Aznar y las primarias del PP

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 24 may 2013

Mariano Rajoy no era el preferido pero fue, finalmente, el elegido de José María Aznar para sustituirle. Esta relación de traspaso de legitimidad política a través de una decisión personal no deseada o no preferida, aunque después aclamada y aceptada colectivamente por el PP, establece un delicado encaje personal y político. En estas circunstancias, los complejos, las fidelidades, las filias y fobias sustituyen a las relaciones normalizadas y libres y enmascaran los argumentos y las autoridades. Quien cede así, siempre se siente patrimonialmente propietario del poder delegado; quien lo recibe así, siempre está en deuda o vigilado.  Los padres no siempre se reconocen o reconocen la trayectoria de sus hijos. Y ya sabemos que, en psicología, muchas veces la muerte al padre es el único y auténtico momento de emancipación personal de los vástagos cuando son, además, herederos.

La andanada de Aznar, cuestionando los estilos y las acciones del presidente del Gobierno, ha sacudido a la opinión pública y provocado una reacción del entorno político de Rajoy, y de la mayoría de los cargos institucionales, de defensa cerrada del actual líder del PP. Los argumentos son diversos, pero casi todos centrados en dos ejes: ahora le toca a Rajoy y hay que ofrecerle el mismo apoyo que tuvo Aznar. Lo contrario es una equivocación histórica («nunca segundas partes fueron buenas»), y una deslealtad impropia e injusta por parte de quien tuvo y retuvo todo el
poder.

La coreografía casi unánime de la respuesta popular puede confundir el análisis y despistarnos de lo que está –realmente– en discusión. No creo que Aznar le quiera mover la silla para ocuparla él… (sus compromisos profesionales y económicos o editoriales son más importantes), lo que le quiere arrebatar es la bandera ideológica. Y volver a decidir el sustituto o sustituta.
El auténtico poder, en una sociedad líquida, son las ideas y las convicciones. O sus patrimonios. De ahí la apelación constante al programa y a los valores –de siempre– del PP, que nadie mejor que Aznar puede interpretar. En otros contextos, este papel de guardián de las esencias (o de la revolución, como por ejemplo de los ayatolás iraníes) otorga un papel difuso pero muy efectivo: no gobiernan, pero deciden; no son electos, pero eligen.

Rajoy ha acertado, seguramente, al evitar el choque frontal. Fiel a su estilo, se aparta, y espera. Otra vez, el tiempo y la inmovilidad como aliados estratégicos. Pero el combate no es personal, a pesar de las acusadas personalidades de ambos, el combate es sobre ideas. De alguna manera, Aznar ha abierto las primarias invisibles e imposibles del PP. Con su acicate amenazador, ha situado en el centro del debate estilos, ideas, propuestas y valores… Es decir, dibuja un marco de referencia para un candidato/a invisible hoy (aunque aceche), que podría «ocupar» con naturalidad, plenitud y renovada legitimidad (la de Aznar) el espacio que dibuja, que bosqueja y predefine la ofensiva del ex presidente.

Rajoy puede evitar el choque, pero no el debate, incluso aunque anteponga las «necesidades primarias» (ocupación y crisis económica) a cualquier otra consideración, con la muletilla de que es la crisis y sus consecuencias lo que realmente interesa a los ciudadanos. Pero si  rehúye el debate, añadirá a las supuestas acusaciones de debilidad (ideológica, caracterológica o política) la de la cobardía o la vacuidad. Reafirmar el rumbo es obvio y lo mínimo, pero no suficiente para la ofensiva de propuestas y argumentos que le viene encima. Matar al padre (políticamente) no es ningunearlo, para evitar un conflicto siempre desagradable por las connotaciones personales y psicológicas, se trata de liberarse de sus ideas, de sus patrones, de sus consejos que son órdenes, no recomendaciones.

Aznar ha abierto las primarias que no se realizarán formalmente en el PP. Pero que deberían ser una buena oportunidad para discutir –y de nuevo, hacer pedagogía– de las razones, argumentos y soluciones que propone hoy Rajoy para los desafíos y retos pendientes. Tiene una gran oportunidad. Apoyos en su partido no le faltarán. Pero si quiere reemplazar las lealtades de hoy (siempre frágiles cuando se trata de intereses personales y electorales) por el auténtico liderazgo político, le va a hacer falta mucho más que negarse a hablar del tema. O esperar a que el tiempo lo resuelva.

Hay 44 Comentarios

No, Rajoy no era el preferido de Aznar. Había dos personas por delante de él, a saber: Rodrigo Rato y Mayor Oreja.
El primero fue descabalgado del puesto porque fue contestatario con Aznar en distintas opiniones. La más fundamental fue la guerra de Irak. Rato se manifestó totalmente en contra y dijo que fue un error. A partir de ese momento desapreció de la política y fue a refugiarse a ese lugar maldito, cual es la gerencia del FMI. Todos los que pasan por allí sufren un calvario posterior y tiene que dimitir o irse por la puerta de atrás.
Anteriormente Mayor Oreja, un donostiarra no afincado en Euskadi, era diputado en el Parlamento Vasco. Un buen día tuvo que votar el presupuesto de Ibarretxe, pero como vivía en Madrid (siendo parlamentario en Vitoria), se durmió y cogió un avión más tarde de lo previsto(Algunos dicen que la noche anterior estuvo de juerga). Llegó a destiempo y no pudo votar en contra de los presupuestos, ordenado desde Madrid por Aznar. Luego Iturgaiz quiso hacer trampa, votando a escondidas en el pupitre de Mayor Oreja, pero le pillaron en unas imágenes(siempre hay alguien grabando algo). Iturgaiz mintió vilmente diciendo que él no había sido, le enseñaron la prueba y también fue desterrado a Europa al igual que Mayor Oreja.
Total, que a Aznar sólo le quedaba uno para sucederle, Rajoy, y hete aquí que Aznar se la revuelto contra la política de Rajoy y su gobierno. ¿A quién echamos la culpa de todo esto? ¿Al bocazas de Rato por insumisión, al gañán de Mayor Oreja, al propio Aznar por dictadorzuelo, al no promover primarias o a la madre que los parió?
De haber sido Rato el elegido, igual nos hubiese metido a todo el país en un Bankia ruinoso. Si, por otro lado, hubiese sido Mayor Oreja, hoy estarían esperándole en Europa para una votación importantísima, crucial para el país. Al final ha sido Don Tancredo Rajoy, vestido de gris y mirando al frente fijamente, sin moverse. Diosss.

Van quince comentarios en el blog de hoy tras los cuales y dada la calidad y enjundia del mismo podemos concluir que ha sido estupenda la reacción de Aznazores ya que así se ha convertido definitivamente en un cadaver político en avanzado estado de putrefacción.

Zp como presidente de gobierno español, adquiere condicion de personaje historico,por tanto la historia lo pondra en su sitio ( tendra sus partidarios y sus detractores, como todos). Pero esta claro que le ha tocado lidiar con una crisis internacional, llamada la gran crisis, agravada ademas en España con el fin de la burbuja inmobiliaria iniciada y fomentada desde la derecha politica y economica. Ademas hay otra cosa clara que este presidente estuvo mal asesorado (trato de crear grupo empresarial de comunicaciones servil a su gobierno, regularizacion indiscriminada con el desacuerdo de toda europa, conflicto innecesario con los EEUU,.....), y muy bien acompañado por politicos de la talla de Rubalcaba, Mª Teresa Ferdandez....ZP fue un presidente de gobierno socialista, que introdujo la politica del buenismo, un militante más; pero no es el PSOE que son cientos de miles de personas que se dejan su tiempo, su honor, su trabajo,.....hasta su vida algunos en pro de un proyecto social de progreso para sus seres queridos y sus conciudadanos, sin la mayor de las veces nada personal a cambio.

Hola, amigos. Me gusta eso del "mimo y la lisonja" para el extesorero del PP, de que habla el comentador JOSÉ LUIS SÁNCHEZ SANTOS. (Se me fue el dedo pero continúo). Pero yo diría que más que mimo y lisonja para el señor BÁRCENAS, el poderoso señor BÁRCENAS, lo que hay, lo que tienen todos los heliotropos del PP es miedo. ¡MIEDO!
Puro y físico miedo. De que se le hinchen las narices y se ponga a hablar y contar y a cantar. Lo que en Colombia dicen prender el ventilador. Solo de pensarlo, deben de estar temblando.

Aznar es soberbio, prepotente y rencoroso, y esto no es algo que uno deduzca o analice, es algo que uno ve a simple vista. Sus formas y maneras son las de un dictadorzuelo de opereta que en otros tiempos hubiera incluso hecho derramar sangre, por supuesto, ajena a la suya. Es el típico cobarde acomplejado que se crece con el débil y se amilana con el poderoso. Fue patética su "amistad" con Bush y vergonzosa su actitud, por ejemplo, hacia Marruecos. Gracias a la temeraria política exterior de Aznar murieron el 11 de marzo de 2004, 192 inocentes y de este personajillo chaplinesco no hemos nunca oído una autocrítica al respecto. Si de verdad tuviera la intención de no volver nunca más a España por causa de sus negocios en el extranjero (los de fuera no le conocen como le conocemos nosotros), esa sería una de las mejores noticias para este país. Y pienso que haría bien en no volver ya que la corrupción que dejó su paso por el gobierno puede llegar a salpicarle de lleno, por eso parece defenderse, atacando a Rajoy.

Cuando supe lo que se dijo en la entrevista, lo primero que me vino a la mente fue que le habían tendido una trampa, sutil y con doblez. Al ex-presidente de interesaba defenderse de las acusaciones de corrupción en el PP mientras el fue presidente del partido y presidente de Gobierno, es resto fue una cortina de humo y una velada amenaza a sus correligionarios que no le defienden como debería ser en tan importante individuo, al que tanto se le debe. Esta en juego su "prestigio" internacional, su familia y los negocios, asesoramientos y demás cuchufletas con las que se gana la vida, eso es lo que le llevo a permitir que durante media hora le hicieran preguntas. Políticamente Aznar esta muerto, salvo para sus seguidores más radicales.
Me ha gustado que lo compares con los ayatolás por lo irónico, aunque su influencia no llega a tanto salvo en la TDT party.
Un saludo.
http://troyapalimpsesto.blogspot.com.es/2013/05/mil-o-cien-mil.html

La Constitución exige que el funcionamiento de los partidos sea democrático y, en fin, sólo hace falta tener un poco de memoria: Fraga designó como sucesor a Hernández Mancha ("don Manuel, usted tranquilo"). Cuando creyó que le había salido rana lo quitó de enmedio y puso a Aznar. Aznar designó a Rajoy. En todos los casos, el partido se ha limitado a aclamar al elegido, sin debate sobre la idoneidad de la persona, ni sobre sus ideas programáticas. ¿Puede un partido que carece de un mínimo de funcionamiento democrático concurrir a una lelecciones, ganarlas y gobernar?. Es espantoso, pero en España sí. Efectivamente, los procedimientos se parecen al régimen de los ayatolás o al PRI mexicano.

Estimado Sr Rajoy:

Espero que al recibo de ésta se encuentre (donde quiera que esté) bien. Nosotros quedamos bien, pero con muchas ganas de verle (aunque sea en plasma) pronto.

El motivo de esta carta es para comunicarle que tras la fulgurante aparición en la escena televisiva del ULTIMO EMPERADOR su padrino y mentor, quedar penúltimos en el festival de Eurovisión ya no me parece tan malo.

Pensar en ver de nuevo a JOHN RAMBO y toda su musculatura, de manejos por el palacio imperial me convierten en una Rajoy-adicta de pro. Es más, después llevar casi un año "disfrutando" de EDUARDO MANOSTIJERAS pensar en que puedan volver LOS OTROS tras este "juego de Tronos" popular, me sitúa "al borde de un ataque de nervios"

Por lo anteriormente expuesto , suplico a Ud:
"No VAYASE Sr Rajoy". ( solamente lo haga si a continuación convocara elecciones...)

Con Rajoy ganó el mediocre de la clase. Y digo ganó por decir algo porque fue un DEDAZO del soberbio de Ansar. Eso sí que es una lección democrática: que se hereden los cargos como si fuera una monarquía. Estamos más cerca de Rusia que de USA a ese respecto. DÉFICIT DEMOCRÁTICO es lo que tenemos en este país, lo cual es hasta normal cuando los del PP son sucesores del franquismo y esos ya sabemos que no entendían nada que no fueran las armas como medio para hacer oposición a algo que no les gustaba.

El debate o no entre Aznar y Rajoy es insostenible. Tanto monta monta tanto el primero como el segundo. Son astillas de un mismo tronco. Y este tronco tiene y extiende sus raíces en el campo de casi once millones de españoles conscientes de que ambos han participado en el juego de la corrupción del PP. Y a sabiendas de tal "inconveniente" le votaron con vehemencia para llevar al poder a Rajoy el 20N. Y ahí està. El espectáculo de debate, si, debate, no, no pasa de ser un entretenimiento cara a distraer al personal para que no se fije en el verdadero problema de corrupción que ahoga al PP, pero que sus dirigentes, utilizando los mas diversos y còmicos eufemismos, lo transforma y justifica echándole poco menos que la culpa de su "apariciòn" a Rodríguez Zapatero. Son jugadas tan burdas como utilizar el aborto por Gallardòn a modo de cortina de humo ocultadora de los acontecimientos que están acercándonos a los españoles a la verdad sin tapujos de cuanta mierda intentan sin éxito escondernos los dirigentes del PP. Y mucho me temo que esto es solo un asomo del iceberg.
.

Como dice el articulista, Aznar quiere gobernar sin ser gobernante, salir elegido sin presentarse. En una palabra, mandar sin ser respondido, que es lo que le tira, y presentarse como el único depositario de la verdad. La autocrítica no va con él, y eso denota un problema psicológico grave, máxime cuando el estallido que nos ha dejado para el arrastre no es ajeno a su diestra mano.

Sr. Gutiérrez-Rubí. Me gustaría que usted como analista político y periodista hiciera un análsiis del inmovilismo del período de gobierno del Sr. Rajoy en comparación con otros en el mismo tiempo del Sr. Zapatero o incluso el Sr. Aznar. Un inmovilismo que ustedes los periodistas no cesan de señalar (como usted en este artículo) con machacona insistencia. Ya no les creo. Creo que, más bien, el que el Sr. Rajoy no sea pasto y de pábulo a titulares con los que ustedes puedan vender sus periódicos y sus crónicas es lo que les molesta de su pretendido "inmovilismo". Acabaran ustedes cómo ese fotógrafo detenido por ir a las manifestaciones a montar un pollo (no digo que no pueda hacerlo) y de paso, ver si con el follón puede sacar una instantánea que vender. Porque con esto de internet y que cualquiera pueda ser periodista o reportero gráfico, los periodistas de carrera ¿? cada vez lo tienen mas chungo.

El error de Aznar fue creer que en un partido como el suyo, que esgrime y desecha principios irrenunciables con gran naturalidad, que pretende abarcar todo el espacio que va desde las virtudes teologales a Bárcenas, que genera códigos éticos y programas electorales mutantes … y que en definitiva no mueve un músculo, un eslogan o una ley sin un fin puramente electoralista; vaya a distraer tal objetivo para enredarse en los asuntos de un jarrón chino, por muy Ming que sea o se crea. Máxime si pone en peligro la clave de bóveda que sustenta al Partido Popular y por extensión, como acostumbran a exagerar, el futuro de España. Y esa clave de bóveda es, para bien (según el discurso oficial) o para mal, Mariano Rajoy.
Y es un error garrafal porque fue precisamente Aznar el creador de la cosa y sobran los antecedentes de quienes llegaron a creerse como parte mas importante que el todo: María San Gil, Zaplana, Mayor Oreja, Esperanza Aguirre, Rato o el propio Fraga y acabaron en vía muerta o descarrilados. Llegado el momento, el Partido Popular no ha dudado en tratar a su otrora caudillo invencible de desleal, como a un vulgar líder socialista. Solo especialistas del so y el arre como Gallardón o anfibios como Ignacio González han mantenido una cierta cuota de ternura. Ni siquiera Esperanza Aguirre, que debe estar rediseñando a estas horas su campaña de retiro activo.
Lo curioso, lo aleccionador repasando los acontecimientos cercanos, lo que debería ilustrarnos sobre la verdadera naturaleza del Partido Popular, es que ha mostrado mas mimo y lisonja con su ex tesorero que con su refundador.

Faltan 192 de entre nosotros, que murieron en Atocha 11M...
Aznar desoyó las multitudinarias manifestaciones en las calles contra la invasión de Iraq. Es soberbio y no tiene empatía con la sociedad española...Al entrar en la guerra neocolonial contra Iraq, nos enemistó con los árabes, con los que teníamos décadas de buenas relaciones y causó indirectamente la muerte de 200 madrileños el 11-M en Atocha y apoyó la destrucción de Iraq que causó un millón de muertos. Artículo Los pecados de Aznar en
http://antonioromea.blogspot.com.es/2010/09/los-pecados-de-aznar-11-m-2004.html

El actual modo de funcionamiento no democrático de los partidos; el sistema de listas cerradas y bloqueadas para las elecciones y el particular carácter , muy español, de elegir por sensaciones, en lugar de por hechos, trae como consecuencia la degradación interminable de la calidad de la política y la selección de políticos "lelos" que no miran hacia la sociedad sino hacia el bien del partido.
Aznar es el mayor ejemplo de eso. Él fue el gran impulsor de un modo de hacer política que nada tiene que ver con la política en sí, sino con la capacidad para crear sensaciones y hacer que te voten para permanecer en el poder.
Aznar tenía un asunto en el PP similar al de Filesa, pero supo crear la sensación pública de que la corrupción estaba en el PSOE.
La ley electoral y la ley de partidos ya hace 20 años que debían haber sido modificadas. Por eso estamos donde estamos.
http://jesarribas.blogspot.com.es/

Está claro que para Rajoy el asunto es complicado, a pesar de los apoyos recibidos, y que en su más puro estilo haga el avestruz. Pero a mí lo que me pica la curiosidad es el porqué de esta salida a escena de Aznar ( clarísima metedura de pata ya que lo más que ha conseguido es dar un espaldarazo a quién pretendía criticar) y aunque parezca simplista se me ocurren varias hipótesis:
- Dado su conocido carácter arrogante y chulesco y viendo que el tiempo no borra de la memoria de muchos españoles sus grandes equivocaciones, leasé su actitud en el 11M, la guerra de Irak, la Ley del Suelo de 1998 madre de la burbuja inmobiliaria y de la crisis ¿ se habrá dejado llevar por un ataque de orgullo humillado?
- Si es tan listo tenía que saber de antemano que la gente de Rajoy lo iba a apoyar de forma casi unánime ¿ A tenido un simple ataque de celos?
- Aflorando como está ocurriendo aunque con bastante retraso todos sus chanchullos económicos, de financiación del PP, de su relación intima con corruptos etc. ¿ Se trata de un acto de venganza contra la actual cúpula del partido por no haber sabido tapar dichos pufos ni con la mayoría absoluta que tanto reclama que se ejercite?
En cualquier caso pienso que ha sido una reacción más visceral que de estrategia política.

¿Las circunstancias de nuestra desgracia?.
El rabi Nachman de Wreclaw decía: hay pueblos sabios con gobernantes tontos y pueblos tontos con gobernantes sabios, son estos últimos los pueblos felices.
Eso es lo que pasó desde la transición hasta ahora: había Suarez y Fraga y Martín Villa y Carrillo y Gonzalez y Guerra y el rey . Ahora hay Aznar, Rajoy, vergüenza ajena. Y para nuestra desgracia, los listos somos ahora nosotros.

Se le invistió dotado de poder absoluto, o eso pensaba, pero muchos sabíamos o intuíamos que eso no era cierto. El señor Aznar es omnipotente y, como psicológicamente no está bien, cree que todo en el PP se mueve entorno a él o a su santa esposa. Los derroteros han llevado a la familia Aznar a estar en las portadas y en los papeles y, con muuuchisima suerte, en la mesa del Juez correspondiente, esto ha provocado el cisma en la cabecita del todopoderoso y nos viene a contar la milonga de las ideas, de la moral, de la patria y no sé qué más cuentos que sólo se los creen los nostálgicos más ultraliberales.
Pero, mire lo que le digo, Rajoy puede estar totalmente tranquilo porque tiene escuderos que se baten el cobre por él. Ayer, casi vomito, viendo a Paco Marhuenda en el Debate de TVE no me cabe duda de que Rajoy aguanta carros y carretas en pos de su "causa" que, por cierto, nadie sabe cual es...bueno, si González Pons que dice sin despeinarse que las prioridades de Rajoy son: "...reducción del déficit, creación de empleo y bajada de impuestos...". Nada, españoles si no les quedó claro cual era el programa del PP y con las declaraciones de Aznar (que sólo sirven para agitar el panorama) ya lo saben.
Otro pequeño detalle: Aznar no vuelve, está muy cómodo en sus asuntillos, aunque está en tratamiento para aceptar que pronto será "asesinado" por el hijo-Rajoy.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal