Revilla o el triunfo de la ‘politaintment’

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 06 jul 2013

Revilla«Oigo que Bárcenas juega al mus con los presos en la cárcel, los despluma seguro». Con esta humorística frase se descolgaba el martes Miguel Ángel Revilla, expresidente de Cantabria, en su cuenta de Twitter. Tuvo 750 retuits. En su cuenta de Twitter tiene cerca de 332.000 seguidores, a los que responde y con los que interactúa diariamente. Es, en términos de la Red, una estrella online. Y no es futbolista ni artista. Sus ocurrentes frases, llenas de guiños políticos y de humor, son rápidamente difundidas.

Revilla es todo un fenómeno, pero no solo en la Red, a la que mima y escucha, sino también en cualquiera de sus actos en toda España y en todos los medios de comunicación, que luchan por tenerle en pantalla. La excusa inicial fue la presentación de su libro, «Nadie es más que nadie» (que es número uno en ventas y va ya por la edición número 23, tras agotar 200.000 ejemplares), pero sus entrevistas y declaraciones han dado mucho de que hablar, tanto, que es toda una estrella y uno de los políticos mejor valorados de España. No lo es estrictamente por su gestión (en 2011 perdió las elecciones cántabras) sino por lo que dice y, sobre todo, por cómo lo dice. Sus apariciones en prensa y televisión, además, le granjean la simpatía del público por sus críticas mordaces al resto de políticos, especialmente al Gobierno. Revilla se vende como un político diferente y dice (o piensa) exactamente lo que la ciudadanía quiere escuchar, con críticas constantes a los políticos por su gestión de la crisis y sobre el contexto político actual.

Hay algo «gore» en sus críticas. Se regodea ridiculizando al poder.  Se aprovecha del enorme descrédito de la política y de los partidos. Es, en parte, un exponente de la política bufa, la que sustituye el argumento por el chiste, la crítica por el chascarrillo. Es la revuelta cómica. Tan inocente como demoledora. Se trata, parece, de reírse de los demás, descubriendo sus debilidades, ridiculizando supuestos encantos o atributos. Señalando sus errores. La multitud, en forma de audiencias ávidas de nuevas sensaciones, ataca a sus políticos o famosos. Una revuelta cómica sacude los pilares de confianza y reputación de aquellos que se consideran intocables.

Como político, ya era popular entre la población española por su estilo dicharachero, por sus chistes y apariciones en programas de TV, como el de Buenafuente. También por llevar siempre anchoas a La Moncloa en las entrevistas con su inquilino, a las que llegaba en taxi. Ahora ha continuado y mejorado exponencialmente su visibilidad pública. Invitado en El Hormiguero, cocinando −y ganando− a Chicote en un concurso de cocina… las cadenas se pegan por tenerle cerca, porque sea el plato fuerte de sus programas, con lo que tienen asegurado unas risas, contenidos siempre interesantes y, sobre todo, una buena audiencia. 

En el siglo XXI, el politaintment triunfa. Los medios de comunicación lo necesitan para conseguir mantener o aumentar a su audiencia, y Revilla lo borda. El objetivo no es solo informar al público, sino también divertirle, entretenerle. El expresidente cántabro dispone de esa gran capacidad de comunicación, donde domina perfectamente los fundamentos de la cultura popular, desde el refranero hasta el conocimiento básico de la economía primaria (la vinculada a la agricultura y al mar), que tienen siempre un cariz muy pedagógico. No aburre, no alecciona, solo dice lo que piensa y lo que queremos escuchar en un político. No es, exactamente, un populismo tremendista y apocalíptico, sino que está basado, a menudo, en el humor, en la empatía, en ser uno más, como cualquier ciudadano. Revilla, el que antes fuera un político, hoy se comporta como alguien distinto, más que un cómico. Es el reflejo de la política cómica, que se abre paso −con pretensiones electorales− en Italia o Islandia, como antes lo hizo en Francia o en Estados Unidos. Aquí reside su secreto. Es tiempo de irreverentes, sarcásticos y bufos. La risa y la guasa como sucedáneo de la indignación.

Foto: Javier Cotera

Hay 81 Comentarios

Este tipo de politicos, son los que asustan a PP Y PSOE.
Este pais no cambiara hasta que ne se barra a los dos grandes partidos. Estos no quiren cambiar nada. Y solo nosotros tenemos en nuestras manos cambiar las cosas. Y si en las proximas elecciones todo sigue igual, es porque nosotros asi lo queremos.

¿Es es el que pedia el AVE a Cantabria,no?si eso no es ser populista..

Con un par de políticos así por comunidad, este país sería el paraíso.

el Sr. Revilla puede ridiculizar a los políticos actuales y lo que quiera y sobre todo hablar muy claro, porque en 20 años de política nadie puede decirle que se ha quedado con dinero, aprovechado patrimonialmente, etc....cosa que casi ningún político puede habla alto.
se lo ha ganado claramente...quien quiera ser como él, que no mangue

A este señor, antiguo falangista y estimable promotor anchoero, le viene al pelo la frase de Grucho Marx:"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados."

y tiene la misma casa que tenía antes de ser Presidente de Cantabria.
El sr Antoni Gutierrez me parece que ha estado bastante desafortunado con este articulo

El sr Miguel Angel Revilla es Licenciado en ciencias economicas y enpresariales por la Universidad de Deusto y fué profesor de politica economica y hacienda publica en la Universidad de Cantabria.

Sí ya... ahora toca criticar a Revilla no vaya a convertirse en una amenaza para el establishment.. pues este señor al menos es honrado y yo sí creo que tiene vocación de servicio público, aparte también creo que tiene formación y experiencia (y no como tantos inútiles sin oficio ni beneficio que se meten en política para vivir del cuento o robar).

Este señor nos dejó la región en quiebra y tomó parte en todos los desaguisados que ocurrieron en los últimos 15 años en Cantabria.
Resulta tristísimo que andéis jaleando su comportamiento populachero y bufonesco.

Hoy es Revilla, ayer Rosa Díez, mañana volverá a ser Cayo Lara, Gordillo o el Movimiento Cinco Estrellas. Dejad de echar mierda encima sobre todo aquello que no sea PSOE. Esas tácticas mediáticas las conocemos ya desde los tiempos de Goebbles.
Dejadnos en paz franquistas.

Descubrir a estas alturas "la política espectáculo", cuanto menos te sitúa, Antoniotoni, en la noche de los tiempos.
Tu artículo es representación del que posee "la verdad", del condenado que juzga -como debe ser-.
Todo es teatro, ceremonia, exhibición, desfile; la seriedad desvergūenza -y tu lo sabes- ¿poqué criticas Antoniotoni?.

Bueno, como siempre en todos los artículos de opinión y todas las noticias de este periódico. La solución será votar al PSOE, como siempre ha sido para "El Pais". Viva el periodismo independiente que tan avispado y lúcido estuvo en mantener informada responsablemente a la población española de los riesgos de una burbuja inmobiliaria que nos hundiría a la nación en la miseria.
Donde estuvo el periodismo nacional en esa década de desmanes y corruptelas, dónde mantuvieron secuestrados a los periodistas PP y PSOE para mantenerlos callados y obedientes al régimen postfranquista.
Casi cuarenta años después de la muerte de Franco y seguimos con el modelo productivo del desarrollismo de Fraga basado en el turismo.
Qué periodistas comunican y estudian de verdad cómo vamos a salir de esta con científicos, académicos y gente verdaderamente informada.
Y no estas noticias constantes de amarillismo periodístico que no tienen que aportar nada, solo echar mierda sobre todo aquello que no sea PSOE, vaya que les vayan a quitar algún voto más.
El gregarismo patético y corrupto de una nación decadente y sin juicio.

Antoni Gutiérrez-Rubí: La reputa de tu madre

Hola, amigos. A mí me cae muy bien el señor Revilla: inteligente, simpático, llano, de verbo fácil, con gran sentido del humor, ataca un objetivo mogollo como son los políticos, pero lo sabe hacer y tiene buenas razones y argumentos. Corre el peligro de pasarse y de gastarse, de apurar las cosas demasiado para hacer reír, pero bueno, eso nos pasa a todos, incluso a los genios.

Perdone usted, señor bloguero, pero para muchos de aquellos que nos tocó votar en Cantabria y valoramos conjuntamente el trabajo de Revilla y su partido, independientemente de su fama o infamia, la gestión del gobierno nos pareció muy buena y excelente en muchos casos; mala o muy mala, en unos pocos aspectos, también. Si usted no sabe nada de su gestión, no se permita hacer valoraciones por lo bajini.

Tipejo impresentable este Antoni Gutiérrez, no tiene otra cosa que hacer que ridiculizar a la gente?, un tipo que presume tener tantas acreditaciones e incluso libros, deja un poco que desear sus formas, pero claro hoy en dia cualquiera puede tener un Blog y escribir tonterias

Antoni Gutiérrez-Rubí es asesor de
comunicación y consultor político. ¿Qué pasa? que como los políticos que intentas aleccionar no triunfan por ser el profesor un manta, intentas ridiculiar a los que si triunfan. Como diría Gil eso es de babosos.

me gusta, es un hombre cercano y muy directo con la realidad

Mira antoni :
Estoy hasta los mismos de que los politicos nos tomen por gilipollas. Ahora que un periodista de pacotilla como tu piense que el pueblo es gilipollas y aplaude al primer tonto de turno no te lo consiento.. El señor revilla tiene tiron porque nos gusta las verdades que dice ycomo las dice.el no se hace el gracioso, lo es. Y creo que sabe de economia un poco mass que tu. Tienes envidia de no vender tantos libros y ganar unosduros

¿Lo quieres Caricaturizar?¿Porque?
Revilla le dice verdades al sistema, de eso hay que opinar. Es verdad que lo dice con humor, por eso lo ve y lo escucha la gente. ¿Porque hacer un "Drama" del mismo drama? Ya Plauto lo hizo en la Roma republicana al crear la Sátira.
Como dice otro lector, no desacredita La Política, son los políticos en lo personal cada uno, que con lo que hacen se desacreditan.

Sentimientos encontrados con el Sr. Revilla. Coincido con muchos aquí que habla claro, no se engola en el lenguaje, uno sabe lo que dice y lo que quiere decir. Cierto es que dice lo que piensa y a veces no piensa lo que dice, pero al menos el Sr. Revilla no es un indocumentado. Los cántabros sabrán que ha pasado en su comunidad estos años, pero al resto de españoles nos cae bien (no creo tanto a nacionalistas). No lo pondría yo en la Moncloa al Sr.Revilla, pero una vicepresidencia, un ministerio (quizá exteriores? jeje) si le daría para que nos muestre su verdadera talla de político. Ah ¡¡ y que yo sepa, Revilla no tiene las manos manchadas en corrupción...eso a día de hoy es un activo.

Este personaje pueda que tenga mucha razón en las cosas que dice...pero...me hace recordar a otro personaje que va de arquitectos de famosos y casas de lujo que le va mas el ego atómico, a la esencia profesional...y para gobernar con un espejito espejito en la mano...mejor un poco de seriedad..

Al igual que tenemos zonas LIC y zonas ZEPA deberiamos tener personas PIC (personas de interés común). Esta sería una de ellas. Envidiosos y detractores los ha habido siempre (los tuvo picaso, los tuvo einstein, los tuvo cervantes....) pero no pudieron con ellos. Yo no se lo que haría o dejaría de hacer este hombre en sus gobiernos (si cometió irregularidades, ahí están los juzgados) pero lo que está mostrando últimamente a la gente llana no tiene precio, y por ello le pongo un 10.

Siendo cierto lo que se apunta en el artículo, Revilla dejó de interesarme cuando decidí seguirle en Twiter. Personalmente no me parecieron serios sus tuits y tanta información prolija sobre lo que hacía o dejaba de hacer me fastidiaba, así que dejé de seguirle por Twiter y perdió mi credibilidad.
Creo que Revilla ha descubierto en esta etapa de su vida su potencialidad como cómico de la política, pero él precisamente, habiendo sido político, es probable que para mantenerse en ella haya usado en uno u otro momento algunos de los recursos que forman parte del acervo de esta clase política que él mismo critica y si esto no es cierto, desconoce la psicología del poder y consecuentemente lo ilimitado del poder de los poderosos. En este caso, él está haciendo lo mismo que critica pero en otro ámbito. Le puede la fama.

Que un politico se manifieste a nivel de calle, a la que representa, que hable un idioma que se entiende, sin diferidos, que sea campechano y hable, sin estar escondido tras un plasma, que diga verdades conocidas por todos, y no mentiras por todos padecidas, que haga apologia de los productos de su tierra, y no de recortes de derechos sociales, que sea la voz de los que amordazados estamos, que use el humor y no la mala leche del ¡¡¡ que se jodan !!!, que razone coherentemente sin subterfugios ni palabras que nada dicen., eso, eso se llama politico, todo lo demas son atracadores a decreto ley armado, y esos... esos son legion, crueles y salvajes, que nos dejan sin techo, pan, futuro y dignidad. Ojala muchos Revillas y Anguitas, ojala, las gentes no se suicidarian desesperadas, las familias no serian arrojadas a la calle por bancos y policia, miles de niños no pasarian hambre, etc., y por sobre todo... aun tendriamos dignidad.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal