El patrón Urkullu

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 14 oct 2012

20167686
PIE DE FOTO ELECTORAL (10)

Una campaña electoral es muy parecida a una competición deportiva. Los paralelismos son evidentes: en el lenguaje, en las estrategias y tácticas para ganar, en los valores y desafíos que todo proyecto concurrente incorpora en su rivalidad y, también, en la estética y en las formas.

En el País Vasco, las competiciones de remo de traineras son muy populares y se consideran un deporte tradicional por su origen ballenero. Una tripulación está compuesta por 13 remeros más un patrón. Los remeros están distribuidos en seis filas de 2 remeros más el remero de proa, que va solo en su bancada anterior. El patrón, que comúnmente va de pie en la popa mirando a proa, es el que dirige la embarcación con el timón. Marca el ritmo.

En la fotografía de Miguel Toña vemos al candidato a lehendakari del PNV, Íñigo Urkullu, en un acto de campaña en Bilbao en el que ha sido arropado por multitud de deportistas de diferentes modalidades. La imagen de los deportistas ofreciendo un pasillo con sus remos, como  rindiendo honores y felicitaciones al “patrón” Urkullu, tiene múltiples interpretaciones y resonancias simbólicas inevitables.

Un arco de sables o espadas para saludar a la pareja recién casada es una tradición en las bodas en las que uno, o los dos esposos, son miembros de una unidad o cuerpo militar. La novia y el novio pasan bajo un arco honorario de sables, normalmente al salir del edificio en el que la ceremonia de la boda ha tenido lugar. Esta tradición es común en muchos países y se lleva a cabo como forma de respeto, como muestra de buenos deseos y de complicidad con los protagonistas. En estas ceremonias, este arco simboliza el compromiso de los camaradas y amigos para asegurar una transición segura de la pareja en su nueva vida juntos. Un camino que empieza resguardado.

Entre las metáforas políticas, además de las deportivas, las marineras son las más usadas. El remo se nutre de ambas. La embarcación es el país o la sociedad. La travesía, el proyecto. El mar, la coyuntura económica y social. El rumbo, la política. Los vientos y las tempestades, las crisis y las dificultades. Los remeros, los esfuerzos individuales que devienen colectivos. El capitán, el que lleva el timón del gobierno.

Artur Mas, por ejemplo, cuando ganó las elecciones colocó un timón de su bisabuelo en el despacho presidencial. La leyenda del timón era premonitoria: "Cap fred; cor calent; puny ferm; peus a terra" (Cabeza fría; corazón caliente; puño firme; pies en el suelo).

No es descartable que, si se cumplen los pronósticos electorales que anuncian una clara y cómoda victoria del candidato del PNV, Urkullu busque inspiración política en el remo. Si babor desequilibra a estribor, o al revés, la embarcación no avanza cortando el agua. Si el timonel no mantiene firme su brazo no hay trayectoria ganadora. Y si el patrón imprime un ritmo equivocado, las posibilidades de desfondarse son más que una hipótesis.

Veremos qué pasa el 21-O. Veremos quién será el patrón de la política vasca. Y quién el timonel. Pero Urkullu seguro que sabe bien que, sin remeros que remen todos a una, y a ambos lados de la embarcación, no hay destino garantizado.

(Fotografía ©Miguel Toña)

PIE DE FOTO ELECTORAL es una nueva sección, durante las campañas electorales de Galicia y el País Vasco para las póximas elecciones del 21 de octubre, en la que ofreceré una mirada particular -desde el punto de vista de la comunicación política- a una fotografía de actualidad escogida cada día por los responsables del área de fotografía de El País.

Hay 3 Comentarios

Seguro que Urkullo, tiene también en sus manos, una carta de navegación, que indica que justo, justo, a la salida de la riera de Bilbao hay una roca grande, muy grande, que desde la orilla no se ve y que si la embisten, termina con el barco en el fondo con toda seguridad. Esta roca, es igual a la que está en la salida de la bahía de Donosti y ambas, están marcadas en las cartas de navegación con una "C78". los auténticos marinos y responsables de sus barcos, conocen la etimología de esa "C78" porque es de verdad, muy peligrosa chocar con ella. El nombre "C78" se lo pusieron a esas enormes rocas, en recuerdo de la "Constitución de 1978", ya que en tierra, tiene el mismo riesgo ignorarla.
Claro, que Urkullo, en "la intimidad" si conoce la "C78" y no hará nunca, imitar a su antecesor del PNV, que si que la embistió y se hundió. menos mal, que salvó su vida y no se ahogó.
Mas en Catalunya, tendrá el mismo problema, pero, gracias a su abuelo, no hará ninguna travesía que lo termine llevando al fondo del Mediterráneo.
Que pena, que en la foto no salga la bocana de la riera, se podría ver a flor de agua, la roca "C78". otra vez, será.

Pues a mi se me ponen los pelos de punta cuando leo los resultados de las encuestas con los nombres de los posibles ganadores de las próximas elecciones vascas o gallegas...
Y además, encima, auguran amplias mayorías. Lo mismo decían que pasaría en Andalucía y luego...
Ya no se si es que unos disponen de más medios que otros para hacer las campañas y por eso se llevan a la gente de calle, o es que mi pobre país se está radicalizando a pasos agigantados.
Porque aquí la gente ve un resultado así y se apunta al posible ganador solo por presumir. Oyen en el bar de la esquina... ¡Este va a ganar hombreee!… dicho por cualquier mindungui, y poco les falta para subirse al carro del triunfador sin tener ni zorra idea de que en cuanto agarre el sillón se olvida de todo lo que promete.
Hace años el panadero de mi barrio me dijo, con esa sonrisilla interesante que ponen algunos cuando les han hecho sentirse importantes dibujada en la cara; que había recibido una invitación a cenar nada menos que del Sr. José Maria Aznar, en el Restaurante La Pineda situado en la Autovía C-31 que va de Barcelona a Gavá... Luego ni vio a ese señor ni nada, sino que acudió una delegación del partido y evidentemente, eso fue antes de que ganara las elecciones. No quiero ni imaginar la cantidad de dinero que deben emplear en las campañas para "convencer" a los empresarios y autónomos para que les voten que, además, si ganan luego hay que devolver el favor de alguna forma.
El País Vasco es complejo, quizás más que Cataluña. (Bueno en Cataluña no lo somos nada si no nos juzga España, la verdad) Tiene que ser difícil gobernar ahí con todas esas tendencias tan "fuertes" y algunas dadas a emplear métodos violentos para convencer (menos mal que por el momento han parado) Hay que ser un valiente, sin duda alguna. Por esa razón puede que los políticos vascos sean algo más vocacionales que los del resto del Estado.
Todo siendo nacionalista I. Urkullu tiene un discurso sensato y toca con los pies en el suelo. Huye de los independentismos y aboga por el consenso...
Los ciudadanos son los que tienen la última palabra. ¡Ah, se me olvidaba! Y probablemente que gane dependa también de los fondos de que hayan dispuesto para hacer la campaña.

Yo creo que se pretende proyectar limpieza y ausencia de artificio. El mundo de la trainera se ha caracterizado por eso. Quizás por eso les costaba tanto encontrar patrocinadores.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal