la comunicación con la que prospera el destinar mucha pasta-gansa (por determinar, jejeje, en tramos enormes) al limbo de las ingenierías financiero-banqueras y cajeras en DEFAULT y en SOCORRO :
un accidente español, un ser devorador de toda pasta gansa, y un todo amasarse en fortuna, y el codearse en las alturas dónde están los poderes del más acá, y los chollos a repartir, siempre entre ellos/as ... los insaciables bien pagados por nada-bueno. Un poema.
:
Un susto mayor es lo que se extiende en el desgobierno heredado con herencia : y el Rajoy y los demás con cargo y con poderes (muchos poderes), metidos a rescatar ¿a los buenos? ... ¿a los cumplidores y ahorradores?.
:
Los represaliados, por haber denunciado el pastelón insostenible, y defendido siempre la cordura, y la capacidad sostenible del acabarse los cuentos chimbos del Milagro Burbujero de Transición al Desastre...
:
nosotros, los represaliados a tornillo-vil de la persecución sistemática y maltrato consiguiente ...
insisto :
ahora :
... nosotros, tenemos más claro lo que son las cosas en la balanza estratégica, y de los poderes, y comenzamos a tener claro dónde se observan "Galones" y Prestigio : esos que relucen desde hace mucho-mucho : jejeje :
... lucecitas visibles en todo el campo, galones que son luces ... las más creibles, y mucho más, ¿dónde vamos a parar? ... que los brotes verdes o azules del Reino de los dichos :
:
Las cosas de lo comunicable son siempre torcidas, y las cosas de la transparencia, la regeneración, y el debate de ideas acertadas ... un tesoro : ¿Milagro? :
:
¿Qué decirle a los españoles cuando todo está en veremos, y lo que vamos viendo es tan poco reconfortante? :
jejeje :
... pues le decimos lo de siempre, y con socarrona cortesía del Reino, y los demás poderes.
:
Los impuestos son difíciles y
los recortes son difíciles,
y pagar tanta pasta-gansa de
Impuesto "robolucionario"
en un Estado Moderno-UE ...
:
... más parece ser una cosa de las Islas Salomón : esas del famoso rey armado de espada del tajar por la mitad : un entender que las cosas van a saco con la vida.
:
Estas cosas turbias, y de las cumbres, es lo que parece comunicarse desde y por quienes gozan lo suyo con las cosas de los poderes sin repartir, y siempre concentraditos todos en "una", "grande" y "libre" costumbre patria del tener dueños, y estar vendidos.
Un poema.
:
En el debate del ¿cómo está la Nación? no existe un día a día del "preocuparnos por el estado de la nación en debate permanente". La derecha y la izquierda española y europea no sabe utilizar los modelos del funcionar de manera permanente, en Asamblea Permanente, 24h al día : todos los días del año.
:
Aquí, el dar-cuenta es con cuenta-gotas,
y poca cordura,
y un exceso agobiante y dañino
de adornarlo todo con cuentos para no dormir.
:
Los hechos del diario desbordan el barquito velero del PP, y el PSOE anda como boyas y naúfragos a la deriva, y por grupos distintos (aunque en el mismo "sálvese quién pueda, si puede, claro") :
:
... es el hundimiento a trompicones :
es el Milagro Español venido a Desastre Español :
una auténtica traición,
una histórica verdad de conspiraciones que se cumplieron con un tremendísimo DEFAULT y bancarrotas y mangoneos y aprovechamientos disparatados y ERRADOS.
Un poema más.
:
Los represaliados, por cuestión de pensamiento y por exigir igualdad y amparo, no hacemos sino subir y subir peldaños en los ratings : se quiera ver o no.
Pero la justicia es de otro mundo, y así sigue la injusticia y la represión aberrante.
:
Estamos de explicaciones hasta el gorro, y tecleamos sin mucho miramiento, ni afán de fastidiar. Hoy, además de Debates, cuestiono el asunto esencial de los "Galones", y el cómo de transparentes se muestran al conocimiento de los españoles y españolas.
:
Poderes, poderes ... menudo circo y pesares.
:
El discurso-Rajoy lo están escribiendo con letra temblorosa y mucho maquillaje ... todo lleno de cuentas y cuentos ... inundado todo de líos, y del vivir del lío.
:
Saludos.

Yo siempre lo resumo en una frase “No cree en la democracia” Si se ve desde ese punto de vista su actitud es fácilmente justificada, aunque no por ello menos condenable. En realidad son un partido al que les molestamos todos, los periodistas, los ciudadanos de a pie y Europa. Se nota que también están incómodos con eso. No saben explicarse (quizá porque son inexplicables en pleno siglo XXI) y mucho menos venderse fuera de España, por eso los mercados no confían en nosotros, y por lo visto tampoco lo hacen los “patriotas” defraudadores que no traen a casa el dinero ni muertos.
No debe ser fácil explicar las decisiones que se están tomando, sobre todo si éstas afectan de manera grave a nuestro futuro, y si ellos son en gran medida los causantes de que nos encontremos en ésta situación, por mucho que lo quieran disimular echando las culpas a otros. Si son duras e injustas, no son populares, si no son populares ¿Para qué se va a molestar en contárnoslas?. Muchos políticos tienen como prioridad controlar los medios de información saben que si tienen eso llegan a más gente, solo es necesario crear un titular y éste se extiende cómo la pólvora, y lo peor es que el titular a veces lo crea el propio pueblo por esa misma desinformación…
Titular: “Las autonomías están endeudadas“. La gente opina que por culpa del sistema autonómico nada funciona bien, demasiadas administraciones. Al día siguiente el político aprovechado de turno declara que sería mejor suprimirlas…
Democracia es sinónimo de igualdad y libertad. Se nota un retroceso alarmante de esos dos derechos fundamentales cuando un partido de derechas en España consigue una mayoría absoluta.
Se cuestiona todo, pero no se va a la raíz del problema que tenemos y es ni más ni menos que aquí prima el no trabajar, la búsqueda de la subvención, el enchufismo, los privilegios, y el pelotazo. Somos un país de pillos y desgraciadamente muchos están en los puestos de más responsabilidad. No se ve ninguna intención seria de solucionar eso.
No tiene lógica que una mayoría absoluta que no representa a “todos” los españoles de el poder a un partido para tomar decisiones que van a hipotecar todo nuestro futuro, y que además lo hacen sin responsabilidad política alguna como se viene demostrando.
No se que dirán las encuestas pero el pueblo a veces da sorpresas inesperadas y aunque son muy propensos a borrar de la historia lo que no les interesa los hechos están ahí.

... sin dientes... jejeje, todo es un chiste macabro.

Sin defender a ZP, porque si empiezo a decir los zancochos de leyes que ha hecho, no pararía, por ejemplo una sobre los planes de pensiones, que más valdría, que se la leyesen los que los tenemos y los que vayan a hacerlos, porque no los hagan, pero es una solo... hay infinitas, aparte de no tomar medidas contra la crisis en su momento, pero yo cuando estaba él vi que los Sres. de la oposición estaban esperando a los miércoles para ponerlo a caldo y decir que ellos tenían un "PLAN", me recordaban a mis queridos chicos del pueblo de Plan, en el Pirineo aragonés, salvando las distancias, por supuesto, yo ya vaticiné que cuando cambiara la tortilla, no habría nuevos miércoles, y ahora llegamos al punto de que el Congreso semivacío, el ¿ Presidente? ni piensa hacer un debate del estado de la nación, ni pìensa dar explicaciones de rescates, ni de bancos ni de otras hierbas, entonces....¿para que esta?, ¿para teñirse el pelo de la cabeza y no el de la barba?, creo sinceramente que los ciudadanos de a pie nos merecemos un poco mas de respeto, y de no ser así no sé que hacemos todos tan callados, con miedo en el cuerpo y sin ver ningún futuro ni para nosotros ni para nuestros hijos, esto no puede seguir así y alguién lo tiene que parar, porque no hay ningún político que pueda convertirse en lider y mueva este cotarro de país que tenemos.

Puede que los datos demoscópicos avalen la estrategia del silencio, que evita el desgaste, sí; pero ¿cuántos electores coyunturales del PP seguirán pensando que un gobierno de Rajoy era mejor interlocutor con el macropoder económico y, por tanto, la solución?. Las encuestas valen para apuntalar las decisiones ya tomadas. Dudo que un vaivén estadístico fuera motivo de reacción en la estrategia política o de comunicación. Eso, y que pensar en electores, encuestas, votos es ahora prematuro, y además obsceno.

No me preocupa el debate, como a casi nadie. Lo que inquieta, al menos a mí, es que cada decisión en menoscabo de la democracia va bajando la temperatura de la reacción en contra.

Lo más tremendo es que, en lugar de acometer el lavado de las dudas sobre la legitimidad de las instituciones democráticas que el PP alimentó la pasada legislatura como arma de oposición, y que es uno de los peores síntomas de una democracia enferma, pretenden dar a entender que el Parlamento ahora sería molestia para resolver la difícil situación. Saben que nadie va a salir a la calle en defensa de la política y del consenso y menos, animados por una oposición temerosa y presa de un mal entendido sentido de la responsabilidad.
No es solo prepotencia y soberbia, también es oportunismo: les parece un buen momento para ningunear a la clase política. Eso no se lo van a reprochar. Nadie.

Dejarán que pensemos que la política, la comunicación, el debate parlamentario, el diálogo y la negociación son un lujo, un valor añadido innecesarios en época de austeridad, también política. Cubramos primero las necesidades perentorias -las de la parte de abajo de la pirámide de Maslow-, las que mueve el miedo y el hambre; y cuando lleguen tiempos mejores, ya haremos esas cosas tan innecesarias, las que mueve la reflexión y la estética. Cosas de poetas y no de tecnócratas.

Hasta donde va a llegar con su dontrancredismo Mariano Rajoy es difícil de aventurar. Cierto que su ausencia de aristas le hizo adelantar a Rato Y Oreja a la hora del dedo de Aznar. Cierto es, también, que, quieto en el centro de la plaza, vio pasar el cadáver de Zapatero. Pero, en las contadas veces que se ha movido, como Presidente del Gobierno, ha tenido ocasión, a posteriori, de arrepentirse.
Quizás por ello ha vuelto Arenas.
En cuanto al populismo, conviene recordar esa amplia base electoral que, a cada mal dato económico de los últimos años, hablaba del "desastre de Zapatero", y que en los últimos meses afirma, sin problemas, que "todos los políticos son iguales".

Sí, Rajoy ha optado por situarse "off the record", habla para los "suyos", los íntimos. Pero es el Presidente de todos los españoles, que le colocaron el manto de púrpura, con la condición de que gobernara, comunicando las cuitas del país, de una forma clara y responsable.
El autismo hacia los ciudadanos, a los que se deben los responsables políticos, y nunca por repetitivo hay que dejar de subrayarlo,es práctica perversa que se generaliza en diferentes escenarios y coordenadas geográficas, pero que en nuestro país adquiere tintes preocupantes.
Rajoy, que nunca ha brillado por su liderazgo, puede perder la confianza de los ciudadanos que le votaron, si sigue en sus trece de huir por la puerta de atrás cuando se le demanda la información que está obligado a facilitar. Ha perdido un tren oportuno cuando se ha negado a dar "cuentas" en un Debate del Estado de la Nación, que debería ser irrenunciable en estos momentos críticos que vive nuestro país. Incluso con la "seguridad" que le dá una Oposición que no rentabiliza en expectativa de voto los errores del Presidente y su Gobierno, Rajoy no debería mostrar ese desprecio, los acontecimientos políticos en nuestro tiempo se suceden a un ritmo vertiginoso, los ciudadanos, con su voto, no olvidan.
Estas situaciones retrotraen a los regímenes despóticos, del ordeno y mando. En España salimos de las tinieblas, con la aprobación de la Constitución de 1978. Después de muchísimos años bajo una Dictadura, generadora de taras, una de ellas y de las importantes: la Incomunicación.
Rajoy, no debería estar tan ufano de su mayoría absoluta, no se gobierna sólo con ella, en las Democracias hacen falta más mimbres, uno de ellos y fundamental la COMUNICACION diaria y cercana con los ciudadanos, porque estos no son súbditos.

Los políticos de ideología de derechas no son proclives a dar ruedas de prensa y si se trata del debate sobre el estado de la nación, ya ni te cuento. Si tenemos en cuenta que Rajoy no se entera ni cuando le presentan como el presidente de las Islas Salomón y no manda rectificar al presentador, qué se puede esperar. Le da igual que le digan una cosa u otra. Él debe tener la cabeza pillada con la puerta de la crisis y no le entra nada más. Por ejemplo: Vienen de la reunión del G-20, donde Obama le ha espetado encarecidamente que diga cuáles son las condiciones y características del rescate bancario para poder apaciguar a los mercados y no perjudicar con ello a España, todavía más. Pues bien, el tipo se presenta en una declaración, a los periodistas, diciendo que no sabe de dónde se han sacado esa noticia, que no se ha hablado nada de eso en el G-20. Claro como él no entiende el inglés, ni siquiera escucha lo que dice ni Obama ni Merkel ni nadie, a no ser que tenga un traductor simultáneo. No se entera de nada, es el mandatario más despistado de los que pululan por estas reuniones. Da vergüenza ajena, porque, al fin y al cabo es nuestro presidente, muy a mi pesar. Ahora se le pide una rueda de prensa, a Rajoy, de lo que ha pasado y se ha dicho en el G-20 pasado y se le mete en un brete de aquí te espero, porque no sabe lo que ha pasado, por lo tanto, no lo puede explicar. El debate sobre el estado de la nación lo anula porque el aluvión de reproches y preguntas, sobre las mentiras que ha dicho y hecho desde su programa electoral, sería tan insoportable para él, que no está preparado. También le preguntarían por el gobierno tan desastroso que ha nombrado y ahí no quiere entrar tampoco, porque no tiene explicación alguna. Me dicen que Zapatero, que había envejecido 10 años, en los últimos dos de crisis, ha rejuvenecido y le ha vuelto la sonrisa boba que le caracterizaba. "Otros vendrán que bueno te harán", repite como un mantra, Zapatero.

Desde la óptica racional, la que nos presenta Antoni, la elegancia del cumplir el sagrado deber del servicio a la ciudadanía ("gobernaré para todos los españoles", decía Rajoy) se entiende incluye un diálogo comunicativo directo y constante con el electorado, con todos/as.
Sin embargo, a Rajoy se le atraganta el salir a dar explicaciones, le sienta mal, y huye.
Cuando delega el dar la cara, todo son arañazos y dolores en la cara del vocero de turno, y en la suya propia. Y como no están hechos de la pasta y coraje para soportar la vergüenza y sus propias responsabilidades ... simplemente, huyen del barco, mienten, y extienden la injusticia entre los justos (tanta más injusticia cuanto más débiles sean los justos). Es cobardía y traición.
Está desmejorado el Rajoy, desbordado, hundido en la fosa profunda de sus mentiras, y sabe bien que cada vez que abre la boca, o cede la palabra a un interlocutor ... se le desmoronan aún más los sombrajos sobre los que ha edificado un discurso pufo para engañar a los votantes.
No tiene escapatoria racional y huye por los Cerros de Úbeda, dejando un rastro de irracionalidad, cobardía, y patético golferío con las formas y los contenidos. Él que se presenta como ejemplar ciudadano para el gobierno desde las formas ... jejeje, típica cultura abominable de su herencia franquista (un golfo aplaudidor del Dictador, es lo que es y no tiene remedio aunque ahora aplauda a otro Caudillo Real igual de facha que el de El Ferrol).
Estas cosas son normales en la política española, y estos dirigentes son maestros en el arte del evadir responsabilidades, demorar cualquier ocasión para dar explicaciones (las verdaderas) y extenderse en privilegios insostenibles, o del mentir públicamente en las comparecencias de todo tipo (falseando documentos audiovisuales que, la verdad, más públicos no puede haberlos, y ya es grave el asunto).
En este Reino del Todo Pufo las aberraciones antidemocráticas y delictivas ocurren sin recato ... y sin que nadie con poder se atreva a exigir actuaciones políticas o judiciales contundentes.
Es lo de siempre en este Reino de la Cochambre y la Decadencia, el mangoneo democrático y el mangoneo del dinero público y privado ... sin coto, ni vergüenza.
Sinceramente, me parece que el Debate del Estado de la Nación hace muchos años que está devaluado y sólo sirve a los intereses de unos pocos (los que viven del cuento o del extender los cuentos de otros).
Una recomendación a quienes echan de menos el tal debate para este año : repasen los cuatro, cinco o diez últimos, analizando los discursos (todos) a la luz del tiempo que todo lo pone en su sitio. Entenderán entonces que no hay cosa más grosera ni más peligrosa que los cuentos palmeros (ej.: Transición Ejemplar, Milagro Español, Pleno Empleo, etc. etc. etc.).
Tenemos perspectivas suficientes, ¿para qué queremos más debates, cuando lo que necesitamos son otras cosas más sustantivas?. Y no es que reniegue del gran debate, sino que de tanto debate falso estamos los españoles algo más que enfermos mentales (nadie piense ahora que es una manera de decir, es algo muy real y evidente, indaguen entre las enfermedades mentales y verán cómo anda este patio patrio).
¿Alguien duda que Rajoy es un mentiroso compulsivo y un reVIVIDOR del Lío? ... pues eso. ¿Alguien confía que alguno de los políticos de nuestro circo de leones tiene escapatoria y se libraría de un estremecedor contacto directo y clarificador con su supuesto electorado?.
En todo caso, concluyo, Rajoy hace lo que hace porque se le consiente. No hay más.
Saludos cordiales,

Está claro: en época de crisis todos tenemos que aceptar sacrificios, apretarnos el cinturón y aceptar recortes en nuestro modo de vida.
Lo que ocurre es que a los ciudadanos en general ya se les han impuesto una serie de sacrificios en forma de congelación salarial, bajada de sueldos, aumento de las retenciones… Con cada escalón aumenta un poco más el empobrecimiento de la ciudadanía. Al mismo tiempo, las élites no se han autoimpuesto ni un solo sacrificio.
Aclaro que las élites son la clase que detenta y ejerce el poder en cada época de la historia. En la época actual, las élites son la clase política + la clase financiera. El híbrido que forman ambos grupos de intereses o clases sociales ejercen el poder real no solo en España, si no en todas las democracias occidentales.
Si las élites vuelven a imponer nuevos sacrificios a los ciudadanos, sin antes haber asumido en sus propias carnes una parte equivalente a su fuerza económica (no solo un gesto para la galería) de los sacrificios que ya han impuesto al resto de los ciudadanos, consideramos que tal actitud será una declaración formal de guerra por parte de las élites. Estaremos oficialmente en guerra civil.
Deseamos que tal cosa no se produzca, pero si dan el paso solo cabrá ya esperar a ver cuanto tardan el resto de los ciudadanos en darse cuenta de que están siendo atacados, y en empezar a defenderse.
Está claro que si la declaración de guerra se produce, Internet será fundamental en la organización de la resistencia. Por lo tanto, su control es clave en la estrategia de defensa de las élites.

Colectivo Danton

Síguenos en twitter

Pues casi que mejor oye. No he visto cosa mas sosa que una rueda de prensa. Cientos de fotos idénticas, preguntas de manual, y respuestas....¿para que, si a este ya nos lo conocemos? es la mentira en persona, pero en realidad esto es lo habitual en política, ó sea que tampoco.
Yo le seguiría preguntado por aquellos cobros "raros" de registradores y notarios en las vacas gordas de los que solo habló la OCU y todos olvidaron por otras noticias ....no se porque.

Me produce una enorme tristeza que la noticia de la no celebración este año del Debate sobre el Estado de la nación no tenga cabida en la portada digital de EL PAÍS. Pues seguiremos viniendo a este rincón para vislumbrar algo de cordura y una perspectiva siempre valiente ante tamañas muestras de fraude democrático.
Entendámonos, una cosa es el fraude electoral en el que vivimos instalados: hacer sistemáticamente lo contrario de lo que se dijo en la campaña electoral y el programa de gobierno o directamente aprovechar la crisis económica para imponer medidas económicas de carácter ideológico. Y otra cosa distinta [y muy grave], es romper unilateralmente las estructuras mínimas de control parlamentario, es decir, los basamentos mismos de la Democracia.
¿Pero qué Democracia?. La falta de cultura política de este país es tan evidente que el único y mayor cometido fracasado por el 15-M ha sido precisamente ese. Hastiados de la monserga diaria mediática PP-PSOE no han sido capaces de hacer surgir un nuevo ciudadano político pulcro con las obligaciones de sus políticos y exigente en el respeto a las formas -ética pública intachable- democráticas [se han visto destellos, caso Dívar o Rodrigo Rato, pero a todas luces insuficientes].
Señores, si Mariano Rajoy toma esta trascendente decisión "con la que está cayendo" y con sus continuas demostraciones de liderazgo hiperinsuficiente es, probablemente, porque sabe exactamente a que tipo de personas representa: súbditos en lugar de ciudadanos.
Y no me vale el miedo de la población como justificación de apatía o indiferencia, son las formas democráticas de lo que estamos hablando, las reglas del juego que nadie debería saltarse sencillamente porque sí.

Jajajaja, https://twitter.com/#!/search/%22Islas%20Salom%C3%B3n%22 Cuando vuelva de las Salomon, comentaré algo más, jajajaja
Buenos días

Le preguntaron a un famoso secretario por las actividades de su presidente y contestó: "Él vale por lo que habla, yo por lo que callo". Inteligente respuesta de la que se deduce que la actitud de nuestro querido Mariano se asemeja más a la de un secretario que a la de un presidente.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal