Rajoy y Feijóo: elecciones que valen doble

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 30 ago 2012

Feijoo

La mayoría de los analistas políticos enmarca la decisión del presidente de la Xunta en clave española. Eso sí, desde la perspectiva de Rajoy. Pero hay otras miradas. Si Alberto Núñez Feijóo obtuviera una nueva mayoría absoluta (su única opción de gobernar), en el momento actual, su triunfo bien podría atribuírsele a él, “a pesar” de Rajoy, del impacto de sus medidas y del hipotético rescate en su versión blanda, dura, parcial o total.

Feijóo ha labrado una identidad y personalidad políticas con perfil propio con la rara habilidad de no necesitar, aparentemente, contradecir o desmarcarse de la línea oficial. Habilidad solo apta para los sutiles. Los más torpes necesitan el grito para conseguir notoriedad. A los más inteligentes les basta con un gesto.

Una victoria del actual presidente gallego, con la misma ley electoral que intentó cambiar sin consenso ni necesidad, le otorgaría un ascenso importante en el ecosistema del PP y podría presentar su gestión como la del gobernante prudente que recetó austeridad antes que practicar recortes. No se debe olvidar que buena parte de su éxito electoral radicó en un discurso “antidespilfarro”, de regeneración ética en la gestión de los recursos públicos. Un nuevo éxito le situaría como delfín in pectore si, finalmente, Rajoy no consigue recuperarse del brutal desgaste al que está sometido por su errática gestión (y comunicación) de la crisis y sus relaciones con los socios europeos.

Feijóo no lo tendrá fácil. Las encuestas pronostican un resultado incierto. Y las elecciones municipales de 2011 ya mostraron síntomas de castigo a su gestión, antes de las generales del 20N que dieron la presidencia a Mariano Rajoy. En la ciudad más poblada de Galicia, Vigo, el PP no ganó en las municipales. Perdió 5.000 votos, los suficientes para que el PSOE se hiciera con la alcaldía, con Abel Caballero al frente (a costa, también, de dos concejales “robados” al BNG).

El acuerdo entre los gallegos Rajoy y Feijóo para adelantar las elecciones sindica sus futuros, pero abre puertas al de Ourense. Si ganan, ganan los dos, aunque mucho más Feijóo. Será muy interesante ver si en esta campaña Rajoy se implica tanto como en las andaluzas, bien para protegerse (sería su último bastión) o bien por cálculo electoral (para beneficiar al candidato). Las andaluzas han enseñado, quizás, el camino al PP.

¿Tiene Feijóo ambición de líder estatal? No lo sabemos. Su cautela y prudencia en el verbo y en el gesto le protegen. Pero estoy convencido de que no descarta nada. Astuto, discreto, jugador paciente… el próximo día 21 puede ser, de nuevo, presidente de la Xunta y candidato natural a las próximas elecciones generales. Estos comicios valen doble: una presidencia y una candidatura. La oposición siempre ha visto al presidente con un agenda propia, y quizás aciertan: Pachi Vázquez (PSdeG) reaccionó así justo antes del adelanto electoral: "Feijóo cambió los intereses de Galicia por los suyos".

El presidente fundador del PP, Manuel Fraga, ya advirtió en su momento que el actual líder del partido, Mariano Rajoy, “tiene posibilidades muy buenas de ganar" las elecciones generales y ha mostrado su "deseo" de que lo haga, pero en caso de que no ganase, "en el partido hay varias cabezas que podrían servir". Preguntado por la idoneidad del actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como "buen candidato a presidente del Gobierno", Fraga dijo que "sin duda sería un magnífico presidente", aunque "hay que dejarlo que se ruede un poco más". Y remató: “Núñez Feijóo tiene madera de líder importante de un partido nacional".

El próximo día 21 veremos de qué madera está hecho y si el rodaje se acelera o se agota.

(Autor de la fotografía: Óscar Corral-EFE)

Hay 11 Comentarios

Es qué todos estos personajes del PP hacen más política de partido qué para proteger o beneficiar los derechos del ciudadano, por lo tanto cabe preguntarse si a Galicia le convienen políticos así.
En cualquier caso puede que gane las elecciones, porque la oposición tampoco es que sea muy brillante y a éste señor le veo muy "gallego"; eso quieras que no crea alguna empatia.

Será el 21O, una fecha para comprobar hasta dónde llega la manipulación de la realidad, por parte del PP tanto a nivel nacional como en el regional, los votos emitidos en las urnas nos sacarán de la duda.
Una vez con los resultados a la vista, podré comprobar en que estado se encuentra la encarnizada lucha por el poder de todo el partido que se está produciendo en estos momentos, según mi opinión, entre las tres grandes corrientes que hay en el PP, lideradas por Aznar y Esperanza Aguirre, el siniestro Gallardón y el resto con Rajoy como "mascarón de proa" y que si sale vencedor, entonces si creo en la posibilidad de la candidatura de Nuéz Feijóo para las generales. Dificil, muy difícil lo tiene para lograrlo, Aznar,sigue mandando y Esperanza también.
Es curioso observar leyendo comentarios publicados, el nivel del grab desconocimiento sobre la Constitución que tiene la mayoría de los ciudadanos, ya que desde su puesta en vigencia en1978, modificación, lo que se entiende por modificar su texto, solo ha tenido una y ha sido muy reciente, en el año 2011, con lo del déficit público y se logró porque sencillamente, se pusieron de acuerdo el PSOE y el PP en hacerlo, al contar con las mayorías necesarias en ambas Cámaras requeridas en el Título X de la misma.
Por lo tanto, en las próximas elecciones, si no se llega a un acuerdo previo entre los dos grandes partidos, el Estado que tendremos, será exáctamente el mismo, que tenemos desde el año 1978. Los Decretos, sean cual sean, nunca pueden modificar la Constitución, de ninguna de las maneras.
Sería maravilloso, que los que aún hoy ven en la monarquía parlamentaria su ideal político, estudiaran y pensaran lo que podría ser un Estado español federal republicano como lo son los EE.UU y la República Federal de Alemania que visto lo visto, como están en esta terrible situación de crisis financiera, no estaría nada mal, que los imitáramos en todo lo bueno que tienen, dejando de lado lo malo, que lo podemos ver previamente.
Seguramente, Antoni Gutiérrez-Rubí con su claridad mental que nos demuestra constantemente con sus artículos, nos ayudará a ver la realidad, que tanta falta nos hace a todos.

También de la democracia se apoderaron, los números. El exiguo espacio que dejaba la tiranía de los balances era, todo él, cálculo electoral.

Desde luego estas dos convocatorias autonómicas tienen todo el aspecto de estar "fabricando" candidatos para las próximas generales. El gobierno actual sólo está sujeto por la "crisis" y por la retirada absoluta de la oposición. Si el ejercicio democrático tiene alguna regla de juego, hoy en España se ha obviado de manera escandalosa(V. último Boletín de las Cortes de 30-08-2012), y sin que la oposición intente estrategia alguna que nos indique que está ahí .Tampoco comunican bien, y es más , da la impresión de tener excesiva cautela (¿miedo?).
Lo cierto es que cuando podamos votar de nuevo, el Estado que tendremos será muy distinto del que teníamos hace siete meses. Que los ciudadanos no lo sabrán porque formalmente tendremos la misma Constitución, mil veces retocada por Decretos posteriores, y que una vez más el resultado será "visceral", a no ser que al ciudadano reciba otro tipo de información/formación, y no a cargo de los partidos.
En cuanto al ejercicio de la politica como profesión, estoy completamente de acuerdo con Mayte.

Yo creo que nuestros políticos en general, y los del PP en particular, entienden la política como una carrera de fondo. No se trata de que un profesional, en un momento dado de su vida, decida a través de su trabajo contribuir en la medida de sus posibilidades a mejorar la sociedad. Lo conciben como una profesión de largo recorrido en un mundo competitivo donde si no vas ascendiendo y ocupando puestos de cada vez mayor responsabilidad, retrocedes. A estos señores-ten centralistas ellos-las autonomías se les quedan cortas. Su prudencia es típica del que va escalando por lo bajini, esperando tiempos mejores-o peores para su adversario, como Rajoy. Yo creo que no rechazaría un puesto estatal.

"En cuanto llegue Rajoy a la Moncloa, los problemas de España se solucionarán". Algo así dijo Feijóo el año pasado, apoyando a la elección de Rajoy. Han pasado 8 meses largos y con el gran Rajoy hemos llegado a tocar la prima de riesgo de 600 puntos con la mano, cosa que no había logrado nadie. Con el gran Rajoy, España está metida en un bucle condenadamente perverso, sin visos de salir de él. Probablemente, Rajoy, sea uno de los peores políticos posibles en la esfera internacional, según demuestra a diario con su forma de actuar. ¡Qué envidia ver a otros líderes, como Merkel, que tiene la costumbre de hacer una entrevista de verano, televisada¡. Contando con pelos y señales lo que el contribuyente debe saber. Rajoy fue muy crítico con Zapatero, acusándolo de actuar por impulsos, inconstante, veleta, etc. Como decía uno: "El burro le llama al caballo orejotas". Pues bien, si Feijóo, apadrinador de Rajoy, es el relevo nacional del ínclito presidente del Gobierno, estamos apañados. Entre gallegos anda el juego y entre vascos también, el próximo 21-O. Lo que pase en un sitio u otro, la problemática será bien distinta. Feijóo tiene que ganar sí o sí. En Euskadi gane quien gane, es el nacionalismo vasco quien gana, claro que sin mayorías absolutas, como tiene que ocurrir en Galicia. Feijóo si no saca mayoría absoluta, pierde. En el País Vasco la mayoría absoluta es imposible, hay que negociar con otros. Decía Fernando Gadea que Rajoy podría hacer otra jugarreta con los recortes en desempleados y pensionistas, como hizo con los presupuestos generales en las elecciones andaluzas, hasta ver qué sucedía, pero ya se han presentado los Presupuestos del Plan Bienal de Estabilidad en Bruselas, luego los recortes ya están descontados.

El artículo me parece acertado y fundamentado, como es costumbre del autor. Ahora bien, si volvemos la oración por pasiva ¿Qué sería, políticamente, de Feijóo y de Rajoy, si el PP no consolidase la mayoría absoluta en Galicia? Para el primero, el inal, o al menos un fuerte retroceso en su carrera política; pasar de ganador a perdedor sería un revés casi definitivo. Para el hoy Presidente del Gobierno, sumar un fracaso en su tierra, junto al más que probable retroceso en las elecciones vascas, aumentaría la tendencia iniciada por Andalucía. Que todo ello ocurra a menos de un año de su, hasta ahora, único triunfo electoral directo, debilitaría de forma muy grave a una fuerza política y a un líder que ya tiene a la calle en contra. Las sombras de Aznar y de los días previos al Congreso de Valencia serían muy alargadas.

(...) Feijóo ha labrado una identidad y personalidad políticas con perfil propio con la rara habilidad de no necesitar, aparentemente, contradecir o desmarcarse de la línea oficial. Habilidad solo apta para los sutiles. Los más torpes necesitan el grito para conseguir notoriedad. A los más inteligentes les basta con un gesto. (...)

...¿el grito de los torpes? ¿por notoriedad?
...¿el gesto de los inteligentes? ¿por habilidad?

¿de qué país estamos hablando? ¿de qué políticos?
No será de spain ¿verdad?.. ¿no estaremos señalando facciones, grupos ideológicos, /intereses diferentes o luchas intestinas dentro del partido?
El poder es lo que tiene... y ésto es documentable en cualquier periodo histórico.

La línea oficial la marca una facción desde dentro del partido, la unión de un grupito de colegas... tan fuertes como cualquier otro del mismo partido.
Simplemente esperan su oportunidad... a ver si aprendemos a verlos venir!!!!

Demasiada oda a una supuesta virtud previsora y de gestión de Feijoo, que ya ha dado buenas muestras de también saber dar apariencia de austeridad a lo que, por otro lado, sale a manos llenas. Si no, a ver quien fue el guapo que se empecinó en tener un banco gallego, llevando a la ruina a inversores, clientes y ahorradores.

http://casaquerida.com/2012/08/29/tiempo-de-madurez/

Interesante post, pero creo que antes de que pensase en clave "nacional" española, penso en clave "nacional" gallega, pues los partidos de la oposición que tienen, están algo descabezados, y poco organizados (en proceso de organización, esperando que las elecciones fuesen el próximo año), y el Sr. Feijoo, aprovechando la fecha Vasca, ...
quiere intentar sacar réditos de donde ya le quedaban pocos, para optar por una re-edición de una mayoría absoluta, que la última vez, fue por un margen exiguo (inferior a los 5.000 votos si mal no recuerdo)

Creer no creo pero haberlas haylas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal