El refugio de la memoria

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 01 sep 2013

En el libro El refugio de la memoria, Tony Judt hace un vibrante recorrido vital e intelectual sobre los grandes desafíos para la política hoy. Y escribe: «La seriedad moral en la vida pública es como la pornografía: aunque es difícil de definir, sabes que lo es cuando la ves. Describe una coherencia entre intención y acción, una ética de la responsabilidad política. Toda política es el arte de lo posible. Pero el arte tiene también su ética».

El PP se enfrenta, en esta fase decisiva del caso Bárcenas, a una pura y dura estrategia judicial, cueste lo que cueste. El tiempo del combate político y estético (en una particular versión subjetiva de la moral política) ha sido superado con la comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso hace ahora un mes. El PP está concentrado en la batalla judicial aunque vaya perdiendo nuevos jirones de credibilidad, convencidos como están que ya han purgado, demoscópicamente, todas sus culpas. Pero mientras predica que no teme –mostrando una artificial seguridad– ni el chantaje ni la información de su ex tesorero, se afana en borrar su pasado, eliminado su memoria: la política y la digital. Que esta acción pueda ser considerada un delito de destrucción de pruebas y encubrimiento y obstrucción a la justicia deberá decidirlo el juez.

¡Ah, la estética! ¡Cuánto desprecio ignorante! El difunto filósofo Eugenio Trías, Premio Internacional Friedrich Nietzsche en 1995 (el máximo galardón internacional a una obra filosófica) dedicó buena parte de su imprescindible y sistémica obra al estudio de las relaciones entre la ética y la estética, y nos recuerda –y advierte– que esta última es esencia y percepción, a la vez. En política, las formas son fondo. Y la estética, parte fundamental de la ética. 

El PP, atrapado por el reto y el combate judicial, ha decidido despreciar (¿puede hacer otra cosa?) la percepción pública. Lo burdo y grotesco (en Twitter circula un ingenioso tuit que dice: «Si los ordenadores de Bárcenas se entregaron a otro empleado en mayo de 2013, hay un señor que lleva 3 meses tecleando sin disco duro») se imponen, aunque el coste sea el rubor máximo. Borrar los discos duros no significará ablandar las mentes de la ciudadanía. Justo lo contrario.

En el libro de Eugenio Trías, La política y su sombra, el filósofo denuncia que «hace siglos que los sofistas de la política quieren acabar con esos tipos raros que son los filósofos: intentan que dejen de enseñar cosas incómodas tales como pensar. Desean votos, no individuos capaces de cuestionar la banalidad del talante sin talento». Hay una excitación del pensamiento en la sociedad española, que recorre y transita desde la indignación a la rebelión, pasando por el malestar, el miedo y la desesperación. Pero la ciudadanía ha elevado su listón moral y ético. Ignorar este renovado nervio cívico puede ser letal políticamente para Mariano Rajoy. La gente ha decidido pensar, en lugar de pasar. Y la corrupción tiene un coste insoportable en la economía y en la moral colectiva de nuestra deteriorada democracia.

Este es el desafío del PP. Si quiere recuperar, como ha anunciado, el contacto con sus bases y sus electores, no podrá hacerlo sin respetar la inteligencia de los ciudadanos. La zafiedad se penaliza. Y mucho. Tenemos memoria, aunque borren las memorias. El PP necesita, probablemente, una necesaria y urgente renovación estética de sus portavoces políticos, seriamente desacreditados por la vacuidad de muchas de sus declaraciones que parecen desafiar el buen gusto y el sentido común. Sin ellos, no hay, tampoco, política.

¡Ah, la estética! Sin ella, la percepción de veracidad y bondad se desvanece. Mejor que se la tomen muy seriamente en lugar de creer que la memoria de la ciudadanía se puede borrar con la misma impunidad y facilidad que la memoria de un portátil.

Hay 37 Comentarios

Todo este lío me parece el camarote de los hermanos Marx.
Aquí no hay quien se entienda, entran,salen, dicen, no saben, borran, cogen, silencio...
La plasticidad del cerebro, de algunos, es infinitamente grande.
Veremos en qué queda todo este lío.

¿Ética, what ética?. En el PP están haciendo lo que saben hacer: borrar todas las pruebas que demuestran sus formas y maneras de hacer política.
Y lo peor de todo es que volverán a ser candidatos en las próximas elecciones, las mismas listas, las mismas caras, y tendrán sus 9 o 10 millones de votantes.
¿Qué solución hay al problema?
Saludos
Pd: interesante artículo.

Ojalá tengas razón y respeten la inteligencia...en España.En el Pais Valenciano llevan 17 años "insultandonos".
Saludos

Hola, amigos. El PP no se va a renovar, porque eso es un imposible humano y divino. Ellos no quieren y Dios es tolerante. Después de 20 años engañando, ahora que están en el poder, ¿tú crees que se van a renovar, van a cambiar, van a mejorar? Por Dios, Antoni, eso son las peras del olmo. Ya lo estamos viendo: siguen empecinados, obcecados, contumaces en la defensa de lo indefendible. Dice RAJOY que va a ser fiel a la responsabilidad de seguir gobernando. Si no entiende que su responsabilidad verdadera, tal como van las cosas de la justicia, es renunciar, dimitir, retirarse por dignidad, por respeto a los españoles y por vergüenza internacional, todo lo demás es inútil. Cualquier reflexión le resbala. Es la hora de la justicia, para que se acabe con la hora de la mentira, que es la del PP. Lo demás es consuelo de tontos, como nosotros.

No sólo se penaliza la zafiedad, Antoni, sino también la mentira, el despilfarro y la prepotencia. Y de todo esto abusan en el partido de la derecha española todos los días y todos sus portavoces.
En tu excelente artículo incides en lo que tanto falta en la política española, la ética y la estética, Antoni, pero no dejes a un lado tantos flecos como van apareciendo cada día de estos neofranquistas que nos malgobiernan.
Son muchas las carencias que echamos en falta de Rajoy y sus compinches, pero esas actitudes fachas, esa chulería barriobajera y tanta mentira no hay quien las soporte cada día.
Nunca había visto a tanto arrepentido de haberse abstenido en unas elecciones y eso, que los asesores presidenciales también habrán percibido, más los datos demoscópicos, deben tenerles de los nervios. Así que a prometer sin rectificar. No aprenden.

El presente es pasado
que se torna futuro
o dicho de otra forma
vivir es ver volver.
Los fantasmas que ha creado Rajoy volverán y volverán hasta que se encarnen, tarea que la justicia tiene en sus manos.
Mi profecía: Rajoy se incorporará al mundo de sus fantasmas.

Ojalá la sociedad, los electores tengan la memoria que el PP intenta borrar... Pero, sinceramente, no soy tan optimista. Las barrabasadas de esta legislatura serán limpiadas con algún dato económico a última hora, con una bajada de impuestos intolerable pero efectiva y, sobre todo, con un apoyo mediático impresentable, como siempre, pero que mantiene la tenacidad que sólo puede darse cuando unos (el gobierno, el PP, ...) y otros (ABC, la razón, Pedro Jeta Ramírez) se necesitan mutuamente para sobrevivir

Filosofia, ética, estética, memoria... Dulces palabraa par los q usamos nuestras neuronas...
Un lexico muy olvidado (el sentido de estas de estas palabras) en la peninsula.
Zafiedad, esa es la clave de la sociedad espanola moderna.
Una palabra q pocos entienden pero si q la viven a diario en las declaraciones de los altos cargos de la politica...
Zafio : tosco, inculto, grosero...

Ultimamente pierdo mucho la sangre fria, frente a tanta ignorancia y tanto borrego.
La pedagogia y el sentido de pais tienen un limite. Traspasado ese limite, ni la ética, ni la estética, ni la filosofia impiden q una persona bien educada pueda volverse zafio.
Como los espanoles pueden aguantar tanta arrogancia y no tener la curiosidad de aprender lo q es aceptable y lo q es inaceptable?
Como se pueden tener tantas tragaderas?

Aceptar la amnesia, carecer de ética y desconocer la importancia de la estética para ningunear el seso de las personas razonables, es simplemente inaceptable y la zafiedad ambiente intolerable.

Excelente, Antoni.

El caso podría resolverse así (así lo están intentando): Bárcenas ha cometido un delito contable, que se sustancia con un máximo de siete meses de prisión. El (mucho) dinero encontrado en Suiza, Estados Unidos ....., es de Bárcenas, con lo cual perderá una pequeña parte. Bárcenas se queda con la pasta (del PP) y con el marrón (asumible) de ser el único delincuente del elenco. Mariano Rajoy no ha cobrado nada ilegalmente, como el resto de sus conmilitones. Y si hubiera habido algo, ya está prescrito y el juez no va a seguir investigando. Tampoco parece que Montoro vaya a enviarles a los inspectores de Hacienda a investigar. Probablemente quiten del medio a la Cospe (que con Castilla La Mancha ya tiene bastante) y al patán de Floriano. Y con estos mimbres, a las elecciones, a confiarlo todo a la economía (a la propaganda sobre lo bien que va la economía). Este es el guión. Otra cosa es que les salga.

La memoria es frágil. Subjetiva. Humana. Estimado bloguero, me temo que el Partido Popular juega con baza: los medios de comunicación son parciales en gran parte, la gente apenas mira las hemerotecas, y distraída por el espectáculo televisivo, apenas recuerda sólo el agravio reciente. De hecho, nuestro actual presidente se agarra a un clavo ardiente: una eventual recuperación económica hacia el año 2015 y su promesa de rebajar impuestos en esas fechas. Nuestro sistema político es tan "estable" que es muy difícil que un presidente o un partido político se encuentren seriamente amenazados por el sistema judicial (en el sentido de ser llamados a declarar su posible responsabilidad de forma inmediata, pública y transparente por la acusación). De hecho, es un sistema eficaz en ese sentido, en tanto que incluso se pueden evitar comparecencias o declaraciones por mero ejercicio de veto (por mayoría absoluta) sin mediar justificación alguna. Vivimos en un sistema político estable, pero opaco, y receloso de someterse a un escrutinio pormenorizado, o lo que es lo mismo, a un proceso de reforma transparente al público, permitiendo a la opinión publica pronunciarse al respecto de forma directa y vinculante. En otras palabras, nuestro sistema político es un fiel reflejo de sus partidos mayoritarios.

Ni las formas cuidan. Borran discos duros para convencer a mentes blandas de que su cara dura es una cara bonita. En fin. Ha muerto el entrevistador de Nixon, David Frost. Nosotros tenemos Nixon pero nos falta el Frost. Se busca Frost para entrevistar a Rajoy, si se deja, que esa es otra. Y por último, hay una frase de Pope a la que se alude en el libro de Judt: "El verdadero ingenio es la naturaleza hermosamente vestida". Ni que decir tiene que Rajoy y los suyos no cuidan sus ropajes retóricos. Más bien se muestran más inclinados hacia los harapos grandilocuentes, queriendo que creamos su verdad con mentiras.

Buena entrada:

"La Etica y la Estética van unidas en política", correcto. Yo uso otra cita más popular "La mujer del César tiene que serlo y también parecerlo".

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal