Resetear España

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 02 oct 2012

Conferencia

Las imágenes más poderosas -y descriptivas- de la brillante inauguración de los JJOO de Londres 2012 se produjeron al inicio de la ceremonia. Coros compuestos por niños de las cuatro naciones del Reino Unido -Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte- cantaron distintas piezas (Flower of Scotland y The land of my fathers en el caso de los dos primeros). Aunque uno de los momentos más especiales de la ceremonia de apertura, dirigida por Danny Boyle (director de la película Slumdog Millionaire), llegó de la mano del coro Kaos Signing Choir for Deaf and Hearing Children, que interpretó el himno “God save the Queen”. Niños con deficiencias auditivas y del habla, que cantan usando el lenguaje de signos. Fue la carta de presentación al mundo de Londres: diversidad y multiculturalidad. Ni una sola bandera. Solo voces, idiomas y registros muy diferenciados.

La Conferencia de Presidentes autonómicos de hoy llega en un momento complejo, a pocas semanas de las elecciones en las tres “comunidades históricas” (Galicia, País Vasco y Catalunya) que marcarán no solo el curso político de estas comunidades políticas sino buena parte del futuro del Gobierno de Rajoy y la necesidad -o no- de llevar a cabo un “reset” al concepto de unidad de España con reformas, referéndums y consultas de por medio.

Esta cumbre, por ejemplo, no tiene traducción simultánea para las lenguas cooficiales (gallego, euskera, catalán -y valenciano-) de cuatro de los presidentes que las hablan. La política democrática está necesitada de gestos que tienen alto valor y no tienen precio. Habría sido pedagógico reconocer y escuchar las lenguas que, como en Canadá sucede con el francés, deberían ser oficiales en todo Estado que se considere federal, como así se le reconoce internacionalmente este concepto a nuestro estado autonómico.

Habría sido, también, muy estimulante ver cómo nuestros presidentes (barones y varones), con el Rey a la cabeza, defendían tal medida enfrentándose a los que la consideran ridícula, humillante o costosa y que fue duramente criticada por algunos sectores por su uso (y su coste) en el Senado. La democracia no tiene precio. Y, en cambio, es muy caro perderla o debilitarla. El combate por las formas, el respeto y la cultura democrática es el primero de los principios exigibles a nuestros representantes.

En este “reset”, que debería abrir también la puerta a modificar diversos procesos legislativos (que incluyen el de nuestra Constitución), el papel del escudo debería tener un nuevo protagonismo visual y referencial. Habla más y mejor de la España real nuestro escudo que nuestra bandera, de la misma manera que el himno, con letra, desafina. Las banderas cada cual las siente como las vive; los escudos, sin embargo, pueden reflejar la voluntad de unidad desde la diferencia, el acuerdo, el pacto... o el compromiso. El escudo de España muestra claramente el origen del Estado a partir de acuerdos, pactos y compromisos históricos.

El Rey, y la Corona, deberían formar parte de este “reset”. Y reorientar su función institucional para defender la diversidad, garantizarla, estimularla y conseguir un nuevo ciclo de acuerdo y pacto: el de la libre voluntad, no el de la negación, la restricción o la limitación de la libertad de cada pueblo a decidir cómo y con quién quiere diseñar su futuro. ¿Se imaginan que fuera la Corona, por ejemplo, quien propusiera como nombre del Estado el de “Reino Unido de España”? Sin duda, mucho más sugerente que el de Reino de España y una aproximación a modelos de otras monarquías constitucionales tan escrupulosas con la diversidad y la riqueza nacional.

Los símbolos y las formas, en política, lo son casi todo. Llegar el último y marcharse el primero es, claramente, algo más que un gesto. Que el Rey dedique más tiempo a un Presidente que a los demás es otro gesto. Pero deberemos esforzarnos por racionalizar mejor todos los detalles elocuentes para empezar a comprender que, quizás, hay que volver a empezar, aunque no sea -necesariamente- volver a empezar de cero o desde la nada.

El reset de España es imprescindible. El soft está “colgado” y el hard está “colapsado”. La tentación de cambiar de sistema operativo o de máquina es algo más que legítima, puede ser necesaria, o inevitable. Pero queda, todavía, una opción: reiniciar. A veces se pierden documentos no guardados y algunos archivos se dañan… pero es, también, una buena oportunidad para repensarlo todo. Esta es la decisión para la que, quizás, falte coraje y determinación. Paciencia y comprensión.

(Fuente de la fotografía)

Otros títulos que he contemplado:
- Reino Unido de España
- Mejor el escudo que la bandera
- Cumbres borrascosas

Hay 53 Comentarios

Mas que resetear, hay que reinstalar el sistema operativo con una versión actualizada. Upgrade, que se llama.

Lo de Reino Unido de España es una gran idea. Condensa, comunica y marca objetivos. Pero no es ya demasiado tarde para un "reset"? El rey tendria que pegarle un revolcon a la derecha catolica y arcaica que es la que ha destruido todo rastro de confianza y ha causado la mayor crisis de la democracia española, llevando el Estatut al Constitucional y pisoteando la voluntad de dos parlamentos y un pueblo. Si Don Juan Carlos es capaz de tal revolcon, au siendo un republicano convencido, le diria : "Chapeau bas, Monsieur".

Hay otros federalismos en los que sólo se usa la lengua común en las instituciones comunes... pero admito que es un tema de sensibilidad. La mía me lleva a pensar que gastar recursos cuando se entienden en una lengua común es absurdo. Ahora bien, diciendo claramente lo absurdo que me parece, respeto otras opiniones. yo simplemente votaré en contra de esas opiniones. En cuanto a usos y cambios de banderas/escudos... Me trae casi al pairo.

Sólo una puntualización. El valenciano es una variedad dialectal del catalán o, si lo preferís, el catalán es una variedad dialectal del valenciano. La cuestión es que son dos expresiones de un mismo idioma... pasa como con el español que se habla en México, Argentina, Cuba, etc, etc...

El problema es que no nos gustamos como país y no sabemos que tipo de país queremos. Desde pequeños nos reímos de lo nuestro hasta el punto de despreciar el Made in Spain, valorando mucho más lo que viene de fuera. Quizás -solo quizás- deberíamos (como dice el autor) resetear el país, para ver si de una puñetera vez nos sentimos todos cómodos en él y, a partir de ahí, nos gustamos y -¡porqué no!- nos mostramos orgullosos de serlo. Si, como dice nuestra desequilibrada Constitución (no olvidemos que consagra la desigualdad fiscal...), España está formada -al menos en parte- por nacionalidades, justo es que se reconozca ello sin ambagajes ni pueriles rabietas. El resultado no puede ser otro que el Estado Federal.

Yo "resetearía" ( parecemos portorriqueños hablando un mal español) el estado de las autonomías, empezando por Pais Vasco, Cataluña y algún otro que no se siente español.

Precioso como siempre.
Para poder iniciar otra época es necesario asumir que la anterior está agotada. esa autoridad es la que echo en falta, en nuestra familia política. Desde las más altas instancias del Estado, es necesario dar esa orientación al ciudadano, para que este no se pierda en discusiones de bar.
Cuando estamos viendo como se gobierna por decreto, cuando estamos viendo, como se limita la actividad política a breves encuentros en los parlamentos, una vez a la semana, cuando asistimos a una degradación generalizada de todos los políticos,pienso, o se produce el cambio, o la ola nos arrastra.

Hola, amigos. El tema de hoy se presta para que haga un aporte que a lomejor, resulta. Sería maravilloso. (Entre paréntesis, agradezco al titular del blog su gentil acuse de recibo a un mensaje mío sobre el puro de Rajoy).
Pues a propósito de banderas, escudos e himnos, ¿recuerdan que hace unos años hubo un concurso para ponerle letra al himno de España? Ganó alguien pero no sé por qué no cuajó la idea. Hoy -perdonen la pretensión- voy a intentarlo yo, utilizando el arma del internet. Espero comentarios.

ESPAÑOLES,
JUNTEMOS NUESTRAS VOCES
PARA CELEBRAR
CON PLENA LIBERTAD
ESE DESTINO DE LUCHA Y HONOR
QUE NOS LEGÓ UNA HISTORIA
LLENA DE ESPLENDOR. (bis)

(Si lo cantan, es posible que les suene mejor)

Cordial saludo

chorradas, aqui todos sabemos de que va la cosa: de que no hay pelas, y las pocas que quedan hay que repartirlas entre 17. Los derechos historicos son solo una excusa para que recibir mas a costa de otros.

El problema principal es que somos un país muy poco dado al consenso y como muestra bien valen muchos de los comentarios de este foro. La culpa siempre la tienen los otros, nosotros nunca. Lo primero que hay que resetear es la mente de tanto iluminado que se cree en posesión de la verdad y que es incapaz de reconocer que en estos desencuentros la responsabilidad es de todos (en mayor o menor medida). Saludos.

Ai, Antoni, prediques al desert!

Me gusta el artículo porque anima a discutirlo y sirve como base para iniciar una discusión coherente sobre lo que solos y hacia donde vamos.
En los comentarios se vislumbran las dificultades que enfrentamos. Ante participantes interesados en el tema y dispuestos a razonar y aportar, surgen inmediatamente las voces insultantes de los poseedores de la verdad absoluta, siempre dispuestos al uso del garrote y la descalificación. Lamentablemente, nuestros gobernantes actuales se alinean con estos últimos. Debe ser causado por su pecado original: han aceptado el título octavo de la Constitución y nunca han condenado el franquismo.

que articulo más interesado. Infumable por jacobino. Falso.

Con una derecha civilizada, progresista, moderna a la europea y naturalmente mas democrática, las cosas en este pais serían completamente diferentes. Hubieran hecho mucho mas por el conjunto de ciudadanos y probablemente hubieran obtenido mejores resultados y adhesiones en los territorios ahora en proceso de reivindicación independentista. La balanza estaría mucho mas equilibrada.

Bueno llevo oyendo de catalanandia 38 anhos ya llego el momento que cada uno tire por su lado los madrilenhos por u lado los vasco por otro los manchegos por otro los gallegos por otro y ya esta 17 paises 1 ligas etc a tomar vientos

Aún hay un tema que está pendiente en todo el "Reino". Conocer la Historia de todos sin estar teñida de la orientación en que realmente nos ha llegado. Lo digo por todos aquellos que creen que el pueblo de España existe desde los Visigodos.

El autor debe estar en depresión viendo los comentarios. Cataluña ha decidido hacer su camino, por lo visto, españa no va apoder seguir este ritmo. Así de simple.

Cuando se refiere al escudo, ¿de qué tipo de pactos históricos habla exactamente? Hasta donde yo sé algunos de ellos fueron guerras.

De acuerdo, España necesita cambios profundos, pero no creo que éstos se produzcan con el PP en el poder. El discurso actual del PP va en dirección contraria: el PP va del inmovilismo patológico a una involución centralista que tensan aún más el inestable equilibrio en el que vivimos. Es acertado eso que ahora se está leyendo, que el PP -y sus medios afines- son una auténtica máquina de hacer independentistas. Su estrategia es clara: enfrentar al nacionalismo español -de tintes reaccionarios- con los nacionalismos periféricos -de tintes victimistas-. El cóctel le asegura un rédito electoral seguro pues conserva el voto de extrema derecha junto al voto sensiblero españolista. Y, claro, los nacionalismos periféricos recogen también su porción de votos. Pero no hay proyecto en el PP que no sea la política a corto plazo, no hay ni una sola idea en el partido del gobierno actual que nos haga pensar que España pueda llegar a configurarse de otra forma. No hay sosiego ni interés en sentarse y pensar cómo podemos hacerlo mejor. Es una desgracia. Anécdota: un nuevo consejero del nuevo gobierno del PP en Madrid decía el otro día: "yo, estoy de paso en la política", lo decía sin ruborizarse, convencido de que ese paso le reportaría experiencia -o contactos, vete tú a saber- para luego saltar a -seguramente- la empresa privada. Lo dicho, no hay futuro porque no tenemos políticos que estén realmente comprometidos con el país. Una pena.

Prefiero el título que has dejado que los optativos. Al margen de ese detalle, estoy de acuerdo en resetear, pero me preocupa extraordinariamente el momento y el entorno en que se va a iniciar la operación. No puedo pedir que se haga sin pasión, cuando se habla de expresar sentimientos, pero sí creo que sería imprescindible que el día que se vote se haga sobre el objeto de convocatoria , no sobre recortes, pensiones, paro, etc. Desde la distancia física, parece que algunos de estos asuntos confluyeron en que la última Diada haya sido la más numerosa de la historia.

La ùnica soluciòn valedera es la reforma de la Constituciòn y la proclamaciòn de una nueva REPUBLICA federal que nos contenga a todos.

Enhorabuena por el artículo y por las propuestas: Reino Unido de España suena fantástico y sin duda, nuestra historia tiene muchas analogías con Gran Bretaña. El "reset" es completamente necesario, si queremos construir una sociedad que afronte sus conflictos mediante el diálogo entre discrepantes.

Existe un un lenguaje universal, que todos entendemos. No hace falta ser del norte o del sur del este o del oeste. Cuando hay ganas de entendimiento sobran las palabras. El problema surge cuando hay intereses partidistas y no de ciudadanía, creo que esto es lo que está pasando actualmente en nuestro país. A perro flaco todo son pulgas y algunos aprovechan el revuelo para sacar tajada.
Es triste y penoso pero la realidad supera la ficción.

Ademas insinua la creacion de un nuevo estado (federal, confederal, plurinacional, estacionario, viscoso, sin rozamiento, de seccion fija, con salmorejo, huevo picado....) sin himno y banderas... desde luego en este pais llamadao España, no cabe un tonto mas.

"El Rey, y la Corona, deberían formar parte de este “reset”. Y reorientar su función institucional para defender la diversidad, garantizarla, estimularla...."
La diversidad para este individuo es que te multan en cataluña por rotular en Español.... Vaya progre bobo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal